¿Qué sigue para los otros tres exagentes acusados de la muerte de George Floyd?

(CNN) — Con las condenas de Derek Chauvin aseguradas, los otros tres exagentes de la Policía de Minneapolis que se encontraban en la escena durante la muerte de George Floyd, en mayo pasado, serán juzgados en agosto.

J. Alexander Kueng, de 27 años; Thomas Lane, de 38 años, y Tou Thao, de 35 años, están acusados de ayudar e incitar a homicidio intencional sin premeditación y ayudar e instigar a homicidio accidental. Ellos se han declarado inocentes.

Los fiscales también han apelado para restablecer un cargo de homicidio no intencional con desprecio por la vida en su contra.

Los cuatro agentes estaban inicialmente programados para ser juzgados juntos, pero el juez Peter Cahill dictaminó en enero que el juicio de Chauvin se llevaría a cabo por separado, citando límites en la asistencia a la sala del tribunal debido a las precauciones por covid-19.

Técnicamente, el veredicto contra Derek Chauvin –la semana pasada– por cargos homicidio no intencional en la comisión de un delito grave, homicidio no intencional con desprecio por la vida y homicidio accidental de George Floyd no tiene relación legal con el caso penal contra los otros tres agentes. Sin embargo, la realidad es que el juicio de Chauvin podría afectar su caso de varias formas clave.

La reacción de Derek Chauvin ante el veredicto 1:17

Primero, los miembros del jurado en el próximo juicio recibirán instrucciones de no considerar los veredictos de culpabilidad de Chauvin, pero probablemente los conocerán debido a la publicidad del juicio. La culpabilidad de Chauvin también es importante porque una absolución habría sido «desastrosa» para el caso de la fiscalía contra los otros tres agentes, en términos de apariencias y opinión pública, según el analista legal sénior de CNN, Elie Honig.

Un impacto aún desconocido depende de la próxima sentencia de Chauvin, que está programada para junio. Si Chauvin recibe una sentencia severa, en el rango de 30 a 40 años de prisión, los otros exagentes podrían tener un incentivo adicional para llegar a un acuerdo con la fiscalía, dijo Honig.

Los fiscales también podrían tener un incentivo similar. Los cargos de ayudar e incitar al homicidio están, por definición, a un paso de las acciones de Chauvin, lo que hace que este sea un «caso sustancialmente más difícil» para la fiscalía, dijo Honig.

Algunos detalles del caso también pueden generar más empatía por parte del jurado en comparación con la inquietante indiferencia de Chauvin. Por ejemplo, Lane y Kueng eran agentes novatos con solo unos pocos días de experiencia, y Lane le pidió dos veces a Chauvin que moviera a Floyd de su lado, según una denuncia penal.

«Si estoy viendo esto de manera pragmática como fiscal, tengo que reconocer que este es un caso más difícil», dijo Honig.

El próximo juicio será muy similar al de Chauvin, probablemente con muchos de los mismos testigos transeúntes, expertos en uso de la fuerza y expertos médicos. Pero debido a que hay tres acusados, cada uno de los cuales presenta sus propios argumentos, es probable que el juicio sea más largo y complicado que el de Chauvin, explicó Honig.

Los roles de los otros tres agentes en la muerte de Floyd

De izquierda a derecha los exagentes J. Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao, quienes serán juzgados en agosto.

Las acciones de los tres exagentes de policía, el 25 de mayo de 2020, se mostraron en detalle durante el juicio de Chauvin en videos de transeúntes, cámaras corporales de la policía y videos de vigilancia.

Lane y Kueng fueron los primeros agentes en acudir a la escena cuando un empleado de la tienda Cup Foods llamó a la policía por un hombre que usaba un presunto billete falso de US$ 20. Luego, los dos agentes fueron a un vehículo donde estaba Floyd sentado en el asiento del conductor. Lane sacó su arma de fuego y apuntó a Floyd, gritándole al hombre negro, de 46 años, que mostrara sus manos, según las imágenes de la cámara corporal.

Lane sacó a Floyd del vehículo y lo esposó, y después de una conversación en la acera, los agentes se movieron para poner a Floyd en la parte trasera de su patrulla. Floyd se resistió a entrar en el estrecho vehículo, diciendo que era claustrofóbico, y los agentes lucharon físicamente con él y trataron de forzarlo a entrar, según muestran los videos.

Chauvin y Thao llegaron en un coche patrulla separado y trataron de ayudar a que Floyd subiera al vehículo. Chauvin luego sacó a Floyd del vehículo y lo colocó boca abajo en la calle, según muestran los videos. Apoyó las rodillas en el cuello y la espalda de Floyd, mientras Kueng sujetaba el torso de Floyd y Lane sujetaba sus piernas.

Floyd permaneció en esa posición, esposado y boca abajo, durante 9 minutos y 29 segundos, dijeron los fiscales durante el juicio de Chauvin, incluso cuando repitió «no puedo respirar» y llamó a su «mamá». Finalmente dejó de respirar, se desmayó y perdió el pulso.

Mientras Chauvin, Kueng y Lane sujetaban a Floyd, Thao se paró cerca e impidió que los espectadores preocupados se acercaran, levantando repetidamente la voz y discutiendo con ellos.

Durante la inmovilización, se oye a Lane preguntar: «¿Deberíamos ponerlo de costado?» y Chauvin respondió: «No, dejémoslo donde lo tenemos», según los videos de la cámara corporal. Minutos más tarde, Lane volvió a decir: «¿Quieres ponerlo de lado?», muestran los videos. Kueng comprobó el pulso de Floyd, pero no pudo sentirlo. Los agentes en ningún momento movieron a Floyd a una posición de recuperación lateral para ayudarlo a respirar.

Los cuatro agentes fueron despedidos a raíz de la publicación del video de los transeúntes, y fueron arrestados y acusados días después.

Los antecedentes de los tres exagentes

Tanto Kueng como Lane eran agentes novatos sin mucha experiencia.

Kueng fue contratado como agente de la Policía de Minneapolis en diciembre de 2019. Se había incorporado al Departamento como cadete en febrero de 2019. No tenía quejas previas. Cuando ocurrió la muerte de Floyd, fue el tercer turno de Kueng como agente de policía, dijo su abogado Thomas Plunkett el año pasado. Chauvin era el agente de entrenamiento de Kueng, según Plunkett.

Lane también se unió al Departamento de Policía como cadete en febrero de 2019. No tenía antecedentes de quejas. Había estado en la fuerza policial durante cuatro días cuando murió Floyd, dijo su abogado Earl Gray el año pasado. Lane estaba «haciendo todo lo que pensaba que debía hacer como agente de policía de cuatro días», dijo Gray.

Thao había sido agente de policía del Departamento de Policía de Minneapolis desde 2012. Tenía seis quejas presentadas ante asuntos internos, una de las cuales aún estaba abierta, según un resumen público de Asuntos Internos del Departamento de Policía de Minneapolis. Los otros cinco fueron cerrados sin medidas disciplinarias.

– Harmeet Kaur y Nicole Chavez de CNN contribuyeron a este informe.

Derek Chauvin
George Floyd