Brutal ola de calor abrasa el sur de Europa a medida que avanza un verano de clima extremo en el continente

Cefalonia, Grecia (CNN) — El calor extremo y los incendios forestales continuaron afectando partes del sur de Europa el miércoles, un día después de que la temperatura máxima en Grecia alcanzara los 47,2 grados Celsius, apenas por debajo de la más alta jamás registrada en Europa.

Grecia se enfrenta a una de sus peores olas de calor en décadas y el país permanece en alerta máxima mientras continúa luchando contra incendios en todo el país.

También se han emitido advertencias de calor para Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Italia, Rumania, Serbia y Turquía. Incendios forestales mortales han arrasado partes de Turquía en los últimos días y han obligado a evacuar los centros turísticos.

Se advirtió a los residentes de la capital griega, Atenas, que permanezcan en el interior con las ventanas cerradas debido a la mala calidad del aire, después de que un incendio forestal se desatara el martes en los suburbios, al norte de la capital. El calor extremo obligó al Ministerio de Cultura a cerrar la Acrópolis y otros sitios antiguos desde el mediodía hasta las 5 p.m., esta semana.

Un hombre se refresca con agua durante la ola de calor en Salónica, Grecia, el 29 de julio. (Foto: SAKIS MITROLIDIS/AFP via Getty Images)

El Servicio de Bomberos de Grecia dijo el miércoles que había sido llamado para intervenir en 78 incendios forestales en las últimas 24 horas. Un incendio en la gran isla de Evia, al noreste de Atenas, ardía con fuerza el miércoles.

Los incendios forestales también continuaron ardiendo el martes en partes de Turquía, impulsados por el calor extremo. Al menos ocho personas habían muerto como resultado de los incendios en las provincias de Mugla y Antalya hasta el martes, informó la agencia de noticias estatal Anadolu, de Turquía.

La ola de calor en la región se produce inmediatamente después de los devastadores incendios forestales de la semana pasada en España, Grecia y la isla italiana de Cerdeña, y menos de un mes después de que las catastróficas inundaciones en el norte de Europa se cobraron más de 200 vidas.

Los expertos dicen que los fenómenos meteorológicos anormales como las inundaciones en Alemania, Bélgica y Países Bajos, así como la reciente ola de calor y los incendios forestales en Canadá y Estados Unidos, son una señal de los impactos del cambio climático.

Las sequías son cada vez más frecuentes y más severas en el sur de Europa, y las autoridades ambientales han advertido que la región está en mayor riesgo por los impactos del cambio climático en el continente.

Los meteorólogos  de CNN dijeron que la ola de calor actual de la región duraría al menos hasta el viernes, y que el pico de calor llegará el martes y miércoles para Grecia. Se esperaba que las temperaturas volvieran a estar 10 grados por encima del promedio el miércoles, a más de 40 grados centígrados, en Grecia y el oeste de Turquía.

El Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico (CAMS), un programa de la Unión Europea, dijo el miércoles que la región mediterránea se estaba convirtiendo en un «punto caliente de incendios forestales» y advirtió que los incendios que ya estaban ardiendo emitían grandes cantidades de humo a la atmósfera.

Residentes observan cómo un helicóptero Chinook del Ejército griego recoge agua mientras los bomberos continúan atacando un incendio forestal cerca de la aldea griega de Lambiri, el domingo.

«En Turquía y el sur de Italia, los datos de CAMS muestran que las emisiones y la intensidad de los incendios forestales están aumentando rápidamente, y países como Marruecos, Albania, Grecia, Macedonia del Norte y el Líbano también se ven afectados», dijo en un comunicado de prensa.

«Las columnas de humo de los incendios son claramente visibles en las imágenes de satélite que cruzan la cuenca del Mediterráneo oriental desde el sur de Turquía».

‘Fuego extremadamente difícil’

En Grecia, más de 200 lugares alcanzaron los 40 grados Celsius el martes. La temperatura máxima de 47,2°C, registrada en Langadas, en Salónica, estaba a menos de un grado del récord europeo de todos los tiempos de 48° C registrado en Atenas, Grecia, en 1977.

El servicio meteorológico de Grecia advirtió que el riesgo del fuego se mantuvo muy alto miércoles y jueves. «Las condiciones de calor prolongado que prevalecen en nuestro país han aumentado la inflamabilidad del combustible muerto a niveles extremadamente altos en casi todo el territorio, haciendo que cualquier uso del fuego sea extremadamente peligroso», dijo.

El incendio en las afueras de Atenas está mayormente bajo control, pero persisten los temores de que pueda reaparecer, según las autoridades.

El primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, dijo el miércoles que no se perdieron vidas y que el sistema de evacuación de emergencia había funcionado. Destacó que los próximos días serán cruciales por la ola de calor y que todos deben permanecer en alerta.

Varias áreas residenciales han sido evacuadas, según el Servicio de Bomberos de Grecia.

A medida que el fuego se extendía el martes al norte de la capital, las autoridades instaron a los residentes a abandonar los suburbios de Varimpompi, Adames y Thrakomakedones, en Atenas, así como la Villa Olímpica. El incendio también amenazó al Palacio Real de Tatoi.

Los bomberos también combatieron fuertes incendios en las islas griegas de Kos y Evia, así como en la península del Peloponeso, mientras algunos residentes estaban evacuando.

«Las horas son críticas y las condiciones que enfrentamos son extremadamente peligrosas», dijo el martes el viceministro de Protección Civil de Grecia, Nikos Hardalias. «Nuestro país está experimentando un fenómeno climático extremo en los últimos días, una de las peores olas de calor de los últimos 40 años».

Al actualizar a los periodistas sobre el incendio del área de Atenas, el miércoles, Hardalias dijo que una estimación inicial era que 76 casas y 27 negocios habían resultado seriamente dañados. Más de 70 personas han sido llevadas al hospital por problemas respiratorios desde el martes, agregó el ministro de Salud griego, Vassilis Kikilias.

Un hombre aleja a su ganado de un incendio que avanza el 2 de agosto en Mugla, distrito de Marmaris, mientras la Unión Europea enviaba ayuda a Turquía y voluntarios se unían a los bomberos. (Foto: YASIN AKGUL/AFP via Getty Images)

‘Solidaridad europea’

La Comisión Europea dijo que estaba trabajando las 24 horas del día para movilizar apoyo para las operaciones de extinción de incendios en los países más afectados. Dos aviones de extinción de incendios se enviarían el miércoles desde Francia a las áreas afectadas en Italia, dijo en un comunicado de prensa, y dos aviones de extinción de incendios de Chipre están apoyando a Grecia.

Países Bajos y República Checa están enviando helicópteros a Albania, y Eslovenia está desplegando 45 bomberos en Macedonia del Norte, agregó.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tuiteó que estaba siguiendo la situación con gran preocupación. «La solidaridad europea está trabajando para combatir estos terribles incendios. Estamos con ustedes», dijo.

Una serie de incendios forestales están ardiendo en el este y noreste de Macedonia del Norte, según el Centro de Coordinación de Respuesta a Emergencias (ERCC) de la Comisión Europea, lo que obliga a evacuar la ciudad de Kochani.

Albania ha sufrido más de 120 incendios en las últimas semanas, luego de las altas temperaturas sostenidas, y la región de Vlora enfrenta la situación más crítica, dijo el ERCC.

Un bombero habla con su colega mientras trabajan para apagar incendios en Cugliari, cerca de Oristano, en la isla mediterránea de Cerdeña, Italia, el 26 de julio.

La asociación de agricultores italianos, Coldiretti, dijo el miércoles que su análisis de los datos de incendios indicó que los grandes incendios se habían triplicado en el verano de 2021 en comparación con la media histórica de 2008 a 2020, causando daños por valor de millones de euros al medio ambiente, la economía, el trabajo y el turismo.

Las llamas han incinerado decenas de miles de hectáreas de bosques y matorrales mediterráneos en todo el país, dijo, dejando atrás animales muertos y árboles carbonizados, olivares y pastos, además de amenazar áreas urbanas.

‘La situación es muy grave’

Mientras tanto, Turquía estaba luchando contra 11 incendios en seis provincias hasta el martes, tuiteó el ministro de Agricultura y Silvicultura, Bekir Pakdemirli, en su cuenta oficial.

Un total de 152 incendios en 32 provincias han sido controlados en Turquía en los últimos seis días, dijo.

Hablando en una conferencia de prensa del Gobierno en Marmaris, Pakdemirli dijo que el distrito de Marmaris de la provincia de Mugla había experimentado una temperatura máxima histórica de 43,5 grados Celsius con una humedad muy baja (menos del 10%) y una velocidad del viento de 65 kilómetros por hora.

Bomberos luchan contra un incendio forestal masivo que envolvió una región turística mediterránea en la costa sur de Turquía, cerca de la ciudad de Manavgat, el 29 de julio.

Más de 2.000 casas han sido dañadas en Antalya y otras 347 en Mugla, dijo el ministro del Interior, Suleyman Soylu, en la conferencia de prensa.

El alcalde de Milas, una ciudad en el suroeste de Turquía, dijo que las llamas de los incendios en curso habían llegado cerca de una planta de energía, el martes por la noche.

«La situación es muy grave», dijo el alcalde, Muhammet Tokat. «Las llamas llegaron cerca de una planta de energía térmica. Si es posible, un avión o helicóptero con visión nocturna debe dirigirse al área de inmediato».

Chris Liakos, de CNN, informó desde Cefalonia e Isil Sariyuce desde Estambul; mientras que Laura Smith-Spark escribió desde Londres. Sharon Braithwaite, Taylor Ward, Monica Garrett y Livia Borghese, de CNN, contribuyeron a este informe.

Ola de calor

El calor extremo y los incendios forestales continuaron afectando partes del sur de Europa el miércoles, un día después de que la temperatura máxima en Grecia alcanzara los 47,2 grados Celsius, apenas por debajo de la más alta jamás registrada en Europa.
La publicación Brutal ola de calor abrasa el sur de Europa a medida que avanza un verano de clima extremo en el continente apareció primero en CNN.Feedzy