La manera en la que Fox News se convierte en una cadena de provocación racial

Nueva York (CNN Business) —  Una noche a principios de este mes, un hombre blanco lleno de ira se sentó detrás de un escritorio, miró a una cámara y comenzó a despotricar sobre cómo se debe hacer algo para «salvar» a Estados Unidos antes de que «nos convirtamos en Ruanda», una referencia no tan sutil al horrible genocidio que ocurrió en el país africano hace décadas.

Ese hombre lleno de rabia, que pronunció su diatriba mientras se colocaba junto a un gráfico («MANÍA ANTI BLANCA»), no era un neonazi que grababa un video para una red clandestina de extremistas afines.

Era Tucker Carlson, de Fox News, el presentador más visto de una de las cadenas más vistas de todo Estados Unidos.

Carlson ocupa el espacio más extremo de la cadena Fox. Su programa se ha convertido en una especie de provocación racial descarada. A principios de este año, Carlson incluso apoyó la teoría racista del «gran reemplazo» en su programa de máxima audiencia.

Pero aunque Carlson sea más explícito que la mayoría de sus colegas, lo que ha estado haciendo encaja perfectamente en el tema más amplio impulsado por Fox como cadena. La cadena Fox tiene un largo historial de satisfacer los temores de la población blanca de Estados Unidos. Pero la programación en esa línea ha aumentado recientemente, arraigándose en el ADN del canal.

La cadena Fox entiende el pánico que cunde en la población blanca de Estados Unidos y lo explota para obtener beneficios. En lugar de utilizar su plataforma para la discusión y el debate de buena fe sobre la raza, la cadena opta por satanizar a quienes intentan hacerlo. Presenta un mundo aterrador a los espectadores y luego les dice, repetidamente, que es la única entidad de la sociedad que se enfrenta a las fuerzas nefastas que pretenden destruir su modo de vida.

La obsesión de la cadena con la teoría crítica de la raza, por ejemplo, ilustra lo inherente que se ha vuelto para la cadena la provocación racial, que se ha disparado en sus transmisiones en los últimos meses. Según Media Matters, un organismo de seguimiento progresista, Fox mencionó la «teoría racial crítica» en sus ondas unas impactantes 901 veces durante el mes de junio. La organización dijo que en los últimos tres meses y medio, Fox ha mencionado el tema más de 1.900 veces.

La cobertura de Gwen Berry, la atleta olímpica estadounidense que protestó contra el himno nacional apartándose de la bandera mientras sonaba, ofrece otro dato. En el último mes, el sitio web de Fox ha publicado 24 historias centradas en ella, a menudo presentándola como una atleta olímpica que odia al país, de forma similar a como la cadena ha retratado a otros atletas negros que han protestado contra las injusticias raciales en el campo.

Los ejemplos son demasiado numerosos para contarlos. Cada día hay un nuevo villano, una nueva vía para avivar la tensión racial, un nuevo objetivo para atacar y alimentar la máquina de la indignación. Un día es Black Lives Matter. Al día siguiente es la vicepresidenta Kamala Harris. Al día siguiente es la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot. Y así sucesivamente.

Y aunque los asuntos puedan parecer dispares, los temas transmiten un mensaje singular, uno que es claro, consistente y siempre presente: la gente que no se parece a ti está amenazando tu forma de vida y el país tal y como lo conocemos. Los radicales de extrema izquierda odian este país y pretenden transformarlo en una utopía socialista.

Por supuesto, la realidad no se ajusta a lo que Fox presenta como tal. Los radicales de extrema izquierda no controlan la Casa Blanca. La controla Joe Biden, un demócrata moderado. Aspirar a mejorar el país no se traduce en odiarlo. Y no hay ningún complot secreto por parte de los demócratas para convertir el país en un agujero infernal comunista.

Pero también es innegable que el país, y el mundo, están cambiando rápidamente. Se espera que los cambios demográficos en curso conviertan a las minorías en la mayoría de Estados Unidos en 2050. Los trabajos manuales se están automatizando y eliminando. Y los estadounidenses son cada vez más conscientes de las injusticias sociales y raciales.

Ese cambio puede ser aterrador, especialmente para las comunidades blancas que constituyen la gran mayoría de los espectadores de la cadena Fox. El 94% de los espectadores que sintonizaron «Tucker Carlson Tonight» desde el 1 de enero hasta el 7 de julio han sido blancos, según Nielsen Media Research, el estándar de la industria para medir las audiencias televisivas. Solo el 2% eran negros. (A modo de comparación, durante el mismo período de seis meses, la audiencia de la CNN en el horario de las 20:00 fue de un 25% de negros y la audiencia de la MSNBC en el horario de las 20:00 fue de un 27% de negros. Ambas audiencias tenían un 66% de blancos).

Derrick Johnson, presidente de la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color, dijo que toda la cobertura de Fox «confluye» y que no es solo Carlson quien trafica con la provocación racial.

«Juegan con el mínimo común denominador del miedo de los blancos», dijo Johnson sobre la Fox. «Venden el miedo a un nivel que causa daño a las comunidades. … Venden el miedo desde los programas matutinos y durante todo el día».

«Si piensas en la persona media que consume Fox News, su sentido de la realidad está desconectado de los hechos», añadió Johnson. «Está desconectado de permitir que existan personas diferentes. Crea un nivel de tolerancia en torno a cosas que son mezquinas, basadas en el odio e inhumanas. Crea una sensación de nosotros contra ellos».

Johnson no es la única persona que ha criticado a la Fox recientemente. Jonathan Greenblatt, director ejecutivo de la Liga Antidifamación, escribió a la cadena Fox en abril sobre la «retórica racista» de la cadena. Esa retórica, dijo, «galvaniza a los extremistas y enciende el fuego de la violencia». Las advertencias de Greenblatt fueron desestimadas por Fox.

Un portavoz de Fox News defendió la cobertura de la cadena en una declaración a CNN, diciendo que la cadena se enorgullece de acoger «una variedad de puntos de vista de todo el espectro político y social».

«Como hemos visto en numerosos artículos de opinión publicados en FOX News Digital, hay opiniones matizadas en torno a temas como la teoría racial crítica, y por lo tanto creemos que es importante para nuestra audiencia escuchar a todas las partes en estos asuntos fundamentales, incluyendo a destacados conservadores negros», añadió el portavoz.

Es poco probable que la estrategia de la Fox cambie, ya que ha demostrado ser un plan rentable y ha llevado a la Fox a un gran éxito financiero. En efecto, es una máquina de imprimir dinero, que llena los profundos bolsillos de su multimillonario fundador Rupert Murdoch.

Un frustrado Johnson señaló que «la raza siempre ha sido una de las herramientas más poderosas» utilizadas para dar poder a la gente. Dijo que no veía mucho valor en hablar con los ejecutivos de la Fox sobre su programación, dado que la ve «muy centrada, estratégica e intencionada».

«Me gustaría que se prohibiera, francamente», dijo Johnson. «Porque crea más intolerancia y más inestabilidad racial».

Fox News

Fox News utiliza la provocación racial y el miedo de la población blanca de Estados Unidos como un arma para generar audiencia y beneficios.
La publicación La manera en la que Fox News se convierte en una cadena de provocación racial apareció primero en CNN.Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver