La campaña #FreeBritney desató el mayor misterio de la cultura pop. ¿Dará respuesta a los seguidores en la corte?

(CNN) — En 2009, la superfan de Britney Spears, Megan Radford, leyó una publicación de blog sobre el nuevo arreglo legal de su ídolo y sintió que algo no iba bien.

Entonces Radford organizó una protesta sola frente al concierto de la estrella en Dallas, vistiendo una camiseta que se había hecho ella misma, adornada con un eslogan peculiar: «Liberen a Britney».

Britney Spears no sabe si volverá a los escenarios 0:51

«Estaba sola … Creo que algunas personas definitivamente pensaron que estaba loca», dijo Radford a CNN. Pero, agregó, «cuando realmente te preocupas por un ser humano, no es un paso mucho más grande comenzar a defender sus derechos».

Radford, de 34 años, quien dice que nunca «dejó de crecer» su amor adolescente por Spears, no había oído hablar antes de una custodia. Los fanáticos de Spears que la rodeaban tenían poca preocupación por la causa, y la frase en su ropa aún no era un hashtag, solo un par de palabras que había leído en un sitio de fans.

«Fue solo una forma de tratar de transmitir la situación», dijo Jordan Miller, el propietario del sitio de fans y el hombre que acuñó la expresión «Free Britney» en una serie de publicaciones sin aliento a sus lectores a fines de 2008. «Yo tenía 19, 20 años … todo esto salió volando de mí».

¿Por qué exigen que «liberen» a Britney?

Hoy en día, esas dos palabras describen posiblemente la cruzada de la cultura pop que definió la era de Internet. El movimiento #FreeBritney, que afirma que la estrella se mantiene contra su voluntad bajo un dominio legal que le niega incluso las libertades personales más básicas, tiene puestos de avanzada en todo el mundo y ha atraído un intenso escrutinio de los medios sobre el caso de la cantante en los últimos años.

¿Tutela de Britney Spears llega al Congreso de EE.UU.? 1:05

Prácticamente todas las afirmaciones de sus seguidores— como que Spears no maneja sus propias redes sociales, que no se le permite conducir o tener un teléfono y que ha sido amenazada o se le prohíbe criticar el acuerdo en público— son negados enérgicamente por aquellos cercanos a Spears o involucrados en la tutela.

Dicen que la orden, que ha estado en vigor desde 2008, existe para la protección de Spears y ha ayudado a la cantante a encaminar su carrera y su vida personal, mientras que la cantante nunca ha pedido a un tribunal que la disuelva. Ni Spears ni su publicista respondieron a la solicitud de comentarios de CNN para este artículo.

Pero la banda de detectives de Internet y partidarios acérrimos, una vez descartados como conspiradores marginales, han dedicado gran parte de sus vidas a su causa de «liberar» a Spears. Han difundido sus preocupaciones en línea bajo el siempre presente hashtag #FreeBritney y han ganado un número de celebridades y figuras públicas.

Britney: Lloré dos semanas tras ver Framing Britney Spears 2:10

Un documental de The New York Times destacó su causa a principios de este año, llamando la atención sobre el movimiento más allá de la ávida base de fans de Spears.

Entonces, para muchos de los activistas, este miércoles, cuando se espera que Spears hable en una audiencia en la Corte de California, potencialmente poniendo fin a un silencio de años sobre el asunto, se siente como un día de ajuste de cuentas.

«Es estresante, porque finalmente vamos a tener algunas respuestas y algunas ideas», dijo un líder de Free Britney, Junior Olivas, quien planea manifestarse frente a la Corte Superior de Los Ángeles. «Hemos tenido noticias de todos los que rodean a Britney, pero no de la propia Britney», agregó.

El padre de Spears, Jamie Spears, fue nombrado por primera vez por la Corte como cotutor de la herencia de su hija en 2008, junto con el abogado Andrew Wallet, luego de una serie de problemas personales que se manifestaron públicamente para la cantante. Durante la mayor parte de ese período, también supervisó sus decisiones médicas y de salud, y en 2019 se convirtió en el único tutor del patrimonio de US$ 60 millones de la cantante, cuando Wallet renunció.

La situación financiera de Britney Spears

El papá de Spears se apartó temporalmente de supervisar las decisiones médicas de su hija después de que experimentó sus propios problemas de salud en 2019. Desde entonces, Jodi Montgomery ha estado ocupando temporalmente un rol que el equipo de Jamie Spears espera hacer permanente en las próximas semanas. En noviembre del año pasado, la jueza Brenda Penny nombró a Bessemer Trust como co-tutora de la herencia de la cantante.

Según documentos judiciales obtenidos por CNN en diciembre, el abogado designado por el tribunal de Britney, Samuel D. Ingham III, dijo que la cantante no volvería a actuar mientras su padre mantuviera el control de su fortuna.

Ingham le dijo a CNN que «no puede comentar sobre un caso pendiente». La abogada de Jamie Spears, Vivian Thoreen, no respondió a la solicitud de comentarios de CNN, pero le dijo anteriormente a CNN que Jamie desea que su hija ya no necesite una tutela.

A pesar de varias rondas de audiencias en el último año, en las que no ha hablado, no está claro qué dirá Britney Spears, si es que dirá algo, cuando suba al estrado de forma remota el miércoles.

Pero sea lo que sea en lo que se concentre, muchos de sus fanáticos estarán escuchando atentamente en línea después de inundar el sitio web de la corte para asegurar enlaces de audio, y se espera que más participen en manifestaciones en Los Ángeles y en ciudades tan lejanas como Londres y Colonia, Alemania.

«He tenido unos 50 escenarios diferentes en mi cabeza», dijo Radford, mientras miraba hacia la audiencia. «Estoy nerviosa, pero estoy tratando de dejar esos nervios a un lado … Espero que ella sienta, por primera vez, posiblemente, el apoyo que tiene detrás de ella».

Britney Spears no sabe si volverá a los escenarios 0:51

Britney Spears y un silencio de 13 años

Marcha por Britney Spears en Los Ángeles, California en abril de 2021.

La última vez que el mundo escuchó públicamente los pensamientos de Spears sobre las limitaciones en su vida privada fue en 2008, apenas unos meses después de su tutela, cuando habló con los cineastas del documental de MTV «Britney: For the record».

«Si no estuviera bajo las restricciones que tengo en este momento, con todos los abogados, médicos y personas analizándome todos los días … si eso no estuviera ahí, me sentiría tan liberada», dijo Spears, aparentemente hablando en términos generales sobre su vida y comparando su experiencia con el «Día de la Marmota» o una celda de prisión. Ella describió su vida como «demasiado bajo control, no hay emoción, no hay pasión».

Luego comenzó un silencio de 13 años sobre el tema de una de las personas más famosas del mundo.

Ocasionalmente, Spears responde algunas de las preguntas de sus fans en videos de Instagram. Hace pocos días dijo que no sabe si volverá a actuar. A principios de este año, dijo que «lloró» después de que se publicó el documental de The New York Times sobre su caso, y ha asegurado repetidamente a sus seguidores que está feliz. Pero parece haber evitado discutir su situación legal en público.

«Durante mucho tiempo a todo el mundo le pareció un poco extraño. Parecía que nunca más hablaba de lo que estaba sintiendo», dijo Guido Willweber, un discípulo de Free Britney en Colonia, Alemania, que ha organizado mítines para ella en el ciudad.

Un segundo trabajo

A medida que la cuestión de los verdaderos deseos de Spears se convirtió en uno de los mayores misterios de la cultura pop, sus fans decidieron hablar por ella, «convirtiéndose literalmente en investigadores privados», como dice Radford.

Y en los últimos tres años, los simpatizantes se han organizado en un movimiento de protesta genuino. Para muchos de los involucrados, esa búsqueda ha significado perder su tiempo libre para repasar las leyes de California, organizar protestas y buscar cobertura en los medios.

«Algunas semanas es un segundo trabajo de tiempo completo. Definitivamente es un segundo trabajo de medio tiempo», dijo Radford, quien relató hasta altas horas de la noche revisando la jerga legal mientras equilibraba su pasión con su trabajo de marketing en Oklahoma City. Viaja a Los Ángeles aproximadamente cada dos meses para asistir a las protestas y es cofundadora del capítulo de Los Ángeles del movimiento Free Britney.

«Se traslada a tu vida cotidiana; no hay un día en el que no pienses en algún momento en Free Britney», agregó Olivas.

Prácticamente todos los fanáticos que hablaron con CNN señalan la importancia de Internet, donde se construyó su comunidad, donde se corrió la voz, y donde algunos miembros incluso creen, sin evidencia, que la propia Spears está dejando pistas en publicaciones en las redes sociales.

La mayoría de los fanáticos se dan cuenta de que no pueden probar mucho de lo que sugieren. Pero su instinto intenso y unificador ha sido la base de uno de los fenómenos recientes más singulares de las redes sociales. «Vas en contra de gente tan poderosa, ¿y si te equivocas?», dijo Olivas.

Las protestas en el mundo por Britney Spears

Ahora, todavía en lo alto del documental de The New York Times que llamó más la atención sobre el caso de Spears, el movimiento se ha extendido cada vez más desde las pantallas de las computadoras a las calles de las principales ciudades del mundo. En Alemania, Willweber organizará una protesta «Free Britney» en el centro de Colonia el miércoles, la segunda que realiza para la cantante.

No está seguro de cuán fuerte será la participación, pero es estoico. «Si somos 10 personas y aumentamos la conciencia, entonces hicimos bien nuestro trabajo», dijo. «Al ser un fanático de Britney, te acostumbras a sentirte frustrado».

El organizador de la protesta de Free Britney en Londres el mismo día dice que espera una buena asistencia de unas pocas docenas de devotos. «Tengo un montón de camisetas que le he estado imprimiendo a mucha gente», dijo el organizador Adam Oliver.

El plan refleja el mitin anterior de Oliver en abril. «Caminamos desde Westminster, pasamos Downing Street, a través del Soho cantando ‘Free Britney’, y todos nos apoyaron», dijo. Por la noche, los asistentes se reunirán en un bar y escucharán una transmisión de audio en vivo de la audiencia.

Se ha programado otra manifestación frente a la Embajada de los Estados Unidos en Oslo, Noruega. Y en París, el superfan Fabian Harlow asistió a mítines virtuales locales durante la pandemia, cada vez que se celebraba una nueva sesión judicial. Supervisa los grupos de Facebook e Instagram para los fanáticos franceses y dice que hay «muchos franceses que apoyan el movimiento».

«Gracias a Internet, podemos ser parte de este movimiento, aunque vivamos en Francia», dijo Harlow a CNN.

Papá de Britney Spears responde sobre la tutela de su fortuna 1:56

«¿De verdad estoy ayudando a Britney Spears?»

El movimiento Free Britney se ha transformado de un conjunto dispar de fanáticos en línea a algo que se asemeja a una organización activista tradicional, ayudado en gran parte por sus asociaciones con grupos que hacen campaña sobre el tema de las curadurías de manera más general.

Pero los críticos también han llamado la atención sobre elementos más oscuros dentro del movimiento. Lou Taylor, exgerente comercial de Spears y un objetivo frecuente de los activistas de Free Britney, renunció a su cargo el año pasado después de recibir amenazas de muerte y ser objeto de acusaciones falsas, dijo su abogado a CNN.

Incluso cuando su campaña gana fuerza y ​​apoyo, hay una pregunta que molesta a algunos miembros: ¿Es esto lo que Britney quiere?

«Entiendo la paradoja en la que estoy. Quiero que Britney tenga más privacidad y, sin embargo, estoy contribuyendo a este movimiento», dice Miller, a cuyo sitio de fans Breathe Heavy se le atribuye a menudo el mérito de encender la mecha del movimiento en 2009.

La vida privada de las estrellas

«La gente quiere respuestas, pero ¿las necesitan?» pregunta Perez Hilton, el escritor célebre cuyo blog fue el epicentro en línea de la cobertura sensacionalista de celebridades a principios de la década de 2000. «¿Se los merecen? ¿Deberían conocer su historial médico y todos los detalles que lo rodean?».

Hilton comprende la fascinación más que la mayoría, dados los años que siguió a los giros de los problemas personales de Spears. «Britney es tan apasionante para tanta gente», dijo. «Ella trasciende generaciones. El mundo la vio, en una escala masiva, crecer frente a nuestros ojos … es casi como si fuera un miembro extendido de la familia».

Ahora le dice a CNN que tiene «mucho arrepentimiento» por su descarada cobertura de la vida privada de las celebridades. «Hay tantas cosas que haría de manera diferente», dijo. Pero ve una sed similar en algunos elementos del movimiento de los fanáticos; «Para algunos de ellos, se ha convertido en entretenimiento. Para algunos de ellos, el movimiento Free Britney es un pasatiempo, y es la vida de esta mujer».

Miller dice que se ha sentido «reivindicado» en los últimos meses, siguiendo los movimientos de Spears, a través de su abogado, para ajustar elementos de la tutela. Pero ha pasado «más de 10 años dudando de mí mismo y preguntándose: ¿estoy haciendo más daño que bien? ¿De verdad la estoy ayudando?».

Después de todo, no hay ningún precedente en la cultura pop para la situación de Spears o la campaña de su base de fans.

«(Spears) era muy famosa antes de que pudieras saltar a Instagram y ver a tu artista favorito todos los días», señala Miller, quien dice que su sitio de fans centrado en Britney ahora acumula cientos de miles de espectadores cada mes. «Ella siempre ha tenido este tipo de misterio a su alrededor».

Una época diferente

Y los expertos dicen que el misterio es difícil de replicar en la cultura de las celebridades en la actualidad. «Nuestra imagen y relación con las celebridades modernas … es diferente incluso de hace un par de décadas», dijo Amber Melville-Brown, especialista en derecho de los medios y gestión de la reputación en el bufete de abogados internacional Withers.

«Internet y las redes sociales han empoderado y liberado al público» para que se sienta «dueño» de las estrellas, agregó. «Y a medida que las redes sociales se han apoderado de nuestras vidas, las celebridades han tenido que gestionar sus relaciones con sus fans y sus detractores, y gestionar sus personajes públicos las 24 horas».

«Lo que significa ser una celebridad es diferente» ahora que cuando Spears saltó al estrellato mundial, dice Hilton. El cambio lo atribuye en gran parte al auge de las redes sociales y la mayor visibilidad de las celebridades.

Y esa misma tecnología ha envalentonado y unificado las bases de fans. «Puede movilizar (a los fanáticos) … pero también pueden intimidar a la gente», dijo Hilton.

Lo que se espera de la audiencia en la corte

Miller insta a la calma después de la audiencia del miércoles, particularmente si los comentarios de Spears difieren de sus propias esperanzas. «Si ella va a tomar una decisión, ¿quiénes somos nosotros para decir: ‘No puedes decir eso’?» él dijo. «Creo que el movimiento debería apoyar lo que Britney quiere».

Algunos partidarios tienen un objetivo más intransigente: quieren que Spears sea liberada de su tutela. Pero independientemente de lo que suceda en la corte, los activistas de Free Britney esperan que la nueva visibilidad de su movimiento tenga un efecto dominó más allá de Los Ángeles, cambiando la forma en que se trata a las celebridades y dando más credibilidad a sus bases de fans.

«Una vez que por fin logremos aclarar esto, va a interrumpir todo el sistema», dijo Radford, insistiendo en que la campaña puede tener un impacto tangible tanto en el uso de custodias como en la industria de la música.

«Realmente creo que eso sucederá. No sé cuántos años tendré cuando suceda».

— Chloe Melas de CNN contribuyó con este reportaje.

Britney Spears

Para muchos activistas del movimiento #FreeBritney esperan que cuando Spears hable en una audiencia en la Corte de California, sea un ajuste de cuentas.
La publicación La campaña #FreeBritney desató el mayor misterio de la cultura pop. ¿Dará respuesta a los seguidores en la corte? apareció primero en CNN.Feedzy