En este estado de la India, 1 de cada 2 personas a las que se les hizo prueba de covid-19 dio positivo

Nueva Delhi (CNN) — En el estado de Goa, en el suroeste de la India, una de cada dos personas a las que se les hace la prueba es positiva para covid-19.

Eso lo convierte en el estado con la tasa de positividad más alta a nivel nacional, a medida que el virus se propaga por todo el país. Y eso es solo entre las personas que se hacen la prueba, lo que significa que la tasa de infección entre la población no probada puede ser más alta.

El viernes, el estado alcanzó un nuevo récord de alta tasa de positividad del 51,4%, dijo el ministro de Salud de Goa, Vishwajit P. Rane, lo que sugiere que puede ser necesario un confinamiento total para contener la propagación del virus. Hasta el viernes, se habían realizado alrededor de 690.360 pruebas en el estado, según la Oficina de Información de Prensa del estado.

«Esa es la necesidad del momento», dijo, y agregó que el primer ministro del estado estaba «considerando seriamente» un confinamiento. «Hemos tenido problemas con el suministro de oxígeno y otros problemas. Necesitamos reducir la tasa de positividad. Esa es la única forma de avanzar».

La segunda ola de la India golpeó duramente a sus principales ciudades y estados populosos. Los casos en la capital, Nueva Delhi, comenzaron a aumentar a fines de marzo, acelerándose rápidamente en abril, y a medida que el virus se propagaba de un estado a otro, otras partes del país comenzaron a ver su propio aumento de casos, a veces semanas después de los puntos críticos centrales.

Goa, un destino turístico conocido por sus playas, es el hogar de aproximadamente 1,5 millones de personas, una cifra que probablemente haya aumentado desde el último censo en 2011. El estado vio comenzar su repunte a principios de abril, ya que Delhi ya estaba luchando. Pero las infecciones aumentaron exponencialmente durante las últimas dos semanas. Goa registró más de 3.800 casos el jueves, su cifra diaria más alta hasta ahora.

El aumento ha despertado la alarma entre las autoridades mientras se preparaban para el tipo de calamidad que se está desarrollando en otros estados. Las escuelas, bares, gimnasios, cines y otros espacios públicos están cerrados y las reuniones políticas y sociales están prohibidas. El gobierno ha animado a las personas a trabajar desde casa e impuso restricciones en la capacidad y el horario de apertura de los restaurantes y tiendas.

El sistema de salud del estado «ya está sobrecargado», dijo Rane.

«Estamos haciendo todo lo posible», agregó. «Hemos mejorado nuestras instalaciones de pruebas para que no tengamos que esperar a que alguien muestre síntomas para realizar la prueba».

El estado también está en proceso de adquirir equipo para realizar la secuenciación del genoma, para determinar qué cepa del virus viajaba por la comunidad y si las variantes podrían estar propagándose.

«También encontramos que la tasa de infección de esta cepa es muy alta y esto está creando muchos problemas», dijo.

Casos de covid-19 aumentan un 1.200% en Nepal 3:13

El aumento en Goa, y la segunda ola en general, está relacionado con las reglas de covid flexibles durante el invierno, dicen los expertos.

La primera ola de la India alcanzó su punto máximo en septiembre y los casos comenzaron a disminuir hacia fines de año. A principios de este año, muchos estados habían relajado sus medidas, se habían reanudado los viajes entre estados y la gente seguía en gran parte con su vida cotidiana.

La complacencia del país, y la sensación de que lo peor de la pandemia había pasado, significó que la segunda ola golpeó mucho más fuerte porque las autoridades y los sistemas de salud pública no estaban preparados en absoluto. Pero el problema puede haber sido aún más pronunciado en lugares de viaje populares como Goa.

«No hubo restricciones de ningún tipo (de diciembre a febrero), y eso es algo que deberíamos haber analizado en ese momento», dijo Rane. «Goa era uno de los destinos más favorecidos y la gente solía venir. Y en ese momento, descubrimos que la gente no seguía las (pautas) y los protocolos».

Las reglas más flexibles y el descenso en invierno en algunos casos coincidieron con Diwali, el festival hindú de las luces y una de las celebraciones anuales más grandes del país, cuando la gente viajaba a Goa desde toda la India.

«Todo el mundo daba las cosas por sentado», dijo Rane. «Nadie estaba siguiendo el distanciamiento social. Las máscaras son algo que no se puede eliminar». El aumento del turismo, especialmente durante el período del festival, dio lugar a posibles «eventos de gran propagación», dijo.

Ahora el estado está pagando el precio, dijo, mientras las autoridades se apresuran a responder al aumento de casos.

Las autoridades estatales y federales han construido nuevos centros de tratamiento de covid e instalaciones de UCI, incluido uno con un tanque de oxígeno de 20.000 litros. Están buscando traer pasantes de la facultad de medicina del estado para ayudar en las instalaciones de atención médica. La sala de exámenes de la universidad, ubicada en la ciudad de Bambolim, se ha convertido en una sala de covid con 150 camas y oxígeno médico.

La ayuda de otros estados y países ha comenzado a llegar. El viernes, la agencia de aduanas de Goa publicó imágenes del «primer envío de concentradores de oxígeno» llegando al estado, así como cajas de vacunas de covid y kits de prueba.

Docenas de países comenzaron a enviar suministros médicos a la India a fines de abril, pero el Gobierno ofreció poca transparencia sobre el paradero o el plan de distribución de los suministros hasta esta semana, mientras los medios locales y los donantes extranjeros comenzaron a cuestionar a dónde se dirigía la ayuda.

Las autoridades respondieron a las críticas esta semana, negando cualquier retraso en la distribución. El Gobierno «continúa asignando efectivamente los suministros de covid-19 recibidos de la comunidad global a los estados y (territorios de la unión)», dijo el Ministerio de Salud en un comunicado el jueves.

No está claro qué día comenzó la distribución. Sin embargo, el ministerio reconoció que le tomó siete días, del 26 de abril al 2 de mayo, elaborar las pautas sobre cómo asignar y entregar la ayuda.

Covid-19