Estallan fuertes enfrentamientos entre talibanes y resistencia en la provincia afgana de Panjshir

(CNN) — Fuertes enfrentamientos estallaron el jueves por la noche alrededor del valle de Panjshir, en el norte de Afganistán, entre combatientes talibanes y un grupo de resistencia, según una fuente dentro del grupo.

El valle de Panjshir, una región montañosa e inaccesible al norte de Kabul, es el último gran bastión en contra del gobierno de los talibanes y tiene una larga historia de resistencia al grupo insurgente.

Los combates esporádicos entre los talibanes y el Frente de Resistencia Nacional (NRF) han continuado durante dos semanas. Los talibanes han estado concentrando fuerzas en y alrededor de la provincia de Panjshir en las últimas semanas, y dijeron el lunes que habían capturado tres distritos en el valle.

Los enfrentamientos nocturnos entre los talibanes y el NRF comenzaron a última hora del jueves y fueron muy intensos, dijo la fuente de NRF.

«Ellos (los talibanes) están usando su último poder para entrar, pero los enfrentamientos aún continúan», agregó la fuente.

Más temprano el jueves, Fahim Dashti, un portavoz del NRF, dijo en un mensaje de audio que los talibanes perdieron 40 de sus militantes en sus continuos intentos de ingresar a Panjshir. Ali Nazary, otro portavoz del grupo, dijo el jueves que los talibanes también habían perdido varios equipos pesados y armamento que habían sido destruidos.

CNN no ha verificado de forma independiente las bajas de los talibanes.

Por separado, una fuente de los talibanes proporcionó videos supuestamente de los combates y las secuelas. CNN no pudo verificar de inmediato la ubicación o cuándo se filmaron los videos.

El miércoles, un líder talibán pidió a los panjshiris que aceptaran una amnistía y evitaran los enfrentamientos, pero reconoció que las negociaciones hasta el momento no habían dado resultado. Dijo que la situación «debería resolverse pacíficamente», pero no abordó directamente los reclamos de nuevos combates y bajas.

Combatientes de la resistencia contra los talibanes patrullan el distrito de Anaba de la provincia de Panjshir en Afganistán el 1 de septiembre. (Xinhua/Sipa USA)

El valle de Panjshir es el epicentro de la guerra de guerrillas afganas y ha resistido durante mucho tiempo la ocupación extranjera, desde el ejército del Imperio Británico hasta las fuerzas soviéticas y los talibanes.

El paisaje accidentado e inaccesible juega un papel en su éxito defensivo, dando a las fuerzas locales una ventaja sobre posibles invasores.

Después de que la URSS, que controlaba Kabul y grandes extensiones del país en la década de 1980, se retirara de Afganistán en 1989, varias facciones de muyahidines, o guerreros sagrados islámicos, se dividieron en grupos, luchando por el control del país.

La Alianza del Norte, ahora un componente principal del NRF, se formó pronto. Liderado por Ahmad Shah Massoud, el grupo logró mantener el valle de Panjshir libre de la influencia de los talibanes. Massoud lideró una ofensiva contra los talibanes hasta que fue asesinado por agentes de al Qaeda dos días antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La coalición, y el NRF más amplio, está ahora dirigida por el hijo de Massoud, Ahmad Massoud, quien ha prometido continuar la lucha contra los talibanes tras su casi toma total del poder de Afganistán.

Massoud y el NRF ahora están reuniendo fuerzas contra los talibanes en el valle de Panjshir, que incluyen fuerzas de resistencia local así como miembros del antiguo ejército afgano.

Las personas que huyen de los talibanes, incluido el exvicepresidente afgano Amrullah Saleh, también han buscado refugio en el valle.

«Los talibanes no han cambiado, y todavía buscan el dominio en todo el país», dijo Massoud a CNN en una entrevista el miércoles. «Estamos resistiendo el dominio, la intolerancia y la opresión que ejerce una fuerza política sobre la mayoría de la población que no los apoya».

Agregó que él y el NRF todavía estaban tratando de negociar con los talibanes, pero hasta ahora, ese diálogo «no ha resultado en nada tangible». Se han celebrado conversaciones en la ciudad de Charika, capital de la vecina provincia de Parwan.

«Las negociaciones tienen sus límites», dijo, citando a un destacado general militar prusiano. «La guerra es la continuación de la política, y si nos enfrentamos a la agresión nos veremos obligados a luchar y lanzar la resistencia para defender nuestra tierra, nuestra gente y nuestros valores».

InstaNoticias
Talibanes

(CNN) — Fuertes enfrentamientos estallaron el jueves por la noche alrededor del valle de Panjshir, en el norte de Afganistán, entre combatientes talibanes y un grupo de resistencia, según una fuente dentro del grupo.

El valle de Panjshir, una región montañosa e inaccesible al norte de Kabul, es el último gran bastión en contra del gobierno de los talibanes y tiene una larga historia de resistencia al grupo insurgente.

Los combates esporádicos entre los talibanes y el Frente de Resistencia Nacional (NRF) han continuado durante dos semanas. Los talibanes han estado concentrando fuerzas en y alrededor de la provincia de Panjshir en las últimas semanas, y dijeron el lunes que habían capturado tres distritos en el valle.

Los enfrentamientos nocturnos entre los talibanes y el NRF comenzaron a última hora del jueves y fueron muy intensos, dijo la fuente de NRF.

OPINIÓN | Habla el líder de la resistencia contra los talibanes

«Ellos (los talibanes) están usando su último poder para entrar, pero los enfrentamientos aún continúan», agregó la fuente.

Más temprano el jueves, Fahim Dashti, un portavoz del NRF, dijo en un mensaje de audio que los talibanes perdieron 40 de sus militantes en sus continuos intentos de ingresar a Panjshir. Ali Nazary, otro portavoz del grupo, dijo el jueves que los talibanes también habían perdido varios equipos pesados y armamento que habían sido destruidos.

CNN no ha verificado de forma independiente las bajas de los talibanes.

Por separado, una fuente de los talibanes proporcionó videos supuestamente de los combates y las secuelas. CNN no pudo verificar de inmediato la ubicación o cuándo se filmaron los videos.

El miércoles, un líder talibán pidió a los panjshiris que aceptaran una amnistía y evitaran los enfrentamientos, pero reconoció que las negociaciones hasta el momento no habían dado resultado. Dijo que la situación «debería resolverse pacíficamente», pero no abordó directamente los reclamos de nuevos combates y bajas.

Combatientes de la resistencia contra los talibanes patrullan el distrito de Anaba de la provincia de Panjshir en Afganistán el 1 de septiembre. (Xinhua/Sipa USA)

El valle de Panjshir es el epicentro de la guerra de guerrillas afganas y ha resistido durante mucho tiempo la ocupación extranjera, desde el ejército del Imperio Británico hasta las fuerzas soviéticas y los talibanes.

Los talibanes aún no han capturado todo Afganistán. Una provincia ha prometido resistir

El paisaje accidentado e inaccesible juega un papel en su éxito defensivo, dando a las fuerzas locales una ventaja sobre posibles invasores.

Después de que la URSS, que controlaba Kabul y grandes extensiones del país en la década de 1980, se retirara de Afganistán en 1989, varias facciones de muyahidines, o guerreros sagrados islámicos, se dividieron en grupos, luchando por el control del país.

La Alianza del Norte, ahora un componente principal del NRF, se formó pronto. Liderado por Ahmad Shah Massoud, el grupo logró mantener el valle de Panjshir libre de la influencia de los talibanes. Massoud lideró una ofensiva contra los talibanes hasta que fue asesinado por agentes de al Qaeda dos días antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La coalición, y el NRF más amplio, está ahora dirigida por el hijo de Massoud, Ahmad Massoud, quien ha prometido continuar la lucha contra los talibanes tras su casi toma total del poder de Afganistán.

Massoud y el NRF ahora están reuniendo fuerzas contra los talibanes en el valle de Panjshir, que incluyen fuerzas de resistencia local así como miembros del antiguo ejército afgano.

Las personas que huyen de los talibanes, incluido el exvicepresidente afgano Amrullah Saleh, también han buscado refugio en el valle.

«Los talibanes no han cambiado, y todavía buscan el dominio en todo el país», dijo Massoud a CNN en una entrevista el miércoles. «Estamos resistiendo el dominio, la intolerancia y la opresión que ejerce una fuerza política sobre la mayoría de la población que no los apoya».

Mujeres afganas reportan que las forzaron a casarse para huir del país tras la toma de poder de los talibanes, dicen fuentes

Agregó que él y el NRF todavía estaban tratando de negociar con los talibanes, pero hasta ahora, ese diálogo «no ha resultado en nada tangible». Se han celebrado conversaciones en la ciudad de Charika, capital de la vecina provincia de Parwan.

«Las negociaciones tienen sus límites», dijo, citando a un destacado general militar prusiano. «La guerra es la continuación de la política, y si nos enfrentamos a la agresión nos veremos obligados a luchar y lanzar la resistencia para defender nuestra tierra, nuestra gente y nuestros valores».

Feedzy