Descubren una especie de dinosaurio con dientes parecidos a los de un tiburón que fue el T.rex de su época

(CNN) — Los científicos han descubierto una especie previamente desconocida de dinosaurio depredador con dientes parecidos a los de un tiburón. Se cree que habría sido el T.rex de su época.

Este dinosaurio pertenece a la familia conocida como carcharodontosaurs, distinguidos por sus dientes de tiburón. Llamado Ulughbegsaurus uzbekistanensis, tenía al menos siete metros de largo, pesaba más de una tonelada y habría vagado por Asia Central hace unos 90 millones de años.

Se cree que el fósil de la mandíbula había sido desenterrado en la década de 1980 y llegó al Museo Geológico Estatal en Tashkent, Uzbekistán, pero su importancia no se reconoció hasta 2019, dijo Darla Zelenitsky, profesora asociada de Paleobiología de Dinosaurios en la Universidad de Calgary en Canadá.

El hueso de la mandíbula fosilizado se encontró en el Museo Geológico Estatal de Tashkent, Uzbekistán.

Los investigadores de Canadá, Japón y Uzbekistán nombraron al nuevo género y especie Ulughbegsaurus (oo-LOOG-bek-SAW-rus) uzbekistanensis, en honor al matemático y astrónomo del siglo XV Ulugh Beg.

«Hace más de 90 millones de años, los depredadores ápice de los ecosistemas de Asia y América del Norte a menudo eran grandes especies de carcharodontosaurios conocidos como dinosaurios con dientes de tiburón, que luego fueron reemplazados por grandes especies de tiranosaurios, similares al T.rex, en algún momento hace 80 (millones) y 90 millones de años», dijo Zelenitsky en un comunicado.

El fósil fue descubierto en la década de 1980, pero solo con un análisis reciente los paleontólogos concluyeron que se trataba de una especie de dinosaurio previamente desconocida.

«Ambos grupos de dinosaurios eran carnívoros que tenían dientes afilados y caminaban sobre dos patas, aunque los tiranosaurios, en general, tenían una constitución más pesada».

Debido a un registro fósil irregular de la primera parte del Cretácico tardío —hace unos 80 a 100 millones de años— no se comprende cómo es que evolucionaron los tiranosaurios para reemplazar a los carcharodontosaurios en la parte superior de la cadena alimentaria en estas regiones. Los depredadores ápice suelen ser menos numerosos que los animales de los que se alimentan, lo que podría explicar por qué sus restos fósiles son más difíciles de encontrar en algunos ecosistemas antiguos, explicó Zelenitsky.

Ulughbegsaurus habría compartido su mundo con una pequeña especie de tiranosaurio llamada Timurlengia, que se muestra en esta ilustración.

Zelenitzky dijo que Ulughbegsaurus habría compartido el ecosistema con una pequeña especie de tiranosaurio llamada Timurlengia.

«La evidencia, en total, sugiere que las especies de carcharodontosaurios estaban sobredimensionadas o «manteniendo» a las especies de tiranosaurios en los ecosistemas de Asia y probablemente América del Norte justo antes de su extinción hace unos 90 millones de años», dijo Zelenitsky en un correo electrónico.

La extinción de los carcharodontosaurios permitió que las especies de tiranosaurios asumieran el papel de depredador en Asia y América del Norte hace 80 millones a 90 millones de años. Estos persistieron en formas grandes como el T.rex hasta que un asteroide masivo golpeó la Tierra hace unos 66 millones de años, condenando a la mayoría de los dinosaurios a la extinción.

La investigación fue publicada en la revista Royal Society Open Science el martes.

Restos de un dinosaurio gigante hallados en Neuquén 0:50

Dinosaurio
Dinosaurios

(CNN) — Los científicos han descubierto una especie previamente desconocida de dinosaurio depredador con dientes parecidos a los de un tiburón. Se cree que habría sido el T.rex de su época.

Este dinosaurio pertenece a la familia conocida como carcharodontosaurs, distinguidos por sus dientes de tiburón. Llamado Ulughbegsaurus uzbekistanensis, tenía al menos siete metros de largo, pesaba más de una tonelada y habría vagado por Asia Central hace unos 90 millones de años.

Fósil confiscado en una redada policial es uno de los esqueleto de pterosaurio más completos en haberse encontrado

Se cree que el fósil de la mandíbula había sido desenterrado en la década de 1980 y llegó al Museo Geológico Estatal en Tashkent, Uzbekistán, pero su importancia no se reconoció hasta 2019, dijo Darla Zelenitsky, profesora asociada de Paleobiología de Dinosaurios en la Universidad de Calgary en Canadá.

El hueso de la mandíbula fosilizado se encontró en el Museo Geológico Estatal de Tashkent, Uzbekistán.

Los investigadores de Canadá, Japón y Uzbekistán nombraron al nuevo género y especie Ulughbegsaurus (oo-LOOG-bek-SAW-rus) uzbekistanensis, en honor al matemático y astrónomo del siglo XV Ulugh Beg.

«Hace más de 90 millones de años, los depredadores ápice de los ecosistemas de Asia y América del Norte a menudo eran grandes especies de carcharodontosaurios conocidos como dinosaurios con dientes de tiburón, que luego fueron reemplazados por grandes especies de tiranosaurios, similares al T.rex, en algún momento hace 80 (millones) y 90 millones de años», dijo Zelenitsky en un comunicado.

El fósil fue descubierto en la década de 1980, pero solo con un análisis reciente los paleontólogos concluyeron que se trataba de una especie de dinosaurio previamente desconocida.

«Ambos grupos de dinosaurios eran carnívoros que tenían dientes afilados y caminaban sobre dos patas, aunque los tiranosaurios, en general, tenían una constitución más pesada».

Investigadores ya tienen un estimado de cuántos T. rex deambularon alguna vez por la Tierra

Debido a un registro fósil irregular de la primera parte del Cretácico tardío —hace unos 80 a 100 millones de años— no se comprende cómo es que evolucionaron los tiranosaurios para reemplazar a los carcharodontosaurios en la parte superior de la cadena alimentaria en estas regiones. Los depredadores ápice suelen ser menos numerosos que los animales de los que se alimentan, lo que podría explicar por qué sus restos fósiles son más difíciles de encontrar en algunos ecosistemas antiguos, explicó Zelenitsky.

Ulughbegsaurus habría compartido su mundo con una pequeña especie de tiranosaurio llamada Timurlengia, que se muestra en esta ilustración.

Zelenitzky dijo que Ulughbegsaurus habría compartido el ecosistema con una pequeña especie de tiranosaurio llamada Timurlengia.

«La evidencia, en total, sugiere que las especies de carcharodontosaurios estaban sobredimensionadas o «manteniendo» a las especies de tiranosaurios en los ecosistemas de Asia y probablemente América del Norte justo antes de su extinción hace unos 90 millones de años», dijo Zelenitsky en un correo electrónico.

La extinción de los carcharodontosaurios permitió que las especies de tiranosaurios asumieran el papel de depredador en Asia y América del Norte hace 80 millones a 90 millones de años. Estos persistieron en formas grandes como el T.rex hasta que un asteroide masivo golpeó la Tierra hace unos 66 millones de años, condenando a la mayoría de los dinosaurios a la extinción.

La investigación fue publicada en la revista Royal Society Open Science el martes.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver