(CNN) — El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) utilizó procedimientos médicos invasivos e involuntarios, como la alimentación y la hidratación forzadas, en respuesta a las huelgas de hambre de los inmigrantes detenidos, según un informe de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles y Médicos por los Derechos Humanos publicado recientemente.

El informe, que se basa en más de 10.000 páginas de documentos obtenidos en virtud de la Ley de Libertad de Información, ofrece una mirada en profundidad al enfoque de ICE sobre las huelgas de hambre en sus instalaciones de 2013 a 2017 y el trauma de algunas personas anteriormente detenidas que iniciaron las protestas por las malas condiciones que siguen enfrentando.

«La huelga de hambre es una forma de protesta que las personas detenidas pueden tomar porque no ven otras opciones», dijo en un comunicado Eunice Cho, abogada principal del Proyecto Nacional de Prisiones de la ACLU y coautora del informe. «El hecho de que ICE responda sistemáticamente a estos ataques, que son la libertad de expresión protegida por la Primera Enmienda, con coacción y violencia, en lugar de un esfuerzo de buena fe para responder a las necesidades planteadas por las personas detenidas, habla de la naturaleza inherentemente abusiva e inhumana de detención migratoria».

ICE dijo en un comunicado el miércoles que «no toma represalias de ninguna manera contra quienes realizan huelgas de hambre».

Inmigrantes detenidos piden mejor atención por covid-19 (octubre de 2020) 5:25

«Por su salud y seguridad, ICE monitorea cuidadosamente la ingesta de alimentos y agua de los detenidos identificados como en huelga de hambre. Además, ICE explica los efectos negativos para la salud de sus detenidos, y están bajo estrecha observación médica por ICE o proveedores médicos contratados», dijo la agencia.

Los centros de detención de ICE con frecuencia han sido objeto de escrutinio por condiciones deficientes, incluso recientemente durante la pandemia de coronavirus. Un informe publicado en abril encontró que los detenidos en un centro de ICE en Arizona presentaron cientos de quejas sobre maltrato, incluidos incidentes de uso de la fuerza, e informaron que los funcionarios no se aseguraron de que los detenidos usaran máscaras y mantuvieran el distanciamiento físico.

Para resaltar las malas condiciones y buscar la liberación, los detenidos a menudo han recurrido a huelgas de hambre a lo largo de los años. El informe del miércoles encontró que hubo huelgas de hambre de al menos 1.378 personas en 62 centros de detención de inmigrantes entre 2013 y 2017. No está claro cuántas de ellas resultaron en alimentación forzada u otros procedimientos médicos involuntarios, aunque los documentos obtenidos por la ACLU y PHR indican procedimientos médicos involuntarios que se remontan al menos a 2012.

De acuerdo con las pautas de ICE, cualquier detenido que no coma durante 72 horas debe ser referido al departamento médico para evaluación y posible tratamiento y el director de la oficina de campo de Operaciones de Ejecución y Remoción de la agencia debe ser notificado de inmediato. El tratamiento médico involuntario se puede administrar «de acuerdo con las pautas establecidas y las leyes aplicables» después de que la autoridad médica clínica determine que la vida o la salud de una persona están en riesgo.

John Otieno, un solicitante de asilo de África Oriental, estaba entre los alimentados a la fuerza después de iniciar una huelga de hambre durante la pandemia, según el informe.

«Me pusieron en una cama y me esposaron a una camilla médica de emergencia», dijo a los autores del informe. «[Te] atan el pecho, la cintura, las piernas, [con] fuertes restricciones … no tiene sentido luchar porque estás allí con seis hombres, agentes fuertes, y tres enfermeras, y no hay nada que puedas hacer».

Otieno, que usó un seudónimo, fue liberado de la detención a fines de 2020. Perdió casi 13 kilos y toma medicamentos para el trastorno de estrés postraumático, según el informe.

Denuncian condiciones de menores inmigrantes en custodia 2:58

Los informes de huelgas de hambre de detenidos aumentaron desde el inicio de la pandemia, dice el informe del miércoles. En junio pasado, decenas de personas en la Instalación de Procesamiento de ICE de Mesa Verde en California declararon una huelga de hambre exigiendo protección contra el covid-19 y expresando solidaridad con el movimiento Black Lives Matter tras el asesinato de George Floyd.

Joe Mejía hizo una huelga de hambre con otros inmigrantes detenidos durante cinco días debido a las malas condiciones y la falta de precauciones frente al covid-19, según el informe.

«Nadie quiere morir de hambre, sentir que sus intestinos se mueven dentro de su cuerpo debido al hambre … La vivienda, las condiciones, la ropa, la comida, la higiene: tratan de hacer que las personas detenidas por ICE se sientan miserables», dijo en una entrevista citada en el informe.

El informe del miércoles también encontró que ICE usó personal médico de la prisión privada para forzar a alimentar a los huelguistas de hambre después de que las instalaciones médicas se negaran a hacerlo, citando un incidente en el Centro de Detención de Aurora en Colorado, donde ICE confió en oficiales médicos empleados por GEO Group, Inc., la empresa penitenciaria privada que operaba el centro de detención, para obligar a alimentar a un huelguista de hambre.

La Asociación Médica Estadounidense ha condenado anteriormente la alimentación forzada como una violación de los «valores éticos fundamentales de la profesión médica».

«Lo que queremos que la gente sepa es que la gente hace huelga de hambre porque algo está pasando en el interior», dijo a los autores de José Tapate, quien estuvo en detención migratoria y se declaró en huelga de hambre por la mala alimentación y la atención médica, según el informe. «Hay tantas cosas que suceden a puerta cerrada de las que la gente no se da cuenta».

Tapate finalmente fue liberado debido a un litigio relacionado con el covid-19.

ICE

Un informe publicado por defensores de inmigrantes dice que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas utilizó procedimientos médicos invasivos e involuntarios, como la alimentación e hidratación forzada contra huelguistas.
La publicación Inmigrantes detenidos en huelga de hambre por las malas condiciones en las instalaciones de ICE fueron alimentados a la fuerza, según un informe apareció primero en CNN.Feedzy

Por

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver