El principal sospechoso de los atentados de París dice en el juicio que es «un soldado del Estado Islámico”

París (REUTERS) — El principal sospechoso de un ataque yihadista que acabó con la vida de 130 personas en todo París se describió este miércoles de forma desafiante como «un soldado del Estado Islámico», lo que molestó a algunos sobrevivientes que lo tomaron como una amenaza al inicio del juicio por los atentados de 2015.
Salah Abdeslam, de 31 años, compareció ante el tribunal vestido de negro y con una mascarilla negra. Es uno de los 20 hombres acusados de participar en los ataques con armas y bombas contra seis restaurantes y bares, la sala de conciertos Bataclan y un estadio deportivo el 13 de noviembre de 2015.

Al preguntarle por su profesión, el franco-marroquí se quitó la mascarilla y dijo ante un tribunal de París: «Dejé mi trabajo para convertirme en un soldado del Estado Islámico».

Se cree que es el único miembro vivo del grupo que perpetró los atentados. Los otros sospechosos están acusados de haber ayudado a proporcionar armas y coches o a organizar los atentados, que también dejaron cientos de heridos.

El Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad de los ataques, diciendo que había instado a sus seguidores a atacar a Francia por su participación en la lucha contra el grupo militante en Iraq y Siria.

Un convoy que se entiende que transporta a Salah Abdeslam, el principal sospechoso de los atentados de París de noviembre de 2015, llega al Palacio de Justicia de París el 8 de septiembre.

Victor Edou, abogado de ocho sobrevivientes del Bataclan, dijo que la declaración de Abdeslam fue «muy violenta».

«Algunos de mis clientes no están muy bien… después de escuchar una declaración que tomaron como una nueva amenaza directa», dijo. «Va a ser así durante nueve meses».

Otros dijeron que intentaban no dar mucha importancia a los comentarios de Abdeslam.

«Necesito más para conmocionarme […] No tengo miedo», dijo Thierry Mallet, un sobreviviente de Bataclan.

Al ser preguntado por el juez principal del tribunal para que diera su nombre, Abdeslam utilizó la Shahada, un juramento islámico, diciendo: «Quiero testificar que no hay más dios que Alá y que Mahoma es su siervo».

Otros acusados se limitaron a dar sus nombres y profesiones.

Antes del juicio, los sobrevivientes y los familiares de las víctimas habían dicho que estaban impacientes por escuchar un testimonio que pudiera ayudarles a entender mejor lo que ocurrió y por qué lo hizo.

«Es importante que las víctimas puedan dar testimonio, puedan contar el dolor a los autores, a los sospechosos que están en el estrado», dijo Philippe Duperron, cuyo hijo Thomas, de 30 años, murió en los atentados.

«También esperamos con ansiedad porque sabemos que a medida que se desarrolle este juicio el dolor, los hechos, todo volverá a aflorar».

Se espera que el juicio dure nueve meses, con cerca de 1.800 demandantes y más de 300 abogados implicados en lo que el ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti, calificó de maratón judicial sin precedentes. El juez principal del tribunal, Jean-Louis Peries, dijo que era un juicio histórico.

El juicio tendrá lugar en una sala construida específicamente para ello, en la foto del 2 de septiembre de 2021.

Once de los 20 acusados ya están en la cárcel a la espera del juicio y seis serán juzgados en ausencia pues se cree que la mayoría de ellos están muertos. La mayoría se enfrenta a cadena perpetua de ser condenados.

La policía montó un fuerte dispositivo de seguridad alrededor del Palacio de Justicia, en el centro de París. Los acusados comparecieron detrás de un tabique de cristal reforzado en una sala construida a tal efecto y todas las personas deben pasar por varios puntos de control para entrar en el tribunal.

¿Es el problema yihadista en Europa una amenaza interna o externa? 1:02

«La amenaza terrorista en Francia es alta, especialmente en momentos como el juicio de los atentados», dijo el ministro del Interior, Gerald Darmanin, a la radio France Inter.

Se espera que los primeros días del juicio sean en gran parte procesales. Los testimonios de las víctimas comenzarán el 28 de septiembre.

Los interrogatorios de los acusados comenzarán en noviembre, pero no está previsto que sean interrogados sobre la noche de los atentados y la semana anterior hasta marzo.

No se espera un veredicto antes de finales de mayo, pero Gaetan Honore, de 40 años, sobreviviente del Bataclan, dijo que estar allí desde el principio era importante.

«Era importante estar aquí el primer día, simbólicamente. Espero entender, de alguna manera, cómo pudo ocurrir esto», dijo.

Ataque en París

París (REUTERS) — El principal sospechoso de un ataque yihadista que acabó con la vida de 130 personas en todo París se describió este miércoles de forma desafiante como «un soldado del Estado Islámico», lo que molestó a algunos sobrevivientes que lo tomaron como una amenaza al inicio del juicio por los atentados de 2015.
Salah Abdeslam, de 31 años, compareció ante el tribunal vestido de negro y con una mascarilla negra. Es uno de los 20 hombres acusados de participar en los ataques con armas y bombas contra seis restaurantes y bares, la sala de conciertos Bataclan y un estadio deportivo el 13 de noviembre de 2015.

Al preguntarle por su profesión, el franco-marroquí se quitó la mascarilla y dijo ante un tribunal de París: «Dejé mi trabajo para convertirme en un soldado del Estado Islámico».

Comenzó en Francia el juicio por los atentados terroristas de 2015 en París

Se cree que es el único miembro vivo del grupo que perpetró los atentados. Los otros sospechosos están acusados de haber ayudado a proporcionar armas y coches o a organizar los atentados, que también dejaron cientos de heridos.

El Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad de los ataques, diciendo que había instado a sus seguidores a atacar a Francia por su participación en la lucha contra el grupo militante en Iraq y Siria.

Un convoy que se entiende que transporta a Salah Abdeslam, el principal sospechoso de los atentados de París de noviembre de 2015, llega al Palacio de Justicia de París el 8 de septiembre.

Victor Edou, abogado de ocho sobrevivientes del Bataclan, dijo que la declaración de Abdeslam fue «muy violenta».

«Algunos de mis clientes no están muy bien… después de escuchar una declaración que tomaron como una nueva amenaza directa», dijo. «Va a ser así durante nueve meses».

Otros dijeron que intentaban no dar mucha importancia a los comentarios de Abdeslam.

«Necesito más para conmocionarme […] No tengo miedo», dijo Thierry Mallet, un sobreviviente de Bataclan.

Al ser preguntado por el juez principal del tribunal para que diera su nombre, Abdeslam utilizó la Shahada, un juramento islámico, diciendo: «Quiero testificar que no hay más dios que Alá y que Mahoma es su siervo».

Otros acusados se limitaron a dar sus nombres y profesiones.

Entrevista revela los macabros planes del cabecilla de los atentados de París

Antes del juicio, los sobrevivientes y los familiares de las víctimas habían dicho que estaban impacientes por escuchar un testimonio que pudiera ayudarles a entender mejor lo que ocurrió y por qué lo hizo.

«Es importante que las víctimas puedan dar testimonio, puedan contar el dolor a los autores, a los sospechosos que están en el estrado», dijo Philippe Duperron, cuyo hijo Thomas, de 30 años, murió en los atentados.

«También esperamos con ansiedad porque sabemos que a medida que se desarrolle este juicio el dolor, los hechos, todo volverá a aflorar».

Se espera que el juicio dure nueve meses, con cerca de 1.800 demandantes y más de 300 abogados implicados en lo que el ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti, calificó de maratón judicial sin precedentes. El juez principal del tribunal, Jean-Louis Peries, dijo que era un juicio histórico.

El juicio tendrá lugar en una sala construida específicamente para ello, en la foto del 2 de septiembre de 2021.

Once de los 20 acusados ya están en la cárcel a la espera del juicio y seis serán juzgados en ausencia pues se cree que la mayoría de ellos están muertos. La mayoría se enfrenta a cadena perpetua de ser condenados.

La policía montó un fuerte dispositivo de seguridad alrededor del Palacio de Justicia, en el centro de París. Los acusados comparecieron detrás de un tabique de cristal reforzado en una sala construida a tal efecto y todas las personas deben pasar por varios puntos de control para entrar en el tribunal.

¿Es el problema yihadista en Europa una amenaza interna o externa? 1:02

«La amenaza terrorista en Francia es alta, especialmente en momentos como el juicio de los atentados», dijo el ministro del Interior, Gerald Darmanin, a la radio France Inter.

Se espera que los primeros días del juicio sean en gran parte procesales. Los testimonios de las víctimas comenzarán el 28 de septiembre.

Los interrogatorios de los acusados comenzarán en noviembre, pero no está previsto que sean interrogados sobre la noche de los atentados y la semana anterior hasta marzo.

No se espera un veredicto antes de finales de mayo, pero Gaetan Honore, de 40 años, sobreviviente del Bataclan, dijo que estar allí desde el principio era importante.

«Era importante estar aquí el primer día, simbólicamente. Espero entender, de alguna manera, cómo pudo ocurrir esto», dijo.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver