El elogio de los supremacistas blancos a la toma de poder de los talibanes preocupa a los funcionarios estadounidenses

(CNN) — Mientras el gobierno respaldado por Estados Unidos en Afganistán cayó ante los talibanes y las tropas estadounidenses se apresuraron a abandonar el país, los supremacistas blancos y los extremistas antigubernamentales han expresado su admiración por lo que lograron los talibanes, un hecho preocupante para los funcionarios estadounidenses que han estado lidiando con la amenaza del extremismo violento doméstico.

Ese elogio también se ha unido a la ola de sentimiento antirrefugiados de grupos de extrema derecha, Estados Unidos y otros se apresuraron a evacuar a decenas de miles de personas de Afganistán antes de la fecha límite del 31 de agosto de la administración Biden.

Varias tendencias preocupantes han surgido en las últimas semanas en plataformas en línea comúnmente utilizadas por grupos antigubernamentales, supremacistas blancos y otros grupos extremistas violentos nacionales, incluyendo «plantear las actividades de los talibanes como un éxito» y un modelo para aquellos que creen en la necesidad de una guerra civil en EE.UU., dijo el jefe de la Oficina de Inteligencia y Análisis del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), John Cohen, en una llamada el viernes con la policía local y estatal, obtenida por CNN.

Cohen dijo en la llamada que el DHS también ha analizado discusiones centradas en «el gran concepto de reemplazo», una teoría de conspiración de que los inmigrantes, en este caso la reubicación de afganos a Estados Unidos, llevaría a una pérdida de control y autoridad por parte de los estadounidenses blancos.

«Existe la preocupación de que esas narrativas puedan incitar a actividades violentas dirigidas a comunidades de inmigrantes, ciertas comunidades religiosas o incluso a aquellos que se reubican en Estados Unidos», agregó.

Las comunidades de extrema derecha se han visto fortalecidas por los acontecimientos en Afganistán, «ya sea por su deseo de emular a los talibanes o por la retórica cada vez más violenta sobre las ‘invasiones’ de los afganos desplazados», según un análisis reciente del SITE Intelligence Group, una organización no gubernamental estadounidense que rastrea la actividad en línea de organizaciones supremacistas blancas y yihadistas.

Biden: La amenaza más grande es el terrorismo interno 0:36

Algunas personas elogian la toma de posesión de los talibanes como «una lección de amor por la patria, la libertad y la religión», dijo SITE en su boletín semanal sobre extremistas de extrema derecha.

Los neonazis y los llamados aceleracionistas violentos —que esperan provocar lo que ven como una guerra racial inevitable, lo que llevaría a un estado solo para blancos— en América del Norte y Europa están elogiando a los talibanes por su antisemitismo, homofobia y severas restricciones a la libertad de las mujeres, encontró SITE.

Por ejemplo, una cita tomada del canal Proud Boy to Fascist Pipeline en Telegram, decía: «Estos agricultores y hombres mínimamente entrenados lucharon para recuperar su nación del globohomo. Recuperaron su gobierno, instalaron su religión nacional como ley, y ejecutaron a los disidentes… Si los hombres blancos de Occidente tuvieran el mismo valor que los talibanes, actualmente no nos gobernarían los judíos», concluyó SITE.

«Globohomo» es una palabra despectiva que se usa para insultar a los «globalistas», el término utilizado por los promotores de la conspiración para describir a su enemigo (la élite del mal global que controla los medios, las finanzas, el sistema político, etc.), según SITE.

Durante meses, los funcionarios estadounidenses han advertido que el extremismo violento doméstico es la mayor amenaza para la patria, señalando el ataque del 6 de enero en el Capitolio de EE.UU. como una clara ilustración de lo que puede ocurrir cuando florece la violencia conspirativa y las narrativas falsas.

Una parte importante del entorno actual proviene de personas que están influenciadas por lo que ven en línea, dijo Cohen a CNN en una entrevista el mes pasado.

En este momento, el Centro de Extremismo de la Liga Anti-Difamación no está observando amenazas creíbles o movilización de actividad extremista en línea, pero le preocupa que la retórica actual en línea resalte preocupaciones ideológicas y posibles amenazas a la seguridad pública, dijo Joanna Mendelson, directora asociada del centro.

Los extremistas a menudo toman los eventos actuales y los entretejen en su propia narrativa y cosmovisión, dijo Mendelson, que es lo que está sucediendo después de la retirada de Afganistán y en medio de la crisis humanitaria y militar.

«Están tomando el mismo tipo de tropos y temas centrales, y un tipo de puntos de vista intolerantes del mundo, y los están inyectando en este evento actual», dijo Mendelson a CNN.

Ha habido mucha islamofobia y xenofobia de la que se han hecho eco los supremacistas blancos y los activistas antimusulmanes, que afirman que la seguridad pública y la seguridad nacional están amenazadas porque ven a los refugiados a través de una lente estereotipada como criminales peligrosos o terroristas, según Mendelson.

La conspiración central que guía la ideología supremacista blanca es el «gran reemplazo», la creencia de que, en última instancia, la raza blanca se enfrenta a su extinción definitiva, dijo.

Este fue el último militar de EE.UU. en salir de Kabul 0:46

También hay «casi este enamoramiento y admiración» por los talibanes, dijo Mendelson, señalando la idea de que un grupo insurgente mal equipado podría derrotar con éxito a una potencia mundial.

«El hecho de que los talibanes al final del día puedan reclamar la victoria sobre tal potencia mundial es algo de lo que los supremacistas blancos están tomando nota», dijo.

Megan Squire, profesora de Ciencias de la Computación en la Universidad de Elon, que investiga a los grupos extremistas nacionales con sede en EE.UU., ha visto emerger tres tendencias principales relacionadas con Afganistán en plataformas utilizadas por una variedad de grupos de extrema derecha, como supremacistas blancos, neonazis y foros al estilo de Proud Boys.

La primera narrativa que surgió entre los grupos de extrema derecha fue «deleitarse con la humillación» de la retirada estadounidense de Afganistán a medida que surgieron imágenes de los combatientes talibanes que se apoderaron de ciudad tras ciudad, junto con el equipo militar estadounidense que se dejó atrás, dijo Squire, tanto las celebraciones de la derrota como los sentimientos de humillación como estadounidenses.

Cuando uno profundiza en los grupos neonazis, se ven algunas celebraciones de los talibanes, generalmente relacionadas con una discusión extremadamente misógino o extremadamente antisemita, agregó.

Este tipo de elogio interideológico tiene un precedente histórico, según Squire, citando como ejemplo, un meme que circuló en las comunidades neonazis durante un período particularmente misógino sobre la «Sharia blanca», el concepto de que las mujeres deben ser tratadas de la misma manera que los talibanes tratan a las mujeres.

Ha habido ejemplos recientes de grupos de derecha que apoyan movimientos en el extranjero que parecen ideológicamente distantes. Por ejemplo, a principios de este verano, los foros en línea que apoyan a QAnon y a Donald Trump celebraron el mortal golpe militar en Myanmar y sugirieron que lo mismo debería suceder en Estados Unidos para que Trump pudiera ser reinstalado como presidente. En febrero, CNN también habló con seguidores del expresidente en Ventura, California, quienes dijeron que querían ver un golpe al estilo de Myanmar aquí.

Sin embargo, la narrativa más común gira en torno a la idea de que Estados Unidos está «importando a los talibanes» mediante la reubicación de afganos y que los refugiados afganos son demasiado diferentes para convertirse en ciudadanos reales, según Squire.

«Es realmente una idea anti-musulmana, anti-inmigración», dijo.

El Pentágono anunció el lunes que los últimos aviones militares estadounidenses salieron de Afganistán, partiendo luego de semanas de caóticos y mortíferos esfuerzos de evacuación que fueron puntuados por el devastador ataque suicida del jueves pasado que mató a más de 170 personas, además de los 13 militares estadounidenses que también estaban delicado.

Así afecta a Afganistán el ataque que se adjudicó ISIS-K 1:13

Algunas de las narrativas de Afganistán se centran en «los talibanes lo hicieron bien» y que debería ser una «lección aprendida» sobre cómo deberíamos operar en EE.UU., dijo a CNN un funcionario policial estadounidense sobre el rápido crecimiento de los talibanes a medida que Estados Unidos retiraba a sus tropas.

«Eso nos tiene un poco preocupados», porque sugiere una escalada de violencia, agregó el funcionario. Por ejemplo, hubo referencias al hecho de que solo 80.000 talibanes pudieron derrotar a un ejército afgano de varios cientos de miles apoyados por Estados Unidos, dijo el funcionario.

En febrero, las fuerzas afganas contaban con 308.000 efectivos, según el informe del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas liberado en junio, muy por encima del número estimado de combatientes talibanes armados, que oscilaba entre 58.000 y 100.000, informó anteriormente CNN. Sin embargo, muchos han considerado que el número de fuerzas afganas está inflado.

«Hay algunas discusiones importantes», en las que la gente expresa su apoyo a lo que han hecho los talibanes y lo ven como un ejemplo de lo que los extremistas antigubernamentales deberían estar haciendo en Estados Unidos, dijo el funcionario, y agregó que la reacción ha ha sido un «poco sorprendente».

En Europa y Estados Unidos, también ha habido una «avalancha» de comentarios contra los refugiados por parte de los nacionalistas blancos y neonazis en respuesta a la toma de posesión de los talibanes, encontró SITE.

Los comentarios en foros anónimos han sido particularmente violentos, según SITE, que encontró a los usuarios discutiendo sobre la toma de armas y, en un caso, amenazando con atacar a las organizaciones de asistencia a los refugiados en Florida.

La retórica de odio es similar a la vista en medio de las oleadas de refugiados libios y sirios en la década de 2010, que allanó el camino para que se realizaran los ataques terroristas en Christchurch y Pittsburgh, según SITE.

En medio del sentimiento antiinmigrante, los funcionarios del DHS se han estado preparando para saber si los propios afganos serían un objetivo una vez que aterricen en EE.UU. y se reubiquen aquí, dijo un funcionario de DHS a CNN anteriormente.

«¿Serán el objetivo potencial? ¿Se convertirán los propios afganos en objetivos?» dijo el funcionario, notando la preocupación.

¿Quién es el mulá Baradar, el rostro internacional de los talibanes? 2:23

Supremacía blanca
Talibanes

(CNN) — Mientras el gobierno respaldado por Estados Unidos en Afganistán cayó ante los talibanes y las tropas estadounidenses se apresuraron a abandonar el país, los supremacistas blancos y los extremistas antigubernamentales han expresado su admiración por lo que lograron los talibanes, un hecho preocupante para los funcionarios estadounidenses que han estado lidiando con la amenaza del extremismo violento doméstico.

Ese elogio también se ha unido a la ola de sentimiento antirrefugiados de grupos de extrema derecha, Estados Unidos y otros se apresuraron a evacuar a decenas de miles de personas de Afganistán antes de la fecha límite del 31 de agosto de la administración Biden.

Los talibanes presumen de las armas incautadas en un desfile de victoria en Kandahar

Varias tendencias preocupantes han surgido en las últimas semanas en plataformas en línea comúnmente utilizadas por grupos antigubernamentales, supremacistas blancos y otros grupos extremistas violentos nacionales, incluyendo «plantear las actividades de los talibanes como un éxito» y un modelo para aquellos que creen en la necesidad de una guerra civil en EE.UU., dijo el jefe de la Oficina de Inteligencia y Análisis del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), John Cohen, en una llamada el viernes con la policía local y estatal, obtenida por CNN.

Cohen dijo en la llamada que el DHS también ha analizado discusiones centradas en «el gran concepto de reemplazo», una teoría de conspiración de que los inmigrantes, en este caso la reubicación de afganos a Estados Unidos, llevaría a una pérdida de control y autoridad por parte de los estadounidenses blancos.

OPINIÓN | Afganistán: otro problema inmigratorio para Biden

«Existe la preocupación de que esas narrativas puedan incitar a actividades violentas dirigidas a comunidades de inmigrantes, ciertas comunidades religiosas o incluso a aquellos que se reubican en Estados Unidos», agregó.

Las comunidades de extrema derecha se han visto fortalecidas por los acontecimientos en Afganistán, «ya sea por su deseo de emular a los talibanes o por la retórica cada vez más violenta sobre las ‘invasiones’ de los afganos desplazados», según un análisis reciente del SITE Intelligence Group, una organización no gubernamental estadounidense que rastrea la actividad en línea de organizaciones supremacistas blancas y yihadistas.

Biden: La amenaza más grande es el terrorismo interno 0:36

Algunas personas elogian la toma de posesión de los talibanes como «una lección de amor por la patria, la libertad y la religión», dijo SITE en su boletín semanal sobre extremistas de extrema derecha.

Los neonazis y los llamados aceleracionistas violentos —que esperan provocar lo que ven como una guerra racial inevitable, lo que llevaría a un estado solo para blancos— en América del Norte y Europa están elogiando a los talibanes por su antisemitismo, homofobia y severas restricciones a la libertad de las mujeres, encontró SITE.

Estos es lo que sabemos de los jefes, comandantes y portavoces talibanes

Por ejemplo, una cita tomada del canal Proud Boy to Fascist Pipeline en Telegram, decía: «Estos agricultores y hombres mínimamente entrenados lucharon para recuperar su nación del globohomo. Recuperaron su gobierno, instalaron su religión nacional como ley, y ejecutaron a los disidentes… Si los hombres blancos de Occidente tuvieran el mismo valor que los talibanes, actualmente no nos gobernarían los judíos», concluyó SITE.

«Globohomo» es una palabra despectiva que se usa para insultar a los «globalistas», el término utilizado por los promotores de la conspiración para describir a su enemigo (la élite del mal global que controla los medios, las finanzas, el sistema político, etc.), según SITE.

Durante meses, los funcionarios estadounidenses han advertido que el extremismo violento doméstico es la mayor amenaza para la patria, señalando el ataque del 6 de enero en el Capitolio de EE.UU. como una clara ilustración de lo que puede ocurrir cuando florece la violencia conspirativa y las narrativas falsas.

1 de 26 | Manifestantes pro-Trump empujaron las barreras ubicadas a lo largo del perímetro del edificio del Capitolio, se enfrentaron a la policía, al equipo completo antidisturbios, y algunos llamaron a los agentes «traidores» por hacer su trabajo. 2 de 26 | Los manifestantes empujaron las cercas de metal y a la policía. También usaron las cercas para empujar a los manifestantes hacia atrás. (Crédito: SAUL LOEB/AFP via Getty Images) 3 de 26 | Se vieron a policías inclinándose por encima de las cercas de metal para golpear a las personas que intentaban cruzarlas. (Crédito: SAUL LOEB/AFP via Getty Images) 4 de 26 | La sesión para contar y certificar los votos del Colegio Electoral para presidente y vicepresidente fue suspendida. En esta foto aparecen los senadores Chuck Schumer y Mitch McConell antes de la suspensión. (Crédito: KEVIN DIETSCH/POOL/AFP via Getty Images) 5 de 26 | Un agente de la policía del Capitolio frente a una horda de manifestantes pro-Trump cuando entraron al Capitolio el 6 de enero de 2021. Los manifestantes irrumpieron las barreras de seguridad y entraron al Congreso que debatía la certificación de los votos electorales. (Crédito: SAUL LOEB/AFP via Getty Images) 6 de 26 | Un agitador ingresa al recinto del Senado y se sienta en el podio principal. (Crédito: Igor Bobic/Huffington Post) 7 de 26 | Agentes de seguridad apuntan sus armas a una puerta que fue vandalizada en la Cámara de Representantes, durante la sesión para certificar los votos electorales del presidente Joe Biden. (Crédito: Drew Angerer/Getty Images) 8 de 26 | Una multitud de partidarios de Trump se reúne a las afueras del Capitolio, como se ve desde el interior del edificio, en la tarde del 6 de enero de 2021 en Washington. (Crédito: Cheriss May/Getty Images) 9 de 26 | Así era la situación en el Capitolio el 6 de enero en la tarde, cuando los manifestantes irrumpieron las instalaciones del Congreso y enfrentaron a los policías. Hubo gases lacrimógenos. (Crédito: SAUL LOEB/AFP via Getty Images) 10 de 26 | Un agente de policía del Capitolio usa máscara anti gas durante la irrupción de manifestantes armados al Congreso. (Crédito: SAUL LOEB/AFP via Getty Images) 11 de 26 | Un manifestante es visto colgando del balcón de la Cámara del Senado en medio de los disturbios en el Capitolio. (Crédito: Win McNamee/Getty Images) 12 de 26 | Agentes de policía del Capitolio detuvieron a varios manifestantes fuera de la Cámara de Representantes luego de que irrumpieran en una sesión conjunta del Congreso el 6 de enero de 2021 en Washington protestando contra la victoria de Biden. (Crédito: Drew Angerer/Getty Images) 13 de 26 | Algunas personas presentes en el Congreso usan bolsas plásticas mientras manifestantes armados irrumpieron en la sesión conjunta del Congreso para ratificar la victoria de Biden como presidente. (Crédito: Drew Angerer/Getty Images) 14 de 26 | Un hombre se sentó en el podio principal del Senado, mientras el Capitolio estaba cerrado y la policía tratando de contener la escalada de protestas. (Crédito: Win McNamee/Getty Images) 15 de 26 | Afuera del Capitolio los manifestantes pro-Trump seguían su protesta para evitar que se certificara la victoria del presidente electo Joe Biden. (Crédito: Tasos Katopodis/Getty Images) 16 de 26 | La policía lanza agua contra manifestantes que se enfrentaron para tratar de ingresar al Capitolio en Washington. (Crédito: JOSEPH PREZIOSO/AFP via Getty Images) 17 de 26 | Manifestantes ingresan al edificio del Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021 en la ciudad de Washington. (Crédito: Win McNamee/Getty Images) 18 de 26 | (Crédito: SAUL LOEB/AFP via Getty Images) 19 de 26 | Partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, protestan en la Rotonda del Capitolio el 6 de enero de 2021. (Crédito: SAUL LOEB/AFP via Getty Images) 20 de 26 | Manifestantes protestan afuera del Capitolio de Estados Unidos en la ciudad de Washington, luego de que agitadores irrumpieran en el edificio del Congreso. (Crédito: Samuel Corum/Getty Images) 21 de 26 | Partidarios de Trump se enfrentan con la policía y las fuerzas de seguridad fuera del Capitolio en la ciudad de Washington el 6 de enero de 2021. (Crédito: JOSEPH PREZIOSO/AFP via Getty Images) 22 de 26 | Manifestantes pro-Trump traspasaron la seguridad y entraron al Capitolio mientras el Congreso debatía la certificación del Colegio Electoral. (Crédito: ALEX EDELMAN/AFP via Getty Images) 23 de 26 | Multitudes se congregan fuera del Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero, en medio de enfrentamientos con la policía. (Crédito: ROBERTO SCHMIDT/AFP via Getty Images) 24 de 26 | Un agente de policía del Capitolio mira por una ventana rota mientras los manifestantes se reúnen en el edificio el 6 de enero de 2021 en la ciudad de Washington. (Crédito: Tasos Katopodis/Getty Images) 25 de 26 | Manifestantes pro-Trump se reúnen en la puerta del edificio del Capitolio de Estados Unidos. (Crédito: Tasos Katopodis/Getty Images) 26 de 26 | En la imagen se observa el despliegue de gas lacrimógeno, mientras manifestantes pro-Trump ingresan al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021. (Crédito: Tasos Katopodis/Getty Images)

Una parte importante del entorno actual proviene de personas que están influenciadas por lo que ven en línea, dijo Cohen a CNN en una entrevista el mes pasado.

En este momento, el Centro de Extremismo de la Liga Anti-Difamación no está observando amenazas creíbles o movilización de actividad extremista en línea, pero le preocupa que la retórica actual en línea resalte preocupaciones ideológicas y posibles amenazas a la seguridad pública, dijo Joanna Mendelson, directora asociada del centro.

Los extremistas a menudo toman los eventos actuales y los entretejen en su propia narrativa y cosmovisión, dijo Mendelson, que es lo que está sucediendo después de la retirada de Afganistán y en medio de la crisis humanitaria y militar.

«Fue solo tumulto y caos»: los relatos de los afganos que lograron salir de Afganistán y los que no

«Están tomando el mismo tipo de tropos y temas centrales, y un tipo de puntos de vista intolerantes del mundo, y los están inyectando en este evento actual», dijo Mendelson a CNN.

Ha habido mucha islamofobia y xenofobia de la que se han hecho eco los supremacistas blancos y los activistas antimusulmanes, que afirman que la seguridad pública y la seguridad nacional están amenazadas porque ven a los refugiados a través de una lente estereotipada como criminales peligrosos o terroristas, según Mendelson.

La conspiración central que guía la ideología supremacista blanca es el «gran reemplazo», la creencia de que, en última instancia, la raza blanca se enfrenta a su extinción definitiva, dijo.

Este fue el último militar de EE.UU. en salir de Kabul 0:46

También hay «casi este enamoramiento y admiración» por los talibanes, dijo Mendelson, señalando la idea de que un grupo insurgente mal equipado podría derrotar con éxito a una potencia mundial.

«El hecho de que los talibanes al final del día puedan reclamar la victoria sobre tal potencia mundial es algo de lo que los supremacistas blancos están tomando nota», dijo.

Megan Squire, profesora de Ciencias de la Computación en la Universidad de Elon, que investiga a los grupos extremistas nacionales con sede en EE.UU., ha visto emerger tres tendencias principales relacionadas con Afganistán en plataformas utilizadas por una variedad de grupos de extrema derecha, como supremacistas blancos, neonazis y foros al estilo de Proud Boys.

Proud Boys: ¿quiénes forman este grupo de ultraderecha que alimentó la insurrección en el Capitolio?

La primera narrativa que surgió entre los grupos de extrema derecha fue «deleitarse con la humillación» de la retirada estadounidense de Afganistán a medida que surgieron imágenes de los combatientes talibanes que se apoderaron de ciudad tras ciudad, junto con el equipo militar estadounidense que se dejó atrás, dijo Squire, tanto las celebraciones de la derrota como los sentimientos de humillación como estadounidenses.

Cuando uno profundiza en los grupos neonazis, se ven algunas celebraciones de los talibanes, generalmente relacionadas con una discusión extremadamente misógino o extremadamente antisemita, agregó.

Los talibanes les dicen a las mujeres afganas que no salgan de casa a trabajar porque los soldados «no están entrenados» para respetarlas

Este tipo de elogio interideológico tiene un precedente histórico, según Squire, citando como ejemplo, un meme que circuló en las comunidades neonazis durante un período particularmente misógino sobre la «Sharia blanca», el concepto de que las mujeres deben ser tratadas de la misma manera que los talibanes tratan a las mujeres.

Ha habido ejemplos recientes de grupos de derecha que apoyan movimientos en el extranjero que parecen ideológicamente distantes. Por ejemplo, a principios de este verano, los foros en línea que apoyan a QAnon y a Donald Trump celebraron el mortal golpe militar en Myanmar y sugirieron que lo mismo debería suceder en Estados Unidos para que Trump pudiera ser reinstalado como presidente. En febrero, CNN también habló con seguidores del expresidente en Ventura, California, quienes dijeron que querían ver un golpe al estilo de Myanmar aquí.

Lo que debes saber sobre Myanmar, el país antes conocido como Birmania

Sin embargo, la narrativa más común gira en torno a la idea de que Estados Unidos está «importando a los talibanes» mediante la reubicación de afganos y que los refugiados afganos son demasiado diferentes para convertirse en ciudadanos reales, según Squire.

«Es realmente una idea anti-musulmana, anti-inmigración», dijo.

El Pentágono anunció el lunes que los últimos aviones militares estadounidenses salieron de Afganistán, partiendo luego de semanas de caóticos y mortíferos esfuerzos de evacuación que fueron puntuados por el devastador ataque suicida del jueves pasado que mató a más de 170 personas, además de los 13 militares estadounidenses que también estaban delicado.

Así afecta a Afganistán el ataque que se adjudicó ISIS-K 1:13

Algunas de las narrativas de Afganistán se centran en «los talibanes lo hicieron bien» y que debería ser una «lección aprendida» sobre cómo deberíamos operar en EE.UU., dijo a CNN un funcionario policial estadounidense sobre el rápido crecimiento de los talibanes a medida que Estados Unidos retiraba a sus tropas.

«Eso nos tiene un poco preocupados», porque sugiere una escalada de violencia, agregó el funcionario. Por ejemplo, hubo referencias al hecho de que solo 80.000 talibanes pudieron derrotar a un ejército afgano de varios cientos de miles apoyados por Estados Unidos, dijo el funcionario.

¿Cuál es el saldo tras 20 años de guerra en Afganistán?

En febrero, las fuerzas afganas contaban con 308.000 efectivos, según el informe del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas liberado en junio, muy por encima del número estimado de combatientes talibanes armados, que oscilaba entre 58.000 y 100.000, informó anteriormente CNN. Sin embargo, muchos han considerado que el número de fuerzas afganas está inflado.

«Hay algunas discusiones importantes», en las que la gente expresa su apoyo a lo que han hecho los talibanes y lo ven como un ejemplo de lo que los extremistas antigubernamentales deberían estar haciendo en Estados Unidos, dijo el funcionario, y agregó que la reacción ha ha sido un «poco sorprendente».

En Europa y Estados Unidos, también ha habido una «avalancha» de comentarios contra los refugiados por parte de los nacionalistas blancos y neonazis en respuesta a la toma de posesión de los talibanes, encontró SITE.

La reconquista de Afganistán por los talibanes ha provocado temores de un resurgimiento de al Qaeda e ISIS

Los comentarios en foros anónimos han sido particularmente violentos, según SITE, que encontró a los usuarios discutiendo sobre la toma de armas y, en un caso, amenazando con atacar a las organizaciones de asistencia a los refugiados en Florida.

La retórica de odio es similar a la vista en medio de las oleadas de refugiados libios y sirios en la década de 2010, que allanó el camino para que se realizaran los ataques terroristas en Christchurch y Pittsburgh, según SITE.

En medio del sentimiento antiinmigrante, los funcionarios del DHS se han estado preparando para saber si los propios afganos serían un objetivo una vez que aterricen en EE.UU. y se reubiquen aquí, dijo un funcionario de DHS a CNN anteriormente.

«¿Serán el objetivo potencial? ¿Se convertirán los propios afganos en objetivos?» dijo el funcionario, notando la preocupación.

¿Quién es el mulá Baradar, el rostro internacional de los talibanes? 2:23Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver