El colapso mortal de la ‘Línea Dorada’ de la Ciudad de México fue una tragedia anunciada

(CNN) — Se conoce como la «Línea Dorada». La Línea 12 del sistema de metro de la Ciudad de México, que abarca 25,1 kilómetros (15,6 millas) y cuenta con 20 estaciones, fue promocionada como uno de los proyectos de obras públicas más costosos y ambiciosos en la historia de México cuando se inauguró en octubre de 2012.

«Refleja un avance tecnológico y características de vanguardia que solo pueden compararse con la construcción de los grandes sistemas de metro del mundo», se jactó un funcionario del gobierno de la Ciudad de México durante la ceremonia de inauguración.

El muy publicitado corte de cinta contó con la presencia de figuras políticas del poder mexicanos en ese momento, incluidos el entonces presidente Felipe Calderón y Marcelo Ebrard, quien estaba en sus últimos días como alcalde de Ciudad de México y ahora es canciller. También estuvo Carlos Slim, el hombre más rico de México y propietario de una de las constructoras involucradas.

Pero avanzamos ocho años y la Línea Dorada es, en muchos aspectos, un símbolo de los males sociales y desafíos de México, desde la corrupción hasta la impunidad, la desigualdad y la negligencia, especialmente después de que el mortal colapso de los ferrocarriles elevados la semana pasada mató al menos a 26 personas.

Se suponía que la Línea Dorada conectaría vecindarios históricamente marginados con áreas más prósperas de la metrópolis mexicana y brindaría a las personas acceso equitativo a empleos, centros culturales y algunas de las mejores cosas que la Ciudad de México tiene para ofrecer de manera asequible.

Pero varios expertos que hablaron con CNN en los días posteriores al colapso de la Línea Dorada dicen que esta fue una tragedia anunciada.

AMLO explica por qué no visitó a víctimas del metro 0:43

Accidente de la Línea Dorada: ‘Podría haberse evitado con un mantenimiento adecuado’

Jorge Gaviño Ambriz, quien se desempeñó como director del Metro de la Ciudad de México entre 2015 y 2018, dijo que cree que el colapso podría haberse evitado, aunque le gustaría ver primero qué tipo de mantenimiento e inspección se realizó en toda la línea.

«Evidentemente, podría haberse evitado con un mantenimiento adecuado», dijo Gaviño Ambriz. «Creo que si ya hay fotos de 2020 tomadas por algunos vecinos y que muestran que el tramo que se derrumbó ya se estaba curvando, una viga que se curvaba hacia abajo como un arco. Si esto no se arregla, inmediatamente puede ocurrir un accidente», agregó Gaviño Ambriz.

Funcionarios de la Ciudad de México dijeron en una conferencia de prensa al día siguiente del accidente que la última inspección estructural se realizó en enero de 2020 y no mostró irregularidades.

Sergio Alcocer, ingeniero estructural e investigador de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que es imposible decir a primera vista qué causó el accidente, incluso si hubo grietas en los muros o vigas dobladas.

“Lo que pasó con esta estructura es que sí ha habido algunas deficiencias en otros tramos y quizás queramos extrapolar lo que pasó con esos tramos con lo que pasó con el que falló. Efectivamente hubo daños en una columna que tuvo que ser reparada en 2017 «, dijo Alcocer. «Algunos han inferido que el daño resultante del terremoto del 19 de septiembre de 2017 causó el colapso. No lo creo, pero los investigadores tendrán que indagar eso».

Conoce qué hace Ciudad de México ante tragedia del metro 1:37

Los pasajeros de la Línea Dorada le dijeron a CNN que a lo largo de los años habían visto señales (una pared irregular, una grieta, interrupciones del servicio) que les hacían preguntarse sobre su seguridad. Las decenas de muertes y lesiones causadas por el colapso fueron la culminación de una larga serie de incidentes de alerta que deberían haber llevado a las autoridades a suspender el servicio o cerrar la línea por completo, dicen.

La indignación por el colapso ha llevado a que se solicite la renuncia de la actual directora de Metro, Florencia Serranía. El día después del colapso, le dijo a la prensa que no renunciaría, pero prometió cooperar con cualquier investigación gubernamental e independiente.

Su agencia «entregará a la Procuraduría General de la República toda la información que esté en nuestro poder para que se pueda encontrar la causa de este accidente», dijo Serranía la semana pasada. «Al igual que todos los pasajeros, queremos saber la verdad sobre lo sucedido y cooperaremos con las autoridades para ese fin».

La turbulenta historia de Línea Dorada

De hecho, la Línea Dorada ya había sido cerrada o había suspendido su servicio varias veces debido a preocupaciones de seguridad y operativas, lo que a veces deja a los 385.000 pasajeros estimados que dependen del servicio con alternativas limitadas. Las dos principales interrupciones en el servicio ocurrieron en 2013 (solo un año después de la apertura) y durante un largo período entre 2014 y 2015.

En octubre de 2013, el servicio se suspendió hasta altas horas de la noche y los fines de semana en seis de sus 20 estaciones, debido a lo que la Autoridad del Metro de la Ciudad de México describió como mantenimiento nocturno y de fin de semana en las vías. Y luego, durante un período de 20 meses, desde marzo de 2014 hasta noviembre de 2015, la Línea Dorada se cerró en 11 estaciones debido a problemas estructurales.

Despiden familiares a víctimas de la tragedia del metro 3:09

Las autoridades del sistema de tránsito concluyeron que «no era posible mantener en funcionamiento los tramos elevados de la Línea 12 hasta que se complete una revisión exhaustiva y hagamos las correcciones y los trabajos de mantenimiento mayores que serán necesarios», dijo el entonces director de Metro, Joel Ortega.

Al reabrir, el entonces alcalde de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, prometió que la línea nunca volvería a cerrar. «Lo que tenemos ahora, a diferencia de lo que teníamos antes, es que el mantenimiento estará garantizado; quiero decir, estamos garantizando que no puede haber un cierre porque las empresas con las que estamos trabajando se aseguran de que esto no suceda de nuevo», dijo Mancera.

Justo después del cierre de marzo de 2014, el Instituto Mexicano para la Competitividad, un grupo de expertos mexicano no partidista, calificó a la Línea 12 como «un fiasco espectacular», no solo por su alto costo, sino también por la aparente incapacidad de las autoridades de la Ciudad de México y el gobierno federal para hacer las cosas bien y dentro del presupuesto.

Icela Lagunas, una periodista independiente que ha cubierto los temas de la Línea 12 durante años, dijo a CNN que desde el principio hubo preguntas estructurales sobre el tipo de trenes y sistema ferroviario que serían apropiados para el terreno notoriamente inestable en vastos sectores de la Ciudad de México, un metrópolis que ha estado plagada de terremotos. En septiembre de 2017, casi 400 personas murieron en el centro de México, incluidas más de 200 en la Ciudad de México, luego de que un terremoto de magnitud 7,1 sacudiera el área.

«La tragedia de esta semana es una combinación de muchos factores. Es una combinación de funcionarios corruptos, desestimación de advertencias y de un proyecto mal ejecutado que tuvo errores desde su inicio», dijo Lagunas.

metro Ciudad de México