El huracán Larry se convierte en una tormenta de categoría 3: el tercer gran ciclón de esta temporada en el Atlántico

(CNN) — Mientras millones intentan recuperarse después de que el huracán Ida devastara el este de Estados Unidos desde la costa del golfo hasta el noreste, los meteorólogos están atentos al huracán Larry en el Atlántico.

Al mismo tiempo que Ida creaba su camino de destrucción de 2.414 kilómetros de largo, la tormenta tropical Julian y la tormenta tropical Kate se formaron y disiparon en la última semana. Pero ahora el huracán Larry se agita en el Atlántico central.

El viernes por la noche, Larry se intensificó a un huracán de categoría 3 con vientos máximos sostenidos de 185 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Los vientos de la tormenta eran de hasta 201 km/h según la actualización del NHC del sábado a las 11 a.m. (hora de Miami).

Eso convierte a Larry en el tercer gran huracán —de categoría 3 o superior— en la cuenca del Atlántico en esta temporada. Larry podría alcanzar una fuerza de Categoría 4 con vientos máximos de 225 km/h durante el fin de semana.

Larry, que se desplaza hacia el norte y el oeste sobre el Atlántico abierto, no será una amenaza directa, al menos durante los próximos días.

Hasta el sábado por la mañana, la tormenta estaba ubicada en el Océano Atlántico oriental a unas 1.697 kilómetros al este de las Islas de Sotavento.

Larry debería girar gradualmente hacia el noroeste después del Día del Trabajo (lunes), y la tormenta podría acercarse a las Bermudas, todavía como un gran huracán, para el jueves, aunque la trayectoria pronosticada es tan lejana que es incierta.

No se espera que Larry presente una amenaza directa para Estados Unidos, pero podría causar grandes olas y peligrosas corrientes a lo largo de la costa este a fines de la próxima semana.

«Es probable que un oleaje significativo llegue a la costa este de Estados Unidos después del Día del Trabajo. Es probable que este mar de fondo cause oleaje que puede poner en peligro la vida y afectar las condiciones actuales», dijo el centro de huracanes.

El centro de huracanes también advierte que «se espera que el oleaje generado por Larry llegue a las Antillas Menores el domingo». El centro agrega que es probable que el mar de fondo cause oleaje potencialmente mortal y afecte las condiciones actuales.

Los modelos de pronóstico de largo alcance muestran que Larry continúa hacia Bermuda y pasará al este de la isla en algún momento de mediados a fines de la próxima semana. Existe un desacuerdo cada vez mayor en los modelos sobre qué tan cerca se acercará la tormenta a las Bermudas.

Drones muestran la destrucción que dejó el huracán Ida 1:02

Jackson Dill de CNN contribuyó a este reporte.

(CNN) — Mientras millones intentan recuperarse después de que el huracán Ida devastara el este de Estados Unidos desde la costa del golfo hasta el noreste, los meteorólogos están atentos al huracán Larry en el Atlántico.

Al mismo tiempo que Ida creaba su camino de destrucción de 2.414 kilómetros de largo, la tormenta tropical Julian y la tormenta tropical Kate se formaron y disiparon en la última semana. Pero ahora el huracán Larry se agita en el Atlántico central.

Imágenes satelitales muestran el antes y el después del destructivo paso del huracán Ida en Louisiana

El viernes por la noche, Larry se intensificó a un huracán de categoría 3 con vientos máximos sostenidos de 185 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Los vientos de la tormenta eran de hasta 201 km/h según la actualización del NHC del sábado a las 11 a.m. (hora de Miami).

Eso convierte a Larry en el tercer gran huracán —de categoría 3 o superior— en la cuenca del Atlántico en esta temporada. Larry podría alcanzar una fuerza de Categoría 4 con vientos máximos de 225 km/h durante el fin de semana.

El cambio climático está haciendo que los huracanes sean más fuertes, más lentos y más húmedos; Ida fue un ejemplo de esto

Larry, que se desplaza hacia el norte y el oeste sobre el Atlántico abierto, no será una amenaza directa, al menos durante los próximos días.

Hasta el sábado por la mañana, la tormenta estaba ubicada en el Océano Atlántico oriental a unas 1.697 kilómetros al este de las Islas de Sotavento.

Larry debería girar gradualmente hacia el noroeste después del Día del Trabajo (lunes), y la tormenta podría acercarse a las Bermudas, todavía como un gran huracán, para el jueves, aunque la trayectoria pronosticada es tan lejana que es incierta.

No se espera que Larry presente una amenaza directa para Estados Unidos, pero podría causar grandes olas y peligrosas corrientes a lo largo de la costa este a fines de la próxima semana.

«Es probable que un oleaje significativo llegue a la costa este de Estados Unidos después del Día del Trabajo. Es probable que este mar de fondo cause oleaje que puede poner en peligro la vida y afectar las condiciones actuales», dijo el centro de huracanes.

El centro de huracanes también advierte que «se espera que el oleaje generado por Larry llegue a las Antillas Menores el domingo». El centro agrega que es probable que el mar de fondo cause oleaje potencialmente mortal y afecte las condiciones actuales.

Los modelos de pronóstico de largo alcance muestran que Larry continúa hacia Bermuda y pasará al este de la isla en algún momento de mediados a fines de la próxima semana. Existe un desacuerdo cada vez mayor en los modelos sobre qué tan cerca se acercará la tormenta a las Bermudas.

Drones muestran la destrucción que dejó el huracán Ida 1:02

Jackson Dill de CNN contribuyó a este reporte.

Feedzy