Esto dicen los padres sobre el mandato de vacunación contra el covid-19 en las escuelas de Los Ángeles

(CNN) — Los funcionarios del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) dijeron que quieren garantizar que los niños asistan a clases presenciales, no virtuales, por lo que votaron para exigir las vacunas contra el covid-19 para todos los estudiantes elegibles en una medida que fue elogiada por el sindicato de maestros y muchos padres.

«En última instancia, queremos que nuestras escuelas permanezcan abiertas, y la mejor manera de asegurarnos eso es vacunar a la mayor cantidad posible de personas en nuestras escuelas», dijo Cecily Myart-Cruz, presidenta de United Teachers Los Angeles (UTLA), el sindicato que representa a los profesores.

Fue un sentimiento del que se hicieron eco muchos padres, ya que los expertos advierten del riesgo que representa para las escuelas en medio del aumento de la variante delta. Desde el inicio de las clases en todo Estados Unidos, decenas de miles de estudiantes han tenido que ponerse en cuarentena debido a la exposición al covid-19.

«Nuestro objetivo es proteger a los niños, y nuestro objetivo es tener niños en la escuela y no en línea», dijo la superintendente interina del LAUSD, Megan Reilly, a CNN el jueves.

El Dr. Richard Pan, senador estatal, pediatra y padre del distrito, abogó por la medida, presionando por la «inmunidad comunitaria» para proteger a los niños que son demasiado pequeños para ser elegibles para la vacuna. Para los menores de 12 años, aún podrían faltar meses para una vacuna, y las hospitalizaciones por covid-19 entre adolescentes están casi en su punto máximo desde que comenzó la pandemia.

Pan elogió al LAUSD por «liderar el camino» y «seguir la ciencia para garantizar que las escuelas sean seguras».

Si bien algunos padres hablaron a favor del mandato, otros denunciaron con enojo la propuesta.

«Debemos ser nosotros quienes decidamos por nuestros hijos, no el distrito, ni nadie más», advirtió la madre Carla Franca. «Si quieres llevar a tus propios hijos a los campos de exterminio, hazlo, pero no eres tú quien debería decidir», dijo. «Cuando tienes tus propios hijos, puedes tomar tus propias decisiones locas».

El voto de la junta escolar fue unánime el jueves. Los niños que participan en deportes y actividades extracurriculares deben vacunarse «en el plazo de octubre», mientras que el resto de los estudiantes deben recibir su primera y segunda dosis a más tardar en el mes de noviembre y diciembre, dijo Reilly.

Las vacaciones de invierno les darán a los estudiantes tiempo para alcanzar la inmunidad total, agregó.

La presidenta de la junta, Kelly Gonez, le dijo a CNN que, como madre de dos niños pequeños, entiende cómo algunos padres pueden tener preocupaciones sobre la vacunación, pero citó a funcionarios de salud y evidencia del mundo real de que la decisión es sólida.

«Sabemos que millones de estadounidenses han sido vacunados, incluidos jóvenes, y casi ninguno ha tenido reacciones adversas. Y la protección que ofrece del covid es significativa, por lo que creemos que los beneficios superan significativamente los riesgos de la vacuna de covid para todos nuestros estudiantes», dijo.

El mandato llega cuando el presidente Joe Biden delineó un plan el jueves que impone nuevas reglas estrictas sobre vacunas a los trabajadores federales, los grandes empleadores y el personal de atención médica.

1,5 millones de niños quedan huérfanos por el covid-19 5:16

Aumento de los casos entre los niños

El aumento de los casos en EE.UU. ha incluido un aumento alarmante entre los niños.

Los datos de la Academia Estadounidense de Pediatría muestran que se informaron 251.781 casos infantiles de covid-19 entre el 26 de agosto y el 2 de septiembre. Ese número representa más de una cuarta parte del total de 939.470 casos que se informaron esa semana.

Sin embargo, la eficacia de las medidas preventivas, como las máscaras y las vacunas, se ha visto en San Francisco, donde aproximadamente el 90% de los niños de 12 a 17 años están vacunados, según el Departamento de Salud Pública de la ciudad. En lo que va del año, no ha comenzado ningún brote de coronavirus en los campus escolares de la ciudad, dijo SFDPH.

«Las presuntas transmisiones dentro de la escuela han sido tan bajas que no se pueden informar públicamente sin preocuparse por la privacidad y la confidencialidad», dijo SFDPH. «Todos los demás casos informados en las escuelas estaban relacionados con la transmisión comunitaria fuera de la escuela a partir del 8 de septiembre».

El mandato de Los Ángeles se aplicará a todos los estudiantes elegibles para vacunas que asistan a la escuela en persona y permitiría que aquellos con «exenciones calificadas y aprobadas» opten por participar en un programa de aprendizaje independiente.

Esas exenciones serían principalmente médicas, y las exenciones religiosas se decidirían caso por caso, dijo a CNN Jackie Goldberg, miembro de la Junta Escolar de Los Ángeles.

«De esta manera creamos el ambiente más seguro posible para que aprendan aquellos elegibles para vacunarse», dijo Reilly, quien señaló que también hace que el ambiente sea más seguro para los niños más pequeños que aún no son elegibles para las vacunas. «Están más seguros rodeados de adultos y otros que están vacunados», dijo.

80.000 estudiantes no vacunados de 12 años o más

LAUSD, que comenzó la escuela el 16 de agosto, sería el primer distrito escolar importante en exigir vacunas de covid-19 para sus estudiantes elegibles. Un distrito más pequeño en el condado de Los Ángeles, el Distrito Escolar Unificado de Culver City, anunció en agosto que planeaba exigir que los estudiantes elegibles se vacunen a mediados de noviembre.

«Imaginamos que para el segundo semestre, nuestros campus de secundaria y preparatoria serán absolutamente incluso más seguros de lo que son hoy», dijo a CNN la miembro de la junta escolar del LAUSD Tanya Ortiz Franklin el jueves por la mañana.

Reilly estimó que hay alrededor de 225.000 estudiantes de 12 años o más en el distrito, de los cuales alrededor de 80.000 no están vacunados, pero dijo que el departamento de salud tendría los números específicos.

El distrito, que incluye a más de 600.000 estudiantes, ya exige la vacuna para los maestros y el personal, requiere que todos se cubran la cara y examinen a todos los estudiantes y al personal para detectar infecciones semanalmente. Las aulas también se han equipado con sistemas de ventilación mejorados en un esfuerzo por disminuir la propagación del virus.

Como muchas escuelas abrieron con esas medidas, los casos en todos los grupos de edad de niños en el área disminuyeron en aproximadamente un 30%, dijo el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles en un comunicado de prensa.

Hasta el domingo, el 62% de los niños de 12 a 15 años del condado de Los Ángeles recibieron al menos una dosis de la vacuna y el 51% estaban completamente vacunados, según el comunicado.

Jessica Firger, Dakin Andone, Stella Chan y Cheri Mossburg de CNN contribuyeron a este informe.

Covid-19

(CNN) — Los funcionarios del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) dijeron que quieren garantizar que los niños asistan a clases presenciales, no virtuales, por lo que votaron para exigir las vacunas contra el covid-19 para todos los estudiantes elegibles en una medida que fue elogiada por el sindicato de maestros y muchos padres.

«En última instancia, queremos que nuestras escuelas permanezcan abiertas, y la mejor manera de asegurarnos eso es vacunar a la mayor cantidad posible de personas en nuestras escuelas», dijo Cecily Myart-Cruz, presidenta de United Teachers Los Angeles (UTLA), el sindicato que representa a los profesores.

Fue un sentimiento del que se hicieron eco muchos padres, ya que los expertos advierten del riesgo que representa para las escuelas en medio del aumento de la variante delta. Desde el inicio de las clases en todo Estados Unidos, decenas de miles de estudiantes han tenido que ponerse en cuarentena debido a la exposición al covid-19.

«Nuestro objetivo es proteger a los niños, y nuestro objetivo es tener niños en la escuela y no en línea», dijo la superintendente interina del LAUSD, Megan Reilly, a CNN el jueves.

El Dr. Richard Pan, senador estatal, pediatra y padre del distrito, abogó por la medida, presionando por la «inmunidad comunitaria» para proteger a los niños que son demasiado pequeños para ser elegibles para la vacuna. Para los menores de 12 años, aún podrían faltar meses para una vacuna, y las hospitalizaciones por covid-19 entre adolescentes están casi en su punto máximo desde que comenzó la pandemia.

La junta escolar de Los Ángeles vota a favor de exigir la vacuna de covid-19 a estudiantes elegibles de 12 años o más

Pan elogió al LAUSD por «liderar el camino» y «seguir la ciencia para garantizar que las escuelas sean seguras».

Si bien algunos padres hablaron a favor del mandato, otros denunciaron con enojo la propuesta.

«Debemos ser nosotros quienes decidamos por nuestros hijos, no el distrito, ni nadie más», advirtió la madre Carla Franca. «Si quieres llevar a tus propios hijos a los campos de exterminio, hazlo, pero no eres tú quien debería decidir», dijo. «Cuando tienes tus propios hijos, puedes tomar tus propias decisiones locas».

El voto de la junta escolar fue unánime el jueves. Los niños que participan en deportes y actividades extracurriculares deben vacunarse «en el plazo de octubre», mientras que el resto de los estudiantes deben recibir su primera y segunda dosis a más tardar en el mes de noviembre y diciembre, dijo Reilly.

Las vacaciones de invierno les darán a los estudiantes tiempo para alcanzar la inmunidad total, agregó.

La presidenta de la junta, Kelly Gonez, le dijo a CNN que, como madre de dos niños pequeños, entiende cómo algunos padres pueden tener preocupaciones sobre la vacunación, pero citó a funcionarios de salud y evidencia del mundo real de que la decisión es sólida.

«Sabemos que millones de estadounidenses han sido vacunados, incluidos jóvenes, y casi ninguno ha tenido reacciones adversas. Y la protección que ofrece del covid es significativa, por lo que creemos que los beneficios superan significativamente los riesgos de la vacuna de covid para todos nuestros estudiantes», dijo.

El mandato llega cuando el presidente Joe Biden delineó un plan el jueves que impone nuevas reglas estrictas sobre vacunas a los trabajadores federales, los grandes empleadores y el personal de atención médica.

Aumento de los casos entre los niños

El aumento de los casos en EE.UU. ha incluido un aumento alarmante entre los niños.

Los datos de la Academia Estadounidense de Pediatría muestran que se informaron 251.781 casos infantiles de covid-19 entre el 26 de agosto y el 2 de septiembre. Ese número representa más de una cuarta parte del total de 939.470 casos que se informaron esa semana.

Sin embargo, la eficacia de las medidas preventivas, como las máscaras y las vacunas, se ha visto en San Francisco, donde aproximadamente el 90% de los niños de 12 a 17 años están vacunados, según el Departamento de Salud Pública de la ciudad. En lo que va del año, no ha comenzado ningún brote de coronavirus en los campus escolares de la ciudad, dijo SFDPH.

«Las presuntas transmisiones dentro de la escuela han sido tan bajas que no se pueden informar públicamente sin preocuparse por la privacidad y la confidencialidad», dijo SFDPH. «Todos los demás casos informados en las escuelas estaban relacionados con la transmisión comunitaria fuera de la escuela a partir del 8 de septiembre».

El mandato de Los Ángeles se aplicará a todos los estudiantes elegibles para vacunas que asistan a la escuela en persona y permitiría que aquellos con «exenciones calificadas y aprobadas» opten por participar en un programa de aprendizaje independiente.

Esas exenciones serían principalmente médicas, y las exenciones religiosas se decidirían caso por caso, dijo a CNN Jackie Goldberg, miembro de la Junta Escolar de Los Ángeles.

ANÁLISIS | El plan de seis pasos de Biden contra el covid-19, explicado

«De esta manera creamos el ambiente más seguro posible para que aprendan aquellos elegibles para vacunarse», dijo Reilly, quien señaló que también hace que el ambiente sea más seguro para los niños más pequeños que aún no son elegibles para las vacunas. «Están más seguros rodeados de adultos y otros que están vacunados», dijo.

80.000 estudiantes no vacunados de 12 años o más

LAUSD, que comenzó la escuela el 16 de agosto, sería el primer distrito escolar importante en exigir vacunas de covid-19 para sus estudiantes elegibles. Un distrito más pequeño en el condado de Los Ángeles, el Distrito Escolar Unificado de Culver City, anunció en agosto que planeaba exigir que los estudiantes elegibles se vacunen a mediados de noviembre.

«Imaginamos que para el segundo semestre, nuestros campus de secundaria y preparatoria serán absolutamente incluso más seguros de lo que son hoy», dijo a CNN la miembro de la junta escolar del LAUSD Tanya Ortiz Franklin el jueves por la mañana.

Reilly estimó que hay alrededor de 225.000 estudiantes de 12 años o más en el distrito, de los cuales alrededor de 80.000 no están vacunados, pero dijo que el departamento de salud tendría los números específicos.

Aumenta el estrés, depresión y ansiedad por covid-19, según estudio

El distrito, que incluye a más de 600.000 estudiantes, ya exige la vacuna para los maestros y el personal, requiere que todos se cubran la cara y examinen a todos los estudiantes y al personal para detectar infecciones semanalmente. Las aulas también se han equipado con sistemas de ventilación mejorados en un esfuerzo por disminuir la propagación del virus.

Como muchas escuelas abrieron con esas medidas, los casos en todos los grupos de edad de niños en el área disminuyeron en aproximadamente un 30%, dijo el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles en un comunicado de prensa.

Hasta el domingo, el 62% de los niños de 12 a 15 años del condado de Los Ángeles recibieron al menos una dosis de la vacuna y el 51% estaban completamente vacunados, según el comunicado.

Jessica Firger, Dakin Andone, Stella Chan y Cheri Mossburg de CNN contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver