Más de 91 millones de personas viven en condados de EE.UU. con altos índices de contagio por covid-19. Es hora de volver a usar mascarillas, dicen expertos

(CNN) — Ante la propagación de la variante delta del coronavirus, altamente contagiosa, especialmente entre los estadounidenses no vacunados, puede ser el momento de que gran parte del país vuelva a ponerse las mascarillas, según los expertos.

«Estamos en un punto de la pandemia muy diferente al de hace un mes», dijo el martes la doctora Leana Wen a CNN. «Y, por lo tanto, deberíamos seguir el ejemplo del condado de Los Ángeles y decir que si hay lugares en los que se mezclan personas vacunadas y no vacunadas, entonces los mandatos de mascarilla en espacios interiores deberían seguir aplicándose».

El condado de Los Ángeles reinstauró el fin de semana una orden para uso de mascarilla, exigiéndola en espacios interiores independientemente del estado de vacunación.

Wen, analista médico de CNN, nombró dos excepciones a las ocasiones en las que cree que la gente debería usar mascarilla en espacios interiores en público: cuando todo el mundo está vacunado y ha presentado una prueba negativa de covid-19 o si hay un nivel muy alto de vacunación en la comunidad.

Lo ideal sería que los mandatos de uso de mascarilla estuvieran en vigor mientras los dirigentes buscan métodos para demostrar el estado de vacunación de las personas con el fin de impulsar las tasas de vacunación, dijo Wen, médico de urgencias y profesora invitada de política y gestión sanitaria en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington.

Mientras tanto, el ex director general de Sanidad de EE.UU. cuando comenzó la pandemia dice que quiere que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) cambien formalmente sus orientaciones sobre el uso de mascarillas debido a la variante delta y al aumento del número de casos.

Las personas vacunadas y no vacunadas deberían usar mascarillas «en los lugares donde los casos están aumentando y las tasas de vacunación siguen siendo bajas», escribió el ex director general de Sanidad Jerome Adams en un artículo de opinión publicado el miércoles por el  diario The Washington Post.

Esto supondría un cambio con respecto al anuncio de los CDC del 13 de mayo, cuando dijeron que las personas totalmente vacunadas no tienen que usar mascarillas ni en espacios interiores ni en exteriores.

«En lugar de vacunarse o enmascararse, la gente podría necesitar vacunarse y enmascararse», escribió Adams.

Alrededor del 28% de la población estadounidense, o más de 91 millones de personas, vive en un condado considerado de «alta» transmisión de covid-19, según datos de los CDC.

Según los CDC, solo el 48,7% del total de la población estadounidense está totalmente vacunada contra el virus, una cifra muy inferior al 70% u 85% que los expertos en salud han calculado que se necesitaría para frenar o detener la propagación.

Los casos aumentan en Estados Unidos. El país registró un promedio de 37.055 nuevos casos al día durante una semana hasta el martes, un 54% más que la semana anterior y más de dos veces y media la media registrada hace dos semanas (13.665), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El lunes, el Secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Xavier Becerra, firmó la renovación del estado de emergencia de salud pública por covid-19 por otros 90 días, debido a que algunos estados están viendo impactos particularmente preocupantes de la pandemia.

El actual aumento de casos puede seguir ejerciendo presión sobre el sistema de atención sanitaria en Mississippi, advirtieron las autoridades estatales.

«Vamos a tener unas semanas difíciles, la variante delta nos está golpeando con mucha fuerza», dijo el martes el Dr. Thomas Dobbs, funcionario de salud del estado. «Vamos a ver a la gente morir innecesariamente durante el próximo mes o dos, sin ninguna buena razón».

Un empleado ordena un estante en la tienda de segunda mano 2nd Street, en el distrito de Fairfax, en Los Ángeles.

Los casos pediátricos de covid-19 casi se duplican desde finales de junio

Al tiempo que el virus se propaga entre los adultos no vacunados, los niños, muchos de los cuales aún no pueden ser vacunados, están sintiendo el impacto.

«No parece que este virus se dirija selectivamente a los niños», dijo a CNN el Dr. Peter Hotez, profesor y decano de Medicina Tropical del Baylor College of Medicine. «Es simplemente que tantos individuos no vacunados se están contagiando de la variante delta que los menores terminan siendo arrastrados».

La semana pasada, más de 23.000 niños se contagiaron de covid-19, lo que supone casi el doble de lo registrado a finales de junio, según informó el martes la Academia Americana de Pediatría. Los niños representan casi el 16% de los casos notificados semanalmente.

Y aunque los niños tienen un riesgo menor de desarrollar una enfermedad grave por el covid-19 que los adultos mayores, la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, rebatió las afirmaciones de que no están siendo afectados.

«Una cosa que quiero señalar con los niños es que creo que caemos en este pensamiento erróneo de decir que solo 400 de estas 600.000 muertes por covid-19 han sido en niños», dijo Walensky. «Los niños no deben morir. Así que 400 es una cantidad enorme para la temporada respiratoria».

Actualmente, solo los mayores de 12 años pueden vacunarse, aunque se están realizando estudios que pretenden ofrecer protección a los niños más pequeños.

Es «muy probable» que los datos sobre las vacunas contra el covid-19 en niños menores de 12 años estén disponibles a principios del invierno, según ha declarado el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Y cuando estén disponibles, Fauci dijo que no le sorprendería que las escuelas consideraran incluir las vacunas contra el covid-19 como una inmunización obligatoria. Si este año y el próximo sigue habiendo problemas con el coronavirus, «es muy posible que se exija», dijo Fauci el martes en el programa «This Morning» de la CBS.

Los centros de trabajo empiezan a obligar a vacunarse

Muchos expertos han sugerido que los mandatos de vacunación locales podrían ser una estrategia importante para aumentar la tasa de vacunación y controlar el virus.

A partir del 2 de agosto, los trabajadores de 11 hospitales de la ciudad de Nueva York y los trabajadores clínicos del departamento de salud de la ciudad estarán obligados a vacunarse o a someterse a pruebas semanales de covid-19, dijo el miércoles el alcalde Bill de Blasio.

Los 11 hospitales en cuestión pertenecen al sistema público Health + Hospitals (H+H) de la ciudad. Alrededor del 60% del personal de H+H está vacunado ahora, y el nuevo requisito probablemente aumentará esa tasa, dijo su CEO, el Dr. Mitchell Katz.

Además, Banner Health, un servicio sanitario sin ánimo de lucro que es el mayor empleador privado de Arizona, está exigiendo a sus empleados que se vacunen contra el covid-19 para mantener sus puestos de trabajo.

«Con limitadas excepciones, todos los miembros del equipo tienen hasta el 1 de noviembre para estar completamente vacunados», indicó la compañía el martes en un comunicado de prensa.

Banner Health citó el aumento de la variante delta como motivo del mandato, junto con la necesidad de prepararse para la próxima temporada de gripe. Los detalles sobre cómo los empleados pueden solicitar una exención al requisito se darán a conocer más adelante, aseguró la compañía.

«Estamos tomando esta medida para reducir el riesgo para nuestros pacientes, sus familias, los visitantes y los demás», dijo el presidente y CEO Peter Fine. «La seguridad es una prioridad absoluta y el mandato de la vacuna contra el covid-19 refleja ese compromiso».

Banner Health emplea a unas 52.000 personas en Arizona, California, Colorado, Nebraska, Nevada y Wyoming, precisó.

Este tipo de medidas podrían ser más comunes cuando las vacunas obtengan la autorización completa de la FDA, según los expertos.

A pesar del impulso a la vacunación, una encuesta publicada el martes por Axios-Ipsos mostró que la mayoría de los estadounidenses no vacunados dijeron que no es probable que se vacunen, independientemente de los esfuerzos de divulgación.

Covid-19
Variante delta

Más de 91 millones de personas viven en condados de Estados Unidos con tasas altas de contagio de covid-19 y bajas tasas de vacunación. Esto podría hacer necesario retomar el uso de mascarillas independientemente del estado de vacunación.
La publicación Más de 91 millones de personas viven en condados de EE.UU. con altos índices de contagio por covid-19. Es hora de volver a usar mascarillas, dicen expertos apareció primero en CNN.Feedzy