A medida que aumentan los casos de covid-19 entre adolescentes, también aumenta la tasa de vacunación, según un análisis de CNN

(CNN) — En las últimas dos semanas se han vacunado contra el covid-19 más adolescentes, lo que representa aproximadamente una quinta parte de todas las nuevas vacunaciones en Estados Unidos, según sugieren los datos.
Los expertos en salud pública consideran que el aumento de las vacunas es bueno, pero la causa puede ser sombría.

El aumento de las vacunas contra el covid-19 entre los adolescentes es paralelo al aumento de los casos y las hospitalizaciones por covid-19, en su mayor parte impulsados por la variante delta, lo que lleva a algunos expertos a especular que los padres que antes dudaban en vacunar a sus hijos reconsideraban su decisión después de ver cómo enferman más jóvenes.

A lo largo del verano, la tasa de casos de covid-19 entre los adolescentes casi se quintuplicó. En junio, hubo 3,4 casos por cada 100.000 adolescentes de 12 a 15 años, que prácticamente se triplicaron a unos 9 casos por cada 100.000 adolescentes en julio y hasta 14,6 casos por cada 100.000 adolescentes en agosto, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), actualizados por última vez el lunes.

Al mismo tiempo, ese grupo de edad representó el 30,9% de las personas que recibieron al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19 en junio, y aumentó al 38,9% en julio y al 44,9% en agosto. Los niños de 12 a 15 años solo representan el 5% de la población en general.

El porcentaje de personas de 12 a 15 años totalmente vacunadas también aumentó, pasando del 21,5% en junio al 28,7% en julio y al 32,2% en agosto.

Entre los adolescentes mayores, de 16 y 17 años, la media de casos de covid-19 por cada 100.000 personas aumentó de 4,27 en junio a 11,37 en julio y a 17,28 por cada 100.000 en agosto, según muestran los datos de los CDC, hasta el lunes.

Al mismo tiempo, ese grupo de edad representaba el 43,5% de las personas que recibieron al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19 en junio, y aumentó al 49,7% en julio y al 54,2% en agosto. El porcentaje de personas totalmente vacunadas que pertenecen a ese grupo de edad pasó del 34,6% en junio al 40,1% en julio y al 42,7% en agosto.

Esto significa que todavía hay millones de adolescentes que vuelven a la escuela este mes sin estar vacunados, pero son un grupo cada vez más reducido dentro de los aproximadamente 25 millones de jóvenes de 12 a 17 años que hay en Estados Unidos.

En general, unos 8 millones, o el 32% de todos los adolescentes de 12 a 17 años, están totalmente vacunados contra el covid-19.

«Se dan cuenta de que es necesario para protegerlos»

Ishaan Mishra, de 13 años, recuerda haber sido uno de los primeros adolescentes estadounidenses en hacer cola en un Walgreens local de San Francisco para recibir la vacuna en mayo. Ese mes, la Administración de Medicinas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó la vacuna contra el coronavirus de Pfizer/BioNTech para adolescentes de hasta 12 años.

«La conseguimos relativamente pronto cuando fue lanzada y definitivamente había algunos otros adolescentes, así que había gente de más de 12 años allí esperando en la fila, y en general estaba definitivamente emocionado», dijo Ishaan a CNN el martes, recordando el momento.

«Ayudó a que mis amigos se sintieran más seguros al interactuar conmigo», dijo sobre la vacunación. «Me permitía verlos más».

Ahora, varios meses después, Ishaan empezará el 1 de septiembre el 8º grado, y dijo que muchos de sus compañeros siguen teniendo opiniones positivas sobre la vacuna contra el covid-19.

«Se dan cuenta de que es necesario para protegerlos», comentó Ishaan.

Algunos de sus amigos y él se preocupan por los posibles casos de infección posvacunación debidos a la variante delta, añadió. Pero al estar totalmente vacunado, Ishaan sabe que la vacuna ofrece protección contra la enfermedad grave si se produjera una infección posvacunación.

«Creo que es muy importante vacunarse antes de que empiece el curso escolar», afirmó Ishaan. «Siempre existe la posibilidad de contraer covid-19 y uno quiere protegerse al máximo».

Cuando Ishaan se vacunó en mayo, fue su madre, la Dra. Monica Gandhi, profesora de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, quien lo llevó a Walgreens para que recibiera su primera dosis.

Antes de llevar a Ishaan de nuevo a la farmacia para que recibiera su segunda dosis, Gandhi dijo que primero esperó hasta la reunión del ACIP del 23 de junio para conocer los resultados de los datos que informaban de casos de miocarditis en varones jóvenes que habían recibido la vacuna.

El ACIP es el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC, un grupo de expertos médicos y de salud pública que elaboran recomendaciones sobre el uso de las vacunas.

Las vacunas para los jóvenes de 12 a 15 años empezaron a incrementar un poco después del 10 de mayo, cuando la FDA autorizó la vacuna de dos dosis de Pfizer/BioNTech para ese grupo de edad. En menos de una semana, se vacunaron 600.000 niños de ese grupo, según datos de los CDC.

Pero las cifras cayeron bruscamente el 23 de mayo, el día después de que aparecieran artículos en los medios de comunicación sobre la posible relación entre la vacuna y la miocarditis, o inflamación del corazón, en los jóvenes. La mayoría de los casos de miocarditis eran leves y solían resolverse rápidamente.

En junio, la FDA añadió una advertencia sobre el riesgo de miocarditis y pericarditis, inflamación del tejido que rodea el corazón, a las fichas técnicas de las vacunas de Pfizer y Moderna.

Los datos de los CDC que mostraban que los casos de miocarditis eran leves fueron tranquilizadores, dijo Gandhi, y por eso llevó a Ishaan a su segunda dosis en junio, unas seis semanas después de la primera.

«Tuvimos una buena experiencia», aseguró, y añadió que Ishaan experimentó únicamente «efectos secundarios leves como fatiga, dolor en el brazo y fiebre leve después de la segunda inyección».

¿Qué impulsa el aumento de la vacunación?

Aunque las vacunaciones entre los adolescentes se desplomaron tras los informes sobre la miocarditis, los datos sugieren que las vacunaciones vuelven a aumentar.

«En mi opinión, y por lo que he visto entre mis pacientes adolescentes, muchos están ansiosos por vacunarse ahora porque entienden la urgencia de hacerlo antes de que comience el año escolar», dijo la Dra. Priya Soni, profesora adjunta de enfermedades infecciosas pediátricas en el Centro Médico Cedars-Sinaí de Los Ángeles.

«Este razonamiento, combinado con la comprensión de que la variante delta está impulsando esta pandemia hacia otra oleada, ahora están más deseosos que nunca de confiar en lo que la ciencia nos ha enseñado una y otra vez: las vacunas funcionan», explicó Soni. «En última instancia, al sopesar los pros y los contras de comenzar el año escolar sin la protección contra el covid-19, muchos adolescentes y padres están dando el paso que los prepara para tener la mejor oportunidad de un año escolar exitoso y saludable».

Alrededor de un millón de adolescentes de entre 12 y 17 años han recibido hasta ahora al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19 en las últimas dos semanas, lo que representa alrededor del 19% de todas las personas de EE.UU. que han recibido al menos una dosis recientemente, según los datos de los CDC.

«Es difícil saber qué es lo que impulsa el aumento de las vacunaciones, pero probablemente esté relacionado con el reconocimiento entre los jóvenes de que la variante delta, altamente transmisible, impulsa otro repunte significativo, especialmente entre los individuos más jóvenes que tienen menos probabilidades de vacunarse», escribió el lunes en un correo electrónico a CNN la Dra. Yvonne Maldonado, jefa de la división de enfermedades infecciosas del Departamento de Pediatría de Stanford Medicine y presidenta del comité de la Academia Americana de Pediatría.

Maldonado calificó de «prometedor» el reciente aumento de la vacunación contra el covid-19 entre los adolescentes.

«Siempre es alentador ver que las poblaciones buscan los beneficios de las vacunas seguras y eficaces contra el covid-19, así como contra otras enfermedades infecciosas. Aunque todavía nos queda camino por recorrer para aumentar nuestras cifras de vacunación, se trata de una tendencia prometedora», dijo Maldonado.

«Creo que la tan esperada reapertura de los colegios es un factor que está animando a las familias a vacunar a todos sus miembros elegibles», indicó. «Sin embargo, no hay pruebas de que la apertura de los colegios esté impulsando nuevos contagios de covid-19. Éstas son un reflejo de las infecciones altamente transmisibles que se producen entre los adultos no vacunados en entornos comunitarios».

El reciente aumento de casos y hospitalizaciones por covid-19, impulsado por la variante delta del coronavirus, parece estar impulsando la vacunación en personas más jóvenes, dijo Gandhi.

«Sí, creo que a raíz de la variante delta y de la creciente preocupación por la seguridad de los niños, sobre todo con la reapertura de los colegios, se está impulsando esta voluntad de los padres de vacunar a sus hijos o la de los adolescentes mismos», afirmó Gandhi, que también es directora del Centro de Investigación del Sida de la UCSF.

«Creo que esto es muy alentador, ya que el grupo más rezagado en la vacunación era el de los individuos más jóvenes, incluidos los adolescentes», comentó Gandhi. «La variante delta ha hecho que los más jóvenes se vacunen con mayor urgencia y creo que es alentador ver que un 20% de los que completaron la vacunación en los últimos 14 días son adolescentes».

Ishaan, el hijo de 13 años de Gandhi, espera que más personas de su grupo de edad que aún no se han vacunado, lo hagan pronto.

«Esta es la forma más eficaz de detener la pandemia, porque las mascarillas funcionan, pero no pueden protegerte de todo», dijo Ishaan.

«La vacuna suele tener una eficacia del 94%», explicó. «Así que, definitivamente, es una de las mejores opciones que se pueden tener para intentar protegerse a uno mismo y a la comunidad del covid-19».

Adolescentes
vacuna contra el covid-19

El aumento de las vacunas contra el covid-19 entre los adolescentes es paralelo al aumento de los casos y las hospitalizaciones por covid-19, en su mayor parte impulsados por la variante delta, lo que lleva a algunos expertos a especular que los padres que antes dudaban en vacunar a sus hijos están reconsiderando su decisión después de ver cómo enferman más jóvenes.
La publicación A medida que aumentan los casos de covid-19 entre adolescentes, también aumenta la tasa de vacunación, según un análisis de CNN apareció primero en CNN.Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver