No es tu imaginación: los conductores se han vuelto más imprudentes en la pandemia

(CNN) — Cuando la pandemia de coronavirus paralizó el país el año pasado, las carreteras se vaciaron porque mucha gente se refugió en casa. Pero los que se pusieron al volante tuvieron un comportamiento más arriesgado, lo que provocó el año más letal de accidentes de tráfico en Estados Unidos en más de una década.

Según las fuerzas del orden y los expertos en seguridad vial, aumentó el número de conductores que iban con exceso de velocidad, que no se abrocharon el cinturón de seguridad y que condujeron bajo los efectos de las drogas y el alcohol.

El resultado fue sombrío. Unas 38.680 personas murieron en accidentes de tráfico en Estados Unidos el año pasado, la cifra más alta desde 2007, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés). Las muertes también aumentaron entre motociclistas, ciclistas y peatones, incluso cuando el número de kilómetros conducidos en todo el país se redujo en un 13,2% en comparación con 2019.

«Es desconcertante y extremadamente frustrante ver que la tremenda pérdida de vidas por covid-19 se agrava por los accidentes de tráfico evitables», dice Pam Shadel Fischer, directora sénior de la Governors Highway Safety Association (GHSA, por sus siglas en inglés).

La policía de Nueva York investiga el lugar de un accidente en Manhattan. Cerca de 38.680 personas murieron en accidentes de tráfico en EE.UU. el año pasado, la cifra más alta desde 2007.

Los expertos tienen varias teorías sobre el aumento de las colisiones mortales.

Y según los datos preliminares de los tres primeros meses de este año, 2021 tiene el potencial de ser aún peor.

Los automovilistas se atreven cada vez más con las carreteras vacías

El reciente aumento de las colisiones mortales se ha registrado en todas las regiones del país.

En el estado de Nueva York, más de 1.000 personas murieron en accidentes de tráfico el año pasado, frente a las 938 del año anterior, según Beau Duffy, portavoz de la policía estatal. El porcentaje de choques relacionados con conducir a una velocidad insegura, el alcohol o las drogas ilegales aumentó en 2020 con respecto a los niveles de 2019, dijo Duffy.

Los choques en Colorado reflejaron tendencias similares. Los incidentes de exceso de velocidad, es decir, ir a 65 km/h o más por encima del límite, se dispararon un 48% el año pasado con respecto a 2019, dijo el sargento Blake White, portavoz de la Patrulla Estatal de Colorado. El estado también registró un aumento en las agresiones al volante, los incidentes de carreras callejeras y otros comportamientos agresivos.

«Durante el punto máximo de la pandemia, muchos conductores se quedaron en casa y se les disuadió de viajar a menos que fuera absolutamente necesario», dijo White. «Algunos de los conductores en la carretera parecían sentir que las leyes de tráfico ya no se aplicaban durante la pandemia debido a la disminución del volumen de tráfico».

Un coche es retirado por la grúa tras chocar contra una vivienda en Quincy, Massachusetts, el 13 de mayo de 2020.

A medida que los conductores han vuelto a las carreteras, han tenido que adaptarse a compartir el espacio con otros después de un año de carreteras abiertas. Uno de los resultados ha sido el aumento de la agresividad al volante, según White.

A pesar de que hubo menos coches en las carreteras, las muertes de peatones también aumentaron el año pasado.

Un análisis de los datos estatales proyecta que 6.721 peatones murieron en las carreteras de Estados Unidos el año pasado, un 4,8% más que en 2019, según la Governors Highway Safety Association.

«A pesar de que había menos vehículos en la carretera el año pasado, más peatones murieron atropelladas por los conductores», dijo Adam Snider, director de comunicaciones de la GHSA.

Cuando se tiene en cuenta la disminución de los kilómetros recorridos por los vehículos en 2020, la tasa de mortalidad de los peatones saltó un 21% desde 2019, el mayor aumento anual desde que la NHTSA comenzó a recopilar y analizar estos datos en 1975.

El exceso de velocidad de los conductores provocó choques más mortales

Durante la pandemia, muchos agentes destinaron sus esfuerzos a ayudar a las industrias críticas, como las tiendas de comestibles, durante la escasez de suministros, dijo White de Colorado. Esto supuso un descenso en los controles de seguridad del tráfico, dijo.

Como resultado, muchos automovilistas pisaron el acelerador, lo que provocó más muertes.

«El aumento de la velocidad provoca más accidentes mortales y con heridos», dijo White. «Cuando la velocidad aumenta, la gravedad del choque es exponencialmente peor».

El policía de carreteras de California Matthew Musselmann utiliza una pistola láser para detectar a los conductores que van con exceso de velocidad en la Interestatal 5 el 23 de abril de 2020, en Anaheim.

Muchos otros estados grandes, incluyendo California y Georgia, también reportaron aumentos en los choques fatales el año pasado. En Georgia, aunque hubo menos choques en todo el estado, el número de víctimas mortales aumentó como consecuencia del exceso de velocidad, dijo el teniente W. Mark Riley, de la Patrulla Estatal de Georgia.

«Al estar las carreteras más abiertas y aumentar la velocidad de la gente, los choques fueron más violentos», dijo. «Siempre es más arriesgado cuando la gente conduce más rápido».

El año pasado, los agentes de la Patrulla de Carreteras de California (CHP, por sus siglas en inglés) emitieron 28.000 multas por exceso de velocidad de más de 160 kilómetros por hora, un aumento del 92% con respecto a 2019. El estado también registró un aumento en los choques mortales el año pasado, después de las cifras decrecientes de los dos años anteriores, dijo Jaime Coffee, un portavoz de la Patrulla de Carreteras de California.

Coffee dijo que la CHP está trabajando con otras patrullas de carretera y agencias policiales estatales en campañas de seguridad vial que se centran en hacer cumplir con las normas de velocidades seguras.

Mayor número de accidentes mortales está relacionado con las drogas y el alcohol

Más allá del exceso de velocidad y la conducción descuidada, un mayor número de personas recurrió al alcohol para hacer frente al prolongado estrés y la incertidumbre de la pandemia.

Las investigaciones muestran que varios grupos, entre ellos las mujeres y los estadounidenses mayores de 30 años, han bebido más durante la pandemia de coronavirus.

Muchos estados informaron de un aumento de los accidentes mortales en 2020 en comparación con los años anteriores.

La frecuencia general de consumo de alcohol se incrementó en aproximadamente un 14% en 2020, mientras que las mujeres aumentaron sus días de consumo excesivo, definido como cuatro o más bebidas en una ocasión, en un 41% en comparación con los mismos meses de 2019.

Crece consumo de alcohol en EE.UU. durante la pandemia 1:21

«Todos tuvimos muchas cosas en nuestras mentes a lo largo de 2020, lo que hizo que fuera aún más difícil de lo habitual para algunos conductores centrarse en la carretera en medio de todo lo que está sucediendo en el mundo a su alrededor», dijo Snider, de la Governors Highway Safety Association.

«Además, es probable que la pandemia haya exacerbado los problemas de abuso de sustancias en algunos individuos», dijo.

Los coches se atascan en una intersección en el barrio del SoHo de Nueva York el 7 de agosto de 2020.

Los datos recopilados por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras mostraron un aumento de la prevalencia de las drogas y el alcohol entre los conductores fallecidos o gravemente heridos en accidentes durante la pandemia.

«Conseguir que los conductores reduzcan la velocidad y respeten el límite de velocidad, se abrochen el cinturón en cada viaje y conduzcan siempre sobrios será la clave para invertir estas tendencias negativas», dijo Snider.

Pero los primeros datos para 2021 no son alentadores.

Los datos preliminares muestran que en EE.UU. se registraron unas 9.420 muertes por accidente de tráfico durante los tres primeros meses de 2021, según el National Safety Council, un grupo de activistas por la seguridad sin ánimo de lucro. Esto supone un aumento del 10% con respecto al mismo periodo de 2020 y del 12% en comparación con 2019, según el NSC.

Accidente automovilístico
Muertes de peatones

Cuando la pandemia de coronavirus paralizó el país el año pasado, las carreteras se vaciaron porque mucha gente se refugió en casa. Pero los que se pusieron al volante tuvieron un comportamiento más arriesgado, lo que provocó el año más letal de accidentes de tráfico en Estados Unidos en más de una década.
La publicación No es tu imaginación: los conductores se han vuelto más imprudentes en la pandemia apareció primero en CNN.Feedzy