Mientras Herschel Walker aspira a un escaño en el Senado de EE.UU. por Georgia, una denuncia de acoso revelada recientemente pone su problemático historial bajo la lupa

(CNN) — Una mujer de Texas dijo a la policía en 2002 que el candidato al Senado por Herschel Walker la había amenazado y acosado, según un informe policial obtenido por CNN.

La mujer, amiga de la exesposa de Herschel Walker, dijo a la policía que la estrella de fútbol americano la había estado siguiendo, y que anteriormente le había hecho «amenazas» y había «vigilado su casa». El informe no especificó la naturaleza de las amenazas de Walker, que ahora es uno de los candidatos al Senado de más alto perfil en el país y un aliado cercano del expresidente Donald Trump, que lo respaldó este jueves.

A lo largo de los años, otras dos mujeres, la exesposa de Walker y una exnovia, también lo acusaron de hacer amenazas, diciendo a las autoridades que Walker afirmó que les dispararía en la cabeza.

Sus relatos de hace años resurgieron en las últimas semanas cuando Herschel Walker, que ganó fama nacional como jugador de fútbol americano universitario en la Universidad de Georgia, lanzó una campaña para el disputado escaño en el Senado del Estado. El relato del incidente de la tercera mujer no se había reportado anteriormente.

Herschel Walker saluda al presidente Donald Trump en un evento en Atlanta, Georgia, el 25 de septiembre de 2020.
Créditos: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP via Getty Images

La mujer, que tenía unos 20 años en el momento en que se puso en contacto con la policía, confirmó a CNN esta semana que Walker la había amenazado, pero pidió no ser identificada y declinó discutir los detalles de sus amenazas. Subrayó que nunca salió ni tuvo una relación con Walker.

La campaña de Herschel Walker no quiso responder a las acusaciones de la mujer ni hablar del informe policial de 2002. En respuesta a las preguntas sobre el incidente, Mallory Blount, portavoz de la campaña, citó las luchas pasadas de Walker con problemas de salud mental, de las que ha hablado públicamente.

«Es triste que muchos políticos y medios de comunicación que elogiaron a Herschel por su transparencia hace más de una década hagan ahora declaraciones falsas, estereotipando, atacando e intentando dar un carácter sensacionalista a su pasado solo porque es un candidato republicano al Senado», dijo en un comunicado.

Los informes detallan las acusaciones contra Walker

En el informe de mayo de 2002, obtenido por CNN a través de una solicitud de registros públicos, un agente de policía del suburbio de Dallas de Irving escribió que respondió a una «llamada de merodeador» de una mujer que dijo que creía que alguien estaba «merodeando fuera de su casa». La mujer dijo que «creía saber quién era la persona», pero se mostró «muy reacia a decírmelo», escribió el agente, Jason Mullins, en el informe.

Finalmente, la mujer le dijo a Mullins que la persona de la que sospechaba era Walker. La mujer le dijo al agente que cerca de un año antes de llamar a la policía había tenido «un enfrentamiento» con Herschel Walker y «él comenzó a llamarle, a amenazarla y a vigilar su casa». En el documento no queda claro en qué consistían esas amenazas.

La mujer dijo que se había encontrado recientemente a Walker en un centro turístico local y que la exestrella del fútbol «se subió» a su vehículo y la siguió «hasta su casa», según el informe.

«Ella le teme al individuo y tiene miedo de que él comience a molestarla de nuevo», escribió Mullins. «Ella aconsejó que no quiere que lo contacten bajo ninguna circunstancia ya que siente que esto solo empeorará el problema», agregó.

Mullins escribió que habló con el guardia de la entrada del vecindario de la mujer, quien dijo que no había visto a Walker entrar en la zona.

Mullins, que sigue trabajando para el Departamento de Policía de Irving, dijo que, por lo que pudo comprobar, el departamento no investigó más a fondo las acusaciones de la mujer.

«Como ella declaró que no quería que nos pusiéramos en contacto con él, es poco probable que lo hubiéramos hecho, pero no puedo asegurarlo», dijo Mullins a CNN. El agente dijo que la denuncia de la mujer parecía haber sido tomada como un «informe de datos» que se mantendría en el archivo, en lugar de un «informe de delito penal» que se remitiría a los investigadores de la policía.

La denuncia, a la par del divorcio de Walker

La denuncia se produjo al mismo tiempo en que la esposa de Walker, Cindy Grossman, se divorciaba de él tras casi dos décadas de matrimonio.

Grossman ha hablado públicamente sobre las amenazas de muerte de Walker durante su matrimonio. En una entrevista de 2008 con el Dr. Sanjay Gupta, corresponsal médico de CNN, dijo que Walker le puso una navaja en la garganta y que, en un momento dado, «me puso una pistola en la sien y me dijo que me iba a volar los sesos». Grossman no respondió a la solicitud de comentarios de CNN esta semana.

Las amenazas continuaron después de que la pareja se separara. En diciembre de 2005, Grossman solicitó una orden de protección contra Walker. La hermana de Grossman, Maria Tsettos, dijo en una declaración jurada presentada con la solicitud que Walker le había llamado y amenazado con matar a Grossman y a su entonces novio. Afirmó «inequívocamente que iba a disparar a mi hermana Cindy y a su novio en la cabeza», dijo Tsettos.

Un día de ese mes, Grossman y su novio estaban en un centro comercial cuando Walker «pasó lentamente en su vehículo, apuntó con su dedo a (Grossman) y la siguió con el dedo mientras conducía», según la petición. Walker le había llamado a Tsettos amenazando de nuevo a Grossman ese mismo día.

El juez concedió la petición de una orden de protección. The Associated Press informó por primera vez del caso.

El libro de Walker detalla sus problemas de salud mental

Walker ha hablado públicamente sobre sus problemas de salud mental durante su matrimonio con Grossman, diciendo en entrevistas y escribiendo en un libro que le habían diagnosticado un trastorno de identidad disociativo, que antes se conocía como trastorno de personalidad múltiple. En una entrevista con CNN de 2008 dijo que no recordaba haber sido violento con su mujer, pero no lo negó y señaló que uno de los síntomas de su trastorno eran las lagunas mentales.

En su libro, Walker escribió que buscó ayuda para su trastorno después de otro episodio violento en 2001, en el que condujo por la zona de Dallas buscando a un hombre que no había entregado un coche que había comprado. Walker escribió que unas voces en su cabeza le decían que matara al hombre, y se imaginaba «el disfrute visceral que obtendría al ver el pequeño orificio de entrada y el chorro de tejido cerebral y sangre, como un fuego artificial del 4 de julio, explotando detrás de él». Luchó contra los impulsos y acudió a un médico, dijo, y más tarde escribió su libro para desestigmatizar las enfermedades mentales.

Otra mujer que tuvo una relación sentimental con Walker hizo acusaciones similares a las de Grossman. Myka Dean, que dijo a la policía que tuvo una relación intermitente con Walker durante 20 años, dijo que él la había amenazado de muerte, según un informe policial de 2012 de Irving.

Un oficial de policía escribió que Dean dijo que Walker «le dijo que iba a venir y sentarse fuera de su apartamento y ‘volarle la cabeza cuando saliera'», dice el informe. «Luego le dijo [a Dean] que él se iba a ‘volar la cabeza’ después de matarla».

Dean expresó sus dudas sobre la denuncia de la amenaza, escribió el agente, diciendo que no «quería que él se metiera en problemas» y volviéndose «bastante reservada».

El agente señaló que el departamento había tenido «contactos anteriores» con Walker, citando otro informe policial de 2001. El departamento de policía de Irving se negó a dar a conocer públicamente ese informe esta semana, diciendo que se estaba reteniendo «a la espera de una solicitud de opinión del Fiscal General».

La acusación de Dean, que murió en 2019, fue reportada por primera vez la semana pasada por el diario Atlanta Journal-Constitution.

Cuando se le preguntó sobre la declaración de Dean a la policía, Blount, la portavoz de Walker, dijo que el candidato «niega enfáticamente estas afirmaciones falsas», calificándolas como un ejemplo de «ataque político».

La madre de Dean dijo al Journal-Constitution que no tenía conocimiento de las acusaciones y añadió que «estamos muy orgullosos del hombre en que se ha convertido Herschel Walker».

Drew Griffin, Nelli Black, Audrey Ash y Yahya Abou-Ghazala de CNN contribuyeron con este reportaje.

Acoso
Georgia
Senado

(CNN) — Una mujer de Texas dijo a la policía en 2002 que el candidato al Senado por Herschel Walker la había amenazado y acosado, según un informe policial obtenido por CNN.

La mujer, amiga de la exesposa de Herschel Walker, dijo a la policía que la estrella de fútbol americano la había estado siguiendo, y que anteriormente le había hecho «amenazas» y había «vigilado su casa». El informe no especificó la naturaleza de las amenazas de Walker, que ahora es uno de los candidatos al Senado de más alto perfil en el país y un aliado cercano del expresidente Donald Trump, que lo respaldó este jueves.

¿Qué es el acoso sexual, cómo prevenirlo y cómo denunciarlo?

A lo largo de los años, otras dos mujeres, la exesposa de Walker y una exnovia, también lo acusaron de hacer amenazas, diciendo a las autoridades que Walker afirmó que les dispararía en la cabeza.

Sus relatos de hace años resurgieron en las últimas semanas cuando Herschel Walker, que ganó fama nacional como jugador de fútbol americano universitario en la Universidad de Georgia, lanzó una campaña para el disputado escaño en el Senado del Estado. El relato del incidente de la tercera mujer no se había reportado anteriormente.

Herschel Walker saluda al presidente Donald Trump en un evento en Atlanta, Georgia, el 25 de septiembre de 2020.
Créditos: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP via Getty Images

La mujer, que tenía unos 20 años en el momento en que se puso en contacto con la policía, confirmó a CNN esta semana que Walker la había amenazado, pero pidió no ser identificada y declinó discutir los detalles de sus amenazas. Subrayó que nunca salió ni tuvo una relación con Walker.

En serio: el karma inmediato «destruye» al senador Marco Rubio

La campaña de Herschel Walker no quiso responder a las acusaciones de la mujer ni hablar del informe policial de 2002. En respuesta a las preguntas sobre el incidente, Mallory Blount, portavoz de la campaña, citó las luchas pasadas de Walker con problemas de salud mental, de las que ha hablado públicamente.

«Es triste que muchos políticos y medios de comunicación que elogiaron a Herschel por su transparencia hace más de una década hagan ahora declaraciones falsas, estereotipando, atacando e intentando dar un carácter sensacionalista a su pasado solo porque es un candidato republicano al Senado», dijo en un comunicado.

Los informes detallan las acusaciones contra Walker

En el informe de mayo de 2002, obtenido por CNN a través de una solicitud de registros públicos, un agente de policía del suburbio de Dallas de Irving escribió que respondió a una «llamada de merodeador» de una mujer que dijo que creía que alguien estaba «merodeando fuera de su casa». La mujer dijo que «creía saber quién era la persona», pero se mostró «muy reacia a decírmelo», escribió el agente, Jason Mullins, en el informe.

Finalmente, la mujer le dijo a Mullins que la persona de la que sospechaba era Walker. La mujer le dijo al agente que cerca de un año antes de llamar a la policía había tenido «un enfrentamiento» con Herschel Walker y «él comenzó a llamarle, a amenazarla y a vigilar su casa». En el documento no queda claro en qué consistían esas amenazas.

La mujer dijo que se había encontrado recientemente a Walker en un centro turístico local y que la exestrella del fútbol «se subió» a su vehículo y la siguió «hasta su casa», según el informe.

«Ella le teme al individuo y tiene miedo de que él comience a molestarla de nuevo», escribió Mullins. «Ella aconsejó que no quiere que lo contacten bajo ninguna circunstancia ya que siente que esto solo empeorará el problema», agregó.

Mullins escribió que habló con el guardia de la entrada del vecindario de la mujer, quien dijo que no había visto a Walker entrar en la zona.

Mullins, que sigue trabajando para el Departamento de Policía de Irving, dijo que, por lo que pudo comprobar, el departamento no investigó más a fondo las acusaciones de la mujer.

«Como ella declaró que no quería que nos pusiéramos en contacto con él, es poco probable que lo hubiéramos hecho, pero no puedo asegurarlo», dijo Mullins a CNN. El agente dijo que la denuncia de la mujer parecía haber sido tomada como un «informe de datos» que se mantendría en el archivo, en lugar de un «informe de delito penal» que se remitiría a los investigadores de la policía.

La denuncia, a la par del divorcio de Walker

La denuncia se produjo al mismo tiempo en que la esposa de Walker, Cindy Grossman, se divorciaba de él tras casi dos décadas de matrimonio.

Grossman ha hablado públicamente sobre las amenazas de muerte de Walker durante su matrimonio. En una entrevista de 2008 con el Dr. Sanjay Gupta, corresponsal médico de CNN, dijo que Walker le puso una navaja en la garganta y que, en un momento dado, «me puso una pistola en la sien y me dijo que me iba a volar los sesos». Grossman no respondió a la solicitud de comentarios de CNN esta semana.

Las amenazas continuaron después de que la pareja se separara. En diciembre de 2005, Grossman solicitó una orden de protección contra Walker. La hermana de Grossman, Maria Tsettos, dijo en una declaración jurada presentada con la solicitud que Walker le había llamado y amenazado con matar a Grossman y a su entonces novio. Afirmó «inequívocamente que iba a disparar a mi hermana Cindy y a su novio en la cabeza», dijo Tsettos.

Un día de ese mes, Grossman y su novio estaban en un centro comercial cuando Walker «pasó lentamente en su vehículo, apuntó con su dedo a (Grossman) y la siguió con el dedo mientras conducía», según la petición. Walker le había llamado a Tsettos amenazando de nuevo a Grossman ese mismo día.

El juez concedió la petición de una orden de protección. The Associated Press informó por primera vez del caso.

El libro de Walker detalla sus problemas de salud mental

Walker ha hablado públicamente sobre sus problemas de salud mental durante su matrimonio con Grossman, diciendo en entrevistas y escribiendo en un libro que le habían diagnosticado un trastorno de identidad disociativo, que antes se conocía como trastorno de personalidad múltiple. En una entrevista con CNN de 2008 dijo que no recordaba haber sido violento con su mujer, pero no lo negó y señaló que uno de los síntomas de su trastorno eran las lagunas mentales.

En su libro, Walker escribió que buscó ayuda para su trastorno después de otro episodio violento en 2001, en el que condujo por la zona de Dallas buscando a un hombre que no había entregado un coche que había comprado. Walker escribió que unas voces en su cabeza le decían que matara al hombre, y se imaginaba «el disfrute visceral que obtendría al ver el pequeño orificio de entrada y el chorro de tejido cerebral y sangre, como un fuego artificial del 4 de julio, explotando detrás de él». Luchó contra los impulsos y acudió a un médico, dijo, y más tarde escribió su libro para desestigmatizar las enfermedades mentales.

Cada año, 46 millones de estadounidenses padecen enfermedades mentales. Solo el 41% recibe ayuda; estas son las opciones

Otra mujer que tuvo una relación sentimental con Walker hizo acusaciones similares a las de Grossman. Myka Dean, que dijo a la policía que tuvo una relación intermitente con Walker durante 20 años, dijo que él la había amenazado de muerte, según un informe policial de 2012 de Irving.

Un oficial de policía escribió que Dean dijo que Walker «le dijo que iba a venir y sentarse fuera de su apartamento y ‘volarle la cabeza cuando saliera'», dice el informe. «Luego le dijo [a Dean] que él se iba a ‘volar la cabeza’ después de matarla».

Dean expresó sus dudas sobre la denuncia de la amenaza, escribió el agente, diciendo que no «quería que él se metiera en problemas» y volviéndose «bastante reservada».

El agente señaló que el departamento había tenido «contactos anteriores» con Walker, citando otro informe policial de 2001. El departamento de policía de Irving se negó a dar a conocer públicamente ese informe esta semana, diciendo que se estaba reteniendo «a la espera de una solicitud de opinión del Fiscal General».

OPINÓN | La repulsiva ley de aborto de Texas es hipocresía pura de los republicanos

La acusación de Dean, que murió en 2019, fue reportada por primera vez la semana pasada por el diario Atlanta Journal-Constitution.

Cuando se le preguntó sobre la declaración de Dean a la policía, Blount, la portavoz de Walker, dijo que el candidato «niega enfáticamente estas afirmaciones falsas», calificándolas como un ejemplo de «ataque político».

La madre de Dean dijo al Journal-Constitution que no tenía conocimiento de las acusaciones y añadió que «estamos muy orgullosos del hombre en que se ha convertido Herschel Walker».

Drew Griffin, Nelli Black, Audrey Ash y Yahya Abou-Ghazala de CNN contribuyeron con este reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver