Secundaria en Florida edita fotos del anuario de 80 estudiantes mujeres para cubrirles el escote

(CNN) — Abrir por primera vez el anuario normalmente es un momento lleno de emoción. Sin embargo, este año, en una escuela secundaria de Florida algunas estudiantes quedaron en estado de shock después de ver que se habían editado sus retratos.

Cuando Riley O’Keefe, estudiante de la secundaria Bartram Trail, vio su foto en el anuario, notó que le habían agregado una barra negra para cubrir más sus senos.

«No podía creer que hubieran impreso el anuario con ese aspecto», dijo a CNN O’Keefe, de 15 años. «Y entonces comencé a hojear el anuario y vi más y más chicas con el pecho editado», contó.

La joven le mandó una foto a su madre el miércoles desde la escuela en St. Johns, Florida.

«Sé que ha usado (ese atuendo) en la escuela cientos de veces porque es su atuendo usual», dijo a CNN el lunes su madre, Stephanie Fabre. Fabre cree que el conjunto cumplía con el código de vestimenta del distrito, que establece que las blusas de las chicas «deben cubrir el hombro completo y deben ser modestas y no revelar ni distraer».

En total, 80 fotos de alumnas se alteraron en el anuario de este año, dijo a CNN el lunes la jefa de relaciones comunitarias del distrito, Christina Langston.

«Es decepcionante estar tratando la situación de las fotografías de los estudiantes en el anuario de la escuela secundaria Bartram Trail», dijo el superintendente del distrito escolar del condado de St. Johns, Tim Forson, en un comunicado a CNN. «Ciertamente nunca hubo una intención de avergonzar o poner en una situación embarazosa a un estudiante por la ropa que usa. Desafortunadamente, estamos aprendiendo una lección valiosa sobre la importancia del proceso y comprendiendo que la intención no siempre es el resultado».

El sitio web de la institución tiene un descargo de responsabilidad que dice que, si los retratos de los estudiantes en el anuario no coinciden con el código de conducta estudiantil del distrito, pueden ser «ajustados digitalmente».

«La coordinadora del anuario tomó la decisión de editar las fotos basada en su evaluación de que las mujeres no cumplían con el código de vestimenta», dijo Langston en un correo electrónico a CNN.

El superintendente dijo que la revisión antes de que la escuela decidiera editar algunas de las imágenes fue insuficiente. Calificó a la integrante del personal involucrada como una «educadora excepcional» y dijo que habrá cambios en la forma en que se considera el contenido en los anuarios de los próximos años.

Lo que prohíbe el código de vestimenta

El código de vestimenta de los estudiantes prohíbe la ropa «inmodesta, reveladora o que distrae», según el código de conducta del distrito. Sin embargo, cada director tiene la «autoridad final» sobre si la ropa que lleva un estudiante es apropiada o no, dice el código.

El enojo por las fotos editadas forma parte de un problema mayor, dijo Fabre. Según ella, lo que debe revisarse es el código de vestimenta del distrito por la desigualdad en la manera en que considera la ropa de las mujeres y de los hombres.

«Viene con un problema mucho mayor de discriminación de género y el que estas niñas sean atacadas y sexualizadas al decirles que su ropa está mal «, dijo. «Hay desigualdad en su código de vestimenta «.

En la sección que refiere a todos los estudiantes, el código de vestimenta dice que «tienen prohibido usar ropa que exponga la ropa interior o que exponga partes del cuerpo de una manera indecente o vulgar».

En la sección «Todos los estudiantes», dice: «No se aceptan blusas ni camisetas sin mangas excepto en las clases de educación física».

La sección específica de chicas dice que no pueden usar faldas que estén más de 10 cm por encima de la parte superior rodilla. «No se aceptan prendas reveladoras, pijamas y lencería. La ropa interior no debe quedar al descubierto. No se permitirán rizadores de pelo ni maquillaje excesivo», agrega.

Si bien tanto el código de vestimenta de las chicas como el de los chicos tiene tres entradas, la lista de reglas para los varones es más corta. Dicen que los pantalones «se deben usar a la altura de la cintura». No se pueden ver calzoncillos o ropa interior. Los bigotes y la barba deben estar recortados de manera prolija». No se permite el uso de pijamas ni prendas reveladoras.

El código de vestimenta del distrito también prohíbe prendas que muestren «blasfemias, violencia, mensajes discriminatorios, frases sugerentes sexualmente, anuncios, frases o símbolos vinculados al alcohol, tabaco o drogas».

Sin embargo, algunos padres dicen que el código de vestimenta está obsoleto.

Fabre y otros padres piden que se cambie el código de vestimenta del distrito.

«Es anticuado», dijo Fabre, y se refirió a que a los estudiantes no les permiten usar pantalones cortos ajustados. «Quiero decir, es 2021», dijo.

«Debería ser igual para todos», dijo Fabre. «Es necesario que haya un cambio sistemático en el código de vestimenta».

Adrian Bartlett, otra madre que espera que la escuela cambie el código de vestimenta, dijo que su hija Brooke, de 15 años, también notó que habían modificado su foto en el anuario.

La foto de Brooke también fue alterada.

«Le están diciendo a mi hija que debería estar avergonzada de esa parte de su cuerpo, que debería cubrirlo», dijo Bartlett. «Creo que es un mensaje completamente erróneo para adolescentes jóvenes que ya están pasando por la época del body shaming y tratando de entenderse a sí mismas y luego sentirse cómodas consigo mismas».

Brooke ha tenido que enfrentar problemas de salud mental y vinculados a su imagen, dijo su madre, quien pidió que no se usara el apellido de la joven. La pandemia ha empeorado las cosas, según contó.

Su hija fue hospitalizada y está en tratamiento por problemas de salud mental, dijo Bartlett. Brooke recorrió un camino largo y recién hace poco comenzó a sentirse cómoda yendo a la escuela con ropa que no fueran sudaderas holgadas, dijo.

«En Florida hace calor el 90% del año», dijo Bartlett. «Sin embargo, en los últimos años hemos visto que muchos de nuestros niños usan estas sudaderas grandes y holgadas 24/7, ya sea invierno o verano».

Si bien al principio Brooke se rió de la terrible edición en Photoshop a su retrato, a su madre le preocupa los efectos que pueda tener esto en los adolescentes a largo plazo.

«Me preocupan algunos de estos niños que puede que no lo estén manejando tan bien como Brooke y cómo esto podría ser realmente dañino para su salud mental a largo plazo», dijo.

Tal como Fabre, Bartlett cree que el código de vestimenta de la escuela es demasiado estricto con las mujeres, dijo. Explicó que ha tenido dificultades para encontrar ropa que cumpla con el código de vestimenta y que cuando su hija encuentra una prenda que sí lo hace, no siempre se siente bien con ella.

«Eso afecta su autoestima y crea aún más problemas vinculados al cuerpo», dijo. «Tiene que haber algún tipo de término medio en el que nuestras chicas puedan sentirse cómodas al ir a la escuela, se sientan seguras de sí mismas y sea apropiado».

Algunas estudiantes argumentan que el código protege a los varones

Algunas estudiantes y sus padres quieren que se aborde la desigualdad en el código para chicas y chicos.

«Realmente espero que la escuela analice de manera detenida la forma en que todo el mundo ve el cuerpo de las mujeres y asuma un rol de liderazgo para tratar de cambiar esa visión», dijo O’Keefe.

Para ella el problema va más allá del código de vestimenta.

«También se trata de cómo la gente ve nuestros cuerpos», dijo. «Por ejemplo, si una chica tiene un pecho más pequeño en comparación a una chica que tiene el pecho más grande, es mucho más probable que a la chica con el pecho más grande le apliquen el código de vestimenta y no es justo. Todas deberíamos poder usar las mismas blusas, la misma ropa y no tener miedo de que nos apliquen el código de vestimenta».

Bartlett estuvo de acuerdo, y dijo que el código actual envía «el mensaje equivocado».

«Les decimos a nuestras chicas que se cubran y se vistan de manera modesta para proteger a los varones», dijo. «Creo que ese es el mensaje equivocado. Todos deberían ser responsables de sí mismos y nuestras chicas deberían poder vestirse de manera cómoda y que sea respetuosa».

Los padres no buscan solo una disculpa: quiere un cambio duradero que beneficie a los estudiantes en el futuro, dijo Fabre. Para ella la disculpa es «100% necesaria», pero «la clave aquí es que debe haber un cambio sistemático en el código de vestimenta y la consistencia de cómo se aplica».

Además de un cambio en el código, O’Keefe espera que la escuela eduque a los miembros del personal y a los estudiantes varones.

«Espero que les enseñen a los varones que no hay nada de malo en nuestro cuerpo», dijo. «Es natural, tal como el suyo. No hay ninguna razón por la que nuestro cuerpo deba ser censurado y el de ellos esté bien».

Fabre dijo que ella y otros padres asistieron el martes a un taller de la junta escolar en el que se discutió el código de vestimenta.

En el taller se propusieron cambios al código de conducta de los estudiantes que incluyen modificaciones al código de vestimenta, dijo Langston.

«Hubo bastantes comentarios del público», dijo. El presidente del consejo escolar dijo que quería que se creara un «comité para revisar el código de vestimenta en general», dijo Langston.

Langston explicó a CNN que en los talleres no se toman medidas, solo en las reuniones de la junta escolar que se llevan a cabo el segundo martes de cada mes. Hay una votación sobre el código de conducta programada para el 8 de junio.

«El Código de Conducta Estudiantil contiene una parte sobre el código de vestimenta y hay algunas revisiones este año», dijo Langston. «Todos los años se revisa el Código de Conducta Estudiantil en esta época».

La escuela ofrece un reembolso completo a los padres que se comuniquen por lo sucedido con el anuario, dijo Langston. Los anuarios que ya tengan muchas anotaciones solo recibirán un reembolso parcial.

Tina Burnside y Alisha Ebrahimji de CNN contribuyeron a este reporte.

Anuario
Florida