Quedan aproximadamente 1.500 posibles estadounidenses en Afganistán, según Blinken

(CNN) — El secretario de Estado, Antony Blinken, declaró este miércoles que quedan aproximadamente 1.500 personas que podrían ser estadounidenses en Afganistán, y añadió que, cuando comenzaron las operaciones de evacuación, había una población de hasta 6.000 ciudadanos estadounidenses en el país que querían salir.
Blinken dijo que EE.UU. ha «evacuado al menos a 4.500 ciudadanos estadounidenses y probablemente más» desde el 14 de agosto, y más de 500 fueron evacuados durante el último día. «En las últimas 24 horas hemos estado en contacto directo con aproximadamente 500 estadounidenses más y les hemos dado instrucciones específicas sobre cómo llegar al aeropuerto de forma segura», dijo hablando en el Departamento de Estado.

Estudiantes afganas huyen a Rwanda por llegada del talibán 0:42

«Para los aproximadamente 1.000 contactos restantes que hemos tenido y que podrían ser estadounidenses que buscan salir de Afganistán, estamos contactando agresivamente con ellos varias veces al día a través de múltiples canales de comunicación», añadió.

Sin embargo, aunque el ritmo de las evacuaciones estadounidenses de Afganistán se ha acelerado considerablemente en los últimos días, los funcionarios del gobierno de Joe Biden han expresado repetidamente su preocupación por la seguridad en torno al aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul. Estados Unidos cree que el ISIS-K, que es un enemigo jurado de los talibanes, quiere sembrar el caos en el aeropuerto y tiene flujos de inteligencia que sugieren que es capaz y planea llevar a cabo múltiples ataques, dijo un funcionario de defensa de Estados Unidos a CNN.

Blinken dijo el miércoles que «es difícil sobreestimar la complejidad y el peligro de este esfuerzo», citando el control talibán y la «posibilidad muy real de un ataque del ISIS-K».

«Operamos en un entorno hostil en una ciudad y un país ahora controlados por los talibanes con la posibilidad muy real de un ataque del ISIS-K. Estamos tomando todas las precauciones, pero esto es de muy alto riesgo. Como dijo el presidente ayer, estamos en camino de completar nuestra misión para el 31 de agosto, siempre que los talibanes sigan cooperando y no haya ninguna interrupción en este esfuerzo», dijo.

«No hay fecha límite en nuestro trabajo para ayudar a los ciudadanos estadounidenses que quedan y que deciden que quieren salir para que lo hagan, junto con los muchos afganos que han estado a nuestro lado durante estos muchos años y que quieren salir y no han podido hacerlo. Ese esfuerzo continuará cada día después del 31 de agosto», continuó Blinken.

El martes, al confirmar su decisión de no ampliar el plazo de evacuación más allá del 31 de agosto, el presidente Joe Biden reconoció la creciente amenaza que supone el grupo para el aeropuerto.

«Cada día que estamos sobre el terreno es un día más en el que sabemos que el ISIS-K intenta atacar el aeropuerto y atacar tanto a las fuerzas de EE.UU. como a las aliadas y a los civiles inocentes», dijo el presidente.

Por ello, el ejército de EE.UU. ha utilizado en algunos casos helicópteros para llevar a la gente al aeropuerto de Kabul para su evacuación. La tercera operación de extracción de este tipo tuvo lugar el martes por la noche, según explicaron el portavoz del Pentágono, John Kirby, y el general Hank Taylor, subdirector del Estado Mayor para operaciones regionales, a los periodistas durante una rueda de prensa el miércoles.

Además, el gobierno de Biden está en contacto con los aliados de EE.UU. sobre la seguridad del aeropuerto de Kabul y los esfuerzos para mantenerlo en funcionamiento, dijo el miércoles un alto funcionario del Departamento de Estado. No está claro si se llegará a un acuerdo para mantener el aeropuerto abierto una vez que los militares de EE.UU. se retiren.

Hay «esfuerzos muy activos en curso por parte de los países de la región para ver si pueden desempeñar un papel en el mantenimiento del aeropuerto abierto una vez que nuestra misión militar se vaya o, si es necesario, reabrirlo si se cierra durante algún período de tiempo», dijo Blinken el miércoles.

Kabul, contra el reloj: la situación en el aeropuerto 1:12

Señaló que, de las personas que permanecen en Afganistán, algunas pueden haber abandonado el país, otras pueden no ser realmente estadounidenses y otras pueden optar por quedarse. Blinken dijo que el Departamento de Estado cree que «el número de estadounidenses que buscan activamente salir de Afganistán es menor, probablemente significativamente menor», pero señaló que son cálculos «dinámicos».

Los estadounidenses no están obligados a registrarse en el Departamento de Estado, dijo Blinken, lo que dificulta un recuento preciso.

Pero incluso mientras Estados Unidos y otros países sacan del país a decenas de miles de personas, muchos afganos que colaboraron en la guerra siguen esperando su turno para retirarse. Las peligrosas y caóticas escenas en el exterior del aeropuerto han hecho prácticamente imposible que los afganos, incluso los que tienen documentos de residencia, instrucciones específicas de la embajada estadounidense o niños enfermos, puedan entrar en el recinto aeroportuario.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a Phil Mattingly, de CNN, en una sesión informativa en la Casa Blanca, que EE.UU. no tiene un límite en el número de solicitantes de visados especiales de inmigrante que esperan evacuar de Afganistán para finales de mes.

«Seguimos trabajando todos los días para evacuar al mayor número de personas posible», afirmó Psaki.

Tras la salida de Estados Unidos y el esfuerzo de evacuación, Blinken dijo que Estados Unidos «juzgará nuestro compromiso con cualquier gobierno dirigido por los talibanes en Afganistán basándose en una simple proposición: nuestros intereses y si nos ayuda a avanzar en ellos o no».

«Si el compromiso con el gobierno puede impulsar el interés duradero que tenemos en la lucha contra el terrorismo, el interés duradero que tenemos en tratar de ayudar al pueblo afgano que necesita asistencia humanitaria, el interés duradero que tenemos en ver que los derechos de todos los afganos, especialmente de las mujeres y las niñas, son defendidos, entonces lo haremos», aseguró.

«Pero, fundamentalmente, la naturaleza de ese compromiso y la naturaleza de cualquier relación, depende totalmente de las acciones y la conducta de los talibanes».

Antony Blinken

El Secretario de Estado, Antony Blinken, declaró este miércoles que quedan aproximadamente 1.500 personas que podrían ser estadounidenses en Afganistán, y añadió que, cuando comenzaron las operaciones de evacuación, había una población de hasta 6.000 ciudadanos estadounidenses en el país que querían salir.
La publicación Quedan aproximadamente 1.500 posibles estadounidenses en Afganistán, según Blinken apareció primero en CNN.Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver