China registra su menor crecimiento demográfico en décadas, según el nuevo censo

Hong Kong (CNN Business) — La población de China creció a su ritmo más lento en décadas en los 10 años anteriores a 2020, según los datos del censo publicados el martes, una tendencia que podría plantear serios problemas a la segunda economía del mundo.Según la Oficina Nacional de Estadísticas de China, la población aumentó un 5,38% en la última década, es decir un total de 72 millones de personas, hasta alcanzar los 1.410 millones de habitantes.

Los últimos datos representan una tasa media de crecimiento anual de la población del 0,53%, que es un 0,04% inferior a la tasa de crecimiento anual registrada entre 2000 y 2010. Es la tasa de crecimiento más lenta de China desde al menos la década de 1960.

Un vistazo a la ciudad china del futuro, hoy 0:54

Las cifras también plantean la perspectiva de una crisis demográfica para la nación más poblada del mundo, con una tasa de natalidad en descenso y un rápido envejecimiento de la población activa que amenazan con frenar su rápido crecimiento económico.

El director de la Oficina Nacional de Estadísticas, Ning Jizhe, afirmó que la caída de la tasa de crecimiento se debe a que las parejas posponen la maternidad durante más tiempo y al aumento de los costos de criar una familia. Ning dijo que el número de mujeres en edad fértil también estaba disminuyendo.

«En el futuro, en algún momento, la población de China alcanzará su punto máximo, pero todavía hay incertidumbres. Durante algún tiempo, la población total de China se mantendrá por encima de los 1.400 millones», dijo, y añadió que China tendrá una «abundante mano de obra (…) durante algún tiempo».

Reversión de la política del hijo único

China realizó su séptimo censo nacional el 1 de noviembre del año pasado, enviando a 7 millones de trabajadores para contar su enorme población en medio de una pandemia mundial.

En los últimos años, el gobierno de China ha luchado por revertir el descenso del crecimiento de la población, ante la realidad de un menor número de trabajadores para mantener una sociedad cada vez más envejecida.

La desaceleración del crecimiento de la población en China se debe en parte a su política de hijo único, que se introdujo en 1979 y que durante más de 35 años limitó a las parejas a un solo hijo.

China dice adiós a la política del hijo único (2015)

Tres años después de la promulgación de la política, el tercer censo nacional de China informó de un crecimiento medio anual de la población del 2,1% en los últimos 18 años. La población casi se duplicó entre 1964 y 1982.

El gobierno dijo en 2015 que cambiaría la política del hijo único para permitir hasta dos hijos. Sin embargo, la tasa de natalidad de China aún no se recupera.

El censo de 2020, el primero desde la eliminación de la política, mostró un ligero aumento en la proporción de ciudadanos menores de 14 años, del 16,6% en 2010 al 17,95% en 2020. Sin embargo, esto no es suficiente como para revertir la tendencia general de una población envejecida con una tasa de crecimiento en desaceleración.

Los datos también muestran que el número de recién nacidos registrados en China en 2020 cayó casi un 15% interanual, pasando de 11,79 millones en 2019 a 10,03 millones.

Yong Cai, profesor de Sociología de la Universidad de Carolina del Norte, dijo que China estaba pasando de ser un país de «alta fertilidad y alta mortalidad» a una combinación de «baja fertilidad y baja mortalidad». «El gobierno chino es muy consciente de ello y la sociedad también lo es, y el ajuste estructural está en marcha», dijo.

China supera a EE.UU. en inversión extranjera 1:03

Un «gran viento en contra» para la economía china

Como resultado de la disminución de la tasa de natalidad, la fuerza de trabajo de China está envejeciendo, y al gobierno le preocupa que el cambio demográfico pueda conducir a un aumento de los costos de las pensiones y a una caída del crecimiento económico.

Los datos del censo de 2020 mostraron que la proporción de la población mayor de 65 años aumentó rápidamente, del 8,87% en 2010 al 13,5% en 2020.

Cai dijo que el aumento de la población de edad avanzada era un «gran viento en contra» para la economía china. «[Pero] China no está sola en esto. La mayoría de los países, incluso los de medianos ingresos, están en esta categoría. El mundo entero se está dando cuenta de que todos envejecemos juntos», dijo.

El gobierno de China ha debatido el aumento de la edad de jubilación para hacer frente al envejecimiento de la población activa: actualmente los hombres se jubilan a los 60 años, mientras que las mujeres pueden dejar de trabajar a los 55 años en el caso de los trabajos de oficina y a los 50 en el caso de las obreras.

A pesar de la desaceleración del crecimiento de la población, Stuart Gietel-Basten, profesor de Ciencias Sociales y Políticas Públicas de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, afirmó que los datos del censo de 2020 son positivos para China.

«La proporción de sexo biológico al nacer parece haber bajado bastante, lo que significa que el aborto por selección de sexo contra las niñas parece haber disminuido. Las tasas de analfabetismo están bajando, el número de personas con estudios universitarios ha subido mucho», dijo.

«Es menos importante cuándo [China] pasa al descenso de la población, lo que es más importante es cómo se adapta la población a una época de no crecimiento».

Natalidad china