Trump responde a la demanda por insurrección afirmando que tenía inmunidad mientras era presidente

Washington (CNN) — El abogado de Donald Trump defendió el discurso incendiario del expresidente del 6 de enero, diciendo que está protegido por la Primera Enmienda y que tenía «inmunidad absoluta» mientras era presidente para impugnar las elecciones, según una declaración judicial presentada esta semana.El argumento es la primera vez que Trump defiende formalmente sus acciones en los tribunales desde la insurrección, y refleja su continua insistencia ante sus partidarios de que no hizo nada malo y que le robaron un segundo mandato.

Trump sostiene en el Tribunal de Distrito de Washington que su mensaje desde el púlpito a sus partidarios en el mitin político del 6 de enero, en el que los animó a oponerse a que el Congreso certificara la votación, fue un acto de la presidencia protegido por la Constitución.

Trump no se responsabiliza por la insurrección en el Capitolio 0:52

«Mientras ocupaba ese cargo, el expresidente Trump era libre de abogar por el nombramiento y la certificación de los electores, al igual que tenía derecho a abogar por la aprobación o la revocación de una enmienda constitucional, o por la reconsideración de un acto del Congreso por encima de su veto aunque el presidente no participe directamente en esos actos del Congreso», escribió el abogado privado de Trump, Jesse Binnall, en una respuesta ante el tribunal a una demanda del representante demócrata Eric Swalwell que busca responsabilizarlo de la insurrección. «Las demandas contra el expresidente Trump contravienen directamente la inmunidad absoluta que la Constitución otorga al presidente como principio clave de la separación de poderes».

La declaración del equipo legal de Trump también argumenta que Swalwell no puede demandar porque la Cámara de Representantes ya impugnó a Trump y el Senado lo juzgó. (En su momento, varios senadores, incluidos los líderes republicanos, dijeron que creían que Trump todavía podía rendir cuentas a través de un juicio).

En lo que se ha convertido en una defensa retórica típica de Trump, su abogado también lanza indirectas a sus rivales políticos, tratando de equiparar al expresidente con los demócratas.

La presentación defiende el esfuerzo de Trump por cuestionar los resultados de las elecciones después de que los estados certificaran sus votos, comparando su insistencia en las acusaciones de fraude infundadas con la demanda de Stacey Abrams después de su candidatura a la gobernación de Georgia.

Su abogado también sugiere que si se responsabiliza a Trump de las elecciones, Swalwell y los demócratas podrían ser considerados responsables del tiroteo contra el miembro de la Cámara de Representantes Steve Scalise en un entrenamiento de béisbol en 2017, o de un vecino que atacó al senador Rand Paul, según la declaración.

«Si se presentaran demandas similares basadas en esos incidentes contra el Sr. Swalwell y sus colegas, inevitablemente presentarían los mismos argumentos, y con razón. Como cuestión de derecho, los oradores políticos no tienen la obligación legal de cuidar a sus adversarios u otras personas que puedan cruzarse en el camino de los simpatizantes apasionados», escribió el abogado de Trump en el tribunal.

Recientemente, el colaborador de Trump, Rudy Giuliani, defendió su propio discurso en el mitin del 6 de enero, justo antes de los disturbios.

El exalcalde de Nueva York argumenta que estaba hablando en hipérbole cuando llamó a la multitud a impugnar los resultados de las elecciones con un «juicio por combate».

Asalto al Capitolio