Tras el paso del huracán Ida, mira cómo obtener ayuda y mantenerte a salvo en las difíciles semanas que se avecinan

(CNN) — Los damnificados por el huracán Ida, que regresan a sus casas dañadas, se enfrentan a un torrente de problemas, si es que tienen la suerte de tener una casa en pie.

En los lugares más devastados, «los cortes de energía durarán semanas y posiblemente meses», dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. «La mayor parte de la zona será inhabitable durante semanas o meses», afirmó.

La avalancha de estrés, dolor y pesadillas logísticas puede parecer abrumadora. Pero los expertos dicen que estos consejos pueden ayudar a las víctimas a mantenerse a salvo, obtener ayuda, proteger su salud emocional y dar los primeros pasos hacia la recuperación:

No vuelvas a casa hasta que sea realmente seguro

Que el huracán haya pasado no significa que sea seguro conducir. Los residentes deben «volver a casa solo cuando los funcionarios locales digan que es seguro hacerlo», dice la Agencia Federal de Gestión de Emergencias. (FEMA, por sus siglas en inglés).

En las zonas más afectadas de Louisiana, muchas carreteras seguían siendo traicioneras incluso después del paso de Ida. «Una gran parte de las rutas de viaje están bloqueadas por árboles caídos y líneas eléctricas», dijo el lunes la Policía Estatal de Louisiana.

«Además, hay agua estancada en algunas zonas que puede deteriorar las carreteras y arrastrar los vehículos», añadió.

La Policía estatal dijo que los residentes pueden visitar 511la.org, llamar al 511 o utilizar la aplicación de smartphone 511 de Louisiana para comprobar el estado de las carreteras.

E incluso después de la reapertura de las carreteras, los conductores deben permanecer atentos a los peligros restantes, dijo la Policía Estatal de Louisiana.

El rastro de destrucción de Ida incluye inundaciones en varios estados.

«No conduzcas en zonas inundadas: los coches u otros vehículos no te protegerán de las aguas de las inundaciones», dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU. (CDC, por sus siglas en inglés). «Pueden ser arrastrados o pueden quedarse parados en el agua en movimiento», agregaron.

Extrema la precaución al llegar a casa

Cuando sea seguro volver a casa, trata de llegar durante las horas del día para no necesitar luz eléctrica, dicen los CDC.

«Camina con cuidado por el exterior de tu casa para comprobar si hay líneas eléctricas sueltas, fugas de gas y daños estructurales», dice el Servicio Meteorológico Nacional.

Si tu casa está inundada, «espera a volver a entrar en ella hasta que los profesionales te digan que es segura, sin riesgos estructurales, eléctricos o de otro tipo», dicen los CDC.

Si la casa está dañada, «sal inmediatamente si oyes movimientos o ruidos extraños», agregan. «Los ruidos extraños podrían significar que el edificio está a punto de caer», advierten los CDC.

Si tienes que utilizar la iluminación, lleva una linterna de pilas, no velas ni linternas de gas.

«Enciende tu linterna antes de entrar en un edificio desalojado», aconseja el Servicio Meteorológico Nacional. «La batería podría producir una chispa que podría encender la fuga de gas, si está presente», advierte.

Minimizar el riesgo de electrocución

Las viviendas inundadas tras el paso de Ida requieren precauciones adicionales para evitar la electrocución.

«Si hay agua estancada en tu casa y puedes desconectar la corriente principal desde un lugar seco, entonces sigue adelante y desconecta la corriente», dicen los CDC.

«Si tienes que entrar en el agua estancada para acceder al interruptor principal, entonces llame a un electricista para que lo apague. NUNCA enciendas o apagues la electricidad tú mismo ni utilices una herramienta o aparato eléctrico mientras estés parado en el agua», advierte.

Así dañó una casa el huracán Ida 2:19

En general, «no vadee el agua de la inundación, que puede contener patógenos peligrosos que causan enfermedades, escombros, productos químicos, residuos y vida silvestre», dice el sitio web de FEMA Ready.gov. «Las líneas eléctricas subterráneas o caídas también pueden cargar eléctricamente el agua», agrega.

Fotografía los daños y busca ayuda si es necesario

Si es seguro entrar, no empieces a limpiar de inmediato. Primero, «ponte en contacto con tu compañía de seguros y toma fotos de la casa y de tus pertenencias», dicen los CDC.

Quienes busquen asistencia federal pueden llamar al 1-800-621-3362 (TTY 1-800-462-7585) o solicitarla en DisasterAssistance.gov.

Los residentes que tengan un seguro contra inundaciones del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones de la FEMA pueden iniciar su reclamo en FloodSmart.gov.

Limpia con seguridad y ten cuidado con el moho

«Si tu casa se ha inundado y ha estado cerrada durante varios días, asume que tu casa tiene moho», dicen los CDC. «Tienes que secar todo completamente, limpiar el moho y asegurarte de que no sigues teniendo un problema de humedad», explican.

Los CDC tienen una lista de formas de eliminar y prevenir el crecimiento del moho, con o sin electricidad.

El moho se puede limpiar utilizando una mezcla de 1 taza de lejía con 1 galón de agua. No utilices la solución de lejía en un espacio cerrado: asegúrate de que las puertas o ventanas están abiertas, dicen los CDC.

Pero cualquier persona con una condición pulmonar, como el asma o que está inmunocomprometido, «no debe entrar en los edificios con fugas de agua en el interior o el crecimiento de moho que se puede ver u oler, incluso si no tienen una alergia al moho», dice el sitio web de FEMA Ready.gov.

«Los niños no deben participar en las tareas de limpieza de la catástrofe», advierten.

Así son los estragos provocados por Ida en Louisiana 1:06

El agua que queda de la inundación puede contener aguas residuales y otros peligros que pueden ser difíciles de ver.

«El agua de las inundaciones puede contener bacterias peligrosas procedentes del desbordamiento de las aguas residuales y de los residuos agrícolas e industriales», dicen los CDC.

«Aunque el contacto de la piel con el agua de la inundación no supone un riesgo grave para la salud por sí mismo, comer o beber cualquier cosa contaminada con agua de la inundación puede causar enfermedades», explican.

No sucumbas al calor mortal

Algunos de los supervivientes del huracán Ida no tendrán electricidad durante semanas, un escenario potencialmente mortal para los que se enfrentan al calor extremo sin aire acondicionado.

«Tienen que evacuar. No es lo que quieren hacer, es lo que tienen que hacer si quieren seguir vivos», dijo el teniente general retirado del Ejército de EE.UU., Russel Honoré, que dirigió la Fuerza de Tarea tras el huracán Katrina, en 2005.

«Tal vez haya algunos resistentes que se las arreglen para hacerlo», dijo Honoré a la CNN, el martes.

«Pero los ancianos y las personas con niños, solo tienen que ir a tomar unas vacaciones de la FEMA. Que la FEMA les dé un vale para un hotel y cuenten con la bendición de estar todavía vivos», señala.

Si vuelves a tu casa para iniciar el proceso de limpieza o para ocuparte de otras tareas, asegúrate de tomar el ritmo del calor.

«Si el esfuerzo en el calor hace que tu corazón lata con fuerza y te deja sin aliento, PARA toda actividad», advierten los CDC. «Ve a una zona fresca o a la sombra, y descansa, especialmente si te sientes mareado, confuso, débil o te desmayas», añade.

Con el calor intenso, también es importante beber mucho líquido «independientemente de lo activo que seas», dicen los CDC. «No esperes a tener sed para beber», afirman.

Utiliza los generadores de forma segura y evita la intoxicación por monóxido de carbono

Los generadores pueden ser inmensamente útiles para las víctimas de las tormentas sin energía. También pueden ser mortales cuando se utilizan de forma incorrecta.

«La intoxicación por monóxido de carbono es una de las principales causas de muerte después de las tormentas en las zonas que sufren cortes de energía», dice el Servicio Meteorológico Nacional.

«Nunca utilice un generador portátil dentro de su casa o garaje», incluso si las puertas y ventanas están abiertas.

Estas son las imágenes de Nueva Orleans tras Ida 1:38

«Utiliza los generadores solo en el exterior, a más de 6 metros de distancia de tu casa, puertas y ventanas», dice el Servicio Meteorológico .

Extrema las precauciones cuando utilices aparatos de gas, ya que también pueden causar una intoxicación por monóxido de carbono.

También es una buena idea tener un detector de monóxido de carbono a pilas, ya que el monóxido de carbono es invisible e inodoro.

Asegúrate de que los alimentos y el agua son seguros

Manten las puertas del frigorífico y del congelador cerradas en la medida de lo posible hasta que vuelva la electricidad. Si han pasado menos de cuatro horas, los alimentos aún son seguros para comer. De lo contrario, los alimentos pueden estropearse y causar graves enfermedades.

«En caso de duda, tíralo», dicen los CDC.

Tira cualquier alimento que pueda haber estado en contacto con el agua de la inundación o de la tormenta, los alimentos perecederos que no hayan sido refrigerados adecuadamente y cualquier cosa que no tenga el aspecto, el olor o el tacto que debería.

Si en tu zona se ha emitido un aviso de hervir el agua, tómalo en serio. Si no es posible hervir el agua, utiliza agua embotellada.

Pero no utilices nunca agua contaminada, ya sea sospechosa o confirmada, para lavar los platos, cepillarse los dientes, lavar y preparar alimentos, lavarte las manos, hacer hielo o preparar leche de fórmula para bebés.

Cuida tu salud emocional

«El estrés, la ansiedad y otros síntomas similares a la depresión son reacciones comunes después de un desastre», dice la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, por sus siglas en inglés).

Cuando las pesadillas logísticas chocan con las emociones abrumadoras (como las que provoca el paso de Ida), no trates de resistir solo. Eso puede impedir tu recuperación, dicen los CDC.

«Cuidar de tu salud emocional durante una emergencia te ayudará a pensar con claridad y a reaccionar ante las necesidades urgentes para protegerte a ti mismo y a tu familia», afirman los CDC.

«Hacer frente a estos sentimientos y obtener ayuda cuando la necesites te ayudará a ti, a tu familia y a tu comunidad a recuperarse de un desastre», aseguran.

Estudio: muertes por calor extremo crecieron un 74% 0:49

Las víctimas de las tormentas pueden ponerse en contacto con la línea de ayuda de la SAMHSA en caso de desastre llamando o enviando un mensaje de texto al 1-800-985-5990.

La línea de ayuda «es una línea telefónica nacional que funciona las 24 horas del día, los 365 días del año, y que se dedica a proporcionar asesoramiento inmediato en caso de crisis a las personas que experimentan angustia emocional relacionada con cualquier desastre natural o causado por el hombre», dice el sitio web de la SAMHSA.

«Los miembros de nuestro personal proporcionan asesoramiento y apoyo antes, durante y después de las catástrofes y remiten a las personas a los recursos locales relacionados con las catástrofes para que reciban atención y apoyo de seguimiento».

Theresa Waldrop y Naomi Thomas, de CNN, contribuyeron a este informe.

Estados Unidos
Huracán Ida

(CNN) — Los damnificados por el huracán Ida, que regresan a sus casas dañadas, se enfrentan a un torrente de problemas, si es que tienen la suerte de tener una casa en pie.

En los lugares más devastados, «los cortes de energía durarán semanas y posiblemente meses», dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. «La mayor parte de la zona será inhabitable durante semanas o meses», afirmó.

La avalancha de estrés, dolor y pesadillas logísticas puede parecer abrumadora. Pero los expertos dicen que estos consejos pueden ayudar a las víctimas a mantenerse a salvo, obtener ayuda, proteger su salud emocional y dar los primeros pasos hacia la recuperación:

No vuelvas a casa hasta que sea realmente seguro

Que el huracán haya pasado no significa que sea seguro conducir. Los residentes deben «volver a casa solo cuando los funcionarios locales digan que es seguro hacerlo», dice la Agencia Federal de Gestión de Emergencias. (FEMA, por sus siglas en inglés).

En las zonas más afectadas de Louisiana, muchas carreteras seguían siendo traicioneras incluso después del paso de Ida. «Una gran parte de las rutas de viaje están bloqueadas por árboles caídos y líneas eléctricas», dijo el lunes la Policía Estatal de Louisiana.

Minuto a minuto: al menos 9 muertos en la ciudad de Nueva York y Nueva Jersey por remanentes de Ida

«Además, hay agua estancada en algunas zonas que puede deteriorar las carreteras y arrastrar los vehículos», añadió.

La Policía estatal dijo que los residentes pueden visitar 511la.org, llamar al 511 o utilizar la aplicación de smartphone 511 de Louisiana para comprobar el estado de las carreteras.

E incluso después de la reapertura de las carreteras, los conductores deben permanecer atentos a los peligros restantes, dijo la Policía Estatal de Louisiana.

While a roadway may be “open” use extreme caution and only travel when absolutely needed. Numerous hazards remain. Avoid distractions, wear your seatbelt and do not drive impaired. #Ida pic.twitter.com/gCOxiQaZij

— LA State Police (@LAStatePolice) August 31, 2021

El rastro de destrucción de Ida incluye inundaciones en varios estados.

«No conduzcas en zonas inundadas: los coches u otros vehículos no te protegerán de las aguas de las inundaciones», dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU. (CDC, por sus siglas en inglés). «Pueden ser arrastrados o pueden quedarse parados en el agua en movimiento», agregaron.

Extrema la precaución al llegar a casa

Cuando sea seguro volver a casa, trata de llegar durante las horas del día para no necesitar luz eléctrica, dicen los CDC.

«Camina con cuidado por el exterior de tu casa para comprobar si hay líneas eléctricas sueltas, fugas de gas y daños estructurales», dice el Servicio Meteorológico Nacional.

Si tu casa está inundada, «espera a volver a entrar en ella hasta que los profesionales te digan que es segura, sin riesgos estructurales, eléctricos o de otro tipo», dicen los CDC.

Si la casa está dañada, «sal inmediatamente si oyes movimientos o ruidos extraños», agregan. «Los ruidos extraños podrían significar que el edificio está a punto de caer», advierten los CDC.

Si tienes que utilizar la iluminación, lleva una linterna de pilas, no velas ni linternas de gas.

«Enciende tu linterna antes de entrar en un edificio desalojado», aconseja el Servicio Meteorológico Nacional. «La batería podría producir una chispa que podría encender la fuga de gas, si está presente», advierte.

Minimizar el riesgo de electrocución

Las viviendas inundadas tras el paso de Ida requieren precauciones adicionales para evitar la electrocución.

«Si hay agua estancada en tu casa y puedes desconectar la corriente principal desde un lugar seco, entonces sigue adelante y desconecta la corriente», dicen los CDC.

«Si tienes que entrar en el agua estancada para acceder al interruptor principal, entonces llame a un electricista para que lo apague. NUNCA enciendas o apagues la electricidad tú mismo ni utilices una herramienta o aparato eléctrico mientras estés parado en el agua», advierte.

Así dañó una casa el huracán Ida 2:19

En general, «no vadee el agua de la inundación, que puede contener patógenos peligrosos que causan enfermedades, escombros, productos químicos, residuos y vida silvestre», dice el sitio web de FEMA Ready.gov. «Las líneas eléctricas subterráneas o caídas también pueden cargar eléctricamente el agua», agrega.

Fotografía los daños y busca ayuda si es necesario

Si es seguro entrar, no empieces a limpiar de inmediato. Primero, «ponte en contacto con tu compañía de seguros y toma fotos de la casa y de tus pertenencias», dicen los CDC.

Quienes busquen asistencia federal pueden llamar al 1-800-621-3362 (TTY 1-800-462-7585) o solicitarla en DisasterAssistance.gov.

Los residentes que tengan un seguro contra inundaciones del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones de la FEMA pueden iniciar su reclamo en FloodSmart.gov.

Limpia con seguridad y ten cuidado con el moho

«Si tu casa se ha inundado y ha estado cerrada durante varios días, asume que tu casa tiene moho», dicen los CDC. «Tienes que secar todo completamente, limpiar el moho y asegurarte de que no sigues teniendo un problema de humedad», explican.

Los CDC tienen una lista de formas de eliminar y prevenir el crecimiento del moho, con o sin electricidad.

El cambio climático está haciendo que los huracanes sean más fuertes, más lentos y más húmedos; Ida fue un ejemplo de esto

El moho se puede limpiar utilizando una mezcla de 1 taza de lejía con 1 galón de agua. No utilices la solución de lejía en un espacio cerrado: asegúrate de que las puertas o ventanas están abiertas, dicen los CDC.

Pero cualquier persona con una condición pulmonar, como el asma o que está inmunocomprometido, «no debe entrar en los edificios con fugas de agua en el interior o el crecimiento de moho que se puede ver u oler, incluso si no tienen una alergia al moho», dice el sitio web de FEMA Ready.gov.

«Los niños no deben participar en las tareas de limpieza de la catástrofe», advierten.

Así son los estragos provocados por Ida en Louisiana 1:06

El agua que queda de la inundación puede contener aguas residuales y otros peligros que pueden ser difíciles de ver.

«El agua de las inundaciones puede contener bacterias peligrosas procedentes del desbordamiento de las aguas residuales y de los residuos agrícolas e industriales», dicen los CDC.

«Aunque el contacto de la piel con el agua de la inundación no supone un riesgo grave para la salud por sí mismo, comer o beber cualquier cosa contaminada con agua de la inundación puede causar enfermedades», explican.

No sucumbas al calor mortal

Algunos de los supervivientes del huracán Ida no tendrán electricidad durante semanas, un escenario potencialmente mortal para los que se enfrentan al calor extremo sin aire acondicionado.

«Tienen que evacuar. No es lo que quieren hacer, es lo que tienen que hacer si quieren seguir vivos», dijo el teniente general retirado del Ejército de EE.UU., Russel Honoré, que dirigió la Fuerza de Tarea tras el huracán Katrina, en 2005.

«Tal vez haya algunos resistentes que se las arreglen para hacerlo», dijo Honoré a la CNN, el martes.

«Pero los ancianos y las personas con niños, solo tienen que ir a tomar unas vacaciones de la FEMA. Que la FEMA les dé un vale para un hotel y cuenten con la bendición de estar todavía vivos», señala.

Si vuelves a tu casa para iniciar el proceso de limpieza o para ocuparte de otras tareas, asegúrate de tomar el ritmo del calor.

«Si el esfuerzo en el calor hace que tu corazón lata con fuerza y te deja sin aliento, PARA toda actividad», advierten los CDC. «Ve a una zona fresca o a la sombra, y descansa, especialmente si te sientes mareado, confuso, débil o te desmayas», añade.

Con el calor intenso, también es importante beber mucho líquido «independientemente de lo activo que seas», dicen los CDC. «No esperes a tener sed para beber», afirman.

Utiliza los generadores de forma segura y evita la intoxicación por monóxido de carbono

Los generadores pueden ser inmensamente útiles para las víctimas de las tormentas sin energía. También pueden ser mortales cuando se utilizan de forma incorrecta.

«La intoxicación por monóxido de carbono es una de las principales causas de muerte después de las tormentas en las zonas que sufren cortes de energía», dice el Servicio Meteorológico Nacional.

«Nunca utilice un generador portátil dentro de su casa o garaje», incluso si las puertas y ventanas están abiertas.

Estas son las imágenes de Nueva Orleans tras Ida 1:38

«Utiliza los generadores solo en el exterior, a más de 6 metros de distancia de tu casa, puertas y ventanas», dice el Servicio Meteorológico .

Extrema las precauciones cuando utilices aparatos de gas, ya que también pueden causar una intoxicación por monóxido de carbono.

También es una buena idea tener un detector de monóxido de carbono a pilas, ya que el monóxido de carbono es invisible e inodoro.

Asegúrate de que los alimentos y el agua son seguros

Manten las puertas del frigorífico y del congelador cerradas en la medida de lo posible hasta que vuelva la electricidad. Si han pasado menos de cuatro horas, los alimentos aún son seguros para comer. De lo contrario, los alimentos pueden estropearse y causar graves enfermedades.

«En caso de duda, tíralo», dicen los CDC.

Tira cualquier alimento que pueda haber estado en contacto con el agua de la inundación o de la tormenta, los alimentos perecederos que no hayan sido refrigerados adecuadamente y cualquier cosa que no tenga el aspecto, el olor o el tacto que debería.

Si en tu zona se ha emitido un aviso de hervir el agua, tómalo en serio. Si no es posible hervir el agua, utiliza agua embotellada.

La manera en la que la crisis climática está cambiando los huracanes

Pero no utilices nunca agua contaminada, ya sea sospechosa o confirmada, para lavar los platos, cepillarse los dientes, lavar y preparar alimentos, lavarte las manos, hacer hielo o preparar leche de fórmula para bebés.

Cuida tu salud emocional

«El estrés, la ansiedad y otros síntomas similares a la depresión son reacciones comunes después de un desastre», dice la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, por sus siglas en inglés).

Cuando las pesadillas logísticas chocan con las emociones abrumadoras (como las que provoca el paso de Ida), no trates de resistir solo. Eso puede impedir tu recuperación, dicen los CDC.

«Cuidar de tu salud emocional durante una emergencia te ayudará a pensar con claridad y a reaccionar ante las necesidades urgentes para protegerte a ti mismo y a tu familia», afirman los CDC.

«Hacer frente a estos sentimientos y obtener ayuda cuando la necesites te ayudará a ti, a tu familia y a tu comunidad a recuperarse de un desastre», aseguran.

Estudio: muertes por calor extremo crecieron un 74% 0:49

Las víctimas de las tormentas pueden ponerse en contacto con la línea de ayuda de la SAMHSA en caso de desastre llamando o enviando un mensaje de texto al 1-800-985-5990.

La línea de ayuda «es una línea telefónica nacional que funciona las 24 horas del día, los 365 días del año, y que se dedica a proporcionar asesoramiento inmediato en caso de crisis a las personas que experimentan angustia emocional relacionada con cualquier desastre natural o causado por el hombre», dice el sitio web de la SAMHSA.

«Los miembros de nuestro personal proporcionan asesoramiento y apoyo antes, durante y después de las catástrofes y remiten a las personas a los recursos locales relacionados con las catástrofes para que reciban atención y apoyo de seguimiento».

Theresa Waldrop y Naomi Thomas, de CNN, contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver