¿Estás esperando un bebé? Aquí te mostramos cómo preparar tus finanzas

(CNN) — Prepararse para un bebé no se limita a elegir el nombre u organizar la cuna. También requiere mucha planificación financiera.

El costo estimado de criar a un hijo desde el nacimiento hasta los 17 años es de un promedio de US$ 233.610, es decir  US$ 12.189 al año, para una familia de ingresos medios (con dos hijos) en EE.UU., según datos publicados en un informe del Departamento de Agricultura en 2017.

«Es fácil dejarse llevar por las emociones del embarazo e ignorar los asuntos prácticos», dijo Deborah Meyer, planificadora financiera certificada y CEO de WorthyNest. «Nunca es demasiado pronto para comenzar a planificar financieramente para un nuevo bebé».

Aquí hay cuatro medidas financieras que puedes tomar para prepararte para la llegada de tu bebé:

1. Crea un presupuesto para el bebé

Tener un presupuesto cuando estás esperando un bebé es uno de los pasos económicos más importantes que puedes tomar.

Al crear un presupuesto, sé realista acerca de tus gastos y manténlo flexible. Investigar con anticipación cuánto costarán ciertas cosas puede ser de gran ayuda.

El cuidado de los niños es un buen punto de partida, ya que a menudo es el gasto más grande en muchos presupuestos familiares.

Según un informe de 2019 del Center for American Progress, un grupo de expertos progresistas, el costo del cuidado de los niños promedia el 14% de los ingresos de las familias estadounidenses trabajadoras de clase media con dos hijos, que ganan entre US$ 50.000 y US$ 100.000 al año. Es más del doble de ese porcentaje para una familia de menores ingresos, lo que representa un promedio del 35%.

Además, asegúrate de tener en cuenta los gastos previos y posteriores al parto. Eso podría incluir gastos médicos, clases prenatales y artículos relacionados con el bebé, como pañales y sillas para el automóvil.

En muchos casos, los miembros de la familia o los amigos pueden ayudar a proporcionar artículos básicos, como ropa u otros artículos para bebés costosos, como un cochecito. Pedir artículos usados es otra forma de ahorrar en ropa, así como en artículos como juguetes y muebles.

Sin embargo, incluso si esas compras están cubiertas, Meyer sugiere asignar al menos US$ 150 al mes en costos adicionales para el bebé.

Al hacerlo, puedes brindarle a tu familia un colchón financiero saludable para cubrir otros gastos recurrentes o inesperados asociados con un bebé.

2. Habla de dinero y haz un plan con tu pareja

Muchas empresas ofrecen una forma de licencia por maternidad o paternidad. Debes consultar con tu empleador el tipo de planes de licencia familiar que ofrecen y los detalles de tu cobertura de atención médica. Luego, habla con tu pareja sobre los próximos pasos.

«Empieza a pensar en cómo serían esos primeros meses», dijo Danna Jacobs, planificadora financiera certificada y socia fundadora de Legacy Care Wealth.

Decide si uno o ambos padres se quedarán en casa o trabajarán. A partir de ahí, puedes tener una mejor idea de los ingresos disponibles y el flujo de caja del hogar durante los primeros meses de vida de tu bebé.

También debes considerar las contribuciones de jubilación de tu hogar y si deberás reducir o aumentar esa cantidad según tu presupuesto. Dar prioridad al pago de deudas con intereses altos, como una tarjeta de crédito, y finalizar cualquier plan para financiar un plan de ahorro 529 para tu recién nacido, son otros pasos esenciales que debes considerar.

En los casos en los que hablar de finanzas con tu pareja resulte incómodo o difícil, intenta trabajar con un profesional financiero, como un asesor financiero o un consejero, para mantenerte encaminado hacia las metas financieras y tu presupuesto.

«Navegar por las conversaciones de dinero con tu pareja puede ser incómodo, incluso cuando no estás esperando un bebé», dijo Meyer. «Un buen asesor o planificador financiero puede ser útil para aliviar la tensión si cada conversación sobre dinero termina con una discusión».

Trabajar con un profesional financiero también puede ayudarte a afrontar cambios importantes en tu estilo de vida, como comprar un automóvil más seguro o mudarte a un espacio más grande para dejar espacio para un recién nacido.

3. Organiza tus ahorros

Tener los ahorros adecuados puede preparar a tu nueva familia para el éxito financiero.

Por lo general, esto toma la forma de un fondo de emergencia, que los expertos financieros sugieren que debe consistir en entre tres y seis meses de gastos de manutención.

Agrega un bebé a la ecuación y eso puede ser más de lo que necesitabas antes. Dado que tus gastos cambiarán, querrás contabilizarlo aumentando la cantidad de tus ahorros de emergencia.

Para llegar a un número objetivo adecuado, ten en cuenta los gastos mensuales, como la guardería, la comida del bebé, la hipoteca y los pagos del automóvil.

«Siempre es bueno tener una idea de cómo se ve ese número y comenzar a ahorrar por adelantado antes de tener el flujo de efectivo adicional de los gastos del bebé», dijo Jacobs.

4. Mantén una mentalidad ahorrativa

Además de pedir ropa heredada, otras formas de ahorrar pueden incluir amamantar (si es posible), optar por artículos multifuncionales para bebés, comprar artículos o ropa de segunda mano, preparar tu propia comida para bebés, y tener parientes que cuiden a los niños en lugar de pagar por el cuidado de niños externo.

Otra forma de ahorrar es buscar consejo de otros padres.

«El mayor error es no hablar con otros padres de niños pequeños», dijo. «Han pasado un poco la etapa de la paternidad de privación de sueño por el recién nacido, pero la tienen lo suficientemente cerca como para recordar los gastos financieros adicionales asociados con un bebé».

bebe

Prepararse para un bebé no se limita a elegir el nombre u organizar la cuna. También requiere mucha planificación financiera.
La publicación ¿Estás esperando un bebé? Aquí te mostramos cómo preparar tus finanzas apareció primero en CNN.Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver