Estados Unidos trabaja directamente con los líderes talibanes para intentar salvar la crisis de Biden en Afganistán

Washington (CNN) — Mientras el Departamento de Estado de Estados Unidos sigue manteniendo conversaciones diplomáticas de alto nivel con los talibanes en el entorno neutral de Doha, Qatar, como ha hecho durante el último año, las verdaderas negociaciones se han trasladado a las caóticas calles de Kabul en los últimos días, donde los mandos militares de Estados Unidos están en constante comunicación con los militantes talibanes sobre la seguridad en torno al aeropuerto.
En una medida extraordinaria, el máximo comandante de EE.UU. en Afganistán, el almirante Peter Vasely, ha estado dirigiendo el esfuerzo para negociar con su homólogo talibán para mantener la seguridad en el aeropuerto de Kabul y garantizar la seguridad tanto de los estadounidenses como de los afganos que esperan escapar.

Hasta ahora, las conversaciones han dado resultados desiguales en el mejor de los casos. Las tropas de EE.UU. han asegurado el aeropuerto y los vuelos de evacuación han despegado con éxito. Sin embargo, la embajada de EE.UU. ha advertido explícitamente que no puede garantizar el paso seguro de los estadounidenses que intentan llegar al aeropuerto y CNN ha informado que los afganos que intentan el peligroso viaje hasta allí han sido objeto de violencia e intimidación.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que, aunque Estados Unidos dispone de varios canales de comunicación con el grupo militante, los funcionarios aún no tienen claro qué combatientes talibanes controlan qué, y si las instrucciones se están transmitiendo correctamente por la cadena de mando.

«La estructura de mando de los talibanes no es perfecta», dijo un diplomático que ha pasado mucho tiempo en la región, por lo que algunos acuerdos negociados por los líderes pueden no ser perfectamente comunicados a los combatientes en las calles.

Soldados del Ejército de EE.UU. asignados a la 10ª División de Montaña velan por la seguridad en el aeropuerto internacional Hamid Karzai, en Kabul, Afganistán, el 15 de agosto.
(Créditos: U.S. Marine Corps Sgt. Isaiah Campbell)

El exembajador de EE.UU. en Afganistán John Bass también fue enviado a Kabul para ayudar a restablecer el orden en torno al aeropuerto y facilitar el paso seguro de los estadounidenses que actualmente no pueden llegar allí, según anunció el Departamento de Estado esta semana. Los funcionarios que informaron a los legisladores este jueves dijeron que su esperanza era que Bass pudiera ayudar a resolver algunos de esos problemas con los talibanes diplomáticamente sin tener que enviar fuerzas de operaciones especiales fuera del aeropuerto para restaurar el orden o recuperar a los estadounidenses varados.

Se escuchan fuertes detonaciones en aeropuerto de Kabul 0:42

Cuando los funcionarios del Departamento de Estado, de Defensa y del Consejo de Seguridad Nacional fueron presionados en una llamada con los legisladores el jueves acerca de por qué EE.UU. no puede salir del perímetro del aeropuerto para recoger a los estadounidenses, reiteraron que EE.UU. tiene que permanecer totalmente centrado en la misión de asegurar el aeropuerto y dijeron que la esperanza es que Bass puede ayudar a resolver cualquier problema que tengan los ciudadanos para pasar.

Los funcionarios de defensa de EE.UU. han dicho en repetidas ocasiones esta semana que carecen de capacidad para aventurarse más allá del aeropuerto de Kabul. Los combatientes talibanes han establecido puestos de control alrededor de la ciudad de 6 millones de habitantes, así como fuera del perímetro del aeropuerto, y han estado acosando e incluso golpeando a los afganos que intentan pasar, según múltiples informes.

Los funcionarios de Estados Unidos dicen estar al tanto de los informes, y el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo a los periodistas el jueves que «cada informe de alguien que no puede llegar al aeropuerto por cualquier motivo es algo que tomamos muy en serio», y los funcionarios han pedido a los talibanes que permitan el paso seguro al aeropuerto a todos los que deseen salir del país.
Vasely se ha estado comunicando al menos una vez al día con un comandante talibán apostado fuera del aeropuerto, dijo el jueves el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby. «Tengo entendido que en un día normal hay más de una conversación, una conversación directa con el comandante designado por ellos mismos», dijo.

El entendimiento tentativo ahora es que los talibanes permitirán que Estados Unidos continúe sus operaciones de evacuación sin obstáculos en el aeropuerto, siempre y cuando las fuerzas estadounidenses no se desplieguen en la ciudad e interfieran con el gobierno talibán allí.

«No hay planes de ampliar» la presencia militar de Estados Unidos en Kabul más allá del aeropuerto por ahora, dijo Kirby el jueves. Al mismo tiempo, no hay «ningún interés por parte de los comandantes talibanes en acceder al aeropuerto», dijo. «Tenemos entendido que entienden por qué estamos allí y lo que estamos haciendo. Y de nuevo, como dijo el secretario, hemos podido tener ese tipo de comunicación con ellos».

Ampliación del plazo

Una cuestión clave que se ha debatido a lo largo de todas las conversaciones ha sido el plazo de la presencia estadounidense en Afganistán, y si el gobierno de Biden intentará permanecer en el país más allá del 31 de agosto.

El presidente Joe Biden dijo «sí» cuando se le preguntó en una entrevista con la cadena ABC si estaba «comprometido a asegurarse de que las tropas se queden hasta que todos los estadounidenses que quieran estar fuera estén fuera». Pero sigue siendo una incógnita cuánto tiempo tolerarán los talibanes una presencia importante de Estados Unidos en el aeropuerto de Kabul.

Cuando se le preguntó durante la rueda de prensa del Pentágono del jueves si Estados Unidos necesitaría el permiso de los talibanes para permanecer en el aeropuerto más allá de finales de mes, Kirby reconoció que «tiene que seguir produciéndose una cierta medida de acuerdo con los talibanes sobre lo que estamos tratando de lograr».

El asesor de seguridad nacional Jake Sullivan dijo a los periodistas el martes que el calendario de la presencia estadounidense en Kabul se estaba discutiendo con los talibanes, pero no quiso entrar en detalles.

EE.UU. todavía tiene algunas fichas de negociación: con la desaparición de las herramientas militares, un alto funcionario de la administración dijo a CNN que las medidas del Tesoro de EE.UU. para congelar miles de millones en las instituciones financieras de EE.UU. y evitar que Afganistán tenga acceso a los activos del Fondo Monetario Internacional se han vuelto más importantes para mantener la cooperación de los talibanes en las evacuaciones del aeropuerto de Kabul.

«Definitivamente es una ventaja», dijo el funcionario.

También están las cuestiones del reconocimiento internacional formal y de la ayuda humanitaria, fuentes potencialmente significativas de influencia para Estados Unidos y sus aliados, dijeron los diplomáticos.

Preguntas sobre Doha

Mientras tanto, sigue habiendo dudas sobre las negociaciones para un futuro gobierno de Afganistán.

El Departamento de Estado ha dicho que no se ha producido ningún traspaso de poder, y no ha dejado claro a quién reconoce EE.UU. como líder de Afganistán tras la capitulación de Ashraf Ghani de Kabul.

El representante especial Zalmay Khalilzad sigue en Doha, pero «gran parte de la delegación talibán, si no toda, se ha trasladado de Doha a Afganistán», dijo el jueves Price, portavoz del Departamento de Estado.

«Hemos seguido en contacto con esos representantes por teléfono, hemos estado en contacto directamente sobre el terreno con ellos también, así como con los representantes de la República Islámica», dijo Price.

Khalilzad, que fue nombrado para su actual función bajo la administración Trump, ha dirigido las conversaciones durante más de un año, aunque algunos dentro de la Casa Blanca y en el Capitolio han expresado profundas frustraciones con su desempeño.

A finales de la semana pasada, el gobierno de Biden envió discretamente a un alto funcionario del Departamento de Estado para que se uniera al equipo negociador estadounidense en Doha, según dos fuentes familiarizadas con el asunto.

La llegada allí del Director de Planificación Política del Departamento de Estado, Salman Ahmed, indicaba que la administración de Biden consideraba que necesitaba refuerzos a medida que la situación sobre el terreno en Afganistán se deterioraba por momentos y aumentaba la frustración por el hecho de que las conversaciones en Doha no habían producido ningún compromiso de avance por parte de los talibanes.

Ahmed ha pasado mucho tiempo en las Naciones Unidas trabajando en procesos de paz. El general Frank McKenzie, comandante del Mando Central de Estados Unidos, también ha participado en las conversaciones de Doha.

Las discusiones entre EE.UU. y los talibanes se han centrado en gran medida en el paso seguro para los estadounidenses y afganos que intentan dirigirse al aeropuerto para abandonar el país, dijo una fuente familiarizada con las discusiones. También se está discutiendo una amplia gama de opciones en torno a cómo serán las próximas semanas y los próximos meses, incluida la posibilidad de ampliar la presencia estadounidense en el aeropuerto de Kabul más allá de finales de mes, dijo la fuente.

Descontento en el Capitolio

En el Capitolio, la falta de claridad por parte de la administración fue una fuente de frustración bipartidista el miércoles durante las sesiones informativas para algunos legisladores del Senado y la Cámara de Representantes sobre Afganistán, según dos fuentes familiarizadas con las sesiones a puerta cerrada.

Los legisladores de ambos lados del pasillo han pedido a Biden que amplíe el plazo si es necesario para sacar a todos los estadounidenses del país, y aunque algunos tomaron los últimos comentarios del presidente como una señal positiva, muchos siguen preocupados dada la urgencia de la situación, según múltiples fuentes del Congreso.

«Los demócratas y los republicanos están furiosos… tenemos que sacar a la gente de allí», dijo una fuente del Congreso tras la llamada del jueves con funcionarios de la administración.

«No nos estaban dando ningún tipo de información específica», añadió la fuente. «Tengo gente en la puerta que necesita salir, ¿qué se supone que debo decirles?».

Las oficinas del Congreso se han visto inundadas de llamadas de electores para ayudar a salir del país a amigos y familiares que intentan escapar, tanto ciudadanos estadounidenses como afganos que trabajaron con Estados Unidos y son vulnerables. Los legisladores han recibido un correo electrónico del Departamento de Estado para canalizar todas las peticiones para que los nombres de los afganos lleguen a los canales adecuados para su evacuación. Fuentes del Congreso dijeron que el Departamento de Estado se ha mostrado generalmente receptivo, aunque no tenían respuestas sobre cómo se suponía que la gente iba a llegar al aeropuerto, especialmente los que estaban fuera de Kabul.

El papel de Karzai

El expresidente de Afganistán Hamid Karzai ha asumido un papel activo en las negociaciones, reuniéndose con oficiales talibanes junto al presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, el Dr. Abdullah Abdullah, una figura clave en las conversaciones de Doha.

El expresidente de Afganistán Hamid Karzai, a la izquierda, se reúne con el negociador talibán Anas Haqqani, a la derecha, el 18 de agosto. Los talibanes afirman que hay una amnistía pública para todos los ex funcionarios y cargos del gobierno. Así que nadie debería abandonar el país.

Karzai permaneció en Kabul incluso cuando el último presidente de Afganistán, Ghani, huyó a los Emiratos Árabes Unidos cuando los talibanes tomaron la ciudad.

Karzai y Abdullah se reunieron el miércoles con altos dirigentes de la red Haqqani, una facción de los talibanes que también ha participado en las conversaciones con Estados Unidos, según una fuente. La red Haqqani fue designada como organización terrorista extranjera por el gobierno estadounidense en 2012 y se cree que mantiene estrechos vínculos con al Qaeda.

Según un tuit de Abdullah, las dos delegaciones «intercambiaron opiniones sobre la seguridad de los ciudadanos en Kabul y en todo Afganistán, la unidad y la cooperación para el futuro del país».

Los talibanes están examinando a funcionarios internos para que sirvan de posible líder interino mientras determinan cómo será su gobierno, dijeron las fuentes. Los talibanes tienen que lograr un delicado equilibrio: no pueden alienar a los combatientes talibanes del país, muchos de los cuales están más endurecidos, pero también han indicado que quieren el reconocimiento internacional, lo que les exigirá construir un gobierno más inclusivo.

«Creo que están pasando por una especie de crisis existencial sobre si quieren ser reconocidos por la comunidad internacional como un gobierno legítimo», dijo Biden a la ABC. «No estoy seguro de que lo quieran».

Un diplomático europeo dijo que Estados Unidos y los aliados occidentales han subrayado su intención de actuar de forma concertada cuando decidan cómo abordar un Afganistán dirigido por los talibanes, en parte para maximizar su influencia en todos los frentes. «Es importante que cualquier reconocimiento de un nuevo gobierno de Afganistán se produzca de forma conjunta y no unilateral», dijo esta persona, «por lo que queremos ver una respuesta internacional unificada para alcanzar una solución política y evitar un desastre humanitario».

–Jenny Hansler, Oren Lieberman, Jeremy Herb y Barbara Starr de CNN contribuyeron con este reportaje.

Afganistán
Talibanes

El máximo comandante de EE.UU. en Afganistán, el almirante Peter Vasely, ha estado dirigiendo el esfuerzo para negociar con su homólogo talibán para mantener la seguridad en el aeropuerto de Kabul y garantizar la seguridad tanto de los estadounidenses como de los afganos que esperan escapar.

Afganistán, minuto a minuto
Similitudes y diferencias entre las evacuaciones de Estados Unidos en Vietnam y Afganistán
¿Qué es la ley sharía con la que los talibanes rigen Afganistán?
¿Quiénes son los líderes talibanes en Afganistán?

La publicación Estados Unidos trabaja directamente con los líderes talibanes para intentar salvar la crisis de Biden en Afganistán apareció primero en CNN.Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver