Lo que las familias temen y lo que les ilusiona de este curso escolar durante la pandemia, según una encuesta

(CNN) — Según una nueva encuesta en Estados Unidos, los padres, los niños y los expertos siguen preocupados por la vuelta al colegio en medio del aumento de los casos de covid-19, la prevalencia de la variante delta, las medidas de seguridad poco estrictas y la imposibilidad de vacunar a los niños menores de 12 años.
De cara al curso escolar 2021-2022, los padres reportan que las preocupaciones de sus hijos incluyen la posibilidad de la escuela virtual (de nuevo), el sentirse incómodo en torno a grandes grupos de niños, el retraso académico y el llevarse bien con los amigos, según una Encuesta Nacional sobre la Salud Infantil del Hospital Infantil C.S. Mott publicada el lunes.

La encuesta y el informe se basan en las respuestas que los investigadores recogieron en junio de 2021 de 1.669 padres residentes en EE.UU. con al menos un hijo de entre 7 y 18 años.

La pandemia dejó huella en los estudiantes

La pandemia «causó estragos en la experiencia escolar de muchas familias el año pasado, con los padres y los niños navegando por cambios impredecibles en el entorno de aprendizaje y nuevos desafíos sociales, emocionales y académicos», dijo la codirectora de Mott Poll, Sarah Clark, científica investigadora en pediatría de la Universidad de Michigan, en un comunicado de prensa.

«Nuestro informe sugiere que esas experiencias dejaron una marca en los estudiantes y las familias, influyendo en sus opiniones y preocupaciones sobre el próximo año escolar».

Más de un tercio de los padres dijo que al menos uno de los cuatro factores: el rendimiento académico, las conexiones con los maestros, las relaciones con otros estudiantes y la actitud general hacia la escuela, fue mejor para su hijo de 2020 a 2021 en comparación con el año escolar anterior.

Sin embargo, el 56% de los padres calificó al menos uno de estos aspectos como peor para su hijo el año pasado que en 2019-2020, especialmente si la mayor parte de 2020-2021 se hizo de forma virtual. Los padres también dijeron que ayudar a sus hijos se complicó debido a factores que incluían su propio estrés, el estrés de los niños y la incertidumbre sobre el aprendizaje electrónico.

La escuela debe considerarse esencial

«Los niños aprenden de las interacciones en persona y de las relaciones. Cuando se les quita eso sin saber cuándo se va a restablecer, eso es extremadamente difícil para cualquiera, pero especialmente para los niños», dijo la Dra. Leana Wen, analista médica de CNN, médico de urgencias y profesora invitada de política y gestión sanitaria en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington.

«Hay que entender que la instrucción en persona y a tiempo completo es esencial, por lo que hay que trabajar para reducir el riesgo durante esta actividad esencial», dijo Wen. «Nadie cuestionaría que estos datos reflejan la realidad, porque ésta es la realidad vivida por muchas personas».

El sondeo también reflejó un reto al que se enfrentan algunos padres a la hora de equilibrar las preocupaciones de seguridad y las prioridades relativas al desarrollo social y educativo.

Aunque más de la mitad de los padres quieren saber cuántos alumnos y profesores no están vacunados, solo el 19% de los padres dijeron que los detalles sobre el estado de vacunación de los alumnos y profesores afectarían a sus decisiones sobre la asistencia de sus hijos a la escuela presencial.

Esta aparente contradicción se remonta a que las escuelas son esenciales, dijo Wen.

«Si hay algo que la gente percibe como esencial, aunque no se cumpla uno de los parámetros de seguridad ideales, seguirán haciéndolo, no porque sea seguro, sino porque es esencial», dijo Wen.

La vacunación del personal escolar y otras precauciones son «extremadamente importantes», añadió, «pero solo porque no las tengamos todas, no significa que no vayamos a enviar a nuestros hijos a la escuela presencial».

«Los padres también pueden creer que pueden minimizar ese riesgo haciendo que su hijo reciba la vacuna contra el covid-19», dijo Clark.

A pesar de la preocupación por la pandemia, no todos los resultados de la encuesta fueron negativos. Un 41% de los padres informó que su hijo está más entusiasmado con este año escolar, un 16% respondió que estaba menos entusiasmado y un 43% dijo que tenía el mismo entusiasmo que el año pasado. Y alrededor de la mitad de los padres se sienten seguros de poder ayudar a su hijo en la escuela, a resistir las dificultades o los problemas con los compañeros.

Temor a los imprevistos y cómo afrontarlos

Consejos para prevenir el contagio de covid-19 en niños 1:34

Según el informe, el motivo de la preocupación por la posible vuelta al aprendizaje virtual fueron los obstáculos que tuvieron algunas familias para conseguir la tecnología y/o crear un entorno de aprendizaje cómodo y funcional durante el último curso escolar.

«Para algunos niños, la disminución del nivel de interacción con los profesores también requería más supervisión o asistencia de los padres a lo largo de la jornada escolar, lo que podía ser especialmente difícil para los que trabajaban desde casa», dijo Clark.

Con el aumento de los casos de covid-19 en muchas partes de EE.UU., según el informe, los padres deberían considerar la posibilidad de ayudar a sus hijos a prepararse emocional y logísticamente para un regreso repentino al aprendizaje electrónico; un método podría ser idear un plan basado en lo que funcionó y no funcionó el año pasado.

En el caso de los niños estresados por los riesgos de seguridad, los investigadores sugieren que los padres se informen de las precauciones que toma el centro educativo y las comenten juntos.

Las familias también pueden hablar de cómo los niños pueden afrontar los momentos en los que muchos estudiantes se amontonan durante el almuerzo o los cambios de clase. Si los niños tuvieron problemas con ciertas asignaturas el año pasado, los padres pueden pedir consejo a los profesores sobre cómo su hijo puede ponerse al día mediante trabajos complementarios o la ayuda de un tutor.

Además, «algunos niños y adolescentes que pueden haber evitado ansiedades o conflictos sociales durante la escuela virtual también pueden necesitar apoyo en la transición de vuelta a la escuela tradicional en persona», dijo Clark.

En el caso de los niños preocupados por hacer amigos, los padres podrían intentar organizar encuentros de menor riesgo o citas para jugar, dijo Wen, dependiendo de la edad de los niños.

En el caso de los niños entusiasmados por volver a la escuela, los padres pueden hacer hincapié en los aspectos divertidos que los niños pueden anticipar, añadió Wen, pero también deben preparar mentalmente a sus hijos para posibles regresiones pandémicas.

«En general, los niños entienden probablemente mejor que los adultos la rapidez con que las cosas han estado cambiando y evolucionando, por lo que establecer esa expectativa es importante», dijo Wen. «Hay que hablar con los niños sobre las diferentes posibilidades de lo que podría ocurrir. Por ejemplo: ‘Si alguien da positivo, esto podría ocurrir. Si las escuelas cierran, será por determinado tiempo y por eso es importante'».

«Incluso en el día a día, repasar los escenarios puede ayudar a dar un poco más de seguridad en un momento de incertidumbre».

Covid-19
regreso a clases

Según una nueva encuesta, los padres, los niños y los expertos siguen preocupados por la vuelta al colegio en medio del aumento de los casos de covid-19, la prevalencia de la variante delta, las medidas de seguridad poco estrictas y la imposibilidad de vacunar a los niños menores de 12 años.
La publicación Lo que las familias temen y lo que les ilusiona de este curso escolar durante la pandemia, según una encuesta apareció primero en CNN.Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver