Islandia probó acortar la semana laboral y tuvo un «éxito abrumador»

(CNN Business) — Los ensayos de una semana laboral más corta en Islandia han sido aclamados como un «éxito abrumador» por los investigadores.

Los empleados del sector público que participaron en dos grandes ensayos entre 2015 y 2019 trabajaron entre 35 y 36 horas semanales sin que les redujeran el sueldo. Muchos participantes antes trabajaban 40 horas a la semana.

Las pruebas realizadas por el Ayuntamiento de Reikiavik y el Gobierno nacional mostraron cómo el bienestar de los trabajadores aumentaba «drásticamente» en una serie de indicadores, desde el estrés percibido y el agotamiento, hasta la salud y el equilibrio entre la vida laboral y la personal, según los investigadores del grupo de reflexión Autonomy y la organización de investigación Association for Sustainable Democracy (Alda).

En las pruebas participaron 2.500 personas, más del 1% de la población activa de Islandia, y su objetivo era mantener o aumentar la productividad y mejorar el equilibrio entre vida y trabajo. Los investigadores comprobaron que la productividad y los servicios se mantuvieron o mejoraron en la mayoría de los lugares de trabajo.

¿Cómo afectará la transformación digital al trabajo? 4:31

Autonomy y Alba, que abogan por una semana laboral más corta, analizaron los datos de los ensayos.

Tras los ensayos, los sindicatos islandeses negociaron reducciones de la jornada laboral para decenas de miles de sus afiliados en todo el país.

Según Autonomy y Alda, el 86% de la población activa de Islandia trabaja ahora en horario reducido, o ha obtenido el derecho a reducir su jornada laboral.

Will Stronge, director de investigación de Autonomy, dijo que la prueba del sector público «fue, según todos los parámetros, un éxito abrumador».

«Demuestra que el sector público está preparado para ser pionero en la reducción de la semana laboral, y que se pueden extrapolar las enseñanzas a otros gobiernos», dijo.

Daiga Kamerade, profesor asociado de trabajo y bienestar en la Universidad de Salford del Reino Unido, dijo a CNN Business que, aunque el ensayo era alentador, el estudio de organizaciones del sector público que pueden tener mejores condiciones de trabajo que el sector privado podría haber afectado a los resultados.

«La reducción de la semana laboral de 40 a 35-36 horas es un primer paso hacia una semana laboral más corta, necesitamos ensayos similares a gran escala que lleven esta reducción más lejos, por ejemplo estudiar una verdadera semana laboral de cuatro días, de 32 horas o menos», dijo.

Madre llegó con su bebé a entrevista de trabajo 1:10

CNN Business se ha puesto en contacto con el Gobierno de Islandia y el Ayuntamiento de Reikiavik para obtener más comentarios.

Kamerade afirma que, en su propia investigación, su equipo estudió las motivaciones para trabajar menos horas, y descubrió que trabajar menos se percibe como tener más control y libertad en la propia vida, lo que puede aumentar el bienestar.

Un número cada vez mayor de pequeñas empresas ya han adoptado una semana laboral más corta, y ahora las grandes corporaciones están investigando los beneficios potenciales del cambio.

Unilever de Nueva Zelandia anunció en diciembre que probaría una semana laboral de cuatro días con sueldo completo, a raíz de un cambio en los hábitos de trabajo provocado por la pandemia de covid-19.

Microsoft probó una semana laboral de cuatro días en Japón en 2019, y dijo que la productividad, medida por las ventas por empleado, aumentó casi un 40% en comparación con el mismo período del año anterior.

Islandia
Semana laboral

El 1% de los empleados del sector público de Islandia participó en una prueba de una semana laboral reducida de 35 a 36 horas. Los resultados indican un aumento en la productividad y la sensación de bienestar de los empleados.
La publicación Islandia probó acortar la semana laboral y tuvo un «éxito abrumador» apareció primero en CNN.Feedzy