Se aprueban nuevas normas que separan a estudiantes hombres y mujeres en las universidades de Afganistán para el próximo semestre

(CNN) — El Ministerio de Educación Superior de Afganistán, que es dirigido por los talibanes, aprobó una propuesta sobre la separación de los estudiantes universitarios hombres y mujeres para el nuevo semestre que comienza el lunes.

El Ministerio aprobó una propuesta detallada que presentó el sindicato de universidades de Afganistán, el cual representa a 131 colegios y universidades de todo el país.

De acuerdo con la propuesta, «todas las estudiantes, profesoras y empleadas están obligadas a llevar el hiyab según la sharia«. El hiyab cubre el pelo pero no la cara.

Detalles sobre la nueva propuesta educativa de Afganistán

Las alumnas y los alumnos deben entrar en la universidad por entradas separadas. Las clases mixtas solo se permiten cuando el número de alumnas es inferior a 15, y el aula debe estar dividida por una cortina. Las nuevas clases en las universidades privadas deben estar separadas para hombres y mujeres, indica la propuesta.

También hay normas para garantizar que los alumnos y las alumnas no entren juntos en el aula. Además, según la propuesta, «todas las universidades están obligadas a designar una zona separada para que las estudiantes realicen sus oraciones».

«En el futuro, las universidades deberían intentar contratar a profesoras para las alumnas. Mientras tanto, hay que esforzarse por nombrar a profesores de edad avanzada que sean conocidos por ser dignos de confianza para enseñar a las alumnas», dice la propuesta.

Algunas universidades tendrán problemas para aplicar la propuesta

El Dr. Waheed Roshan, vicerrector de la privada Universidad de Bakhtar, en Kabul, dijo que la institución cumpliría con la propuesta, pero que para muchas universidades la logística sería un reto.

Dijo a CNN que Bakhtar -donde alrededor del 20 por ciento de los 2.000 estudiantes son mujeres- podría impartir clases para alumnos y alumnas en turnos separados. Sin embargo, otros colegios podrían tener problemas para colocar separaciones dentro de sus aulas, precisó Roshan.

Esto opinan algunas estudiantes afganas

CNN también habló con varias alumnas sobre la nueva propuesta. Sahar, de 21 años, que estudia Ciencias Políticas, dijo que se alegraba de que los talibanes no hubieran prohibido a las mujeres cursar estudios superiores, pero calificó las nuevas normas de extremas.

«Hay muchas estudiantes en Kabul que crecieron en un entorno libre en el que tenían la oportunidad de elegir qué ropa ponerse y a qué universidad asistir o si sentarse en un aula con los hombres o no, pero ahora será demasiado difícil para ellas adaptarse a estas normas extremas», comentó.

Dijo que, incluso antes de que los talibanes tomaran el poder, las mujeres llevaban ropa modesta y que no veía la necesidad de imponer más restricciones. También comentó que intentaría reanudar sus estudios con las nuevas normas, pero que no estaba segura de poder continuar durante mucho tiempo.

Ziba, otra estudiante de poco más de 20 años de Kabul, contó que piensa abandonar la esperanza de graduarse en la universidad, por la situación de seguridad y porque los talibanes podrían imponer condiciones más estrictas en el futuro. Señaló que era mejor quedarse en casa. Pidió a CNN que no utilizara su nombre real.

Pero Mina Qasem, de 19 años, que se graduó de la escuela secundaria el año pasado, dijo que estaba emocionada por comenzar la universidad. «Me pondré cualquier tipo de hiyab que me pidan, siempre y cuando mantengan las universidades abiertas para las mujeres. Estoy muy emocionada por empezar mi próximo capítulo de la vida y mi hermana, que va a terminar el instituto este año, también solicitará plaza en una de las universidades privadas a finales de año».

Mina afirma que, si las mujeres quieren tener voz en el futuro, tienen que educarse sean cuales sean las circunstancias.

De Tim Lister, de CNN en España; Radina Gigova, en Atlanta; y un colaborador de CNN Afganistán fuera del país que no nombraremos por razones de seguridad.

Afganistán

(CNN) — El Ministerio de Educación Superior de Afganistán, que es dirigido por los talibanes, aprobó una propuesta sobre la separación de los estudiantes universitarios hombres y mujeres para el nuevo semestre que comienza el lunes.

El Ministerio aprobó una propuesta detallada que presentó el sindicato de universidades de Afganistán, el cual representa a 131 colegios y universidades de todo el país.

De acuerdo con la propuesta, «todas las estudiantes, profesoras y empleadas están obligadas a llevar el hiyab según la sharia«. El hiyab cubre el pelo pero no la cara.

Burka, niqab, chador, hiyab: cómo distinguir los distintos velos que usan las mujeres musulmanas Detalles sobre la nueva propuesta educativa de Afganistán

Las alumnas y los alumnos deben entrar en la universidad por entradas separadas. Las clases mixtas solo se permiten cuando el número de alumnas es inferior a 15, y el aula debe estar dividida por una cortina. Las nuevas clases en las universidades privadas deben estar separadas para hombres y mujeres, indica la propuesta.

También hay normas para garantizar que los alumnos y las alumnas no entren juntos en el aula. Además, según la propuesta, «todas las universidades están obligadas a designar una zona separada para que las estudiantes realicen sus oraciones».

«En el futuro, las universidades deberían intentar contratar a profesoras para las alumnas. Mientras tanto, hay que esforzarse por nombrar a profesores de edad avanzada que sean conocidos por ser dignos de confianza para enseñar a las alumnas», dice la propuesta.

Algunas universidades tendrán problemas para aplicar la propuesta

El Dr. Waheed Roshan, vicerrector de la privada Universidad de Bakhtar, en Kabul, dijo que la institución cumpliría con la propuesta, pero que para muchas universidades la logística sería un reto.

Dijo a CNN que Bakhtar -donde alrededor del 20 por ciento de los 2.000 estudiantes son mujeres- podría impartir clases para alumnos y alumnas en turnos separados. Sin embargo, otros colegios podrían tener problemas para colocar separaciones dentro de sus aulas, precisó Roshan.

 

Esto opinan algunas estudiantes afganas

CNN también habló con varias alumnas sobre la nueva propuesta. Sahar, de 21 años, que estudia Ciencias Políticas, dijo que se alegraba de que los talibanes no hubieran prohibido a las mujeres cursar estudios superiores, pero calificó las nuevas normas de extremas.

«Hay muchas estudiantes en Kabul que crecieron en un entorno libre en el que tenían la oportunidad de elegir qué ropa ponerse y a qué universidad asistir o si sentarse en un aula con los hombres o no, pero ahora será demasiado difícil para ellas adaptarse a estas normas extremas», comentó.

Dijo que, incluso antes de que los talibanes tomaran el poder, las mujeres llevaban ropa modesta y que no veía la necesidad de imponer más restricciones. También comentó que intentaría reanudar sus estudios con las nuevas normas, pero que no estaba segura de poder continuar durante mucho tiempo.

Ziba, otra estudiante de poco más de 20 años de Kabul, contó que piensa abandonar la esperanza de graduarse en la universidad, por la situación de seguridad y porque los talibanes podrían imponer condiciones más estrictas en el futuro. Señaló que era mejor quedarse en casa. Pidió a CNN que no utilizara su nombre real.

Pero Mina Qasem, de 19 años, que se graduó de la escuela secundaria el año pasado, dijo que estaba emocionada por comenzar la universidad. «Me pondré cualquier tipo de hiyab que me pidan, siempre y cuando mantengan las universidades abiertas para las mujeres. Estoy muy emocionada por empezar mi próximo capítulo de la vida y mi hermana, que va a terminar el instituto este año, también solicitará plaza en una de las universidades privadas a finales de año».

Mina afirma que, si las mujeres quieren tener voz en el futuro, tienen que educarse sean cuales sean las circunstancias.

De Tim Lister, de CNN en España; Radina Gigova, en Atlanta; y un colaborador de CNN Afganistán fuera del país que no nombraremos por razones de seguridad.

Feedzy