Minuto a minuto de la situación en Colombia: nuevas cifras sobre desaparecidos en marchas

Alcaldesa de Bogotá rechaza la militarización de Bogotá 2:31

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien este miércoles pidió apoyo de fuerza pública por las fuertes protestas, dijo en Conclusiones que tanto los policías como los manifestantes son los mismos jóvenes humildes.

López explica que la pandemia ha exacerbado los problemas de pobreza y desempleo previos y que ha habido “errores y dolores de lado y lado legítimos”.

“Tratar de quemar vivos a 10 policías es francamente inadmisible, pero tener hoy, como tengo en mi ciudad, 14 jóvenes sin un ojo por balas de goma disparadas por el escuadrón antidisturbios es inaceptable también. Ese no puede ser el futuro de la democracia”.

López reivindicó las causas sociales de la protesta, cuya “mecha”, dijo, fue la propuesta de reforma tributaria del gobierno nacional.

“Hay problemas estructurales, problemas coyunturales, hay factores criminales a los que les sirve el caos… y estamos a un año de elecciones. Entonces jugar a la exacerbación de los ánimos contra el opositor político es muy rentable para quienes están haciendo campaña pero es muy peligroso para la vida de los jóvenes en las calles”.

La reforma es «la gota que rebasó la copa», pero «la copa ya está llena porque Colombia es un país muy desigual, porque venimos de una polarización política alrededor de temas de igualdad, de inclusión política, de la paz, muy profundas», dijo la alcaldesa.

Se necesita un Plan Marshall

López afirmó que la crisis se debe solucionar «ampliando la democracia» y «trayendo a los jóvenes, que son los que están en las calles con un reclamo y un dolor legítimo, a la mesa. Es concertando con ellos».

«Estamos en una crisis equivalente a la crisis de 1929, cuando el mundo se quebró, y toca llegar a un New Deal, a un nuevo contrato». También comparó la situación con la Segunda Guerra Mundial y la necesidad del Plan Marshall.

«Hay que salir un poquito del eslogan y del oportunismo y sentarnos a hacer la tarea que la historia nos puso: un acuerdo equivalente al Plan Marshall para sacar a nuestro país y a los jóvenes de la pobreza».