Cuatro familias separadas en la frontera entre Estados Unidos y México bajo el gobierno Trump se reunirán esta semana

(CNN) — Cuatro familias de inmigrantes separadas en la frontera entre Estados Unidos y México bajo la administración Trump se reunirán esta semana, anunció el lunes el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Esto marca las primeras reunificaciones bajo el mandato del presidente Joe Biden.

El esfuerzo surge del grupo de trabajo de reunificación familiar establecido por una de los decretos de Biden. El grupo de trabajo, ubicado en el DHS, involucra a agencias federales para identificar y reunir a las familias que habían sido separadas en la frontera entre Estados Unidos y México bajo la política de inmigración de «tolerancia cero» del entonces presidente Donald Trump.

«Las primeras familias que se reencuentran esta semana son madres, son hijos, son hijas, son niños que tenían 3 años al momento de la separación. Son adolescentes que han tenido que vivir sin sus padres durante sus años más formativos», dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, a los periodistas el domingo.

Pandemia golpea a familias separadas por redadas de ICE 3:04

Si bien Mayorkas se negó a proporcionar detalles específicos sobre las familias para proteger su privacidad, describió dos casos: una madre de Honduras que fue separada de sus hijos a fines de 2017 y otra madre de México que fue separada de su hijo a fines de 2017. Ambas madres se reunirán con sus hijos en los próximos dos días.

Las familias recibirán libertad condicional humanitaria para ingresar a Estados Unidos y reunirse con sus hijos que se encuentran en el país, según Michelle Brané, directora ejecutiva del grupo de trabajo de reunificación familiar.

«La forma en que estas familias están siendo devueltas es día y noche desde que se encontraron», dijo Ann García, una abogada que ha estado trabajando para ayudar a las familias separadas con necesidades legales y sociales. «Literalmente, están extendiendo la alfombra roja para estas familias como deberían ser para ellos y para todos los demás migrantes que vienen aquí».

El grupo de trabajo se ha estado involucrando con grupos que están en contacto con familias y planificando cuidadosamente su regreso, teniendo en cuenta el trauma pasado, dijo García, y señaló que algunos padres están nerviosos por volver a encontrarse con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. desde su último encuentro con los agentes, que resultó en que sus hijos les fueran arrebatados.

Las familias se encuentran entre las miles que fueron separadas bajo la controvertida política de «tolerancia cero» de la administración Trump, que resultó en la separación de al menos 2.800 niños de sus padres, según datos del gobierno. Más tarde, los funcionarios encontraron que más de 1.000 niños habían sido separados de sus familias antes de que la política de Trump entrara en vigencia en 2018.

La gente seguirá yendo a EE.UU., dicen desde Guatemala 2:03

Brané dijo que el grupo de trabajo ha identificado más de mil familias que permanecen separadas, o que se cree que aún están separadas.

Los abogados en un caso de separación familiar en curso, mientras tanto, todavía están tratando de llegar a los padres de 445 niños migrantes separados de sus familias en la frontera entre Estados Unidos y México entre 2017 y 2018.

«Estamos emocionados de que estas madres finalmente verán a sus niños después de años, pero la (Unión Estadounidense de Libertades Civiles) ciertamente no está preparada para celebrar por el momento debido a los miles que aún necesitan reunificarse y los más de 5.500 niños que quedaron traumatizados y necesitan ayuda», dijo el abogado de ACLU, Lee Gelernt, abogado principal en el caso de separación familiar en curso.

«Estamos presionando por un estatus legal permanente, compensación y servicios sociales. Es lo mínimo que merecen estas familias dado que nuestro gobierno abusó deliberadamente de ellas», agregó.

Mayorkas promocionó el trabajo del grupo de trabajo, que ha estado examinando miles de registros y corrigiendo problemas en archivos existentes.

Como parte del esfuerzo, el DHS está estableciendo un proceso para aceptar solicitudes de libertad condicional, el Departamento de Salud y Servicios Humanos está trabajando para facilitar servicios para apoyar a las familias y el Departamento de Estado está desarrollando un sistema simplificado para procesar solicitudes de documentos de viaje dentro del país. El Departamento de Justicia también participa en los esfuerzos de negociación de acuerdos relacionados.

«Desde que se firmó el decreto, el grupo de trabajo ha estado trabajando para identificar a los padres y los niños separados por la administración anterior, establecer un sistema para reunirlos de manera segura y garantizar que se les brinde apoyo después de la experiencia traumática que sufrieron», dijo Mayorkas.

Los defensores de los inmigrantes, que durante años lucharon por encontrar y conectar familias, han instado a la administración Biden a que se concentre en rectificar el daño de la administración anterior.

Los grupos de defensa también han pedido rendición de cuentas y transparencia para tener plenamente en cuenta la política de «tolerancia cero» y sus ramificaciones, así como para tener en cuenta la opinión de los padres que fueron separados de sus hijos en un intento de restablecer la confianza con las familias perjudicadas por la pasada administración.

Separación de familias