¿A qué sabe un whisky irlandés de US$ 45.000?

(CNN) — El segundo lote de la colección de whisky más antigua de Irlanda se lanzará en mayo, y una sola botella cuesta US$ 45.000.

Presentado en un decantador soplado a mano de Waterford Crystal y exhibido en un gabinete de madera hecho con barricas de whisky recuperadas, solo hay 70 botellas en el mundo del whisky irlandés Midleton Very Rare Silent Distillery Collection Chapter Two.

Cuando la destilería Old Midleton en el condado de Cork cerró sus puertas en 1975, después de 150 años en el negocio, varios barriles de whisky de prueba desaparecieron con su cierre.

Reposaron en lo profundo de sus barriles durante casi medio siglo, hasta su resurrección el año pasado.

El primer lanzamiento fue un whisky puro de malta de 45 años, creado en 1974 por el maestro destilador emérito Max Crockett y custodiado en la abandonada destilería durante cuatro generaciones.

El Capítulo Dos (o Chapter Two en inglés) es un whisky puro de 46 años creado en 1973, y con un precio de US$ 5.000 más que el del Capítulo Uno.

CNN Travel ha probado ambos.

El encuentro con un raro licor

La destilería Midleton Very Rare se fundó en 1825. Tamara Hardingham-Gill/CNN

El whisky puro es un estilo de whisky irlandés elaborado por una sola destilería a partir de una mezcla de cebada de malta y cebada sin maltear en un alambique.

El whisky Midleton Very Rare Silent Distillery Collection Chapter Two se hizo, según sus fabricantes, en el alambique de cobre más grande del mundo.

Este comenzó su viaje de maduración en una selección de barricas de jerez y bourbon, donde se dejó en reposo por 20 años. Luego, el whisky se casó y se colocó nuevamente en barricas de bourbon de repuesto. Años más tarde, se volvió a colocar en un barril Port Pipe y una vez más se dejó reposar para que adquiriera mayor profundidad y complejidad.

Finalmente, se reposó una vez más en un barril de bourbon, hasta que finalmente el maestro destilador actual de Midleton, Kevin O’Gorman, consideró que el whisky había alcanzado la perfección máxima.

Para el lanzamiento del Capítulo Uno en febrero de 2020, los entusiastas del whisky se reunieron de todas partes del mundo en el edificio Old Session House en Londres.

Los vasos del elixir color ámbar se distribuyeron alrededor de las mesas de los comensales que esperaban ansiosamente, antes de accionar un interruptor para que los vasos se iluminaran desde abajo y el whisky brillara.

En esta ocasión, O’Gorman tuvo que guiarnos virtualmente por esta sesión con el más raro de los licores, presentando la degustación en video desde la destilería de Midleton Very Rare mientras abrimos nuestras muestras en casa.

Profundidades para saborear

La rica caoba salpica en la copa, luego un bouquet afrutado golpea la nariz. También hay especias exóticas y un dulce remolino de caramelo y blando.

“Tengo ciruela madura, mora, un toque de grosella negra, mucha, mucha fruta”, dice O’Gorman. «Esto se debe principalmente al tiempo que el whisky pasó en el barril Port Pipe, desde Portugal».

El complejo aroma se completa con un toque de cuero y un toque de avellana.

Nuestras narices se saturaron, es hora de preparar nuestros labios.

«En primer lugar, obtienes esas especias, un poco de pimienta negra, luego obtienes la fruta», dice O’Gorman. «Un poco de grosella negra, frutos rojos. Un toque de anís, un toque de jengibre, y luego ese sabor a nuez. Roble tostado y un toque de caramelo».

Probar un buen whisky es como arrojar piedras a un lago. El primer sorbo sale a la superficie, luego las ondas de sabor se extienden, pero aún quedan profundidades inexploradas para saborear.

‘Whisky unicornio’

Probé el whisky en casa con un vaso de Waterford Crystal.

El whisky Capítulo Dos tiene un 53,5% de alcohol en barrica, un poco más fuerte que el del año pasado, que tenía 51,2%.

Primero lo probamos puro para poder apreciar la suavidad del destilado y el sabor de su fuerza original.

El acabado de varias capas se entiende durante largos momentos. Las especias se despiden, luego las frutas, hasta que te quedas a saborear el roble tostado y la cebada.

Luego agregamos nuestra agua destilada, que ha sido entregada desde el rió Degourney en Midleton.

«Cuando agregamos agua al whisky, simplemente abre los sabores y aromas», explica O’Gorman. «En este caso, se vuelve más afrutado, nuevamente esas notas de dulce de caramelo».

Cuando un whisky complejo y equilibrado como este se sienta en el vaso y se calienta a temperatura ambiente, se revelan diferentes perfiles aromáticos y de sabor en cada sorbo.

Midleton Very Rare describe la colección Silent Distillery Collection como «un whisky unicornio», parte de una serie de pruebas de innovación, que nunca se repetirá y —cuando se acaben estas pocas botellas— nunca se volverá a probar.

Este whisky es el segundo de seis lanzamientos, con un lanzamiento anual hasta el 2025, con edades entre los 45 y los 50 años, todos de la destilería Old Midleton Distillery. El último lanzamiento coincidirá con el aniversario 200 de la Old Midleton Distillery.

Habrá 70 botellas del segundo lanzamiento del whisky Midleton Very Rare Silent Distillery Collection Chapter Two a la venta en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Irlanda y para el comercio minorista mundial.

whisky