Lille campeón: ¿cómo venció este equipo todos los pronósticos para quedar campeón de la Ligue 1 de Francia?

(CNN) — La victoria del Lille sobre el Angers (2-1) el domingo aseguró el título de liga más improbable del fútbol europeo esta temporada, ya que el club francés superó al poderoso Paris Saint-Germain (PSG) para conseguir el trofeo de la Ligue 1 por un solo punto.

Al igual que todos los demás equipos de Francia, el presupuesto del Lille es una fracción del que tiene el PSG, conjunto que tiene el respaldo de Qatar, y su ascenso a la cima del fútbol francés —desde que evitó el descenso por un solo punto en 2018— es nada menos que notable.

Festejos del Lille al quedar campeón de la Ligue 1

La receta del éxito es la plantilla del Lille, muy unida, que se convirtió en una mezcla de jugadores en su mayoría jóvenes con algunas estrellas mayores para guiarlos, así como un grupo diverso de nacionalidades.

El Lille cuenta con la cuarta plantilla más joven de la Ligue 1 y solo dio minutos de juego a 21 futbolistas este año, el menor número para un equipo de la liga en Francia, según Transfermarkt.

FIFA estudiará la posibilidad de un Mundial cada 2 años 1:18

José Fonte, el experimentado guía del Lille

Por otra parte, uno de los jugadores más veteranos es el defensa José Fonte. Él llegó al club hace tres años para ayudar a guiar a los jóvenes talentos que el departamento de reclutadores del Lille es tan bueno en descubrir.

Fonte, internacional portugués de 37 años, cree que la variedad de idiomas y culturas de la plantilla facilita la adaptación de los nuevos fichajes.

«Diría que tener tres o cuatro jugadores experimentados (es crucial)», dijo Fonte a CNN antes del final de la temporada. «Tenemos el grupo francés que está muy, muy unido. Siempre están juntos, pero nos las arreglamos para mezclarnos con ellos. Conseguimos estar cerca de ellos. Nos reímos con ellos, intentamos aprender el idioma.

«Todo el mundo en el vestuario, o casi todo el mundo en el vestuario, habla francés. Nos entregamos a las otras culturas y nos entregamos a ellos, y ellos intentan saber de nosotros. Así que hay una gran química. Luego tenemos a los (jugadores) turcos, que también son fundamentales en el equipo, con Burak (Yilmaz) como el más experimentado.

«Ha sido muy bueno a la hora de transmitir esta experiencia y ayudar a los otros dos chicos jóvenes que tenemos de Turquía. Es decir, es una mezcla de jóvenes y mayores, y hay gente de casi todos los países en esta plantilla, pero funciona. Funciona porque también tenemos buena gente, buenos chicos que quieren tener éxito y son influencias positivas.

«Eso es lo que intentamos hacer, ser positivos, ayudar a los demás y entender que, para ganar, ya sabes, tenemos que ganar juntos y ayudarnos unos a otros», agregó Fonte.

«Las piezas del rompecabezas»

El hombre al que el Lille debe agradecer en gran medida su éxito actual es al ex director deportivo Luis Campos, que dejó el club en diciembre.

A Campos, que fue contratado por el Lille en 2017, se le considera ampliamente como uno de los directores técnicos más inteligentes y eficaces del fútbol, y es probable que varios de los principales clubes europeos lo busquen de cara a la próxima temporada.

En 2018, el portugués recorrió la asombrosa cantidad de 386.000 kilómetros alrededor del mundo en busca de nuevos talentos para el ambicioso proyecto del Lille, que esperaba que se convirtiera en un habitual de la Champions League.

El ex director general del Lille Marc Ingla (izquierda) y el ex director deportivo Luis Campos (derecha).

Ese sueño se hizo realidad en 2019, cuando el Lille disputó su primera Champions en siete años. Ahora, nuevamente garantizó una plaza en la máxima competencia del fútbol europeo para la próxima temporada.

«Este año todavía, pero las dos o tres últimas temporadas fue Luis Campos el que armó toda la plantilla, las tres plantillas en este caso», dijo Fonte. «Evidentemente, con el director técnico (Christophe Galtier) eligiendo tras bambalinas, pero Luis Campos hizo el trabajo, ya sabes, nos trajo a todos al club.

«Tenemos que dar crédito a quien lo merece, y bien hecho, tanto a él como al presidente en ese momento (Marc Ingla), por armar las piezas del rompecabezas, y luego todos fuimos capaces de encajar», añadió.

La incapacidad del Lille para competir económicamente con los grandes clubes europeos hace que los jóvenes talentos que descubre inevitablemente se vayan, pero la decepción de ver partir a los jugadores estrella se compensa en cierta medida por los precios de los traspasos que se realizan.

Solo en las dos últimas temporadas, el Lille realizó cinco de las ocho ventas de jugadores más caras de su historia: Nicolas Pepe, Victor Osimhen, Thiago Mendes, Gabriel y Rafael Leao fueron vendidos por un precio combinado de más de US$ 290 millones.

La esperanza inicial

El Lille comenzó la temporada de forma espectacular, con cinco victorias en sus nueve primeros partidos y permaneciendo invicto hasta el décimo encuentro de la temporada.

El PSG, por su parte, tropezó con sendas derrotas en sus dos primeros partidos, antes de que una serie de malos resultados en noviembre y diciembre hicieran que la gente se preguntara si alguno de los perseguidores podría romper el dominio de tres años del club sobre el título de la Ligue 1.

Mientras tanto, el PSG inició con derrotas en sus dos primeros partidos, antes de que una serie de malos resultados en noviembre y diciembre hiciera que la gente se preguntara si uno de los clubes que le seguían el paso podría romper el dominio de tres años del conjunto parisino sobre el título de la Ligue 1.

Sin embargo, Fonte creía que este grupo de jugadores era capaz de hacer algo especial ya en las primeras semanas de la temporada.

«Sinceramente, después de unos cuantos partidos y, ya sabes, viendo la profundidad que teníamos en nuestra plantilla, esperaba que estuviéramos donde estamos ahora», dijo. «Compitiendo por el primer puesto. Tenemos una plantilla muy joven, pero con mucha calidad.

Aficionados del Lille celebran su primer título de liga en 10 años.

«Casi tienes dos buenos jugadores para cada posición, así que eso nos da la posibilidad de competir en competencias europeas y luego volver a la liga y seguir rindiendo. Empezamos bien en la liga, sumamos algunas victorias seguidas y fuimos capaces de estar constantemente cerca de ellos (del PSG)».

«Así que cuando llegué hace tres años, no estaba tan seguro, pero, al principio de esta última temporada, confiaba en que podíamos desafiarles al 100%».

Visualizar el campeonato

Ya sea por miedo a tentar a la suerte o por caer en la autocomplacencia, los jugadores suelen negar que piensan en ganar el título antes del final de la temporada, y en su lugar optan por el tema cliché de «ir partido a partido».

Sin embargo, Fonte admitió que ese no fue el caso en el Lille y dijo que la plantilla habló de levantar el trofeo «todos los días» durante las últimas 15 jornadas.

«Realmente creo que hay que visualizar antes de conseguirlo», comentó. «He intentado meter este objetivo en la cabeza de mis compañeros porque creo que podemos hacerlo».

«Nos creían eliminados»

El 3 de abril, el Lille viajó a París para enfrentarse al PSG en un duelo crucial por la cima de la tabla. Aunque tal vez era demasiado pronto para calificar el partido como «decisivo para el título», Fonte consideró la victoria por 1-0 sobre el PSG en el Parque de los Príncipes como un «punto de inflexión» en la temporada.

«Todo el mundo nos creía eliminados», dijo. «Tenemos jugadores franceses en nuestro equipo que juegan en la selección de Francia, y me estaban diciendo a mí y a otros compañeros las conversaciones que tenían en la selección, que nos iban a ganar y que todo habría terminado a partir de entonces.

«Así que fue un gran momento, un punto de inflexión para nosotros en términos de confianza y para darnos aún más confianza», al igual que la victoria en Lyon tres semanas más tarde, en la que el Lille convirtió una desventaja de 2-0 en una victoria de 3-2, con un gol de Yilmaz a cinco minutos del final.

Fonte y Mbappe en el crucial partido del 3 de abril.

«Así que esos dos partidos, yo diría, fueron enormes en términos de darnos esa creencia extra», agregó Fonte.

El notable ascenso del Lille aún no termina. El club todavía tiene que esperar la Champions League la próxima temporada y casi seguro que estará mejor preparado para los rigores de esa competencia que en 2019.

Es probable que algunos de los talentos especiales del club se marchen —Boubakary Soumaré, Jonathan Ikoné y el rejuvenecido Renato Sanches han atraído la mirada de los clubes europeos— pero, por ahora, este grupo de jugadores se limitará a celebrar su notable logro.

«Ya sabes», dijo Fonte. «Oportunidades como esta no se presentan a menudo».

Francia
Fútbol
Ligue 1

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver