Los organismos rectores del tenis siguen instando a los jugadores a vacunarse contra el covid-19 de cara al Abierto de Estados Unidos

(CNN) — Algunos de los mejores tenistas del mundo se reúnen en Nueva York para el Abierto de Estados Unidos, el último Grand Slam de la temporada.

Lo hacen en un momento en el que parece haber una sensación de indecisión sobre las vacunas contra el covid-19 entre algunas de las principales estrellas del deporte.

El número 3 del mundo, Stefanos Tsitsipas, es la más reciente estrella que ha expresado sus dudas sobre la vacuna.

La número dos del mundo, Aryna Sabalenka, también expresó sus dudas sobre la vacunación contra el covid-19 en marzo: «No me fío mucho. Sin duda, no quiero que mi familia la reciba. Si tengo que hacerlo, me lo pensaré dos veces antes de vacunarme».

Los representantes de Sabalenka no respondieron a la petición de CNN para que comentara si su postura había cambiado de cara al Abierto de Estados Unidos, en el que competirán jugadores del circuito masculino de la ATP y de la Asociación Femenina de Tenis (WTA).

En una declaración enviada a CNN, un portavoz de la WTA dijo que casi el 50% de sus jugadoras están vacunadas, aunque se ha fijado un objetivo del 85%, para finales de año.

El portavoz dijo que la organización «cree y anima a todo el mundo a vacunarse», pero la decisión de hacerlo fue «una decisión personal, que respetamos».

El ATP Tour, la organización de tenis masculino, dijo que su actual tasa de vacunación es «apenas superior al 50%».

En una declaración enviada a CNN, un portavoz dijo que el ATP Tour «sigue recomendando encarecidamente la vacunación a los jugadores, basándose ante todo en las pruebas científicas que respaldan los beneficios para la salud y la protección que proporciona», pero que la decisión de cada jugador de vacunarse sigue siendo de «libre elección».

Jugadores podrían mostrar un papel de liderazgo respecto a la vacunación contra el covid-19

MaliVai Washington, finalista de Wimbledon y cuatro veces campeón del circuito de la ATP, afirma que los jugadores están en una posición privilegiada para poder influir en los demás a la hora de recibir la vacuna.

«Cuando miro a la ATP y a la WTA, a los atletas de élite internacionales, pueden mostrar un enorme papel de liderazgo en este momento», dijo Washington a CNN.

«Cuando digo líderes, estos atletas del circuito, tienen una influencia significativa en muchas personas que los siguen y si son defensores de ello, ya sabes, la gente dirá: ‘Sabes qué, voy a volver a analizar esto. Voy a seguir eso. Si esta persona lo está haciendo, tal vez esté bien para mí’.

«Creo que podrían tener un gran impacto en las tasas de vacunación si, digamos, un puñado de jugadores del circuito masculino y femenino salieran diciendo: ‘Sí, me acabo de vacunar'».

Sin embargo, Washington, que dice estar vacunado, no cree necesariamente que los jugadores tengan la responsabilidad de utilizar sus plataformas para defender públicamente que otros se vacunen.

Más bien, cree que comparten la misma responsabilidad que el público en general de hacerlo para protegerse a sí mismos y a los que les rodean.

MaliVai Washington llegó a la final de Wimbledon en 1996.

«Cada individuo va a ver la palabra ‘responsabilidad’ de manera diferente», explica. «Personalmente creo que es responsabilidad de todo el mundo vacunarse… ahora, no todo el mundo se siente cómodo promocionándolo y saliendo a hablar de ello y vacunándose ante las cámaras porque no sienten que sea su responsabilidad».

«Si yo estuviera hoy en el circuito, no tendría ningún problema en anunciar públicamente que me estoy vacunando y probablemente animaría a otras personas a hacer lo mismo».

A principios de este año, el 20 veces campeón del Grand Slam, Roger Federer, reveló que se había vacunado, mientras que su rival de siempre, Rafael Nadal, también ha apoyado públicamente la vacunación.

Indecisión sobre la vacuna

La semana pasada, en CNN, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, esbozó un calendario para 2022 en el que «empezaremos a tener un buen control» sobre el covid-19 en el país, siempre y cuando se incremente la vacunación.

«Se trata de saber cuántas personas se vacunan, cuántas personas dan un paso adelante y dicen: ‘Ya estamos hartos de esto, tenemos que poner fin a este terrible brote que ha trastornado completamente nuestras vidas'», declaró el Dr. Fauci el martes a CBS This Morning.

Sin embargo, el mensaje de Fauci y de otros destacados expertos en salud pública de todo el mundo parece no ser convincente para muchos tenistas de élite.

Los recientes comentarios de Tsitsipas bastaron para que el Gobierno griego rebatiera la afirmación de su portavoz, Giannis Oikonomou, de que el jugador, de 23 años, «no tiene los conocimientos ni los estudios necesarios para evaluar la necesidad de la vacunación».

Tenis: Tsitsipas, en contra de la vacunación voluntaria 0:54

Antes del comienzo del Abierto de Estados Unidos, el agente de Tsitsipas no respondió a la pregunta de CNN sobre si se había vacunado tras los comentarios de Oikonomou.

En un comunicado enviado a CNN, un portavoz de la ITF, el organismo rector del tenis mundial, dijo: «La ITF sigue actualizando los protocolos que todos los torneos y participantes sancionados por la ITF deben seguir para mitigar el riesgo de exposición y propagación del covid-19».

«Aunque sigue siendo una decisión personal de cada individuo, animamos a todos los participantes en eventos de la ITF a que se vacunen contra el covid-19 cuando esté disponible para ellos, con el fin de protegerse a sí mismos y a los demás.

«Es del interés de todos que las restricciones puedan aliviarse responsablemente para beneficio de los participantes, los anfitriones de los torneos y la comunidad en general».

Reglas del Abierto de Estados Unidos

Pero mientras cientos de tenistas llegan de todo el mundo, hay posibles consecuencias en la vida real para los neoyorquinos, sobre todo para las personas que trabajan entre bastidores en el Abierto de Estados Unidos.

El sábado, la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA, por sus siglas en inglés) anunció que la alcaldía de Nueva York exigirá a los espectadores una prueba de vacunación contra el covid-19 para poder entrar en gran parte del Abierto de EE.UU., lo que antes no era el caso.

«Dada la continua evolución de la variante delta y en consonancia con nuestra intención de poner la salud y la seguridad de nuestros aficionados en primer lugar, la USTA extenderá el requisito del alcalde a todos los titulares de entradas del Abierto de EE.UU. de 12 años o más», dice el comunicado.

«Cualquier asistente con entradas para el estadio Arthur Ashe, el estadio Louis Armstrong, The Grandstand o los terrenos del Abierto de EE.UU., deberá presentar una prueba de al menos una dosis de la vacuna covid-19 para entrar en los terrenos del Centro Nacional de Tenis Billie Jean King, de la USTA».

La normativa del Abierto de Estados Unidos establece que las personas que asistan al torneo, al igual que los jugadores, también necesitarán una prueba de vacunación para las zonas de comedor interiores debido a la reciente orden ejecutiva de la ciudad de Nueva York.

Los jugadores también tendrán que mostrar una prueba de vacunación para comer en los restaurantes de la sede del Abierto de EE.UU., en Flushing Meadows (y en cualquier otro lugar de la ciudad de Nueva York), pero los mandatos de vacunación de la ciudad para los eventos en interiores no se aplicarán a los eventos auxiliares del torneo, como las conferencias de prensa, a menos que sean residentes de la ciudad.

Ahora los espectadores tendrán que mostrar una prueba de vacunación para asistir al Abierto de Estados Unidos.

Las normas del Abierto de Estados Unidos exigen que los jugadores se sometan a una prueba de covid a su llegada, pero no tendrán que autoaislarse mientras esperan el resultado.

En una declaración enviada a CNN, un portavoz de la ATP dijo: «La vacunación también ayuda a los jugadores a reducir el riesgo de ser descartados de la competencia, por ser un caso positivo o un contacto cercano.

«Reforzamos regularmente esta posición en nuestra comunicación a los jugadores, que ha incluido varias sesiones virtuales con expertos médicos sobre el tema en los últimos meses».

La directora del Abierto de EE.UU., Stacey Allaster, citó la semana pasada la tasa de vacunación de la ciudad de Nueva York, de casi el 70%, como una de las razones por las que los organizadores respaldan sus protocolos del torneo.

Los aficionados que llenen las gradas de Flushing Meadows supondrán un fuerte contraste con la edición de 2020 del torneo, que se jugó totalmente a puerta cerrada e incluso exigió a los jugadores que se mantuvieran en gran medida dentro de una «burbuja» del Abierto de Estados Unidos.

Una destacada tenista ya ha tenido que retirarse del actual Abierto de EE.UU. tras dar positivo a covid-19.

La estadounidense Sofia Kenin, campeona del Abierto de Australia 2020 y actualmente quinta del mundo, dijo en las redes sociales que está vacunada y que sus síntomas son «bastante leves».

Abierto de Estados Unidos
Covid-19
Tenis

(CNN) — Algunos de los mejores tenistas del mundo se reúnen en Nueva York para el Abierto de Estados Unidos, el último Grand Slam de la temporada.

Lo hacen en un momento en el que parece haber una sensación de indecisión sobre las vacunas contra el covid-19 entre algunas de las principales estrellas del deporte.

El número 3 del mundo, Stefanos Tsitsipas, es la más reciente estrella que ha expresado sus dudas sobre la vacuna.

La número dos del mundo, Aryna Sabalenka, también expresó sus dudas sobre la vacunación contra el covid-19 en marzo: «No me fío mucho. Sin duda, no quiero que mi familia la reciba. Si tengo que hacerlo, me lo pensaré dos veces antes de vacunarme».

Los representantes de Sabalenka no respondieron a la petición de CNN para que comentara si su postura había cambiado de cara al Abierto de Estados Unidos, en el que competirán jugadores del circuito masculino de la ATP y de la Asociación Femenina de Tenis (WTA).

En una declaración enviada a CNN, un portavoz de la WTA dijo que casi el 50% de sus jugadoras están vacunadas, aunque se ha fijado un objetivo del 85%, para finales de año.

El portavoz dijo que la organización «cree y anima a todo el mundo a vacunarse», pero la decisión de hacerlo fue «una decisión personal, que respetamos».

El ATP Tour, la organización de tenis masculino, dijo que su actual tasa de vacunación es «apenas superior al 50%».

En una declaración enviada a CNN, un portavoz dijo que el ATP Tour «sigue recomendando encarecidamente la vacunación a los jugadores, basándose ante todo en las pruebas científicas que respaldan los beneficios para la salud y la protección que proporciona», pero que la decisión de cada jugador de vacunarse sigue siendo de «libre elección».

Secuelas de covid-19 desaparecieron tras vacunarse para "1 de cada 4" personas con covid persistente, dice científica mexicana citando estudio Jugadores podrían mostrar un papel de liderazgo respecto a la vacunación contra el covid-19

MaliVai Washington, finalista de Wimbledon y cuatro veces campeón del circuito de la ATP, afirma que los jugadores están en una posición privilegiada para poder influir en los demás a la hora de recibir la vacuna.

«Cuando miro a la ATP y a la WTA, a los atletas de élite internacionales, pueden mostrar un enorme papel de liderazgo en este momento», dijo Washington a CNN.

«Cuando digo líderes, estos atletas del circuito, tienen una influencia significativa en muchas personas que los siguen y si son defensores de ello, ya sabes, la gente dirá: ‘Sabes qué, voy a volver a analizar esto. Voy a seguir eso. Si esta persona lo está haciendo, tal vez esté bien para mí’.

«Creo que podrían tener un gran impacto en las tasas de vacunación si, digamos, un puñado de jugadores del circuito masculino y femenino salieran diciendo: ‘Sí, me acabo de vacunar'».

Sin embargo, Washington, que dice estar vacunado, no cree necesariamente que los jugadores tengan la responsabilidad de utilizar sus plataformas para defender públicamente que otros se vacunen.

Más bien, cree que comparten la misma responsabilidad que el público en general de hacerlo para protegerse a sí mismos y a los que les rodean.

MaliVai Washington llegó a la final de Wimbledon en 1996.

«Cada individuo va a ver la palabra ‘responsabilidad’ de manera diferente», explica. «Personalmente creo que es responsabilidad de todo el mundo vacunarse… ahora, no todo el mundo se siente cómodo promocionándolo y saliendo a hablar de ello y vacunándose ante las cámaras porque no sienten que sea su responsabilidad».

«Si yo estuviera hoy en el circuito, no tendría ningún problema en anunciar públicamente que me estoy vacunando y probablemente animaría a otras personas a hacer lo mismo».

A principios de este año, el 20 veces campeón del Grand Slam, Roger Federer, reveló que se había vacunado, mientras que su rival de siempre, Rafael Nadal, también ha apoyado públicamente la vacunación.

Indecisión sobre la vacuna

La semana pasada, en CNN, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, esbozó un calendario para 2022 en el que «empezaremos a tener un buen control» sobre el covid-19 en el país, siempre y cuando se incremente la vacunación.

«Se trata de saber cuántas personas se vacunan, cuántas personas dan un paso adelante y dicen: ‘Ya estamos hartos de esto, tenemos que poner fin a este terrible brote que ha trastornado completamente nuestras vidas'», declaró el Dr. Fauci el martes a CBS This Morning.

Sin embargo, el mensaje de Fauci y de otros destacados expertos en salud pública de todo el mundo parece no ser convincente para muchos tenistas de élite.

Los recientes comentarios de Tsitsipas bastaron para que el Gobierno griego rebatiera la afirmación de su portavoz, Giannis Oikonomou, de que el jugador, de 23 años, «no tiene los conocimientos ni los estudios necesarios para evaluar la necesidad de la vacunación».

Tenis: Tsitsipas, en contra de la vacunación voluntaria 0:54

Antes del comienzo del Abierto de Estados Unidos, el agente de Tsitsipas no respondió a la pregunta de CNN sobre si se había vacunado tras los comentarios de Oikonomou.

En un comunicado enviado a CNN, un portavoz de la ITF, el organismo rector del tenis mundial, dijo: «La ITF sigue actualizando los protocolos que todos los torneos y participantes sancionados por la ITF deben seguir para mitigar el riesgo de exposición y propagación del covid-19».

«Aunque sigue siendo una decisión personal de cada individuo, animamos a todos los participantes en eventos de la ITF a que se vacunen contra el covid-19 cuando esté disponible para ellos, con el fin de protegerse a sí mismos y a los demás.

«Es del interés de todos que las restricciones puedan aliviarse responsablemente para beneficio de los participantes, los anfitriones de los torneos y la comunidad en general».

Reglas del Abierto de Estados Unidos

Pero mientras cientos de tenistas llegan de todo el mundo, hay posibles consecuencias en la vida real para los neoyorquinos, sobre todo para las personas que trabajan entre bastidores en el Abierto de Estados Unidos.

El sábado, la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA, por sus siglas en inglés) anunció que la alcaldía de Nueva York exigirá a los espectadores una prueba de vacunación contra el covid-19 para poder entrar en gran parte del Abierto de EE.UU., lo que antes no era el caso.

«Dada la continua evolución de la variante delta y en consonancia con nuestra intención de poner la salud y la seguridad de nuestros aficionados en primer lugar, la USTA extenderá el requisito del alcalde a todos los titulares de entradas del Abierto de EE.UU. de 12 años o más», dice el comunicado.

«Cualquier asistente con entradas para el estadio Arthur Ashe, el estadio Louis Armstrong, The Grandstand o los terrenos del Abierto de EE.UU., deberá presentar una prueba de al menos una dosis de la vacuna covid-19 para entrar en los terrenos del Centro Nacional de Tenis Billie Jean King, de la USTA».

La normativa del Abierto de Estados Unidos establece que las personas que asistan al torneo, al igual que los jugadores, también necesitarán una prueba de vacunación para las zonas de comedor interiores debido a la reciente orden ejecutiva de la ciudad de Nueva York.

¿Cuál es el riesgo de comer en espacios interiores si estás completamente vacunado? Esto es lo que dice una experta

Los jugadores también tendrán que mostrar una prueba de vacunación para comer en los restaurantes de la sede del Abierto de EE.UU., en Flushing Meadows (y en cualquier otro lugar de la ciudad de Nueva York), pero los mandatos de vacunación de la ciudad para los eventos en interiores no se aplicarán a los eventos auxiliares del torneo, como las conferencias de prensa, a menos que sean residentes de la ciudad.

Ahora los espectadores tendrán que mostrar una prueba de vacunación para asistir al Abierto de Estados Unidos.

Las normas del Abierto de Estados Unidos exigen que los jugadores se sometan a una prueba de covid a su llegada, pero no tendrán que autoaislarse mientras esperan el resultado.

En una declaración enviada a CNN, un portavoz de la ATP dijo: «La vacunación también ayuda a los jugadores a reducir el riesgo de ser descartados de la competencia, por ser un caso positivo o un contacto cercano.

«Reforzamos regularmente esta posición en nuestra comunicación a los jugadores, que ha incluido varias sesiones virtuales con expertos médicos sobre el tema en los últimos meses».

La directora del Abierto de EE.UU., Stacey Allaster, citó la semana pasada la tasa de vacunación de la ciudad de Nueva York, de casi el 70%, como una de las razones por las que los organizadores respaldan sus protocolos del torneo.

Los aficionados que llenen las gradas de Flushing Meadows supondrán un fuerte contraste con la edición de 2020 del torneo, que se jugó totalmente a puerta cerrada e incluso exigió a los jugadores que se mantuvieran en gran medida dentro de una «burbuja» del Abierto de Estados Unidos.

Una destacada tenista ya ha tenido que retirarse del actual Abierto de EE.UU. tras dar positivo a covid-19.

La estadounidense Sofia Kenin, campeona del Abierto de Australia 2020 y actualmente quinta del mundo, dijo en las redes sociales que está vacunada y que sus síntomas son «bastante leves».

Feedzy