Israel lanza ataque aéreo después de disparos de cohetes desde Gaza en una jornada de escalada

Jerusalén (CNN) — Las tensiones en Jerusalén alcanzaron su punto más alto en años cuando las sirenas de cohetes resonaron en la ciudad y otras áreas más cercanas a la frontera de Gaza el lunes por la noche, culminando otro día de violencia en la ciudad santa durante el cual cientos de palestinos resultaron heridos en enfrentamientos con la Policía israelí.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dijeron que grupos militantes en la Franja de Gaza lanzaron seis cohetes contra Jerusalén poco después de las 6:00 pm hora local (11 am ET). Uno de los cohetes causó algunos daños en una casa en las afueras de Jerusalén, en el oeste; un segundo fue interceptado por el sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro y cuatro aterrizaron en terreno abierto, dijo el portavoz de las FDI Jonathan Conricus.

Al caer la noche, las FDI respondieron con una serie de ataques aéreos en Gaza.

Las FDI dijeron que el lunes se dispararon docenas de cohetes en ubicaciones en el sur y el centro de Israel.

«Después de que los terroristas en Gaza dispararan una ráfaga de cohetes contra el centro y sur de Israel durante las últimas horas, acabamos de atacar a tres terroristas de Hamas en Gaza», dijo el ejército israelí en un comunicado. Más tarde, el ejército dijo que también había impactado un túnel y lanzacohetes, y dijo que más sitios serían atacados durante la noche.

El Ministerio de Salud palestino dijo que veinte personas habían muerto, incluidos nueve niños, aunque no estaba claro de inmediato cuántas habían muerto como resultado de los ataques aéreos israelíes.

Una declaración de Hamas decía: «Saludamos a los mártires palestinos que murieron el lunes por la noche en los ataques aéreos israelíes en la Franja de Gaza».

Sirenas anuncian posible bombardeo en Jerusalén 4:26

A las 11 pm hora local (4pm ET), las FDI dijeron que se habían disparado alrededor de 150 cohetes desde Gaza hacia territorio israelí, de los cuales docenas habían sido interceptados por la Cúpula de Hierro.

Hamás, el grupo militante palestino que controla Gaza, se atribuyó la responsabilidad del lanzamiento inicial de cohetes contra Jerusalén, que ocurrió pocas horas después de que exigiera que la policía israelí se retirara del complejo de la mezquita Al Aqsa de Jerusalén, donde cientos de palestinos resultaron heridos en enfrentamientos con la policía en la mezquita, considerada uno de los lugares más sagrados de la ciudad.

Jerusalén ha sido testigo de repetidos enfrentamientos entre la policía israelí y los palestinos en toda la ciudad desde hace varias semanas, con los palestinos acusando a los nacionalistas judíos de provocación y a la policía de tácticas de mano dura.

Una nueva escalada de violencia

La violencia del lunes marcó un nuevo y sombrío giro. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que con el aluvión de misiles se había «traspasado una línea» y prometió «responder con gran fuerza».

«Estamos en una lucha en varios frentes: Jerusalén, Gaza y otras partes del país. Esta noche, en el Día de Jerusalén, las organizaciones terroristas en Gaza han cruzado una línea roja y nos han atacado con misiles en las afueras de Jerusalén», dijo Netanyahu en una ceremonia en la Colina de la Munición para conmemorar el Día de Jerusalén.

Netanyahu también dijo que si bien Israel no busca una intensificación de las hostilidades, «el conflicto actual podría continuar por algún tiempo».

Un palestino huye de los gases lacrimógenos durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes frente a la Cúpula de la Roca el lunes.

La violencia del lunes en y alrededor de la mezquita de Al Aqsa fue la más grave vista en la ciudad en las últimas semanas. Videos de la madrugada mostraron a la policía israelí dentro de la mezquita disparando granadas paralizantes. Los palestinos fueron filmados arrojando piedras. Después de una pausa relativa que duró gran parte del día, hubo más enfrentamientos a última hora de la noche cuando la policía israelí volvió a entrar en la mezquita después de las oraciones nocturnas.

Un paramédico, Ramzi Halaq, que estaba dentro de la mezquita cuando la policía entró por segunda vez le dijo a CNN, «la policía nos estaba apuntando directamente como paramédicos … y nos impedían realizar nuestras tareas y sacar a los heridos».

A la medianoche, la Media Luna Roja Palestina dijo que 520 personas habían resultado heridas en el transcurso del día y 333 personas requirieron tratamiento en el hospital.

Para aumentar las tensiones el lunes, un automóvil impactó a dos peatones cerca de la Puerta de los Leones, entrada a la Ciudad Vieja, después de que fuera apedreado, según un video del incidente.

El automóvil, que transportaba israelíes religiosos, fue atacado por jóvenes palestinos cuando intentaba cambiar de dirección, antes de acelerar y subirse a la acera, haciendo que dos personas salieran disparadas hacia atrás.

La policía dijo que el conductor había perdido el control del vehículo y que sus ocupantes resultaron levemente heridos. Aún no se conoce el estado de las dos personas a las que afectó.

Sheikh Jarrah: un barrio en el centro de los disturbios

Una de las principales fuentes de creciente malestar en los últimos días ha sido el posible desalojo de varias familias palestinas de sus hogares en el barrio de Sheikh Jarrah en Jerusalén. El domingo, la Corte Suprema de Israel pospuso una audiencia de apelación sobre el caso legal que ha durado décadas.

Una organización a favor de los colonos llamada Nahalat Shimon está usando una ley de 1970 para argumentar que los propietarios de la tierra antes de 1948 eran familias judías, por lo que los actuales propietarios palestinos deberían ser desalojados y sus propiedades entregadas a judíos israelíes.

Los palestinos dicen que las leyes de restitución en Israel son injustas porque no tienen medios legales para reclamar las propiedades que perdieron ante familias judías a finales de la década de 1940 en lo que se convirtió en el estado de Israel.

Cientos de palestinos resultaron heridos en los enfrentamientos con la policía israelí el lunes.

La situación en Sheikh Jarrah ha llamado la atención mundial y Estados Unidos expresó nuevamente su preocupación el lunes.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Estados Unidos tenía «serias preocupaciones» sobre la violencia en Israel y agregó que el presidente Joe Biden continúa monitoreando la situación.

«Esto es algo que nuestro equipo de seguridad nacional está monitoreando de cerca, obviamente, en todo el gobierno, ciertamente el presidente se mantiene al tanto y también lo está observando de cercaW, dijo Psaki a periodistas en una sesión informativa en la Casa Blanca.

El asesor de seguridad nacional de EE.UU., Jake Sullivan, tuvo una llamada con su homólogo en Israel, Meir Ben-Shabbat, el domingo sobre la situación en Jerusalén.

En la llamada telefónica, Sullivan destacó los compromisos recientes de altos funcionarios estadounidenses con altos funcionarios israelíes y palestinos y partes interesadas regionales clave para presionar por medidas para reducir las tensiones, según un resumen de la llamada proporcionado por la Casa Blanca.

Sullivan reiteró que Estados Unidos tiene serias preocupaciones sobre los posibles desalojos de familias palestinas de sus hogares en el vecindario de Sheikh Jarrah, dice el resumen.

«Estuvieron de acuerdo que el lanzamiento de cohetes y globos incendiarios desde Gaza hacia Israel es inaceptable y debe ser condenado, «según el resumen.

«Sullivan expresó el compromiso de la administración con la seguridad de Israel y con el apoyo a la paz y la estabilidad en todo el Medio Oriente, y le aseguró al Sr. Ben-Shabbat que Estados Unidos permanecerá completamente comprometido en los próximos días para promover la calma en Jerusalén», dice el resumen.

¿Por qué estallaron los incidentes en Jerusalén? 2:51

Llamados internacionales a la calma

Los llamados internacionales para frenar la violencia surgieron rápidamente después de los ataques aéreos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo que los ataques con cohetes contra Israel «deben detenerse de inmediato» y pidió que «todas las partes» reduzcan la escalada.

Estados Unidos está «muy profundamente preocupado por los ataques con cohetes que estamos viendo ahora, que deben detenerse y deben detenerse de inmediato», dijo Blinken, hablando junto con el ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, en el Departamento de Estado. «Aun cuando todas las partes toman medidas para reducir la escalada, Israel, por supuesto, tiene derecho a defender a su pueblo y su territorio de estos ataques».

Blinken también habló de las preocupaciones sobre las «acciones provocadoras» en Haram al-Sharif y sus alrededores, el tercer lugar más sagrado del Islam, que también es conocido por los judíos como el Monte del Templo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, se hizo eco de los comentarios de Blinken, describiendo la situación como «extremadamente peligrosa» y diciendo que la prioridad es «detener la escalada, asegurarse de que se respete el derecho internacional, que se respeten los derechos de los palestinos, los derechos de los fieles, que se preserve el status quo y se avance hacia la creación de ese horizonte político que permitiría una paz integral».

Jennifer Hansler, Tamara Qiblawi y Lauren Said-Moorhouse de CNN contribuyeron a este informe.

Jerusalén