Miles de menores de escuelas para indígenas de Canadá podrían estar enterrados en tumbas sin marcar, según un funcionario

(CNN)–  La primera prueba forense de que en el antiguo Instituto Residencial Indígena de Kamloops de Canadá había centenares de tumbas sin marcar fue un hueso de costilla y un diente juveniles encontrados bajo el huerto de manzanas.

Pero los supervivientes de la escuela afirman que no necesitaban pruebas forenses para saber que cientos de menores desaparecieron en Kamloops. Y esta semana, la nueva evidencia simplemente dio soporte a lo que los ancianos indígenas de la provincia de la Columbia Británica de Canadá llaman “el saber”.

En una emotiva presentación de la Primera Nación Tk’emlúps te Secwépemc este jueves, los funcionarios que investigan las tumbas no marcadas advirtieron que es probable que se encuentren más en los próximos meses.

Indígenas en Canadá alcanzan mayor independencia 1:23

«Después de todo, esta investigación apenas rascó la superficie, cubriendo solo 0,8 hectáreas de un total de 64 que comprenden el instituto”, dijo Sarah Beaulieu. Ella es especialista en un radar de penetración de tierra que ha liderado la investigación forense.

Hasta ahora se han encontrado 200 tumbas, de acuerdo con los resultados preliminares, una cifra ligeramente menor que el estimado inicial de mayo de 215. Pero Beaulieu sostiene que ese número podría ser mayor a medida que se avanza la investigación y la excavación forense.

«Este hecho, este ‘saber’, ha sido reconocido por las comunidades indígenas por generaciones”, dijo Beaulieu. «Todos los jardines de la escuela residencial son susceptibles de tener tumbas de los menores desaparecidos. Los sensores remotos como el GPR simplemente proporcionan una especificación espacial de esta verdad”.

Abusos en decenas de escuelas residenciales de Canadá

La evidencia presentada este jueves subraya la magnitud del abuso y la negligencia hacia los menores indígenas. No solo en la Columbia Británica, sino en docenas de escuelas residenciales en Canadá. Se están realizando investigaciones forenses similares en docenas de sitios en los que podría haber más tumbas.

«Estamos hablando claramente sobre miles y miles de menores desaparecidos”, dijo Lisa Hodgetts, presidenta de la Asociación Arqueológica Canadiense.

Los supervivientes de Kamloops dieron testimonio de los hallazgos durante la presentación. Pintaron un panorama desolador de lo que se sometía a los niños de tan solo 5 años en estas escuelas, un término que muchos supervivientes utilizan con desprecio. Es que dicen que no se les educaba, sino que se les descuidaba y se abusaba de ellos sexual, física y emocionalmente.

Evelyn Camille, una superviviente de Kamloops, habló de los abusos y la negligencia. También, de cómo muchos murieron intentando huir de la escuela, ahogándose en un río cercano o muriendo de frío tras intentar escapar en invierno.

«Hemos intentado mencionar una y otra vez que hay muchos niños desaparecidos que no llegaron a casa», dijo Camille.

Casi 500 muertes en Canadá por histórica ola de calor 0:40

Reclamo a las autoridades del gobierno y de la Iglesia

La escuela, inicialmente conocida como Escuela Industrial de Kamloops, se inauguró en 1890 y estuvo en funcionamiento hasta 1978. La abrió y dirigió la Iglesia Católica hasta que el gobierno federal se hizo cargo de ella a finales de los años 60.

«Creo que es lamentable, como ya señaló la Dra. Beaulieu, que haya sido necesaria la ciencia para despertar al mundo a la verdad que los supervivientes y las comunidades conocen desde hace años», dijo Hodgetts durante la presentación.

Rosanne Casimir, jefa de la Primera Nación Tk’emlúps te Secwépemc, donde se encuentra la escuela, dijo que tanto el gobierno federal como la Iglesia católica romana deberían revelar todos los registros de quienes asistieron a las escuelas.

«Rechazamos poner la responsabilidad de identificar a los desaparecidos en los supervivientes del Instituto Residencial Indígena de Kamloops. Ya han sido traumatizados y re-traumatizados», dijo Casimir, pidiendo al primer ministro Justin Trudeau y al gobierno de Canadá que compartan los registros de asistencia.

Sería «un primer paso para ayudar a Tk’emlúps te Secwépemc a cumplir con sus obligaciones respecto a los desaparecidos sin ser reconocidos y como pasos hacia la reconciliación», dijo Casimir.

La gente se reúne frente a la antigua escuela de Kamloops para dar la bienvenida a un grupo de corredores de la nación Syilx Okanagan que participan en la carrera Spirit of Syilx Unity Run.

Los líderes indígenas afirman que lo ocurrido fueron crímenes

El gobierno de Canadá ha dicho que financiará más investigaciones sobre las tumbas sin nombre en las comunidades indígenas de todo el país, pero también se ha enfrentado a críticas por no haberlo hecho antes, tal y como señaló la Comisión de la Verdad y la Reconciliación en su informe de 2015.

Trudeau ha dicho desde el descubrimiento inicial en Kamloops a finales de mayo que su gobierno cooperará y proporcionará fondos para las investigaciones.

«Habrá más financiación según sea necesario para seguir permitiendo a las comunidades hacer el duelo, sanar y obtener respuestas», dijo Trudeau durante una conferencia de prensa en Montreal el jueves.

«Y al mismo tiempo también nos hemos comprometido durante muchos años y seguiremos comprometiéndonos a compartir todos y cada uno de los registros que el gobierno federal tiene para ayudar a identificar estas tumbas», agregó.

Los líderes indígenas dijeron en las últimas semanas fueron crímenes y que deben ser investigados como tales.

Indígenas vuelven a tejer puente colgante de 500 años 1:26

El caso de un niño de 12 años

Los supervivientes que asistieron a la presentación hablaron de lo traumatizados que se han sentido en las últimas semanas, reviviendo los abusos sufridos en el pasado y llorando por los niños que perdieron la vida.

«Puedo recordar a un niño llamado Riley. Acobardado por uno de los supervisores en el baño y no pasó mucho tiempo hasta que supuestamente se colgó», dijo Bruce Allen, un superviviente de la escuela residencial, en una entrevista con CNN desde el sitio de Kamloops.

Allen dijo que no hay forma de saber si ese niño, que se supone tenía unos 12 años, se suicidó o si fue un crimen.

Según él, en las últimas semanas ha visto cómo cientos de personas, entre ellas muchos canadienses no indígenas, han acudido a rendir sus respetos en un altar en el recinto de la escuela y dice que muchos han llegado a conocer la verdad sobre Canadá.

Allen trabaja como consejero en una línea de crisis para supervivientes. Dice que algunos de los que se han puesto en contacto con él desde el descubrimiento de las tumbas nunca habían hablado de los abusos que han sufrido o de los que han podido presenciar.

«Esto los ha despertado, personas que nunca habían hablado de ello están contando sus historias y hay mucho dolor y mucha tristeza», dijo.

Allen señala que, a medida que más personas conocen la verdad de cuántas tumbas sin marcar existen y cuántos niños están desaparecidos, se están viendo inundados de llamadas de supervivientes que intentan asimilar la magnitud de lo que llaman genocidio cultural.

comunidades indígenas
Tumbas

En una emotiva presentación de la Primera Nación Tk’emlúps te Secwépemc este jueves, los funcionarios que investigan las tumbas no marcadas encontradas en el Instituto Residencial para Indígenas Kamloops en Canadá advirtieron que es probable que se encuentren más en los próximos meses.
La publicación Miles de menores de escuelas para indígenas de Canadá podrían estar enterrados en tumbas sin marcar, según un funcionario apareció primero en CNN.Feedzy