La Corte Suprema deniega una solicitud para detener la nueva ley contra el aborto en Texas

(CNN) — La Corte Suprema de Estados Unidos denegó formalmente una solicitud de los proveedores de servicios de aborto en Texas para congelar una ley estatal que prohíbe los abortos después de seis semanas de gestación. El presidente de la corte, John Roberts, se unió a los tres jueces liberales en disensión.

La medida de la corte significa que la ley, que es una de las más estrictas del país y prohíbe el aborto antes de que muchas personas sepan que están embarazadas, permanecerá en los libros.

Lucy Ceballos: La ley antiaborto de Texas es inhumana 0:48

La ley permite a los ciudadanos privados entablar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una persona embarazada que busca un aborto en violación de la prohibición.

En una opinión no firmada, la mayoría escribió que, si bien las clínicas habían planteado «serias dudas sobre la constitucionalidad de la ley de Texas», no habían cumplido con una carga que permitiera al tribunal bloquearla en este momento debido a la «complejidad» y cuestiones de procedimiento «novedosas».

La mayoría enfatizó que no había llegado a una conclusión sobre la constitucionalidad de la ley – a pesar de que la orden llegó casi 24 horas después de que entrar en vigor la ley, una de las restricciones más estrictas frente al aborto desde el histórico fallo de Roe v. Wade de 1973.

«En particular, esta orden no se basa en ninguna conclusión sobre la constitucionalidad de la ley de Texas y de ninguna manera limita otras impugnaciones procesalmente adecuadas a la ley de Texas, incluso en los tribunales estatales de Texas», escribió la mayoría.

Hubo varios desacuerdos. En uno, la jueza Sonia Sotomayor, junto con sus dos colegas liberales, calificó el orden de la mayoría como «impresionante».

«Presentada con una solicitud para imponer una ley flagrantemente inconstitucional diseñada para prohibir a las mujeres ejercer sus derechos constitucionales y evadir el escrutinio judicial, la mayoría de los jueces han optado por enterrar sus cabezas en la arena», escribió Sotomayor.

«Ningún tribunal federal de apelaciones ha mantenido una prohibición tan completa de los abortos antes de la viabilidad según la ley actual», escribió. «En conjunto, la Ley es un impresionante acto de desafío a la Constitución, a los precedentes de esta Corte y a los derechos de las mujeres que buscan abortos en todo Texas».

En circunstancias normales, un juez disidente con la fórmula «disiento respetuosamente». Sotomayor simplemente escribió: «Disiento», revelando su profunda frustración.

«La Corte no debe contentarse con ignorar sus obligaciones constitucionales de proteger no solo los derechos de la mujer, sino también la santidad de sus precedentes y del estado de derecho», dijo.

El juez Stephen Breyer también omitió el «respetuosamente» de su disensión.

Después de que entró en vigencia el miércoles por la mañana, las clínicas de Texas limitaron drásticamente sus servicios. Whole Woman’s Health, que opera cuatro clínicas en Texas, dijo que ofrece servicios de aborto «solo si no se detecta actividad cardíaca embrionaria o fetal en la ecografía», según un portavoz, y varios otros proveedores también están adoptando ese enfoque limitado.

Roberts disiente y dice que la corte necesitaba más tiempo

El juez Roberts dijo que votó para bloquear la ley por ahora para darle más tiempo a la corte para considerar el estatuto inusual.

Roberts dijo que la Legislatura estatal había impuesto una «prohibición de los abortos después de aproximadamente seis semanas» y luego «esencialmente delegó la aplicación de esa prohibición a la población en general» con la consecuencia de aislar al Estado de la responsabilidad de hacer cumplir la ley.

La ley fue diseñada para hacer mucho más difícil presentar una impugnación previa a la aplicación de la ley porque no hay los funcionarios gubernamentales habituales a quienes responsabilizar en los tribunales.

La ley permite a cualquier persona, siempre que no sea un funcionario del gobierno, presentar una demanda civil en un tribunal estatal contra un proveedor acusado de violar la prohibición, independientemente de si la persona que presenta la demanda tiene alguna conexión con el aborto que se busca. Si prevalecen, tienen derecho a al menos $ 10.000 en daños, y la ley está estructurada para que sea especialmente costosa para las clínicas que son objeto de una acción de ejecución. Prohíbe que las clínicas recuperen los honorarios de los abogados de sus rivales en la corte, incluso si un juez se pone del lado del proveedor en la demanda. La medida también evita que las clínicas busquen transferir los casos a lugares más convenientes para ellos, a menos que cuenten con el acuerdo de sus oponentes.

Guía para entender la legislación del aborto en EE.UU. 4:31

El futuro de Roe v. Wade

Pero al permitir que la ley entre en vigor, la mayoría conservadora ya puede haber señalado si está preparada para revertir o al menos socavar a Roe v. Wade, el fallo que declaró el derecho constitucional de las mujeres a poner fin un embarazo.

La disensión de Roberts probablemente indica las divisiones por venir.

«Solo entre los conservadores, el presidente de la Corte Suprema Roberts llama a la ley de Texas por lo que es: un intento transparente no solo de socavar a Roe, sino de dificultar el bloqueo de tal restricción», dijo Steve Vladeck, analista judicial de CNN y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas.

«Es una señal bastante poderosa de que él, al menos, no está listo para anular a Roe», agregó Vladeck. «Pero la pregunta del millón de dólares que plantea el voto de 5-4 es si, cuando llegue el momento, alguno de los otros conservadores se unirá a él».

Conservadores clave como el juez Clarence Thomas no han sido tímidos en el pasado para expresar en voz alta su opinión sobre el expediente de aborto de la corte. En 2019, Thomas, quien ha dicho públicamente que Roe se decidió erróneamente, declaró que la jurisprudencia del aborto se ha «salido de control». Y el año pasado, el juez Neil Gorsuch no se anduvo con rodeos en sus palabras sobre la corte y el aborto, diciendo: «Hemos perdido nuestro camino».

Las tres personas designadas por el presidente Donald Trump, Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, votaron con la mayoría para que la ley de Texas permanezca en vigor.

Dan Berman y Tierney Sneed de CNN contribuyeron a este informe.

Aborto

(CNN) — La Corte Suprema de Estados Unidos denegó formalmente una solicitud de los proveedores de servicios de aborto en Texas para congelar una ley estatal que prohíbe los abortos después de seis semanas de gestación. El presidente de la corte, John Roberts, se unió a los tres jueces liberales en disensión.

La medida de la corte significa que la ley, que es una de las más estrictas del país y prohíbe el aborto antes de que muchas personas sepan que están embarazadas, permanecerá en los libros.

Lucy Ceballos: La ley antiaborto de Texas es inhumana 0:48

La ley permite a los ciudadanos privados entablar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una persona embarazada que busca un aborto en violación de la prohibición.

Aborto: las estadounidenses más pobres podrían ver el mayor impacto de revertir Roe v. Wade

En una opinión no firmada, la mayoría escribió que, si bien las clínicas habían planteado «serias dudas sobre la constitucionalidad de la ley de Texas», no habían cumplido con una carga que permitiera al tribunal bloquearla en este momento debido a la «complejidad» y cuestiones de procedimiento «novedosas».

La mayoría enfatizó que no había llegado a una conclusión sobre la constitucionalidad de la ley – a pesar de que la orden llegó casi 24 horas después de que entrar en vigor la ley, una de las restricciones más estrictas frente al aborto desde el histórico fallo de Roe v. Wade de 1973.

«En particular, esta orden no se basa en ninguna conclusión sobre la constitucionalidad de la ley de Texas y de ninguna manera limita otras impugnaciones procesalmente adecuadas a la ley de Texas, incluso en los tribunales estatales de Texas», escribió la mayoría.

Hubo varios desacuerdos. En uno, la jueza Sonia Sotomayor, junto con sus dos colegas liberales, calificó el orden de la mayoría como «impresionante».

«Presentada con una solicitud para imponer una ley flagrantemente inconstitucional diseñada para prohibir a las mujeres ejercer sus derechos constitucionales y evadir el escrutinio judicial, la mayoría de los jueces han optado por enterrar sus cabezas en la arena», escribió Sotomayor.

«Ningún tribunal federal de apelaciones ha mantenido una prohibición tan completa de los abortos antes de la viabilidad según la ley actual», escribió. «En conjunto, la Ley es un impresionante acto de desafío a la Constitución, a los precedentes de esta Corte y a los derechos de las mujeres que buscan abortos en todo Texas».

En circunstancias normales, un juez disidente con la fórmula «disiento respetuosamente». Sotomayor simplemente escribió: «Disiento», revelando su profunda frustración.

«La Corte no debe contentarse con ignorar sus obligaciones constitucionales de proteger no solo los derechos de la mujer, sino también la santidad de sus precedentes y del estado de derecho», dijo.

El juez Stephen Breyer también omitió el «respetuosamente» de su disensión.

Después de que entró en vigencia el miércoles por la mañana, las clínicas de Texas limitaron drásticamente sus servicios. Whole Woman’s Health, que opera cuatro clínicas en Texas, dijo que ofrece servicios de aborto «solo si no se detecta actividad cardíaca embrionaria o fetal en la ecografía», según un portavoz, y varios otros proveedores también están adoptando ese enfoque limitado.

Roberts disiente y dice que la corte necesitaba más tiempo

El juez Roberts dijo que votó para bloquear la ley por ahora para darle más tiempo a la corte para considerar el estatuto inusual.

Roberts dijo que la Legislatura estatal había impuesto una «prohibición de los abortos después de aproximadamente seis semanas» y luego «esencialmente delegó la aplicación de esa prohibición a la población en general» con la consecuencia de aislar al Estado de la responsabilidad de hacer cumplir la ley.

La ley fue diseñada para hacer mucho más difícil presentar una impugnación previa a la aplicación de la ley porque no hay los funcionarios gubernamentales habituales a quienes responsabilizar en los tribunales.

Biden tacha de «extrema» la prohibición del aborto después de las 6 semanas en Texas y dice que viola un derecho constitucional

La ley permite a cualquier persona, siempre que no sea un funcionario del gobierno, presentar una demanda civil en un tribunal estatal contra un proveedor acusado de violar la prohibición, independientemente de si la persona que presenta la demanda tiene alguna conexión con el aborto que se busca. Si prevalecen, tienen derecho a al menos $ 10.000 en daños, y la ley está estructurada para que sea especialmente costosa para las clínicas que son objeto de una acción de ejecución. Prohíbe que las clínicas recuperen los honorarios de los abogados de sus rivales en la corte, incluso si un juez se pone del lado del proveedor en la demanda. La medida también evita que las clínicas busquen transferir los casos a lugares más convenientes para ellos, a menos que cuenten con el acuerdo de sus oponentes.

Guía para entender la legislación del aborto en EE.UU. 4:31El futuro de Roe v. Wade

Pero al permitir que la ley entre en vigor, la mayoría conservadora ya puede haber señalado si está preparada para revertir o al menos socavar a Roe v. Wade, el fallo que declaró el derecho constitucional de las mujeres a poner fin un embarazo.

La disensión de Roberts probablemente indica las divisiones por venir.

«Solo entre los conservadores, el presidente de la Corte Suprema Roberts llama a la ley de Texas por lo que es: un intento transparente no solo de socavar a Roe, sino de dificultar el bloqueo de tal restricción», dijo Steve Vladeck, analista judicial de CNN y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas.

«Es una señal bastante poderosa de que él, al menos, no está listo para anular a Roe», agregó Vladeck. «Pero la pregunta del millón de dólares que plantea el voto de 5-4 es si, cuando llegue el momento, alguno de los otros conservadores se unirá a él».

Conservadores clave como el juez Clarence Thomas no han sido tímidos en el pasado para expresar en voz alta su opinión sobre el expediente de aborto de la corte. En 2019, Thomas, quien ha dicho públicamente que Roe se decidió erróneamente, declaró que la jurisprudencia del aborto se ha «salido de control». Y el año pasado, el juez Neil Gorsuch no se anduvo con rodeos en sus palabras sobre la corte y el aborto, diciendo: «Hemos perdido nuestro camino».

Las tres personas designadas por el presidente Donald Trump, Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, votaron con la mayoría para que la ley de Texas permanezca en vigor.

Dan Berman y Tierney Sneed de CNN contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver