ANÁLISIS | Las acusaciones de su organización y de un alto ejecutivo ponen a prueba la vida afortunada de Trump

(CNN) — Donald Trump ha evadido durante mucho tiempo las consecuencias de su cuestionable ética empresarial y sus escándalos personales y políticos. Pero las acusaciones del jurado investigador contra su empresa y un alto ejecutivo pondrá a prueba la vida afortunada del expresidente como nunca antes.

Los cargos, que se espera que se den a conocer el jueves, están relacionados con presuntos delitos fiscales sobre prebendas y beneficios otorgados a los empleados, incluidas renta gratuita en casas, arrendamientos de automóviles y bonificaciones, dijeron a CNN personas familiarizadas con el asunto.

Las acusaciones apuntan a la Organización Trump y al director financiero y mano derecha de Trump, Allen Weisselberg. Aunque no se espera que el expresidente sea acusado, según su abogado, el hecho de señalar a la firma en la que construyó su leyenda del «arte de negociar» es un golpe personal que ya está provocando su ira.

Los cargos son los primeros que surgen de una investigación de Trump y sus negocios por parte del fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance, que se han desarrollado durante más de dos años. Ha analizado cuestiones que incluyen si Trump infló el valor de sus activos y propiedades para fines de seguros, pero los subvaloró al calcular sus obligaciones fiscales.

La escalada legal significativa seguramente también tendrá consecuencias políticas más amplias, a medida que Trump busca relanzar su carrera política después de su derrota ante el presidente Joe Biden e insinúa otra carrera en la Casa Blanca en 2024.

Esto le ofrecerá al expresidente una ruta dudosa para pasar más el tiempo en el centro de atención que tanto anhela, alimenta nuevas afirmaciones de que él es la víctima inocente de la caza de brujas del establecimiento y prolonga el ya enconado ajuste de cuentas nacional sobre una de las presidencias más divisivas de la historia.

Está capitalizando los cargos para obtener ganancias políticas, incluso antes de que sean revelados.

«Harán cualquier cosa para detener al movimiento MAGA (y a mí), incluso si implica mala conducta de la Fiscalía y acoso a un oponente político, que están usando a niveles raramente vistos antes», dijo Trump en una declaración incandescente el lunes.

«Filtran, mienten y hacen campaña basándose en información que ya se ha analizado en otras de las muchas investigaciones que he soportado», dijo Trump, manipulando de forma característica los momentos en los que se le pide cuentas para alimentar la sensación de agravio personal que comparte con sus seguidores.

El analista legal de CNN Elie Honig dijo que la esperada publicación de los cargos el jueves representa una situación de «buenas/malas noticias» para el expresidente.

«La mala noticia es que su empresa está a punto de ser acusada, la empresa que lleva su nombre. Eso significa que van a tener una batalla legal larga, costosa y difícil y si los condenan, eso significa que podrían tener pagar multas importantes, restitución, incluso podría significar el fin de la Organización Trump».

«La buena noticia si eres Donald Trump es que no irás a la cárcel por una acusación de la Organización Trump. Ninguna persona puede ir a la cárcel por una acusación de una corporación», dijo Honig a Poppy Harlow de CNN el miércoles.

Lo que está en juego para los fiscales en lo que de otro modo sería un caso de cuello blanco poco conocido también es enorme, ya que están evaluando una empresa propiedad de un expresidente multimillonario que es el líder efectivo del Partido Republicano. Los reclamos de motivaciones políticas se agudizarán aún más si estos cargos son los únicos que resultan de la investigación.

Evadir la responsabilidad

El enfrentamiento entre la Organización Trump y los fiscales marcará otro drama tumultuoso de bancarrotas, divorcios de alto perfil y abusos de poder en la vida del expresidente que llevaron a dos juicios políticos. Al destrozar la verdad y negarse a permitir que sus reveses comerciales descarrilen sus frecuentes reapariciones, Trump, con la ayuda de implacables estrategias legales, se ha labrado una reputación de último superviviente.

Su apoyo entre los legisladores republicanos le ha permitido evadir la responsabilidad por romper las normas políticas mientras estuvo en el cargo, incluido el intento de que Ucrania interfiera en las elecciones de 2020 para dañar a Biden. Pero el sistema legal trae un nivel diferente de responsabilidad. Si se demuestra que la empresa de Trump, sobre la que alguna vez ejerció un poder absoluto, es culpable de delitos fiscales, el expresidente no disfrutará del tipo de impunidad garantizada por sus transgresiones políticas por su control místico sobre los votantes republicanos.

Las acusaciones se producirán cuando Trump se enfrenta al escrutinio en múltiples frentes. Sus mentiras sobre el fraude electoral en noviembre pasado se ven socavadas continuamente por nuevas pruebas. Y la Cámara de Representantes votó el miércoles para formar una comisión selecta para investigar su incitación al ataque del 6 de enero al Capitolio de Estados Unidos. La medida se produce después de que los republicanos del Senado mataran un intento de establecer una comisión independiente bipartidista para investigar la insurrección. Es probable que las audiencias de la comisión refresquen la memoria pública del asalto de la turba al Capitolio y del ataque más amplio de Trump a la democracia, justo cuando se dirige a la campaña electoral de mitad de período.

Los ‘ojos y oídos’ de Trump

La acusación ejercerá aún más presión sobre Weisselberg, quien una vez se describió a sí mismo como los «ojos y oídos» de Trump en la firma, para que coopere con los fiscales y establezca una fatídica prueba de su lealtad al expresidente.

Los abogados de Weisselberg han dicho a los fiscales que no cooperará y se espera que se declare culpable. Aunque tiene fama de conocer todos los secretos de la Organización Trump, hasta ahora no hay evidencia pública de irregularidades que puedan implicar al expresidente.

Pero el conocimiento de Weisselberg sobre casi todos los aspectos de las finanzas del expresidente podría proporcionar un recurso valioso para los fiscales. Su relación con Trump se remonta a décadas y se desempeñó como tesorero de la organización benéfica de Trump. Ayudó a preparar las declaraciones de impuestos de Trump y es el único miembro que no es de la familia que actúa como fideicomisario que mantiene el interés del presidente en sus propias empresas.

A la investigación de Vance se ha sumado la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, quien, al igual que Vance, es demócrata, lo que provocó furiosas afirmaciones de Trump de que está siendo perseguido por funcionarios de la «izquierda radical».

Las investigaciones están en curso y los acontecimientos de esta semana no excluyen cargos futuros contra otros miembros de la jerarquía de la Organización Trump. Pero también es posible que no se presenten más cargos y que los fiscales no tengan pruebas suficientes para acusar al expresidente, incluso si así lo desean. Se espera que Weisselberg se entregue a los fiscales el jueves por la mañana, dijeron a CNN dos fuentes con conocimiento de la situación. El dramático desarrollo se produjo después de que los abogados de la Organización Trump dedicaron tiempo esta semana a tratar de persuadir a los fiscales de que no presentaran cargos en el caso.

Mary Mulligan, abogada de Weisselberg, se negó a comentar. Un portavoz de Vance también se negó a comentar. Los abogados de la Organización Trump no respondieron a una solicitud de comentarios.

Pero los detalles de las acusaciones contra Weisselberg y la Organización Trump pueden comenzar a responder algunas de las preguntas sobre la amplitud de esta investigación y cuánto amenaza a Trump.

Kara Scannell, Erica Orden y Sonia Moghe de CNN contribuyeron a esta historia.

Donald Trump

Las acusaciones del jurado investigador contra su empresa y un alto ejecutivo pondrá a prueba la vida encantadora del expresidente como nunca antes.
La publicación ANÁLISIS | Las acusaciones de su organización y de un alto ejecutivo ponen a prueba la vida afortunada de Trump apareció primero en CNN.Feedzy