El informe de ovnis del Gobierno es el producto de años de luchas internas en las fuerzas militares sobre si tomar los avistamientos en serio

Washington (CNN) — Los miembros de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes recibirán una sesión informativa clasificada el miércoles por la mañana sobre uno de los temas más controvertidos que circulan hoy en Washington: los ovnis.

Barack Obama opina sobre la existencia de ovnis 1:26

La sesión informativa, que fue confirmada a CNN por dos fuentes familiarizadas con los planes de la comisión, se produce pocas semanas antes de que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos esté programada para entregar un informe no clasificado sobre el asunto al Congreso. Según una fuente de la comisión, la reunión informativa del miércoles estará a cargo de la Marina y el FBI.

El hecho de que el Congreso esté recibiendo informes y la comunidad de inteligencia esté produciendo informes sobre lo que el Pentágono ha etiquetado como UAP (por sus siglas en inglés, que significan «Fenómeno Aéreo No Identificado») es en sí mismo extraordinario. Después de años de luchas internas en Washington, incluidas las batallas burocráticas dentro del Pentágono y la presión de ciertos miembros del Congreso, el gobierno de Estados Unidos finalmente parece estar tomando en serio lo que durante tanto tiempo se ha considerado un tema marginal.

Incluso cuando los avistamientos de objetos inexplicables aumentaron a cientos, los funcionarios del Pentágono lucharon con cuánto tiempo y recursos dedicar a investigarlos. Las entrevistas con media docena de funcionarios, así como los documentos revisados por CNN, muestran a una comunidad militar y de inteligencia de EE.UU. que está luchando sobre cómo eliminar el problema del mundo de la ciencia ficción y considerar sus implicaciones reales para la seguridad nacional.

Se filtra video de un ovni que desaparece en el agua 1:37

Incluso ahora, varias fuentes dijeron a CNN, es casi seguro que el Gobierno no habría producido el informe sin la presión pública de legisladores clave, ya que tanto los republicanos como los demócratas se han interesado en el asunto.

Si bien los ex altos funcionarios de defensa con conocimiento de la iteración más reciente de las investigaciones del departamento dicen que el Pentágono se lo tomó en serio, algunos pilotos y exfuncionarios encargados de investigar el asunto dicen que los altos líderes del Pentágono minimizaron o ignoraron la amenaza.

«Todos los que le han prestado suficiente atención entienden que deben tomárselo en serio», dijo el ex subsecretario de Defensa David Norquist, quien estableció un grupo de trabajo en 2020 para investigar las UAP. «Pero una vez que vas más allá de ese círculo, obtienes gente que no quiere que se asuma que creen en teorías de la conspiración».

Para las personas más serias dentro del Pentágono que estudian los extraños incidentes, dijeron los exfuncionarios, la investigación no se trata de probar si los extraterrestres están visitando la Tierra y zumbando alrededor de los pilotos de la Marina. Más bien, se trata de tratar de comprender qué hay detrás de estos encuentros inexplicables en el espacio aéreo de EE.UU. En particular, a algunos funcionarios les preocupa que puedan ser algún tipo de tecnología de próxima generación implementada por China o Rusia.

«Si [estos objetos] tuvieran la bandera de Rusia en el costado, no estaríamos teniendo esta conversación», dijo Norquist. «Cada uno de estos sería reportado; todos estarían al tanto».

No es probable que el informe, que debe presentarse al Congreso a fines de junio, resuelva el debate, ni se espera que proporcione el tipo de detalles jugosos que esperaban los ovniólogos, como confirmar que los extraños avistamientos de los pilotos de la Marina estadounidense fueron naves espaciales extraterrestres.

Un funcionario de la administración señaló que muchos de los incidentes en la base de datos de encuentros del Pentágono probablemente resulten tener múltiples causas: una extraña anomalía climática combinada con un avistamiento de un globo meteorológico en el horizonte, por ejemplo. Pero algunos eventualmente podrían convertirse en adversarios que operan en el espacio aéreo de Estados Unidos, dijo esa persona.

Solo por esa razón, es probable que los funcionarios se muestren reacios a ofrecer demasiados detalles de lo que han visto en el próximo informe: si alguno de estos incidentes es Rusia o China u otro Estado, EE.UU. no querrá mostrar lo que sabe por razones de contrainteligencia.

La prueba de que el gobierno de Estados Unidos ha entrado en contacto con vida extraterrestre -lo que los ovniólogos llaman «la Revelación»– tendrá que esperar otro día.

Presión creciente sobre el Pentágono

El gobierno de Estados Unidos ha examinado esporádicamente el fenómeno durante décadas. Una iteración comenzó en 2007 cuando el Departamento de Defensa comenzó a realizar una investigación conocida como «Programa avanzado de identificación de amenazas de aviación». El programa se cerró oficialmente en 2012, aunque un exjefe de la división afirma que su trabajo continuó a tiempo parcial al menos hasta 2017.

Ese mismo año, el Pentágono confirmó la legitimidad de un video de la Marina de un encuentro de 2004 que tomó frente a la costa de San Diego, lo que generó una considerable atención nacional. En el video, dos pilotos de aviones de combate F-18 de la Armada del portaaviones Nimitz persiguen un objeto ovalado blanco del tamaño de un avión comercial.

La publicación de varios videos adicionales en 2018 y 2020, junto con la defensa constante de un pequeño grupo de exfuncionarios de defensa y varios legisladores que recibieron numerosos informes sobre el tema, en particular el exlíder de la mayoría del Senado Harry Reid, contribuyó a «años de acumulación en torno al tema ovni «, dijo un asistente del Congreso.

Luis Elizondo, exjefe del Programa Avanzado de Identificación de Amenazas de Aviación, renunció en 2017 debido a la frustración de que los líderes de defensa de alto nivel no se estaban tomando el problema lo suficientemente en serio. Argumenta que los líderes escépticos del Pentágono ignoraron la amenaza, engañaron al público y dañaron su carrera, según documentos revisados por CNN, incluida una denuncia que Elizondo presentó ante el inspector general del Departamento de Defensa.

Por separado, los correos electrónicos internos del Departamento de Defensa, revisados por CNN, sugieren que tan recientemente como el verano pasado, los funcionarios del Pentágono se resistieron a cualquier intento de informar al público sobre los UAP e incluso emitieron una guía que instruía a los funcionarios de prensa para que «no hicieran comentarios» cuando se les abordara con preguntas relacionadas con la cuestión.

La preocupación, según un correo electrónico de julio de 2020, era que «los matices de todo esto son tales que cualquier desviación de las declaraciones que hace el Departamento de Defensa da como resultado múltiples noticias y solicitudes adicionales de la Ley de Liberad de Información en varios niveles».

Borrando el estigma

En agosto de 2020, Norquist anunció públicamente la formación de un grupo de trabajo para estudiar el asunto. El objetivo, dijo, era en parte eliminar el estigma de los pilotos que hablaban de cosas extrañas que veían. Los funcionarios querían «comenzar a educar a nuestros pilotos y llevarlos al punto en que comprendan que esto es lo suficientemente creíble [que] realmente necesitamos que lo informe y no debe tener miedo de que el departamento se moleste porque usted dice esto.»

En ese momento, dijo el exfuncionario, el pequeño grupo de trabajo que trabajaba en el tema entendió que los datos que rodeaban estos encuentros, incluido el radar y otra información técnica que teóricamente no se podía suplantar o atribuir a una percepción errónea del piloto, apuntaban a un evento real.

«En cierto modo, tenía que quitarse de en medio la broma ritual», dijo Norquist. «Pero todos los que se ocuparon de ello, cuando vieron la información comprendida, es lo suficientemente creíble [y] tenemos que averiguar por qué».

Borrar el estigma que rodea a una discusión seria sobre los ovnis también fue el objetivo de los legisladores en 2020 cuando aprobaron una legislación que requiere que el Pentágono y la comunidad de inteligencia brinden más información sobre estos encuentros con ovnis, detalles que, hasta hace poco, habían permanecido en gran medida en secreto.

«Todo el mundo reconoce que cuando empiezas a hablar de esto, es demasiado fácil que se vuelva extraño», dijo Norquist. «Y, sin embargo, si nunca hubiera habido una discusión en Estados Unidos sobre los ovnis, querríamos estar en esto».

Este astrofísico tiene dudas sobre los reportes de ovnis 1:47

Una queja del inspector general

Restaurar algo de credibilidad en las discusiones sobre los ovnis será un desafío incluso después de que el informe se presente al Congreso. Elizondo cree que su carrera se descarriló debido a su entusiasmo por el programa enfocado en lidiar con tales encuentros.

Otros piensan que es porque funcionarios como Elizondo se inclinaron demasiado hacia la tentadora posibilidad de que los objetos fueran de otro mundo, contaminando el esfuerzo con matices de ciencia ficción.

«No me sorprende que alguien pueda trabajar en este programa y salir con eso como una posibilidad y luego sentirse frustrado porque otros no están persiguiendo esto con el mismo vigor que otros programas en los que trabaja el departamento de defensa», dijo Norquist.

En la versión completa de su queja de inspector general, que fue revisada por CNN, Elizondo dice que altos funcionarios desestimaron su trabajo sobre ovnis y acusa a algunos de tratar activamente de desacreditarlo y socavarlo dentro del Pentágono y con miembros de los medios de comunicación.

En su denuncia, Elizondo relata un intercambio particularmente acalorado en octubre de 2017, poco después de presentar su carta de renuncia, durante la cual un alto funcionario del Departamento de Defensa amenazó con «decirle a la gente que está loco», señalando que podría afectar su autorización de seguridad.

El mes siguiente, Elizondo afirma que le dijeron que el funcionario de alto nivel «estaría detrás de él», momento en el que dijo que decidió contratar un asesor legal.

Barbara Starr y Jeremy Herb de CNN contribuyeron a este informe.

Ovnis

Los miembros de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes recibirán una sesión informativa clasificada el miércoles por la mañana sobre uno de los temas más controvertidos que circulan hoy en Washington: los ovnis.
La publicación El informe de ovnis del Gobierno es el producto de años de luchas internas en las fuerzas militares sobre si tomar los avistamientos en serio apareció primero en CNN.Feedzy