Patrullando la milla cuadrada más peligrosa de Estados Unidos con la Policía de Nueva York

(CNN) — El Precinto 46 del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), que cubre el sur del Bronx, alguna vez fue conocido como la milla cuadrada más peligrosa de Estados Unidos. Aunque no se acerca a la tasa de principios de la década de 1990, la delincuencia en la ciudad de Nueva York está aumentando una vez más. Los incidentes con armas de fuego aumentaron un 73% en mayo en comparación con el mismo período del año pasado, según el NYPD.

Nos unimos a los oficiales del 4-6 en patrulla en dos noches ocupadas y los encontramos respondiendo a una ola de crímenes en una escala que nunca habían experimentado.

«Crecí en el sur del Bronx. Nunca había visto esto», le dijo a CNN la agente Yesenia Rosado.

Aquí, estos agentes encuentran que muchos de los atacantes y víctimas aún son adolescentes.

«Es horrible ver a niños de 16 años disparándose y matándose entre ellos», dijo la agente Katherine Torres. «Y eso es lo que vemos mucho aquí. Tenemos jóvenes de 16 años con patrones de robo y cargos de asesinato y es como si en realidad no llegaran a ser niños».

Chicago lucha contra la violencia con armas de fuego 0:49

Los agentes de policía y los comandantes culpan a una combinación de factores por el aumento de la delincuencia. El fin de la pandemia ha sacado a los residentes de sus hogares. Las armas han inundado estas comunidades, a menudo viajando por un llamado «conducto de hierro» de armas traficadas desde estados del sur con leyes de armas más laxas.

El aumento de la delincuencia en la ciudad de Nueva York también ha coincidido con cambios en la policía y el sistema judicial. Nueva York promulgó una reforma del sistema de fianzas para reducir o eliminar el tiempo de cárcel para los sospechosos mientras esperan el juicio por muchos delitos menores y delitos no violentos. La policía dice que esto ha tenido la consecuencia no deseada de devolver a los infractores reincidentes a la calle.

«Todavía estaré en el trabajo y ellos estarán de regreso en la comisaría para recoger su propiedad antes de que termine con la corte», dijo el oficial Michael Kearns.

Hay una creciente animosidad

El asesinato de George Floyd, y una serie de tiroteos en los que la policía involucró a la policía en los últimos años, han erosionado la confianza en la policía en todo el país. En el 4-6, los vecindarios familiares se han convertido en un terreno hostil para la policía, convirtiendo a los agentes en objetivos en las comunidades que conocen y en las que muchos incluso crecieron.

«Diré que las palabras importan», le dijo a CNN el inspector Joseph Seminara, oficial al mando del distrito 46. «Creo que gran parte del pequeño elemento aquí, que hace que la calidad de vida de la comunidad trabajadora sea miserable, se siente envalentonado de que está bien ignorar una orden legal de la policía. Está bien luchar contra la policía. Las palabras importan».

La creciente animosidad crea peligros reales para estos agentes en la zona.

«Hemos tenido gente que nos ha amenazado, ya sabes, ha amenazado con matarnos, ha amenazado con matar a nuestras familias», me dijo la agente Rosado. “’Espero que tu familia muera. Espero que tu familia sea violada’. Ya sabes, cosas así, que se supone que debemos ignorar».

Víctima de un tiroteo muere atropellada por la policía 0:34

Este entorno puede tener un efecto debilitante en las bases. El NYPD ahora está eliminando agentes más rápido de lo que puede reclutar nuevos. Algunos se jubilan temprano o simplemente abandonan la fuerza. Los agentes dicen que es en parte un problema de moral.

El NYPD ha tenido sus propios fracasos. La muerte de Eric Garner en 2014 durante un arresto en el que un agente usó un estrangulamiento y no le imputaron cargos, aún resuena aquí. El comisionado de la policía de Nueva York, Dermot Shea, quien condenó repetidamente el asesinato de Floyd, dice que los departamentos de policía tienen la responsabilidad de vigilar a los suyos de manera agresiva.

«Tenemos más de 6 millones de llamadas de servicio al año», dijo el comisionado Shea. «Es posible que tengamos encuentros negativos en los que tengamos que arrestar a personas, sin que se utilice la fuerza, pero cientos de miles de veces al año, Jim, un incidente grave puede hacer que retrocedas mucho y lo ves en todo el país».

Mientras Nueva York y otras ciudades lidian simultáneamente con las secuelas del asesinato de Floyd y el aumento de la delincuencia, la policía está debatiendo una amplia gama de políticas y tácticas policiales.

«Tuvimos una situación el año pasado con el asesinato de George Floyd donde tuvimos cientos y cientos de miles de personas marchando y ellos también tenían una voz y tenían un punto de vista», dijo Shea. «Así que creo que lo que necesitamos es equilibrio. Lo que me preocupa es el paso del tiempo cuando nos movemos demasiado rápido y ahora tenemos que recalibrarnos y ponernos al día si se quiere».

«Nunca vamos a dejar que vuelva a los viejos tiempos»

Shea y uno de sus predecesores, Bill Bratton, admiten que la policía abusó de algunas tácticas como detener y registrar. La práctica alcanzó casi 700.000 paradas en 2011, según datos de la policía de Nueva York. Dos años después, un juez dictaminó que la política era inconstitucional según se aplicaba, ya que la policía de Nueva York se centró demasiado en las personas negras e hispanas. La decisión permitió que la táctica de parada y registro continuara pero con nuevos límites. En 2019, la policía de Nueva York dice que registró poco más de 13.000 personas.

«¿Es cómo lo haces y abusas? ¿Y a quién detienes, en qué vecindarios y por qué motivo? Esa es la discusión. Claramente, cuando había casi 700.000 en un año, no creo que necesites una sala de audiencias saber que has llegado demasiado lejos», dijo Shea.

A nivel nacional, ahora hay un debate mucho más amplio sobre la definición misma de policía.

Cuando nos unimos a ellos en la patrulla, encontramos a los agentes enfrentándose repetidamente a decisiones difíciles sobre los incidentes que abordan en comparación con aquellos más adecuados para atención de emergencia o servicios sociales. Cuando estuvimos en la patrulla, fuimos testigos de una especie de llamada familiar para ellos: un hombre que experimenta un posible episodio de salud mental, posiblemente blandiendo un arma. De hecho, «EDP», abreviatura de persona con trastornos emocionales, es una frase que escuchamos repetidamente en la radio de la policía.

Los agentes que conocimos siguen comprometidos con el trabajo policial, pero pudimos sentir su frustración. Hace solo unos años, los delitos violentos en la ciudad estaban en su nivel más bajo en décadas.

«Nunca vamos a dejar que vuelva a los viejos tiempos. Tenemos un pico de violencia en este momento, como sucede en muchas otras ciudades», me dijo Shea. Cuando le pregunté si era controlable, dijo: «Por supuesto. Sin embargo, vamos a necesitar ayuda. Vamos a necesitar ayuda».

Ésta puede ser la lección más amplia hoy: el reconocimiento de que hay problemas que la vigilancia por sí sola no puede resolver. Un grupo con una gran presencia en el 4-6 es Bronx Rises Against Gun Violence (BRAG), un programa del proveedor de servicios para jóvenes Good Shepherd Services. El director del programa David Caba, un exconvicto y hermano menor de una víctima de violencia armada, trabaja como un interruptor de violencia, un civil que trata de difuminar y reducir los conflictos antes de que se vuelvan violentos.

«No solo te ayudamos en términos de la violencia que está ocurriendo, sino también ¿con qué más tienes que hacer que necesites ayuda?», le dijo Caba a CNN. «Tal vez haya un problema de abuso de sustancias. Tal vez necesite algo de vivienda. Hay una diferencia con nosotros. Con nosotros no hay placa, no hay arma, no hay esposas, no hay chaleco antibalas. Es nuestra credibilidad. Esa es nuestra fuerza».

Tiroteo EE.UU.

Un equipo de CNN se unió dos noches a la Policía de Nueva York para patrullar uno de los precintos más violentos de la ciudad. La violencia está en aumento y los responsables son jóvenes menores de edad.
La publicación Patrullando la milla cuadrada más peligrosa de Estados Unidos con la Policía de Nueva York apareció primero en CNN.Feedzy