¿Son efectivas las vacunas de Pfizer y Moderna para prevenir el contagio de covid-19?

(CNN Español) – La eficacia de las vacunas contra el covid-19 ha sido evaluada en diversos estudios. Ahora, científicos miden la efectividad de las mismas contra el contagio.

Dos estudios realizados en Estados Unidos miden cuán eficaces son las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna para disminuir el contagio del covid-19.

Puedes escuchar este episodio en Apple Podcasts, Spotify o tu plataforma de podcast favorita, o leer la transcripción a continuación.

Hola, soy el Dr. Elmer Huerta y esta es su diaria dosis de información sobre el nuevo coronavirus, información que esperamos sea de utilidad para cuidar de su salud y la de su familia.

Las noticias sobre la efectividad de las vacunas contra el covid-19 son alentadoras.

Recordemos en primer lugar que —como lo dijimos en el episodio del 4 de marzo— debemos diferenciar entre eficacia y efectividad de las vacunas.

¿Qué es la eficacia?

La eficacia de una vacuna —esos números que hemos escuchado de 95%, de Pfizer/BioNTech, o 94,5%, de Moderna— se calcula en un ensayo clínico controlado de fase 3 en el que se escoge qué tipo de voluntarios participan, y se compara la vacuna contra un placebo.

La eficacia significa que —comparado con un placebo— las personas que recibieron una vacuna tuvieron, por ejemplo, 95% menos probabilidad de desarrollar la enfermedad.

¿Qué es la efectividad?

Por su lado, la efectividad se calcula vacunando a todo tipo de personas en la vida real, es decir es consecuencia de medir cómo funciona una vacuna en un programa de vacunación comunitario —ya no en un ensayo clínico controlado— y se comparan los vacunados contra los no vacunados.

Aquí, una efectividad de 95% significa que —comparados con los no vacunados— las personas vacunadas tuvieron un 95% menos probabilidad de enfermarse.

Sin duda que los estudios de efectividad son muy importantes, pues nos dicen si la vacuna está funcionando o no en el lugar que verdaderamente importa: en las comunidades.

Al respecto, dos recientes estudios de efectividad en trabajadores de salud en Estados Unidos se publican en The New England Journal of Medicine del martes, y los dos nos dan muy buenas noticias: las vacunas de Pfizer/BioNTech y de Moderna son muy efectivas en disminuir los contagios del nuevo coronavirus.

Estudio 1: la efectividad de la vacuna en trabajadores en California

El primero, hecho en trabajadores de los sistemas de salud de la Universidad de California en San Diego y la Universidad de California en Los Ángeles, muestran que la tasa de nuevas infecciones entre el personal disminuyó drásticamente, comenzando la segunda semana después de que se administró la primera dosis.

El estudio demostró que solo el 2,5% de las personas vacunadas que se hicieron la prueba molecular dentro de la primera semana –después de la primera dosis– tuvieron un resultado positivo.

Por su parte, esa positividad fue de solo 1,6% para los vacunados que se hicieron la prueba en la segunda semana, y de 0,7% para los que se la hicieron en la tercera semana.

Para aquellos que completaron su segunda dosis, el 0,4% tuvo una prueba molecular positiva durante la semana posterior a la administración de la segunda dosis, y menos del 0,2% en la segunda semana después de la segunda dosis.

En otras palabras, a medida que se le daba la oportunidad a que la persona vacunada produjera más anticuerpos, mayor era la protección que daba la vacuna.

Estudio 2: la efectividad de la vacuna en trabajadores en Texas

El segundo estudio, realizado en el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas, donde los trabajadores fueron vacunados durante el mayor aumento de casos de covid-19 que se había visto la región, demostró que el 2,61% de los empleados no vacunados desarrollaron la infección, comparados con 1,82% para los trabajadores parcialmente vacunados y solo el 0,05% para los empleados completamente vacunados.

Sin duda, esa protección 52 veces mayor contra la probabilidad de infectarse entre vacunados y no vacunados es impresionante.

Esa alta efectividad de la vacuna hizo que se disminuyera en más del 90% la cantidad de empleados que tuvieron que aislarse o ponerse en cuarentena, preservando la fuerza laboral cuando más se necesitaba, en medio de la pandemia, le dijo a Medscape el Dr. William Daniel, del Centro Médico de la Universidad.

La esperanza es que esa alentadora efectividad que se está documentando en estos estudios, se replique también en las comunidades en donde se están aplicando las vacunas.

Con ese tipo de efectividad, es posible que, si se logra que por lo menos el 80% de personas se vacune prontamente, pueda lograrse la tan ansiada inmunidad colectiva, de grupo, rebaño o manada, y pueda controlarse la pandemia.

Envíeme sus preguntas por Twitter, intentaremos responderlas en nuestros próximos episodios. Puede encontrarme en @Drhuerta.

Si cree que este podcast es útil, ayude a otros a encontrarlo, calificándolo y revisándolo en su aplicación de podcast favorita. Volveremos mañana, así que asegúrese de suscribirse para obtener el último episodio en su cuenta.

Y para obtener la información más actualizada, siempre puede dirigirse a CNNEspanol.com. Gracias por su atención.

Si tienes alguna pregunta puedes enviarla al doctor Elmer Huerta a través de Twitter. También puedes dirigirte a CNNE.com/coronaviruspodcast para todos los episodios de nuestro podcast «Coronavirus: Realidad vs. ficción».

coronavirus
Vacunas

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver