Casi 50 años después del crimen, confirman que la muerte de un adolescente en Massachusetts fue autoría de un sacerdote

Nueva York (CNN) — Casi 50 años después de la muerte de Daniel Croteau, un adolescente de Massachusetts, las autoridades anunciaron el lunes que un sacerdote católico cercano a la familia fue el responsable del crimen.

El viernes, las autoridades se encontraban tramitando una orden de arresto contra Richard R. Lavigne, pero éste falleció esa misma noche en el hospital, según informó este lunes la oficina del fiscal del distrito de Hampden, Anthony Gulluni, en un comunicado. Lavigne tenía algunas dolencias físicas, dijo Gulluni en una conferencia de prensa, y no había estado bien desde hacía un tiempo.

Daniel Croteau, de 13 años, fue encontrado muerto en el río Connecticut en Chicopee, Massachusetts, el 15 de abril de 1972, con la ropa que había llevado a la escuela católica local un día antes, dijo la oficina del fiscal.

Daniel y sus cuatro hermanos fueron monaguillos de Lavigne en Santa Catalina de Siena, en Springfield, según la fiscalía. El sacerdote también llevó a Croteau y a sus hermanos a excursiones sin sus padres en múltiples ocasiones y el sacerdote había invitado a Daniel y a sus hermanos a quedarse en la casa de sus padres en Chicopee algunas veces también, dijo Gulluni.

Lavigne fue destituido por la Iglesia católica en 2004 porque había recibido numerosas denuncias sexuales en su contra, según Mark Dupont, portavoz de la Diócesis de Springfield.

«Los padres de Danny, Carl y Bernice, dijeron a los periodistas que solo querían respuestas. Basándonos en la acumulación de evidencias históricas, las pruebas obtenidas en el último año y las admisiones de Richard Lavigne, creo que ahora tenemos esas respuestas», dijo Gulluni en un comunicado.

«Aunque la justicia formal no haya recaído sobre Richard Lavigne aquí en esta tierra, esperamos ahora proporcionar respuestas y un cierto grado de cierre a la familia de Danny», añadió.

Se investigó una misteriosa carta

En marzo de 2020, la oficina de Gulluni volvió a interesarse por la muerte de Croteau, en colaboración con las unidades de detectives y de casos no resueltos de la Policía Estatal de Massachusetts.

Los investigadores revisaron miles de documentos, décadas de pruebas y también se centraron en una carta que Lavigne dijo a los investigadores que había recibido en 2004 del asesino del adolescente en la que admitía su culpabilidad, según la oficina de Gulluni. La carta no estaba firmada.

Un experto en lingüística forense examinó la carta el 5 de marzo de 2021 y la comparó con otras cartas escritas por Lavigne, según la oficina del fiscal. El informe del examen del 21 de mayo decía que los «patrones de lenguaje en el documento en cuestión son consistentes con los patrones de lenguaje en los documentos conocidos de Lavigne hasta el punto de que Richard R. Lavigne no puede ser excluido como posible candidato de autoría».

Mientras tanto, los investigadores interrogaron a Lavigne durante unas 11 horas a lo largo de varios días en abril y mayo de 2021, según la oficina del fiscal. El sacerdote excomulgado se negó a admitir que había matado a Daniel y trató de engañar y distraer a los investigadores, dijo la oficina de Gulluni.

Sin embargo, Lavigne también hizo declaraciones que sugieren que llevó a Croteau a la orilla del río el 14 de abril de 1972, lo agredió físicamente y regresó un poco más tarde para descubrir al adolescente tirado boca abajo en el río, dijo el fiscal.

Lavigne no avisó a la policía ni a los padres de Croteau, declaró la oficina de Gulluni.

El hermano de Croteau agradece a los investigadores

Joe Croteau, hermano de Daniel, dijo que estaba agradecido a los investigadores por haber llevado el caso a término.

«También quiero agradecer a todas las personas que han dado un paso adelante, cuando no era un buen momento, para dar al fiscal del distrito, a su personal y a la policía estatal, la información que necesitaban para llegar a este punto», dijo Croteau en una conferencia de prensa.

«Nos decepciona que no se pueda llevar ante la justicia, pero al igual que el fiscal del distrito, creemos que hay un poder superior, y él se enfrentará a ese poder superior».

Lavigne había sido arrestado en 1991 por abuso sexual de menores y fue apartado de la iglesia, según Dupont, el portavoz de la diócesis.

En 1992, según la declaración de los hechos de la investigación policial, Lavigne recibió una sentencia suspendida de 10 años por agresión indecente y lesiones a una persona mayor de 14 años, y por agresión indecente y lesiones a un menor de 14. Ambos eran monaguillos, según la declaración policial.

El obispo de la diócesis de Springfield emitió un comunicado tras el anuncio de Gulluni, pidiendo disculpas a la familia Croteau.

«Es increíblemente desolador saber que un sacerdote, una persona ordenada para cuidar del pueblo de Dios, haya cometido un crimen tan malvado y luego no haya asumido la responsabilidad de sus actos», dijo el obispo William D. Byrne. «Todo esto es totalmente contrario a las enseñanzas en las que nosotros, como católicos, creemos y consideramos sagradas».

«También es otro recordatorio de nuestros fracasos pasados como Iglesia y diócesis para proteger a los niños y a los jóvenes adultos de estos terribles depredadores en nuestro entorno. Aunque hemos hecho grandes progresos en la mejora de nuestros esfuerzos de protección de los niños, eso es poco consuelo para las víctimas de Richard Lavigne y los numerosos otros clérigos depredadores sexuales que se aprovecharon de nuestros jóvenes».

Abusos de sacerdotes

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver