Expertos predicen que habrá 185 millones de personas vacunadas en EE.UU. para septiembre, pero la variante de la India genera preocupación

(CNN) — Es probable que Estados Unidos alcance sus objetivos de vacunación contra el covid-19 para el verano boreal, pero la indecisión sobre la vacuna y las variantes aún podrían causar otro aumento en el invierno, según pronosticó el jueves un influyente modelo.

Con la identificación de más variantes en todo el mundo, como la B.1.617 que ha disparado los casos en la India, las autoridades se apresuran a motivar a los estadounidenses para que se vacunen y ayuden al país a alcanzar la inmunidad de rebaño antes de que se desarrollen variantes resistentes a la vacuna y lleguen a EE.UU.

En ciertas circunstancias, la transmisión del virus puede aumentar de forma «rápida y explosiva», según el Instituto de Métrica y Evaluación Sanitaria de la Universidad de Washington (IHME, por sus siglas en inglés).

Objetivos de vacunación

El viernes por la mañana, Pfizer/BioNTech anunció que comenzó a buscar la aprobación completa de la Administración de Medicinas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) de su vacuna para personas mayores de 16 años. Se trata de la primera vacuna contra el covid-19 en Estados Unidos que está en fase de evaluación para obtener la aprobación completa de la FDA.

La vacuna de dos inyecciones de ARNm de Pfizer funciona actualmente bajo la autorización de uso de emergencia (EUA) de la FDA.

El presidente Joe Biden anunció el martes el objetivo de que el 70% de la población adulta del país reciba al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19 antes del 4 de julio.

El IHME prevé que ese objetivo se alcance a finales de mayo. Y para septiembre, 185 millones de estadounidenses, lo que equivale a que cerca del 88% de la población adulta estaría vacunada, según los autores del modelo.

A partir de ahí, es probable que la demanda disminuya a medida que EE.UU. se tope con el muro de las personas que dudan en vacunarse, señalan los investigadores.

Las autoridades y los expertos en salud se han propuesto combatir esa indecisión y llegar al 70% u 85% de la población total que debe ser inmune al virus, ya sea por vacunación o por infección previa, para controlar su propagación.

Los incentivos y los requisitos podrían ayudar, según la encuesta

El dinero en efectivo, las clínicas en el lugar de trabajo y las vacunas obligatorias antes de los viajes o de los grandes eventos podrían animar a más personas a vacunarse, dijo el jueves la Kaiser Family Foundation (KFF, por sus siglas en inglés).

Según la encuesta, tres de cada diez adultos que no quieren vacunarse inmediatamente dijeron que sería más probable que se vacunaran si la vacuna estuviera disponible en algún lugar al que normalmente acuden para recibir atención médica o si solo necesitaran una dosis. La encuesta se llevó a cabo del 15 al 29 de abril y se realizó entre 2.097 adultos estadounidenses.

Y mientras EE.UU. se prepara para la esperada autorización de uso de emergencia de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer/BioNTech para su uso en niños de 12 a 15 años la semana que viene, la Kaiser Family Foundation también descubrió que el 19% de los padres dijo que definitivamente no vacunaría a sus hijos.

La KFF señala que «las intenciones de los padres de vacunar a sus hijos contra el covid-19 coinciden en gran medida con sus propias experiencias e intenciones de vacunación».

Niños: ¿cómo y cuándo se podrán poner la vacuna contra el covid-19? 4:00

Reapertura y relajación de las medidas

Ante la disminución de la demanda de vacunas y de los casos registrados, muchos funcionarios reducirán los esfuerzos para evitar la propagación del virus.

La Guardia Nacional de Missouri comenzó a disminuir su participación en los sitios de vacunación masiva, según anunció el jueves el gobernador Mike Parson.

«Al principio, la demanda de vacunas superaba con creces el suministro de las mismas. Ahora, estamos registrando lo contrario y la necesidad de eventos de vacunación a gran escala ha disminuido», afirmó Parson.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, anunció un calendario para poner fin a las restricciones del covid-19, incluida la obligación estatal de llevar mascarilla.

«Así que nuestro camino hacia adelante está bastante claro. Ahora, en Minnesota, en las próximas tres semanas, depende de ustedes que se vacunen», dijo Walz. «Depende de ustedes hablar con sus vecinos. Depende de ustedes que hablen con sus médicos. Están disponibles. Están ahí fuera. Cada uno de los que se vacunan nos hace avanzar».

Es posible que se necesiten refuerzos para hacer frente a las variantes

Las dosis iniciales pueden no ser el final de la lucha, y los responsables de la vacunación dicen que puede ser necesario un refuerzo en el próximo año.

«En algún momento se producirán reinfecciones, y la mejor manera de garantizar que no se produzcan nuevos brotes en países bien vacunados es reforzar y mantener los niveles más altos posibles de inmunidad neutralizante», señaló el jueves el Dr. Stephen Hoge, presidente de la empresa farmacéutica Moderna.

Moderna dijo este miércoles que una inyección de refuerzo de su vacuna contra el covid-19 reactiva la respuesta inmunitaria contra dos variantes preocupantes del coronavirus: la variante B.1.351 registrada por primera vez en Sudáfrica y la variante P.1 registrada por primera vez en Brasil.

La disminución de la respuesta inmunitaria en las personas infectadas de forma natural por el virus también sugiere la posible necesidad de refuerzos, declaró a CNN Ozlem Tureci, cofundador y director médico de BioNTech.

Pfizer/BioNTech afirma que las pruebas muestran una eficacia del 90% para la prevención de la enfermedad sintomática, informó Tureci.

«La buena noticia es que la tecnología del ARNm permite realizar refuerzos frecuentes», dijo.

–Lauren Mascarenhas, Naomi Thomas, Keith Allen, Chris Boyette y Jacqueline Howard de CNN contribuyeron con este reportaje.

vacuna contra el covid-19