Presidente, «Rompa el pacto»

POR: MAXIMINO VILLAGÓMEZ PERERA

» Este 1 de julio se realizó la primera consulta ciudadana, palabras más,palabras menos, para salirnos de «tecnicismos» y retóricas innecesarias, la consulta que en el fondo preguntaba al pueblo, si considera o no juzgar a los expresidentes, por las decisiones o errores del pasado. Y llegó «el gran día», el que muchos sabíamos de antemano lo que pasaría: «la falsa crónica… de una muerte anunciada», o dicho de otra forma, al viejo lenguaje que usaban parteras: «todos sabíamos que ese niño, ya venía muerto». 

Ciertamente, en México no hay una cultura de la consulta, la democracia participativa, han sido años, décadas, quizás siglos, de «desnutrición democrática», llevará pues, años y a las siguientes generaciones ver algún fruto del ejercicio que se realizó este domingo, ciertamente, fue el comienzo, de un largo camino, de ese camino que como titula un libro del propio INE: «La democracia no se hizo en un día». Ciertamente habrá quienes pongan los puntos positivos del ejercicio, que digan que es preferible un comienzo, una primera consulta… a ninguna. 

Y sin embargo, no es tan simple. No es tan fácil hacer ver esto «como un simple ejercicio de participación», sobre todo cuando hay personas, millones, que tenían las esperanzas, la fe, de que está consulta llevará a acciones concretas para abrir un proceso legal en contra de los expresidentes o como le denominaron en esta ocasión, que fuera «vinculante».  Quienes más confiaban y pugnaban por la utilidad práctica de la consulta, eran y son sobre todo, los ciudadanos que se sienten más agraviados de los errores y excesos del pasado, en teoría, todos los mexicanos, por lo menos hemos sido agraviados pagando el FOBAPROA, uno de los tantos «hechos del pasado»que estarían sobre la mesa de un probable juicio, pero hay «de agraviados, a agraviados» de ofendidos a ofendidos, y lo peor: de víctimas a víctimas; solo citaré para no alargar los casos de asesinatos multitudinarios: Tlataya, Acteal. AYOTZINAPA. 

Al grano: era la consulta el único camino para iniciar acciones legales contra los expresidentes? Claro que no, es un hecho simple, llano, tácito, que no se requiere 40 millones de «denunciantes»para proceder legalmente ante un delincuente, como muchos dicen,»la ley no se consulta».  El principal promotor del juicio a los expresidentes en las campañas por la presidencia del 2006, 2012 y 2018 tiene nombre y apellido: por sus siglas, AMLO.  Sin embargo, a la vista de todos AMLO después de haber llegado por fin a la presidencia en tres intentos, da un giro a una promesa de campaña, y ya en el poder, ante muchos seguidores que miran atónitos expresa su nueva propuesta: «EL PUNTO FINAL», el ir para adelante, olvidarse pues, de los errores del pasado. Más adelante, ante la presión de algunos grupos, aventó la pelota al pueblo: «YO NO VOY A JUZGAR A LOS EXPRESIDENTES, QUE SEA EL PUEBLO EL QUE DECIDA». El resto de la historia ya la conocemos; terminó en lo que vimos el domingo, una consulta con una pregunta confusa, «descafeinada». 

Cuál ha sido el principal impedimento para que los errores del pasado de los «ex» hayan quedado en la impunidad y el olvido? Simple, es una larga cadena, dónde el presidente que entra «tapa» al que sale, los delitos, en su gran mayoría prescriben, haciendo una regla no escrita, de que los presidentes jamás juzgan a su antecesor. Así pues, en fila india, han actuado todos los presidentes de lo que AMLO llama «el periodo neoliberal».  Y con esto retomo el título de este texto, cómo su propia esposa le dijo, cuando le preguntó que no sabía que era el «pacto patriarcal», aquí sin preguntar le decimos y va de una vez: ROMPA EL PACTO. De presidente a presidente rompa usted el eslabón, la cadena que «jamás revienta». No se necesita una consulta, ni cumplir una cuota millonaria de votos. Usted tiene la decisión, probablemente no valga la pena enredar más el asunto, y tratar de «meter en el ajo» a los presidentes y delitos que ya prescribieron o por lo menos por ahora (tal vez en comisiones futuras de la verdad, esto sea posible). Presidente: ROMPA USTED EL PACTO, y que se proceda legalmente y con pruebas reales contra los delitos de los presidentes que tiene a la mano: sus antecesores inmediatos, Calderón (que muchos ya prescribieron y/o están por prescribir) y sobre todo Enrique Peña Nieto. Usted debe canalizar sus esfuerzos por hacer justicia, hacia lo posible e inmediato, ir de «A» a «B» y luego de «B» a «C» si realmente quiere que se haga justicia al pueblo de México. No es necesario se lance con todo a título personal, solo haga el exhorto, el señalamiento, la manifestación, ante la fiscalía ,jueces, y magistrados de la suprema corte. Es todo lo que su pueblo quiere, y desea ver.



Autor: MAXIMINO VILLAGÓMEZ PERERA, 47 años, artista (escultor) analista de afición, radicado en su estado natal, Tabasco.