El FBI abre una investigación sobre derechos civiles por el disparo de la policía a Andrew Brown Jr.

Elizabeth City, Carolina del Norte (CNN) — La oficina de campo del FBI en Charlotte confirmó que han abierto una investigación federal en materia de derechos civiles sobre el disparo de la policía a Andrew Brown Jr. la semana pasada, según un portavoz del FBI.

«Los agentes trabajarán estrechamente con la Fiscalía del Distrito Este de Carolina del Norte y la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia para determinar si se violaron las leyes federales. Como se trata de una investigación en curso, no podemos hacer más comentarios», dice el comunicado.

Brown, un hombre negro de 42 años de Elizabeth City, Carolina del Norte, recibió un disparo mortal en la nuca mientras intentaba huir de los agentes del sheriff del condado de Pasquotank, que ya le habían disparado cuatro veces en el brazo derecho, dijo el martes el abogado de la familia, Wayne Kendall, citando una autopsia privada del cuerpo de Brown.

«Intentaba correr porque temía por su vida», dijo Kendall en una rueda de prensa.

El disparo en la cabeza hizo que Brown perdiera el control de su vehículo y se estrellara contra un árbol, dijo Kendall. Una copia de su certificado de defunción dice que murió a los pocos minutos debido a la herida de bala en la cabeza.

El sheriff del condado de Pasquotank ha dicho que los ayudantes del sheriff dispararon a Brown cuando intentaban llevar a cabo una orden judicial. Harry Daniels, otro abogado de la familia, dijo que Brown estaba desarmado cuando los agentes abrieron fuego.

La autopsia privada, realizada por el doctor Brent Hall, añade detalles clave al tiroteo del pasado miércoles, que ha suscitado protestas por la falta de transparencia de las autoridades. Se estableció un toque de queda para Elizabeth City a partir del martes por la noche a las 20 horas, según un anuncio del condado de Pasquotank.

La Oficina del Sheriff ha publicado poca información sobre el tiroteo y dicen que legalmente no pueden publicar las imágenes de las cámaras corporales sin una orden judicial. Las pocas cosas que han publicado no han respondido a las dudas que rodean el tiroteo.

La familia de un Andre Brown, que recibió un disparo mortal de la policía en Carolina del Norte la semana pasada, vio este lunes las imágenes de las cámaras corporales de la policía.

Este lunes, la familia de Brown y la abogada Chantel Cherry-Lassiter vieron en privado un clip de 20 segundos del video de la cámara corporal de uno de los ayudantes del sheriff, del cual dicen que muestra una «ejecución».

«Ayer dije que pensaba que había sido ejecutado», dijo el martes Khalil Ferebee, hijo de Brown. «Es obvio que estaba tratando de escapar. Es obvio. ¿Y le van a disparar en la nuca? Hombre, eso no está bien. Eso no está bien en lo absoluto».

La oficina del sheriff del condado de Pasquotank dijo que el abogado del condado presentó el lunes una moción ante el tribunal para hacer público el video, y una coalición de medios de comunicación que incluye a CNN también presentó una petición para la divulgación del video.

Sin embargo, en un comunicado publicado en Facebook, el sheriff de Pasquotank, Tommy Wooten, trató de restar importancia a los videos.

«Este trágico incidente fue rápido y terminó en menos de 30 segundos, y las cámaras corporales son temblorosas y a veces difíciles de descifrar. Solo cuentan una parte de la historia», dijo.

El tiroteo mortal se produjo justo un día después de que el expolicía de Minneapolis Derek Chauvin fuera condenado por el homicidio de George Floyd. No obstante, las muertes de Brown a manos de las fuerzas del orden, así como otras ocurridas en Ohio y Virginia en la última semana, ponen de manifiesto la omnipresencia de la violencia policial en Estados Unidos.

El continuo retraso en la publicación del video de la muerte de Brown también pone de manifiesto la creciente importancia de las cámaras corporales para la transparencia y la rendición de cuentas.

«Tenemos un poco de evidencia, pero eso no fue suficiente para nosotros», dijo Ferebee a Anderson Cooper de CNN. «Tenemos el corazón roto».

Lo que sabemos sobre el tiroteo

Manifestantes marcharon el lunes por la noche tras conocerse que la familia solo vio 20 segundos de la grabación de la cámara corporal.

En la grabación del 21 de abril, se oye a los equipos de emergencia decir que un hombre tenía heridas de bala en la espalda.

Cherry-Lassiter dijo que las imágenes que vio del tiroteo mostraban una «ejecución». Se vio a Brown en su entrada, bloqueado por el departamento del sheriff, sentado con las manos en el volante, dijo.

«No estaba tratando de alcanzar nada, no estaba tocando nada, no estaba lanzando nada», dijo.

Los agentes corrieron hacia su coche y dispararon mientras Brown metía reversa y salía del camino de entrada, dijo. Los agentes continuaron disparándole mientras se alejaba, dijo Cherry-Lassiter.

«Lo que muestran los 20 segundos es que Andrew Brown no era una amenaza para los agentes», dijo Cherry-Lassiter a CNN este martes.

«Mientras le disparaban, Andrew intentaba alejarse de los agentes y salvar su vida, salvar su propia vida».

CNN no ha visto el video y no ha podido verificar de forma independiente el relato de los abogados de la familia. El jefe de la policía, Daniel Fogg, dijo que sería inapropiado hacer comentarios sobre el caso hasta que se reúnan todas las pruebas.

Los manifestantes y los abogados de la familia han criticado la falta de información pública y el fragmento de video proporcionado a la familia.

«Están tratando de ocultar algo», dijo el abogado de derechos civiles Ben Crump. «No quieren que lo veamos todo».

Otro video difundido públicamente el lunes por un transeúnte muestra el coche de Brown detenido cerca de un árbol y rodeado por varios agentes.

Siete ayudantes del sheriff fueron puestos en baja administrativa tras el tiroteo, otros dos renunciaron y un ayudante se retiró, dijo Wooten.

No todos los agentes suspendidos dispararon sus armas de fuego, añadió, pero todos formaban parte de la operación.

Lo que las autoridades han hecho público

Los ayudantes del sheriff del condado de Pasquotank tenían autorización para buscar cocaína, otras sustancias controladas y «pruebas de actividad delictiva» en los dos vehículos de Brown y en su residencia, según una orden de registro firmada por un juez el 20 de abril.

La copia de la orden de registro obtenida por CNN estaba marcada como «no ejecutada». En la primera conferencia de prensa sobre la muerte de Brown, Wooten dijo que Brown murió mientras los ayudantes del sheriff intentaban ejecutar la orden de registro, pero más tarde declaró que Brown murió mientras los ayudantes del sheriff cumplían una orden de arresto.

CNN no ha podido obtener la orden de arresto.

Según la orden de registro, el investigador de la policía del condado, D. Ryan Meads, recibió información del grupo de trabajo de narcóticos del condado de Dare en marzo de 2021 «con respecto a la venta ilegal de narcóticos controlados por parte de Andrew Brown que residía en la calle Perry en Elizabeth City».

El grupo de trabajo había estado en contacto con un informante que afirmaba haber comprado drogas a Brown durante más de un año, incluso en su casa o en moteles/hoteles, según la orden judicial.

Sin embargo, la tía de Brown, Betty Banks, dijo que la familia fue informada de que las autoridades no encontraron ninguna droga o arma en en el auto de Brown o en su casa.

Elizabeth City decretó el estado de emergencia el lunes por la mañana ante la preocupación de que la publicación del video pudiera provocar disturbios civiles. De acuerdo con la declaración de emergencia de la ciudad, los funcionarios municipales también presentarán una solicitud formal a la oficina del sheriff para la publicación del video.

«Parece probable que las imágenes de video y audio se hagan públicas en un futuro muy próximo. Con el fin de garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos y sus propiedades, los funcionarios de la ciudad son conscientes de que puede haber un período potencial de disturbios después de la publicación de las imágenes», dice la declaración.

Los manifestantes de Elizabeth City protestaron el lunes por la noche frente a la casa del fiscal del condado de Pasquotank, Michael Cox, según dijeron a CNN el organizador Kirk Rivers y otros manifestantes.

La protesta se mantuvo durante unos 15 minutos, coreando «Manos arriba, no disparen», así como «Black Lives Matter» y «Andrew Brown». La marcha se dirigió entonces hacia la oficina del sheriff.

— Natasha Chen de CNN informó desde Elizabeth City y Eric Levenson y Gregory Lemos de CNN informaron y escribieron desde Atlanta, respectivamente. Madeline Holcombe, Kevin Conlon, Devon M. Sayers, Brian Todd, Jamiel Lynch, Steve Almasy, Christina Maxouris y Hollie Silverman de CNN contribuyeron a este reportaje.

Carolina del Norte
Violencia policial