Revelan planes para la construcción de una ciudad en el desierto de Estados Unidos: se necesitan US$ 400.000 millones

(CNN) — La limpieza de Tokio, la diversidad de Nueva York y los servicios sociales de Estocolmo: el multimillonario Marc Lore ha esbozado su visión de una «nueva ciudad en Estados Unidos» para 5 millones de personas y ha designado a un arquitecto de fama mundial para que la diseñe.

Ahora solo necesita un lugar donde construirla, y US$ 400.000 millones de financiación.

El exejecutivo de Walmart presentó la semana pasada los planes para Telosa, una metrópolis sutentable que espera crear, desde cero, en el desierto estadounidense. La ambiciosa propuesta de 60.702 hectáreas promete una arquitectura respetuosa con el medio ambiente, una producción de energía sustentable y un sistema de agua supuestamente resistente a la sequía. El llamado «diseño de ciudad de 15 minutos» permitirá a los residentes acceder a sus lugares de trabajo, escuelas y servicios a menos de un cuarto de hora de sus viviendas.

Aunque los planificadores aún están buscando ubicaciones, las posibilidades incluyen Nevada, Utah, Idaho, Arizona, Texas y la región de los Apalaches, según el sitio web oficial del proyecto.

El anuncio se acompañó de una serie de representaciones digitales de Bjarke Ingels Group, el estudio de arquitectura contratado para dar vida al sueño utópico de Lore. Las imágenes muestran edificios residenciales cubiertos de vegetación y residentes imaginados disfrutando de abundantes espacios abiertos. Con la prohibición de los vehículos de combustible fósil en la ciudad, los vehículos autónomos circulan por las calles iluminadas por el sol junto a los scooters y los peatones.

Una representación de Telosa, una metrópolis sustentable en el desierto en Estados Unidos. (Créditos: Bjarke Ingels Group y Bucharest studio)

Otra imagen muestra un proyecto de rascacielos, llamado Equitism Tower, que se describe como «un faro para la ciudad». El edificio cuenta con un almacenamiento de agua elevado, granjas aeropónicas y un techo fotovoltaico que produce energía y le permite «compartir y distribuir todo lo que produce».

La primera fase de la construcción, que albergaría a 50.000 residentes en 607 hectáreas, tiene un costo estimado de US$ 25.000 millones. Se prevé que todo el proyecto supere los US$ 400.000 millones y que la ciudad alcance su objetivo de 5 millones de habitantes en 40 años.

La financiación procederá de «varias fuentes», según los organizadores del proyecto, entre ellas inversores privados, filántropos, subvenciones federales y estatales, y ayudas al desarrollo económico. Los planificadores esperan dirigirse a las autoridades estatales «muy pronto», con vistas a dar la bienvenida a los primeros residentes en 2030.

Además de un diseño urbano innovador, el proyecto también promete una gobernanza transparente y lo que llama un «nuevo modelo de sociedad». Tomando su nombre de la antigua palabra griega «telos» (término utilizado por el filósofo Aristóteles para describir un propósito inherente o superior), la ciudad permitirá a los residentes «participar en el proceso de toma de decisiones y de elaboración de presupuestos».

Mientras tanto, una dotación comunitaria ofrecerá a los residentes la propiedad compartida del terreno.

En un video promocional, Lore describió su propuesta como la «ciudad más abierta, más justa y más inclusiva del mundo».

Lore fundó jet.com antes de venderla a Walmart y unirse al gigante minorista como jefe de comercio electrónico de Estados Unidos en 2016. Dejó la empresa a principios de este año, afirmando que sus planes de jubilación incluían trabajar en un reality show, asesorar a startups y construir una «ciudad del futuro».

En el sitio oficial de Telosa, Lore explica que se inspiró en el economista y teórico social estadounidense Henry George. El inversor cita los «importantes defectos del capitalismo», atribuyendo muchos de ellos al «modelo de propiedad de la tierra sobre el que se construyó Estados Unidos».

«Las ciudades que se han construido hasta la fecha desde cero son más bien proyectos inmobiliarios», afirma Lore en un video promocional del proyecto. «No parten con la gente en el centro. Porque si empezaran con la gente en el centro, pensarían inmediatamente: ‘Vale, ¿cuál es la misión y cuáles son los valores?’ La misión de Telosa es crear un futuro más equitativo y sustentable. Esa es nuestra guía».

El fundador de BIG, el arquitecto danés Bjarke Ingels, afirma entretanto que Telosa «encarna el cuidado social y medioambiental de la cultura escandinava, y la libertad y la oportunidad de una cultura más estadounidense».

No es la primera ciudad nueva que proyecta la empresa de Ingels, que hizo famosa la instalación de una pista de esquí sobre una central eléctrica de Copenhague y ha codiseñado las nuevas sedes de Google en Londres y California. En enero de 2020, el fabricante de automóviles japonés Toyota reveló que había encargado a BIG la creación de un plan maestro para una nueva ciudad de 2.000 personas en las faldas del monte Fuji. Aunque es bastante más pequeña que Telosa, el proyecto, bautizado como Woven City, promete pruebas de vehículos autónomos, tecnología inteligente y vida asistida por robots.

Desierto
urbanización

(CNN) — La limpieza de Tokio, la diversidad de Nueva York y los servicios sociales de Estocolmo: el multimillonario Marc Lore ha esbozado su visión de una «nueva ciudad en Estados Unidos» para 5 millones de personas y ha designado a un arquitecto de fama mundial para que la diseñe.

Ahora solo necesita un lugar donde construirla, y US$ 400.000 millones de financiación.

El exejecutivo de Walmart presentó la semana pasada los planes para Telosa, una metrópolis sutentable que espera crear, desde cero, en el desierto estadounidense. La ambiciosa propuesta de 60.702 hectáreas promete una arquitectura respetuosa con el medio ambiente, una producción de energía sustentable y un sistema de agua supuestamente resistente a la sequía. El llamado «diseño de ciudad de 15 minutos» permitirá a los residentes acceder a sus lugares de trabajo, escuelas y servicios a menos de un cuarto de hora de sus viviendas.

Aunque los planificadores aún están buscando ubicaciones, las posibilidades incluyen Nevada, Utah, Idaho, Arizona, Texas y la región de los Apalaches, según el sitio web oficial del proyecto.

Dubai está construyendo el complejo de energía solar más grande del mundo

El anuncio se acompañó de una serie de representaciones digitales de Bjarke Ingels Group, el estudio de arquitectura contratado para dar vida al sueño utópico de Lore. Las imágenes muestran edificios residenciales cubiertos de vegetación y residentes imaginados disfrutando de abundantes espacios abiertos. Con la prohibición de los vehículos de combustible fósil en la ciudad, los vehículos autónomos circulan por las calles iluminadas por el sol junto a los scooters y los peatones.

Una representación de Telosa, una metrópolis sustentable en el desierto en Estados Unidos. (Créditos: Bjarke Ingels Group y Bucharest studio)

Otra imagen muestra un proyecto de rascacielos, llamado Equitism Tower, que se describe como «un faro para la ciudad». El edificio cuenta con un almacenamiento de agua elevado, granjas aeropónicas y un techo fotovoltaico que produce energía y le permite «compartir y distribuir todo lo que produce».

La primera fase de la construcción, que albergaría a 50.000 residentes en 607 hectáreas, tiene un costo estimado de US$ 25.000 millones. Se prevé que todo el proyecto supere los US$ 400.000 millones y que la ciudad alcance su objetivo de 5 millones de habitantes en 40 años.

La financiación procederá de «varias fuentes», según los organizadores del proyecto, entre ellas inversores privados, filántropos, subvenciones federales y estatales, y ayudas al desarrollo económico. Los planificadores esperan dirigirse a las autoridades estatales «muy pronto», con vistas a dar la bienvenida a los primeros residentes en 2030.

Un nuevo modelo urbano

Además de un diseño urbano innovador, el proyecto también promete una gobernanza transparente y lo que llama un «nuevo modelo de sociedad». Tomando su nombre de la antigua palabra griega «telos» (término utilizado por el filósofo Aristóteles para describir un propósito inherente o superior), la ciudad permitirá a los residentes «participar en el proceso de toma de decisiones y de elaboración de presupuestos».

Mientras tanto, una dotación comunitaria ofrecerá a los residentes la propiedad compartida del terreno.

Tarento: el tesoro escondido del sur de Italia

En un video promocional, Lore describió su propuesta como la «ciudad más abierta, más justa y más inclusiva del mundo».

Lore fundó jet.com antes de venderla a Walmart y unirse al gigante minorista como jefe de comercio electrónico de Estados Unidos en 2016. Dejó la empresa a principios de este año, afirmando que sus planes de jubilación incluían trabajar en un reality show, asesorar a startups y construir una «ciudad del futuro».

En el sitio oficial de Telosa, Lore explica que se inspiró en el economista y teórico social estadounidense Henry George. El inversor cita los «importantes defectos del capitalismo», atribuyendo muchos de ellos al «modelo de propiedad de la tierra sobre el que se construyó Estados Unidos».

«Las ciudades que se han construido hasta la fecha desde cero son más bien proyectos inmobiliarios», afirma Lore en un video promocional del proyecto. «No parten con la gente en el centro. Porque si empezaran con la gente en el centro, pensarían inmediatamente: ‘Vale, ¿cuál es la misión y cuáles son los valores?’ La misión de Telosa es crear un futuro más equitativo y sustentable. Esa es nuestra guía».

Premios WAF 2021: descubre la mejor arquitectura nueva del mundo

El fundador de BIG, el arquitecto danés Bjarke Ingels, afirma entretanto que Telosa «encarna el cuidado social y medioambiental de la cultura escandinava, y la libertad y la oportunidad de una cultura más estadounidense».

No es la primera ciudad nueva que proyecta la empresa de Ingels, que hizo famosa la instalación de una pista de esquí sobre una central eléctrica de Copenhague y ha codiseñado las nuevas sedes de Google en Londres y California. En enero de 2020, el fabricante de automóviles japonés Toyota reveló que había encargado a BIG la creación de un plan maestro para una nueva ciudad de 2.000 personas en las faldas del monte Fuji. Aunque es bastante más pequeña que Telosa, el proyecto, bautizado como Woven City, promete pruebas de vehículos autónomos, tecnología inteligente y vida asistida por robots.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver