Los coches consumieron gasolina con plomo durante 99 años. Hasta ahora

(CNN Business) — Después de casi un siglo, el uso de gasolina con plomo en las carreteras de todo el mundo llegó a su fin, anunció el lunes el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, luego de que las estaciones de servicio argelinas dejaran de vender este combustible el mes pasado.

La gasolina con plomo, que contiene el compuesto tetraetilo de plomo y está vinculada a problemas de salud graves, se patentó en 1922, permitiendo a los automóviles utilizar relaciones de compresión más altas y por tanto ser más potentes. En la década de 1970, estaba presente en casi todas las gasolinas del mundo.

El costo de la gasolina con plomo

Pero las consecuencias fueron desastrosas, y se comprendieron completamente recién después de que surgieron casos de envenenamiento por plomo en Estados Unidos. Los investigadores encontraron que incluso niveles bajos de exposición al plomo afectaban al cerebro humano, particularmente de los niños, en ocasiones reduciendo sus niveles de inteligencia y enlenteciendo los reflejos.

También se vinculó este tipo de combustible con enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y ciertos tipos de cáncer.

El anuncio es el resultado de casi dos décadas de campaña de la Alianza para combustibles y vehículos Limpios, dirigida por el organismo de la ONU. La campaña comenzó en el año 2002, cuando 117 países todavía usaban gasolina con plomo.

El Reino Unido prohibirá venta de algunos automóviles 1:15

Inger Andersen, directora ejecutiva del programa, calificó la prohibición del uso de esta gasolina como un «hito enorme para la salud mundial y nuestro medio ambiente».

Estados Unidos avanzó en esta prohibición a partir del 1973 y numerosos países le siguieron.

Prohibir el combustible con plomo en los vehículos de carretera ha evitado más de 1,2 millones de muertes prematuras al año, según el PNUMA. También ha mejorado los niveles de inteligencia de los niños y ha ahorrado US$ 2,45 billones para la economía global anualmente, de acuerdo a un estudio de la Universidad Estatal de California.

Pero el fin de su uso en vehículos terrestres después de 99 años no significa que el plomo se haya eliminado en todos los combustibles. Y el envenenamiento por plomo sigue siendo un problema de salud, particularmente para los niños.

La industria de la aviación continúa quemando Avgas, un combustible que contiene plomo, para propulsar aeronaves pequeñas con motor de pistón que se utilizan para viajes personales y de negocios, lecciones de vuelo, agricultura y extinción de incendios.

Así busca EE.UU. impulsar los autos eléctricos para 2030 0:56

La alternativa no fue necesariamente mejor

Y el combustible que siguió al plomo no necesariamente ha sido bueno para la salud. En muchas partes del mundo, eliminar la gasolina con plomo significó una mayor dependencia del diésel, que también es peligroso para la salud y el medio ambiente.

Phillip Landrigan, quien trabajó en una investigación que resultó en la prohibición de la gasolina con plomo en Estados Unidos, dijo que se deberían prohibir por completo los combustibles para vehículos y el foco debería estar en la transición a la movilidad eléctrica.

«El diésel tiene efectos negativos en la salud pública. Absolutamente cualquier cosa que cause cáncer y cause irritación respiratoria y asma, como hacen los gases de escape del diésel, es malo para la salud pública», dijo a CNN.

Los vehículos eléctricos están ganando popularidad en muchos países desarrollados, incluidos Estados Unidos, China y gran parte de Europa. Cuando funcionan con energía renovable, pueden contribuir a una reducción significativa de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y eliminarán los impactos en la salud relacionados con el uso de gasolina y diésel.

Casi una cuarta parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía se pueden atribuir al sector del transporte, según el PNUMA, una proporción que está en camino de crecer a un tercio para 2050.

(CNN Business) — Después de casi un siglo, el uso de gasolina con plomo en las carreteras de todo el mundo llegó a su fin, anunció el lunes el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, luego de que las estaciones de servicio argelinas dejaran de vender este combustible el mes pasado.

La gasolina con plomo, que contiene el compuesto tetraetilo de plomo y está vinculada a problemas de salud graves, se patentó en 1922, permitiendo a los automóviles utilizar relaciones de compresión más altas y por tanto ser más potentes. En la década de 1970, estaba presente en casi todas las gasolinas del mundo.

El costo de la gasolina con plomo

Pero las consecuencias fueron desastrosas, y se comprendieron completamente recién después de que surgieron casos de envenenamiento por plomo en Estados Unidos. Los investigadores encontraron que incluso niveles bajos de exposición al plomo afectaban al cerebro humano, particularmente de los niños, en ocasiones reduciendo sus niveles de inteligencia y enlenteciendo los reflejos.

También se vinculó este tipo de combustible con enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y ciertos tipos de cáncer.

El anuncio es el resultado de casi dos décadas de campaña de la Alianza para combustibles y vehículos Limpios, dirigida por el organismo de la ONU. La campaña comenzó en el año 2002, cuando 117 países todavía usaban gasolina con plomo.

El Reino Unido prohibirá venta de algunos automóviles 1:15

Inger Andersen, directora ejecutiva del programa, calificó la prohibición del uso de esta gasolina como un «hito enorme para la salud mundial y nuestro medio ambiente».

Estados Unidos avanzó en esta prohibición a partir del 1973 y numerosos países le siguieron.

Prohibir el combustible con plomo en los vehículos de carretera ha evitado más de 1,2 millones de muertes prematuras al año, según el PNUMA. También ha mejorado los niveles de inteligencia de los niños y ha ahorrado US$ 2,45 billones para la economía global anualmente, de acuerdo a un estudio de la Universidad Estatal de California.

Pero el fin de su uso en vehículos terrestres después de 99 años no significa que el plomo se haya eliminado en todos los combustibles. Y el envenenamiento por plomo sigue siendo un problema de salud, particularmente para los niños.

La industria de la aviación continúa quemando Avgas, un combustible que contiene plomo, para propulsar aeronaves pequeñas con motor de pistón que se utilizan para viajes personales y de negocios, lecciones de vuelo, agricultura y extinción de incendios.

Así busca EE.UU. impulsar los autos eléctricos para 2030 0:56La alternativa no fue necesariamente mejor

Y el combustible que siguió al plomo no necesariamente ha sido bueno para la salud. En muchas partes del mundo, eliminar la gasolina con plomo significó una mayor dependencia del diésel, que también es peligroso para la salud y el medio ambiente.

Phillip Landrigan, quien trabajó en una investigación que resultó en la prohibición de la gasolina con plomo en Estados Unidos, dijo que se deberían prohibir por completo los combustibles para vehículos y el foco debería estar en la transición a la movilidad eléctrica.

«El diésel tiene efectos negativos en la salud pública. Absolutamente cualquier cosa que cause cáncer y cause irritación respiratoria y asma, como hacen los gases de escape del diésel, es malo para la salud pública», dijo a CNN.

Los vehículos eléctricos están ganando popularidad en muchos países desarrollados, incluidos Estados Unidos, China y gran parte de Europa. Cuando funcionan con energía renovable, pueden contribuir a una reducción significativa de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y eliminarán los impactos en la salud relacionados con el uso de gasolina y diésel.

Casi una cuarta parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía se pueden atribuir al sector del transporte, según el PNUMA, una proporción que está en camino de crecer a un tercio para 2050.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver