Jimmy y Rosalynn Carter celebran 75 años de matrimonio

(CNN) — El expresidente Jimmy Carter y la ex primera dama Rosalynn Carter cumplen este miércoles 75 años de matrimonio, una unión que abarca décadas de servicio público desde la Georgia rural hasta la Casa Blanca y más allá.

La pareja ha estado unida en un sinuoso viaje de vida definido por el turno de Carter en el Despacho Oval, pero impulsado por la inquebrantable pasión de la pareja por servir a los demás. Juntos, los Carter han perfeccionado el papel de la antigua primera familia a través de su extensa labor de voluntariado en la construcción de viviendas, sin dejar de trabajar por la paz en el extranjero.

Jimmy Carter, expresidente y Premio Nobel de la Paz, ha dicho que casarse con Rosalynn es «la cumbre de mi vida».

«Lo mejor que he hecho ha sido casarme con Rosalynn», dijo una vez.

Desde antes de que nacieran Bill Clinton y Barack Obama, el matrimonio presidencial más largo de la historia no empezó con un simple «sí».

Jimmy y Rosalynn Carter el día de su boda.

Cuando Jimmy, entonces un estudiante novato de la Academia Naval de EE.UU., le propuso matrimonio, Rosalynn Smith, como se le conocía entonces, lo rechazó debido a la promesa que le hizo a su padre moribundo a los 13 años de que terminaría la universidad antes de casarse.

Ella cumplió su promesa y no se casaron hasta que ella se graduó en el Georgia Southwestern College.

Como cuenta Rosalynn en sus memorias, «First Lady from Plains», la pareja creció a tres años y cuatro kilómetros de distancia.

No había chicas de su edad en el pueblo. Así que Rosalynn se hizo amiga de la hermana menor de Jimmy. «Pensé que era el joven más guapo que había visto en mi vida», escribió.

La pareja tuvo su primera cita en el verano de 1945, tras la cual Jimmy le dijo a su madre: «Es la chica con la que quiero casarme». Y así lo hicieron al año siguiente.

El entonces senador por el estado de Georgia, Jimmy Carter, abraza a su esposa, Rosalynn, en la sede de su campaña en Atlanta en 1966.

En todas las paradas del camino hacia la presidencia de la nación, los Carter aportaron su mezcla única de sinceridad y convicción. Tras dejar el servicio activo en la Marina en 1953, Jimmy se dedicó a criar a sus hijos, a dirigir la granja familiar de cacahuates y a dar sus primeros pasos políticos, ganando la elección al Senado del estado de Georgia en 1962.

En 1970, ya había conseguido la gobernación de Georgia. Apenas seis años después, fue elegido presidente. Y mientras Jimmy era el que se sentaba en el escritorio Resolute, Rosalynn era una figura imponente en la Casa Blanca que ejercía una enorme influencia.

Jill Stuckey, una vieja amiga de los Carter, dijo a CNN que el expresidente confiaba en Rosalynn «por encima de todos los demás».

«Rosalynn siempre ha sido esa consejera de confianza que es desinteresada. Él sabe con certeza que ella está pendiente de los demás. Y no sé si el presidente Carter habría sido presidente sin Rosalynn», dijo Stuckey.

Gerald Rafshoon, que fue director de comunicaciones de la Casa Blanca bajo el mandato de Carter, recordó que Rosalynn era la «mejor consejera» del expresidente, que «no temía decirle cuando se equivocaba, y cuando tenía razón luchaba hasta el final para ayudarle».

A veces, dijo a CNN, ambos se hablaban en español durante las reuniones para poder hablar a solas sin que nadie más interfiriera.

«Decíamos: ‘Oh, Dios, están hablando en español. Hemos perdido esta discusión'», dijo Rafshoon.

El entonces presidente Jimmy Carter sostiene a su nieta Sarah, flanqueado por su esposa Rosalynn y su hija Amy, en la Convención Nacional Demócrata.

Y aunque Jimmy no consiguió la reelección tras un mandato definido por la inflación en el país y los conflictos en el extranjero, la pareja canalizó su energía para el servicio político en una notable carrera de trabajo voluntario y defensa de la democracia mundial.

«Está el sentimiento de querer redimirse», dijo la escritora y periodista Kate Andersen Brower sobre la pérdida de la reelección de Jimmy Carter. «Y creo que también hay un poco de enojo, y una especie de sensación de haber sido pasados por alto que realmente los ha impulsado y empujado a la acción, en cierto modo, porque fueron un solo mandato. Y digo «ellos» porque realmente son una unidad y un equipo».

Durante casi cuatro décadas, la pareja y su organización con sede en Atlanta, el Carter Center, han supervisado elecciones en lugares conflictivos, negociado con déspotas, luchado contra la pobreza y la falta de vivienda, combatido enfermedades y epidemias y defendido la salud pública en el mundo en desarrollo.

Y con el Proyecto de Trabajo de Jimmy y Rosalynn Carter con Hábitat para la Humanidad, han construido, renovado o reparado más de 4.300 casas junto a más de 100.000 voluntarios en 14 países.

Jimmy y Rosalynn Carter se toman de las manos mientras trabajan con otros voluntarios en el sitio durante el primer día del Proyecto de Trabajo Jimmy y Rosalynn Carter de una semana de duración, su 35º proyecto de trabajo con Hábitat para la Humanidad, en Mishawaka, Indiana, en 2018.

«Creo que su pospresidencia es lo que va a definir el legado de ambos porque fue muy largo», dijo Brower.

Otro elemento básico de la vida de los Carter después de la presidencia ha sido la iglesia. La pareja ha asistido regularmente a la Iglesia Bautista Maranatha en Plains, Georgia, desde que dejó la Casa Blanca en 1981. Jimmy Carter comenzó a enseñar en la escuela dominical varios años después y ha impartido cientos de lecciones en la iglesia.

Sorprendentemente, el incansable servicio público de los Carter ha soportado múltiples problemas de salud a lo largo de los años.

Cada uno de ellos fue hospitalizado en 2019: Jimmy para ser operado de la cadera después de una caída cuando iba a cazar pavos y Rosalynn llevada a observación y pruebas después de sentirse débil días después. El expresidente también ha luchado contra el cáncer en el hígado y el cerebro, anunciando que su cáncer había desaparecido a finales de 2015.

En su libro «A Full Life», publicado a principios de ese año, Jimmy, que ahora es el expresidente vivo más longevo con 96 años, dijo que él y Rosalynn fueron «bendecidos con buena salud y miran al futuro con entusiasmo y confianza, pero están preparados para la inevitable adversidad cuando llegue».

El presidente Jimmy Carter y su esposa Rosalynn dirigen a sus invitados en el baile anual de Navidad del Congreso en la Casa Blanca en diciembre de 1978.

Apenas un día después de sufrir la primera de varias caídas en 2019, volvió a salir a construir casas para Hábitat para la Humanidad, incluso con un ojo morado y 14 puntos de sutura. Rosalynn estaba a su lado.

«Nunca, nunca se rendirán una vez que se proponen algo, ponen todo en ello», dijo Stuckey. «Y cada día intentan comer bien, hacer ejercicio porque saben el valor de su presencia en un proyecto y quieren vivir tanto como puedan, para poder ayudar a tanta gente como puedan».

Cuando el periodista Jake Tapper de CNN le preguntó en 2015 cuál era el secreto de un matrimonio duradero, Jimmy Carter respondió: «En primer lugar, lo mejor es elegir a la mujer adecuada, cosa que yo hice. Y en segundo lugar, nos damos espacio para hacer nuestras propias cosas».

«Intentamos reconciliarnos antes de irnos a dormir, y tratamos de encontrar todo lo que se nos ocurre que nos gusta hacer juntos», dijo. «Así que pasamos muchos buenos momentos».

Stephen Collinson de CNN contribuyó con este reportaje.

Jimmy Carter
Matrimonio

El expresidente Jimmy Carter y su esposa Rosalynn Carter cumplen 75 años de matrimonio este miércoles, en una larga vida juntos con la convicción de servir a los demás.
La publicación Jimmy y Rosalynn Carter celebran 75 años de matrimonio apareció primero en CNN.Feedzy