Los tejanos temen las terribles consecuencias de leyes antiaborto y educación que afectan a personas de color

San Antonio, Texas (CNN) — Un fondo de aborto que ayuda a cientos de mujeres en la región más al sur de Texas cada año dejó de responder a su línea directa después de que una de las prohibiciones más estrictas del país entró en vigencia esta semana.

«Nuestra propia existencia es un riesgo. El hecho de que existamos como organización nos pone en riesgo (de juicios civiles)», dijo Zeana Zamora, directora ejecutiva de Frontera Fund. El grupo ayuda a las personas en el Valle del Río Grande, una región empobrecida en la que mayoritariamente vicen estadounidenses de origen mexicano, a acceder a servicios de aborto.

La nueva ley de aborto junto con las leyes relativas a la educación pública y la legislación propuesta que restringe el acceso al voto son parte de una serie de medidas que tendrán un gran impacto en la vida de las personas de color. Los defensores de los derechos civiles y algunos legisladores dicen que las personas de color están impulsando el crecimiento de la población en el estado y las medidas promulgadas por los legisladores republicanos tendrán consecuencias nefastas.

Texas se encuentra entre los siete estados y territorios donde la proporción de blancos no hispanos de la población está por debajo del 50%, según la Oficina del Censo. Había 11,4 millones de tejanos que se identificaron como hispanos en el censo de 2020, lo que hace que el grupo sea casi tan grande como el grupo demográfico blanco no hispano en el estado.

Las mujeres protestaron contra la prohibición del aborto de seis semanas frente al Capitolio estatal en Austin, Texas.

Thomas Sáenz, presidente y consejero general del Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Estadounidense, dijo que está claro que el estado se encuentra en una transición demográfica, al igual que lo han estado antes California, Nuevo México y Arizona. Está haciendo que las personas en el poder se sientan amenazadas, y las nuevas medidas son una respuesta negativa al cambio demográfico, dice.

«Todas estas son leyes, al menos en parte, están diseñadas para continuar un patrón de discriminación contra la comunidad latina», dijo Sáenz.

Para Greisa Martinez Rosas, directora ejecutiva de United We Dream, la ley del aborto y los proyectos de ley de restricción de votantes reflejan las políticas y posturas de los conservadores sobre la inmigración.

«Lo que está sucediendo en Texas es un ataque deliberado de políticos de extrema derecha que harán cualquier cosa para sofocar a las comunidades negras, morenas, inmigrantes y LGBTQ tanto en Texas como en otros estados controlados por los republicanos en todo el país», dijo Martínez Rosas.

Por el mero hecho de existir, «los republicanos nos ven como amenazas a su agenda de supremacistas blancos».

Ley de Texas no permite aborto ni por violación e incesto 2:40

La mayoría de los abortos se realizaron a mujeres de color

La ley estatal que prohíbe los abortos a las seis semanas de embarazo entró en vigencia este miércoles, dejando a los proveedores y pacientes temerosos de su futuro.

El presidente Joe Biden lanzó un esfuerzo federal en respuesta a la ley, calificándola de «asalto sin precedentes a los derechos constitucionales de la mujer«, luego de que la Corte Suprema denegara una solicitud de los proveedores de servicios de aborto para congelarla.

Las personas negras, asiáticas e hispanas constituían la mayoría de las personas que se sometían a abortos en Texas, según datos estatales de 2019.

En el sur de Texas, una región con una población predominantemente hispana, muchas mujeres ya tenían opciones limitadas en lo que respecta a la atención del aborto. Solo hay una clínica en la región y los costos relacionados con el procedimiento no son asequibles para muchos, dijo Zamora.

La clínica Whole Woman’s Health en McAllen, Texas, es la única instalación que ofrece servicios de aborto al sur de San Antonio.

Un procedimiento en McAllen cuesta hasta US$ 800, que es considerablemente más alto que en otras ciudades y las mujeres a menudo luchan con los costos adicionales que incluyen la pérdida de salarios, transporte y cuidado infantil, dijo.

Una portavoz de la clínica Whole Woman’s Health en McAllen dijo que el personal de la clínica realizó más de 1.600 procedimientos de aborto el año pasado. Frontera Fund brindó ayuda a 400 personas que buscaban servicios de aborto y solo unas pocas viajaron fuera del estado para recibir atención, dijo Zamora.

«Nuestras pacientes están asustadas y confundidas y tratan desesperadamente de averiguar qué pueden hacer para abortar. No sabemos qué pasará después. Nuestro personal y proveedores tienen tanto miedo», dijo Amy Hagstrom Miller, presidenta y directora ejecutiva de Whole Woman’s Health y Whole Woman’s Health Alliance.

Cristina Gómez, de 37 años, decidió no tener hijos hace un par de años. Algunas de las razones detrás de su decisión fueron el cambio climático y su deuda por préstamos estudiantiles. Para ella, la prohibición la hace sentir privada de sus derechos y que le están quitando sus derechos.

«La decisión de tomar decisiones por mi propio cuerpo me la toman personas que no me conocen, que no se preocupan por mí», dijo Gómez, quien es la directora de desarrollo de Annie’s List, un comité de acción política dedicado a elegir mujeres progresistas y pro- derecho al aborto a nivel estatal en Texas.

A Gómez le preocupa que la ley en Texas sea un precursor potencial de la legislación nacional.

«El Partido Republicano nacional trata a Texas como una placa de Petri. Ponen a prueba sus políticas e ideologías opresivas para ver si pueden aprobarlas en la legislatura estatal», dijo Gómez.

La ley escudriña el currículo de estudios sociales

Algunos maestros en Texas temen lo que les sucederá si una lección «toca tangencialmente el racismo» debido a una nueva ley que restringe las discusiones sobre raza e historia en las escuelas.

HB3979, uno de los esfuerzos legislativos para prohibir la teoría crítica de la raza en las aulas estadounidenses, dice que los maestros de estudios sociales no pueden «exigir» o incluir en sus cursos el concepto de que «una raza o sexo es inherentemente superior a otra raza o sexo» o el concepto de que «un individuo, en virtud de su raza o sexo, es inherentemente racista, sexista u opresivo, ya sea consciente o inconscientemente».

También señala que «un maestro no puede ser obligado a discutir un evento actual en particular o un tema de política pública o asuntos sociales ampliamente debatido y actualmente controvertido». Los maestros, según el proyecto de ley, no pueden exigir ni otorgar crédito adicional por el activismo político de un estudiante.

Renee Blackmon, presidenta del Consejo de Estudios Sociales de Texas, dijo que los maestros no estaban enseñando teoría crítica de la raza como argumentaron algunos legisladores. Sin embargo, algunos profesores están dudando y se preguntan si algunas personas pensarían que una lección sobre la esclavitud, que es parte del plan de estudios estándar del estado, trata sobre la teoría crítica de la raza.

Alejandra López, de 35 años, presidenta del sindicato de maestros de San Antonio, dijo que no sentía que su comunidad estuviera representada o valorada cuando asistió a las escuelas públicas en San Antonio cuando era niña. Desde que se convirtió en educadora, intentó cambiar eso y desarrolló una capacitación para ayudar a los maestros a reflexionar sobre cómo sus lecciones se acercan a las identidades de los estudiantes y les permiten explorarlas.

López dijo que el sindicato continuará ofreciendo esos entrenamientos a pesar de la ley porque es «lo correcto para nuestros estudiantes y nuestras comunidades» y el sindicato defenderá a los educadores que puedan ser acusados de infringir la ley.

Se esperan más restricciones sobre los derechos de voto

A principios de esta semana, la legislatura estatal aprobó un proyecto de ley que impondría nuevas restricciones a la votación y se lo envió al gobernador Greg Abbott, quien ha dicho que lo convertirá en ley.

El Proyecto de Ley del Senado 1 restringe las horas en que los condados pueden ofrecer votación anticipada entre las 6 am y las 10 pm y prohíbe la votación desde el automóvil y la votación anticipada de 24 horas.

La representante estatal demócrata Christina Morales, una de varios legisladores que huyeron del estado durante semanas este verano para evitar que la Cámara tuviera el quórum necesario para votar el proyecto de ley, dijo que la legislación era una de las cosas más racistas que había escuchado en el Capitolio de Texas.

El proyecto de ley «se trata de asegurarse de que se cuente el voto blanco, y no los negros y morenos», dijo Morales, cuyo distrito cubre partes del condado de Harris.

El condado de Harris es el hogar de Houston y una de las ciudades que ofreció votación directa y votación anticipada de 24 horas el año pasado. Decenas de miles de personas que emitieron sus votos utilizaron centros de autoservicio y más de la mitad de ellos eran negros, latinos o asiáticos, según Morales.

Era una opción para muchas personas que no tenían la capacidad de esperar horas en fila. Su sobrina, recordó Morales, esperó cuatro horas para votar durante las últimas elecciones primarias presidenciales.

«¿Cuántas personas pueden esperar en la fila durante cuatro horas? Si tienes niños en casa, tienes una familia en casa. Tal vez tengas tareas para los niños, tal vez tengas que ir al trabajo, tal vez solo necesites descansar , tome medicinas «, dijo Morales.

Claudia Yoli Ferla, directora ejecutiva del MOVE Texas Action Fund, uno de los grupos que se opuso a la legislación sobre restricciones al voto durante meses, dijo que la «libertad de voto» recibió un «duro golpe» esta semana.

Los legisladores se enfocaron en reformas que facilitaron la participación de las personas de color y las personas con discapacidades en el proceso electoral, pero los organizadores están redoblando sus esfuerzos para garantizar que las personas sigan participando.

«Nuestra generación es más diversa que nunca. Somos jóvenes, somos negros, somos morenos. Somos el electorado más grande y diverso de la historia. Estamos comprometidos y somos poderosos», dijo Ferla.

— Rachel Jafanza de CNN contribuyó a este informe.

Aborto
Texas

San Antonio, Texas (CNN) — Un fondo de aborto que ayuda a cientos de mujeres en la región más al sur de Texas cada año dejó de responder a su línea directa después de que una de las prohibiciones más estrictas del país entró en vigencia esta semana.

«Nuestra propia existencia es un riesgo. El hecho de que existamos como organización nos pone en riesgo (de juicios civiles)», dijo Zeana Zamora, directora ejecutiva de Frontera Fund. El grupo ayuda a las personas en el Valle del Río Grande, una región empobrecida en la que mayoritariamente vicen estadounidenses de origen mexicano, a acceder a servicios de aborto.

La nueva ley de aborto junto con las leyes relativas a la educación pública y la legislación propuesta que restringe el acceso al voto son parte de una serie de medidas que tendrán un gran impacto en la vida de las personas de color. Los defensores de los derechos civiles y algunos legisladores dicen que las personas de color están impulsando el crecimiento de la población en el estado y las medidas promulgadas por los legisladores republicanos tendrán consecuencias nefastas.

Texas se encuentra entre los siete estados y territorios donde la proporción de blancos no hispanos de la población está por debajo del 50%, según la Oficina del Censo. Había 11,4 millones de tejanos que se identificaron como hispanos en el censo de 2020, lo que hace que el grupo sea casi tan grande como el grupo demográfico blanco no hispano en el estado.

Biden lanza esfuerzo federal para responder a la ley de Texas contra el aborto ante la presión por la defensa de los derechos constitucionales

Las mujeres protestaron contra la prohibición del aborto de seis semanas frente al Capitolio estatal en Austin, Texas.

Thomas Sáenz, presidente y consejero general del Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Estadounidense, dijo que está claro que el estado se encuentra en una transición demográfica, al igual que lo han estado antes California, Nuevo México y Arizona. Está haciendo que las personas en el poder se sientan amenazadas, y las nuevas medidas son una respuesta negativa al cambio demográfico, dice.

«Todas estas son leyes, al menos en parte, están diseñadas para continuar un patrón de discriminación contra la comunidad latina», dijo Sáenz.

Para Greisa Martinez Rosas, directora ejecutiva de United We Dream, la ley del aborto y los proyectos de ley de restricción de votantes reflejan las políticas y posturas de los conservadores sobre la inmigración.

«Lo que está sucediendo en Texas es un ataque deliberado de políticos de extrema derecha que harán cualquier cosa para sofocar a las comunidades negras, morenas, inmigrantes y LGBTQ tanto en Texas como en otros estados controlados por los republicanos en todo el país», dijo Martínez Rosas.

Por el mero hecho de existir, «los republicanos nos ven como amenazas a su agenda de supremacistas blancos».

Bumble y Match se comprometen a ayudar a las personas afectadas por la ley de aborto de Texas Ley de Texas no permite aborto ni por violación e incesto 2:40La mayoría de los abortos se realizaron a mujeres de color

La ley estatal que prohíbe los abortos a las seis semanas de embarazo entró en vigencia este miércoles, dejando a los proveedores y pacientes temerosos de su futuro.

El presidente Joe Biden lanzó un esfuerzo federal en respuesta a la ley, calificándola de «asalto sin precedentes a los derechos constitucionales de la mujer«, luego de que la Corte Suprema denegara una solicitud de los proveedores de servicios de aborto para congelarla.

Las personas negras, asiáticas e hispanas constituían la mayoría de las personas que se sometían a abortos en Texas, según datos estatales de 2019.

En el sur de Texas, una región con una población predominantemente hispana, muchas mujeres ya tenían opciones limitadas en lo que respecta a la atención del aborto. Solo hay una clínica en la región y los costos relacionados con el procedimiento no son asequibles para muchos, dijo Zamora.

Grupo antiaborto publica otro video tras fracaso del proyecto en Senado

La clínica Whole Woman’s Health en McAllen, Texas, es la única instalación que ofrece servicios de aborto al sur de San Antonio.

Un procedimiento en McAllen cuesta hasta US$ 800, que es considerablemente más alto que en otras ciudades y las mujeres a menudo luchan con los costos adicionales que incluyen la pérdida de salarios, transporte y cuidado infantil, dijo.

Una portavoz de la clínica Whole Woman’s Health en McAllen dijo que el personal de la clínica realizó más de 1.600 procedimientos de aborto el año pasado. Frontera Fund brindó ayuda a 400 personas que buscaban servicios de aborto y solo unas pocas viajaron fuera del estado para recibir atención, dijo Zamora.

«Nuestras pacientes están asustadas y confundidas y tratan desesperadamente de averiguar qué pueden hacer para abortar. No sabemos qué pasará después. Nuestro personal y proveedores tienen tanto miedo», dijo Amy Hagstrom Miller, presidenta y directora ejecutiva de Whole Woman’s Health y Whole Woman’s Health Alliance.

Cristina Gómez, de 37 años, decidió no tener hijos hace un par de años. Algunas de las razones detrás de su decisión fueron el cambio climático y su deuda por préstamos estudiantiles. Para ella, la prohibición la hace sentir privada de sus derechos y que le están quitando sus derechos.

«La decisión de tomar decisiones por mi propio cuerpo me la toman personas que no me conocen, que no se preocupan por mí», dijo Gómez, quien es la directora de desarrollo de Annie’s List, un comité de acción política dedicado a elegir mujeres progresistas y pro- derecho al aborto a nivel estatal en Texas.

A Gómez le preocupa que la ley en Texas sea un precursor potencial de la legislación nacional.

«El Partido Republicano nacional trata a Texas como una placa de Petri. Ponen a prueba sus políticas e ideologías opresivas para ver si pueden aprobarlas en la legislatura estatal», dijo Gómez.

La ley escudriña el currículo de estudios sociales

Algunos maestros en Texas temen lo que les sucederá si una lección «toca tangencialmente el racismo» debido a una nueva ley que restringe las discusiones sobre raza e historia en las escuelas.

HB3979, uno de los esfuerzos legislativos para prohibir la teoría crítica de la raza en las aulas estadounidenses, dice que los maestros de estudios sociales no pueden «exigir» o incluir en sus cursos el concepto de que «una raza o sexo es inherentemente superior a otra raza o sexo» o el concepto de que «un individuo, en virtud de su raza o sexo, es inherentemente racista, sexista u opresivo, ya sea consciente o inconscientemente».

También señala que «un maestro no puede ser obligado a discutir un evento actual en particular o un tema de política pública o asuntos sociales ampliamente debatido y actualmente controvertido». Los maestros, según el proyecto de ley, no pueden exigir ni otorgar crédito adicional por el activismo político de un estudiante.

Renee Blackmon, presidenta del Consejo de Estudios Sociales de Texas, dijo que los maestros no estaban enseñando teoría crítica de la raza como argumentaron algunos legisladores. Sin embargo, algunos profesores están dudando y se preguntan si algunas personas pensarían que una lección sobre la esclavitud, que es parte del plan de estudios estándar del estado, trata sobre la teoría crítica de la raza.

Alejandra López, de 35 años, presidenta del sindicato de maestros de San Antonio, dijo que no sentía que su comunidad estuviera representada o valorada cuando asistió a las escuelas públicas en San Antonio cuando era niña. Desde que se convirtió en educadora, intentó cambiar eso y desarrolló una capacitación para ayudar a los maestros a reflexionar sobre cómo sus lecciones se acercan a las identidades de los estudiantes y les permiten explorarlas.

López dijo que el sindicato continuará ofreciendo esos entrenamientos a pesar de la ley porque es «lo correcto para nuestros estudiantes y nuestras comunidades» y el sindicato defenderá a los educadores que puedan ser acusados de infringir la ley.

Se esperan más restricciones sobre los derechos de voto

A principios de esta semana, la legislatura estatal aprobó un proyecto de ley que impondría nuevas restricciones a la votación y se lo envió al gobernador Greg Abbott, quien ha dicho que lo convertirá en ley.

El Proyecto de Ley del Senado 1 restringe las horas en que los condados pueden ofrecer votación anticipada entre las 6 am y las 10 pm y prohíbe la votación desde el automóvil y la votación anticipada de 24 horas.

La representante estatal demócrata Christina Morales, una de varios legisladores que huyeron del estado durante semanas este verano para evitar que la Cámara tuviera el quórum necesario para votar el proyecto de ley, dijo que la legislación era una de las cosas más racistas que había escuchado en el Capitolio de Texas.

El proyecto de ley «se trata de asegurarse de que se cuente el voto blanco, y no los negros y morenos», dijo Morales, cuyo distrito cubre partes del condado de Harris.

El condado de Harris es el hogar de Houston y una de las ciudades que ofreció votación directa y votación anticipada de 24 horas el año pasado. Decenas de miles de personas que emitieron sus votos utilizaron centros de autoservicio y más de la mitad de ellos eran negros, latinos o asiáticos, según Morales.

Era una opción para muchas personas que no tenían la capacidad de esperar horas en fila. Su sobrina, recordó Morales, esperó cuatro horas para votar durante las últimas elecciones primarias presidenciales.

«¿Cuántas personas pueden esperar en la fila durante cuatro horas? Si tienes niños en casa, tienes una familia en casa. Tal vez tengas tareas para los niños, tal vez tengas que ir al trabajo, tal vez solo necesites descansar , tome medicinas «, dijo Morales.

Claudia Yoli Ferla, directora ejecutiva del MOVE Texas Action Fund, uno de los grupos que se opuso a la legislación sobre restricciones al voto durante meses, dijo que la «libertad de voto» recibió un «duro golpe» esta semana.

Los legisladores se enfocaron en reformas que facilitaron la participación de las personas de color y las personas con discapacidades en el proceso electoral, pero los organizadores están redoblando sus esfuerzos para garantizar que las personas sigan participando.

«Nuestra generación es más diversa que nunca. Somos jóvenes, somos negros, somos morenos. Somos el electorado más grande y diverso de la historia. Estamos comprometidos y somos poderosos», dijo Ferla.

— Rachel Jafanza de CNN contribuyó a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver