Extraditan a Costa Rica al exsacerdote Mauricio Víquez, acusado de pederastia

(CNN Español) — El exsacerdote costarricense acusado de pederastia Mauricio Víquez fue extraditado desde México hacia Costa Rica este jueves, culminando así un proceso iniciado en agosto de 2019.

Víquez, de 56 años, aterrizó en el aeropuerto Juan Santamaría poco antes del mediodía y fue entregado en extradición a Interpol Costa Rica por parte de la Fiscalía General de la República de México.

Víquez fue detenido el 18 de agosto de 2019 en el estado de Nuevo León, México. Según la Fiscalía Adjunta de Género costarricense, se le investiga “como sospechoso de cometer presuntos delitos sexuales en perjuicio de cuatro víctimas, quienes, aparentemente, para el momento de los hechos eran menores de edad”.

Tras su arribo al país, el exsacerdote fue trasladado a celdas del Organismo de Investigación Judicial, donde se le tomaron los datos previos y datos de identificación. Posteriormente, fue puesto a las órdenes de la Fiscalía.

Policías escoltan al exsacerdote costarricense Mauricio Viquez en un juzgado penal en San José el 7 de mayo de 2021. (Crédito: Ezequiel Becerra/ AFP/ Getty Images)

En un comunicado de prensa, la dependencia dijo que Víquez ya fue indagado y ahora espera que el juzgado penal de Desamparados, una localidad de la capital, San José, programe la audiencia en la que se solicitarán medidas cautelares.

El abogado de Víquez, Rafael Rodríguez, dijo a CNN que el exsacerdote ha rechazado los cargos y que se demostrará su inocencia. Además, afirmó que su defendido se abstuvo de declarar al ser trasladado a la fiscalía para la indagatoria porque, según él, faltan pruebas que recabar, además de determinar si los hechos denunciados están o no prescritos. Rodríguez agregó que también esperan completar el expediente para conocer las razones por las que fue extraditado de México.

La primera denuncia penal contra Víquez se interpuso en 2018. Al año siguiente, dos hombres que fueron monaguillos en parroquias donde Víquez se desempeñó como sacerdote dijeron a CNN que interpusieron una denuncia penal a principios de ese mismo mes contra Víquez por presuntos abusos sexuales. Se trata de Anthony Venegas y Michael Rodríguez, quienes sostuvieron que fueron abusados cuando tenían entre 13 y 17 años. En el caso de Rodríguez entre 1993 y 1997, y en el de Venegas entre 1999 y 2003.

El Ministerio Público informó que la entrega del imputado a las autoridades costarricenses se realizó en el plazo de 60 días naturales que establece el tratado bilateral de extradición entre Costa Rica y México, que corre a partir del 8 de abril pasado, cuando el sospechoso fue puesto a la orden de los órganos competentes para ejecutar su entrega.

Según el Ministerio Público Costarricense, el tratado de extradición entre México y Costa Rica se firmó en 2011, pero entró en vigor en 2013.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver