OPINIÓN | La liberación de Bill Cosby envía un claro y alarmante mensaje

Nota del editor: Kara Alaimo, profesora asociada de relaciones públicas en la Universidad de Hofstra, es autora de «Pitch, Tweet or Engage on the Street: How to Practice Global Public Relations and Strategic Communication». Fue portavoz de asuntos internacionales en el Departamento del Tesoro durante la administración de Obama. Síguela en Twitter @karaalaimo. Las opiniones expresadas en esta columna son únicamente las de la autora. Ver más opinión en CNN.

(CNN) — Bill Cosby, quien ha sido acusado por 60 mujeres, salió de prisión el miércoles después de que el Tribunal Supremo de Pensilvania anulara su condena por agresión sexual. El hecho de que hoy sea un hombre libre envía un mensaje profundamente perturbador a las mujeres que sobreviven a una agresión sexual: que si denuncian se enfrentarán a obstáculos casi insuperables en su búsqueda de justicia.

En 2018, Cosby fue condenado por un jurado por drogar y agredir sexualmente a una mujer en 2004, pero el tribunal dictaminó que un acuerdo que alcanzó con un fiscal para evitar el enjuiciamiento a cambio de una declaración en un caso civil había sido utilizado indebidamente en su contra, y que no debería haber sido acusado en la acusación penal.

Recordemos que Cosby ha sido acusado de mala conducta por 60 mujeres diferentes. «Siempre he mantenido mi inocencia», tuiteó el miércoles.

Por supuesto, Cosby es un octogenario que interpretó a un padre en la televisión en los años 80 y principios de los 90. Las celebridades modernas, por otra parte, viven en Internet y en lo que nos gustaría creer que son tiempos más iluminados. De hecho, podría ser tentador pensar que las cosas han cambiado esde hace 16 años, cuando Cosby fue acusado de haber cometido la agresión sexual por la que fue condenado. Desde entonces, hemos visto a muchas mujeres que han compartido sus historias de acoso, agresión y violencia sexual como parte del movimiento #MeToo.

Por lo tanto, algunos pueden percibir que las normas han cambiado y que los hombres saben que ya no pueden salirse con la suya con este tipo de comportamiento porque las mujeres están hablando.

Pero eso no es cierto.

La Corte Suprema de Pensilvania anuló la condena y sentencia de Bill Cosby, según la portavoz de Stacey Witalec para los Tribunales de Pensilvania. El actor ya salió de prisión.

En todo caso, desde la época de Cosby el mundo se ha vuelto menos seguro para las mujeres, gracias al mismo lugar donde se originó el movimiento #MeToo. Mientras investigaba un libro sobre las mujeres e Internet, he descubierto que la violencia sexual contra las mujeres se habilita regularmente en línea de formas nuevas y cada vez más peligrosas.

Se dice que Cosby conoció a sus víctimas en persona. Hoy en día, hay muchas herramientas que ponen en contacto a los agresores sexuales con las mujeres, lo que facilita aún más que los agresores encuentren víctimas.

Se llaman aplicaciones de citas.

En 2019, Columbia Journalism Investigations (CJI) realizó una encuesta -que advirtió que no era científica- a 1.200 mujeres en Estados Unidos que dijeron haber usado apps de citas. Más de un tercio de las mujeres dijeron haber sido agredidas sexualmente por alguien que conocieron a través de una de estas apps. Esta cifra es asombrosa. Si es algo parecido a la realidad, la violencia sexual se está convirtiendo en algo asombrosamente común.

De hecho, un portavoz de The Match Group, una empresa con sede en Dallas que posee docenas de empresas de citas, dijo a los reporteros de investigación que «definitivamente hay delincuentes sexuales registrados en nuestros productos gratuitos.»

The Match Group coteja a los usuarios de Match.com con las bases de datos de delincuentes sexuales, pero no lo hace en Tinder, PlentyofFish u OkCupid, según el informe de la CJI, publicado conjuntamente con ProPublica y Buzzfeed. («Una portavoz de Match Group sostiene que las comprobaciones de antecedentes no hacen más que crear lo que ella llama ‘una falsa sensación de seguridad’ entre los usuarios», porque las bases de datos gubernamentales pueden estar incompletas o ser inexactas, según el informe. Los usuarios también pueden, por supuesto, utilizar identidades falsas).

Abogado de Bill Cosby aplaude decisión de Corte Suprema 2:53

Sin embargo, en marzo, Tinder anunció que lanzaría este año una función de comprobación de antecedentes en la aplicación, según un informe de BBC.com, que permitiría a los usuarios ver la información de los registros públicos de sus posibles citas utilizando su nombre o número de móvil.

Obviamente, las aplicaciones de citas deberían estar obligadas por ley a comprobar los antecedentes de sus usuarios. Pero esto no resolvería el problema, porque hay pruebas de que la facilidad con la que las aplicaciones ponen en contacto a los agresores con las víctimas parece estar animando a más personas a cometer delitos sexuales por primera vez.

La Sección de Análisis de Delitos Graves de la Agencia Nacional contra la Delincuencia del Reino Unido advirtió en un informe de 2016 que los sitios de citas en línea parecen estar creando «un nuevo tipo de delincuente sexual», que es «menos probable que tenga condenas penales, sino que explota la facilidad de acceso y el enfoque de sillón de los sitios web de citas». Según el informe, mientras que el 84% de las personas que violan a desconocidos tienen condenas previas, sólo el 49% de los que cometen delitos sexuales a través de sitios de citas online tienen condenas previas.

Aparte de las aplicaciones de citas, otro problema, según el libro recién publicado de Nancy Jo Sales Nothing Personal: My Secret Life in the Dating App Inferno, es que la proliferación de la pornografía online, que a menudo muestra la violencia contra las mujeres, ha hecho que el sexo en la vida real sea más violento. Un estudio de 2010 sobre los vídeos pornográficos -citado en un artículo del New York Times sobre cómo el porno en línea está moldeando las opiniones de los jóvenes sobre el sexo- descubrió que el 88% muestra agresiones.

Bill Cosby saldrá libre 0:58

Ahora, algunos hombres están copiando estas actividades cuando tienen sexo con mujeres en la vida real. Un estudio de 2019 descubrió que más del 23% de las mujeres dijeron que se habían asustado durante el sexo como resultado de algo que les habían hecho. La asfixia, por ejemplo, se ha vuelto alarmantemente común.

Está claro que el cambio de cultura que necesitamos no ha empezado a producirse como parte del movimiento #MeToo. De hecho, es posible que muchas mujeres y padres de niñas pequeñas ni siquiera sean conscientes de cómo Internet está facilitando los delitos sexuales.

Como parte de la solución, está claro que los niños necesitan ser educados sobre por qué el porno es diferente del sexo en la vida real (aunque, como Peggy Orenstein señaló en un comentario a principios de este mes, cuando las escuelas intentan hacer esto, los padres se asustan).

La liberación de de Cosby también deja en claro que las víctimas necesitan mucho más apoyo del que están recibiendo actualmente, incluida la ayuda para documentar las pruebas y construir casos legales sólidos. También necesitan ayuda para reconstruir sus vidas después de ser víctimas, desde servicios de salud mental hasta ayuda para encontrar nuevos trabajos después de dejar a los empleadores abusivos. El miércoles, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, afirmó que el presidente Joe Biden «seguirá» luchando contra la violencia de género. Debería respaldar esa afirmación proporcionando fondos para más programas que proporcionen este tipo de apoyo a las víctimas.

Seamos claros: el caso de Bill Cosby no puede ser desestimado como un anacronismo. De hecho, desde el periodo en el que se le acusó de agredir a las mujeres, Internet parece haber profundizado los peligros de la agresión sexual para las mujeres. En este sentido, resulta amargamente adecuado que un actor acusado una y otra vez de agresión sexual siga siendo llamado por algunos «el padre de América». La violencia sexual se ha convertido en un problema estadounidense generalizado.

Bill Cosby

El hecho de que Bill Cosby hoy sea un hombre libre envía un mensaje profundamente perturbador a las mujeres que sobreviven a una agresión sexual: que si denuncian se enfrentarán a obstáculos casi insuperables en su búsqueda de justicia.
La publicación OPINIÓN | La liberación de Bill Cosby envía un claro y alarmante mensaje apareció primero en CNN.Feedzy