ICE no envió al hospital a un inmigrante detenido que tenía una emergencia médica y luego murió, según un organismo de control

(CNN) — Un detenido por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) que tenía una necesidad médica urgente no fue enviado al hospital y más tarde murió en uno de los centros de detención de la agencia, según un informe del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional al que tuvo acceso CNN.

El incidente se descubrió en el marco de una inspección sorpresa a distancia realizada a principios de este año en el centro penitenciario del condado de Adams, en Natchez (Mississippi), una instalación que se utiliza para alojar a inmigrantes indocumentados bajo custodia federal.

Con excepción de la muerte en custodia, el informe encontró que la instalación en general cumplía con los estándares de atención médica del ICE, según encontró el inspector general durante la inspección que tuvo lugar en enero y febrero de 2021.

«Aunque el centro generalmente proporcionó suficiente atención médica, identificamos un caso en el que la unidad médica examinó a un detenido enfermo pero no envió al detenido al hospital para que recibiera tratamiento médico urgente, y el detenido murió», dice el informe.

Otros problemas

Sin embargo, se descubrieron otros problemas en el centro, como la falta de documentación de las llamadas por enfermedad y la incoherencia con las directrices de covid-19.

Este es el último de una serie de informes del inspector general en los que se detallan las violaciones de la salud y la seguridad en los centros federales de detención de inmigrantes, entre las que se incluyen alimentos caducados y baños en mal estado, así como la falta de mascarillas y de medidas de distanciamiento físico que pueden haber contribuido a los repetidos contagios de covid-19.

El informe más reciente descubrió que, en algunos casos, la enfermera registrada en el centro de Adams no anotaba las disposiciones establecidas tras la visita del médico al detenido y que la unidad médica no documentaba el seguimiento de los resultados de las pruebas de laboratorio del detenido.

El detenido que no fue enviado al hospital

El 17 de diciembre de 2020, un detenido con antecedentes de hipertensión solicitó atención médica debido a dolores en el pecho y en los brazos y fue llevado a la unidad médica de Adams, donde se le administró medicación, oxígeno y se le realizó un electrocardiograma, según el organismo de control.

El detenido fue dado de alta y colapsó mientras esperaba para volver a su zona de alojamiento.

El personal médico del centro Adams inició la reanimación cardiopulmonar y le administró epinefrina. Los paramédicos llegaron y realizaron esfuerzos de reanimación, pero el detenido fue declarado muerto, según el inspecto general.

Si el personal médico de centro Adams hubiera comparado el electrocardiograma de 2019 con uno realizado el 17 de diciembre de 2020, «debería haber llevado al personal médico a llamar al 911 y enviar al detenido al hospital, donde la atención de soporte vital habría estado fácilmente disponible», concluyó un profesional médico contratado por el inspector general.

El centro Adams es propiedad y está gestionado por CoreCivic, una empresa contratada por ICE para administrar los centros de detención.

En 2020, Adams tenía una población media diaria de 710 detenidos con una capacidad máxima de 2.348, pero al inicio de la inspección había 222 personas detenidas allí.

Como parte de la inspección, el inspector general también determinó que ICE pagó más de US$ 17 millones por el espacio de camas no utilizado en base a un pago mínimo contratado.

El número de detenidos siguió disminuyendo durante el tiempo de la inspección.

«Aunque ICE debe adquirir y mantener suficiente espacio de camas para satisfacer la demanda de los aumentos de la población de detenidos, también debe esforzarse por lograr un equilibrio para evitar el desperdicio de fondos en camas vacías», concluyó el informe.

El inspector general emitió siete recomendaciones, como la elaboración de directrices de atención de emergencia y la actualización del contrato de ICE con Adams para identificar mejor las necesidades de alojamiento.

ICE estuvo de acuerdo con todas las recomendaciones y ya ha completado varias de ellas.

Frontera México-EE.UU.
ICE

Un detenido por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) que tenía una necesidad médica urgente no fue enviado al hospital y más tarde murió en uno de los centros de detención de la agencia, según un informe del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional al que tuvo acceso CNN.
La publicación ICE no envió al hospital a un inmigrante detenido que tenía una emergencia médica y luego murió, según un organismo de control apareció primero en CNN.Feedzy